Categorización del Medio Oriente

Get Started. It's Free
or sign up with your email address
Rocket clouds
Categorización del Medio Oriente by Mind Map: Categorización del Medio Oriente

1. Todo lo anterior resulta en la gestación de un discurso etnocentrista respecto al Medio Oriente, donde los académicos occidentales optan por estudiar y entender a otras culturas y sociedades desde su perspectiva inamovible, ignorando los sistemas y tejidos sociales existentes en la contraparte. Este punto resulta similar y profundamente relacionado al concepto de la hybris de punto cero, donde Europa o los grandes poderes deciden definir a terceros desde sus concepciones, sin permitir que el tercero sea capaz de definirse a sí mismo.

2. Crítica Principal: Edward Said propone una fuerte crítica en contra de los estudios sobre el orientalismo, ya que según él, establecen una relación de dominio y poder de Occidente sobre Oriente.

3. 1. Existe un primer problema de delimitación y definición sobre lo que es el Medio Oriente. ¿Qué es y qué abarca?

3.1. Algunos académicos explican que esta división puede ser más psicológica que geográfica. Algunos incluyen Irán, Afganistán, Pakistán, Turquía, Israel y los Estados Árabes; por otro lado, algunos la definen como un área cultural que se extiende desde Marruecos hasta Timbuktú, desde el Turkistán ruso hasta el oeste de Pakistán.

3.2. Se explica también que esta definición puede resultar problemática en tanto que es política e ideológica; el concepto de Medio Oriente no está basado ni en realidades históricas o geográficas, sino en los intereses estratégicos de los grandes poderes del sistema internacional. Su definición siempre ha sido dada por el exterior.

3.3. El punto esencial, entonces, no es el de combatir el nombre de este subsistema, dado que el concepto se encuentra profundamente arraigado. Lo esencial es lograr describir de manera precisa y sistemática el comportamiento de todas las unidades que comprenden al llamado "medio oriente".

4. 2. Hay un segundo problema en el estudio del Medio Oriente: este sistema es estudiado como un elemento adjunto a la política de los Grandes Poderes; es decir, su estudiado está dado desde mayormente desde la óptica de los grandes poderes.

4.1. Al mirar a la región desde afuera, se entiende que el estudio del Medio Oriente termina por ser una colección de análisis sobre las políticas exteriores de los hegemones. De esa forma se termina por ignorar explicaciones más complejas que consideren intercambios entre variables nacionales, regionales e internacionales. El estudio de medio oriente no puede ser considerado como parte del análisis de las relaciones internacionales mientras que este siga limitado al enfoque de la política exterior hegemónica.

4.2. Bajo este esquema, el destino del Medio Oriente está definido por las acciones y decisiones de los superpoderes. La concepción bipolar de las relaciones internacionales durante la Guerra Fría tuvo como resultado que los intereses de los actores regiones fueran ignorados, llevando así a inestabilidad y confrontación.

5. ¿Alternativa? Ampliar el enfoque para incluir más fuerzas y variables que epxliquen los procesos al interior de la región. Un concepto idóneo para incluir variables nacionales, regionales e internacionales se conoce como el subsistema regional. Esta herramienta, argumenta el autor, de ser usada con mayor rigor analítico, podría ser de gran utilidad para comprender al Medio Oriente.

6. 3. Un tercer problema que se identifica es el análisis orientado hacia la política exterior en el marco de la Guerra Fría. Esta tendencia ha sido principalmente dirigida por los Estados Unidos, quienes después de la Segunda Guerra Mundial iniciaron proyectos que llenaran el vacío de conocimiento que el país tenía sobre regiones que resultaban fundamentales para su política exterior.

7. 4. El cuarto problema se basa en una falta de análisis y contenido teórico para comprender la región.

7.1. Brynen explica que este subdesarrollo teórico está dado por el hecho de que los estudios de Medio Oriente están dominados por los Estados Unidos; esto implica que las inversiones académicas en este ámbito están mayormente orientadas hacia la identificación de problemas y soluciones para política exterior, siguiendo los intereses estadounidenses. Esta orientación ha ignorado la construcción de teoría analítica.

7.2. Es fundamental que los esfuerzos analíticos puedan ir más allá de la diplomacia y la historia política, buscando trascender la observación para llegar a la explicación de los fenómenos.

8. 5. Reduccionismo: el estudio del Medio Oriente está basado en estereotipos y esencias inmutables. Ej. sociedad islámica, fundamentalismo islámico. Según esto, las sociedades islámicas no cambiarían a lo largo del tiempo; están perpetuamente congeladas.

9. 6. Obsesión con el conflicto árabe-israelí. La sobreexposición de este conflicto a partir de los 60s ha resultado en el debilitamiento del análisis académico en este área al polarizar a los estudiosos y estudiantes de la región.

10. Fortalezas y mejoras: en la última década la situación ha mejorado: 1) Peter Grant ha contribuido en la construcción de conocimiento teórico en el ámbito de la economía política; 2) se ha comenzado a cuestionar la idea de que Medio Oriente ha sido un peón en la política de los Grandes Poderes; 3) Estudiantes comienzan a cuestionar la intervención del gobierno estadounidense en esta área (Caso Safran); 4) el incremento en el contacto entre los académicos occidentales y sus contrapartes en Medio Oriente podrá mejorar el conocimiento sobre los procesos en la región.