ESCUELAS DEL PENSAMIENTO CONTABLE

Get Started. It's Free
or sign up with your email address
ESCUELAS DEL PENSAMIENTO CONTABLE by Mind Map: ESCUELAS DEL PENSAMIENTO CONTABLE

1. La teoría contista La primera escuela de interés en la historia del pensamiento contable, tras Pacioli, es la llamada “contista”, de la que suele considerarse como precursor al francés René Delaporte, autor en 1685 del Traité de la science des negociants et teneurs de livres. Posteriormente, esta línea de pensamiento alcanza su punto álgido con La tenue de livres renddue facile, publicada en 1795 por Degranges.

2. La Escuela Contista no pretende sino explicar y justificar las reglas que rigen los movimientos de las cuentas

3. En todos los actos y contratos toman parte continua necesariamente dos personas: una que recibe o debe entregar un valor, y otra que entrega o debe recibir un valor equivalente.

4. En cualquier operación administrativa, el propietario figura siempre como una de las partes contratantes, y como son diversas las causas por las que el propietario puede ser deudor o acreedor, justo es que se abran al mismo tiempo tantas cuentas según sean las causas principales de su débito o de su crédito

5. TEORIA CONTISTA

6. Las personas que constituyen la segunda parte contratante, en cualquier operación administrativa, son las que tienen relaciones comerciales de interés con el propietario, que serán deudores o acreedores suyos como personas extrañas a la empresa.

7. Este conjunto de reglas, acuñadas en el período contista, constituye la esencia de la partida doble, y tiene su expresión más característica en su norma básica: quien recibe un valor es siempre deudor del mismo, y quien lo entrega es acreedor(3). Además, a este período se debe la propuesta “cinquecontista”, sistema de llevar los registros utilizando no más de cinco cuentas del propietario

8. De la Escuela Contista se ha puesto de manifiesto su “culto a las cuentas casi con solemnidad sacerdotal”(4). Sin embargo, esta preocupación tuvo como fruto una aportación importante: la primera teoría en torno al funcionamiento de las cuentas, incluso, las primeras utilizaciones de fórmulas algebraicas para demostrar relaciones existentes entre determinadas cuentas

9. TEORIA DEL PROPIETARIO

10. A finales del siglo XVIII destaca en Gran Bretaña la llamada teoría del propietario(6), que gira en torno a la aportación de Huscraft Stephens quien, con el nombre de ownership theory, expuso las siguientes reglas de funcionamiento de los movimientos de cuentas:

11. La empresa cualquiera que sea su forma y naturaleza jurídica, ha de ser considerada como un ente con personalidad distinta a la del propietario de aquella.

12. Desde el momento en que se admite que la empresa tiene personalidad propia ha de admitirse también que posee un patrimonio, integrado por dos grupos de elementos, a saber: Bienes, derechos y acciones de toda clase que son propiedad de la empresa o que resultan a favor de la misma, cuyo primer grupo se designa con el nombre de Activo. Créditos y obligaciones de toda clase en contra de la empresa, designándose este segundo grupo con el nombre de Pasivo.

13. De ello resulta que el patrimonio de la empresa está formado por un activo a su favor y un pasivo en su contra, y que los diversos elementos que integran el activo y el pasivo han de ser clasificados según sea su naturaleza, en grupos llamados cuentas, teniendo el principio de que los valores incluidos en cada cuenta presenten entre sí la máxima homogeneidad contable

14. ESCUELA LOMBARDA

15. El siglo XIX presenció el florecimiento del pensamiento contable en Italia, con una preeminencia intelectual que habría de permanecer hasta bien entrado el siglo XX. Todas las escuelas italianas tienen un objetivo común, el propósito de elaborar teorías científicas para nuestra disciplina, normalmente basadas en la relación entre la contabilidad y la administración empresarial.

16. Francisco Villa(7) es el principal representante de la llamada Escuela Lombarda. A él se debe una construcción teórica de la contabilidad que toma como punto de partida la consideración de que su objetivo es el control de la empresa, mostrando el resultado de todas sus operaciones.~

17. Con ello, la contabilidad es para Villa(8) una doctrina de orden superior, destinada a interpretar la dinámica de las haciendas, para la cual son necesarios los conocimientos administrativos y de orden varios, combinados con los conceptos puramente contables, y una disciplina propia para la utilización de medios instrumentales adecuados para poder realizar los fines previstos para la administración económica. En resumen, la contabilidad debe ser considerada como un complejo de nociones económico-administrativas aplicadas al arte de llevar las cuentas.

18. La Escuela Lombarda tiene ya importantes aportes precursores de planteamientos actuales, por lo que, como ya hemos indicado, Goxens (1970) la considera como el comienzo del período científico-administrativo de la contabilidad. Especialmente se debe a esta escuela la separación entre teneduría de libros, por un lado, y los principios económico-administrativos que rigen el arte de llevar las cuentas, por otro, además de su decidida vinculación con conceptos económicos.

19. ESCUELA PERSONALISTA

20. -Los fundamentos conceptuales de la disciplina contable se apoyan en relaciones jurídicas entre las personas intervinientes en la administración del patrimonio de la empresa. - El carácter económico de la contabilidad, a la que sitúan prácticamente al frente de la economía de la empresa, abarcando la totalidad o, al menos, una buena parte de la actividad empresarial.

21. • Estudiando sucesivamente el nexo jurídico que se establece entre las diferentes categorías en el desarrollo de las operaciones administrativas, Cerboni concluye que todas las personas de la empresa tienen relaciones con el propietario de la misma, e indica que la situación de este es siempre absolutamente contraria al de las otras personas; es decir, que los deberes de los extraños son derechos del propietario y los derechos de ellos, deberes de este.

22. Todas las cuentas son subjetivas, es decir, abiertas a las personas que colaboran en la empresa o mantienen con ella relaciones que les interesa, y el principio fundamental de su mecánica queda establecido así: a un derecho en una cuenta se opone siempre un deber en la otra cuenta, y viceversa; o toda cesación de un derecho da lugar al deber de reconocerlo como cesado y, por consiguiente, el correlativo derecho a todo deber que antes se tenía. Por tanto, derecho o abono es sinónimo de haber, y deber o cargo es sinónimo de debe.

23. Así, Cerboni afirma que “... el pensamiento se manifiesta en tres aspectos diferentes: económico, administrativo y de teneduría... Los tres, que dan lugar a ciencias diversas, en el caso particular del ámbito empresarial, se encuentran reunidos en una unidad orgánica: el pensamiento logismológico que, considerado como síntesis máxima de los demás aspectos, constituye la esencia de la contabilidad, a la cual deben atribuirse finalidades teóricas (estudio de las leyes que gobiernan a las empresas, consideradas aisladamente y con relación a otras) y finalidades prácticas (estudio de las normas por las que las haciendas deben organizarse, y ser gobernadas y dirigidas para conseguir su objetivo propio)

24. • La naturaleza económica de nuestra disciplina. • El papel de la contabilidad en la regulación de las relaciones entre las personas que intervienen en la empresa, o • La vinculación entre contabilidad y otras disciplinas relacionadas con la actividad empresarial. Al mismo tiempo, Cerboni realiza un planteamiento formalizador que puede calificarse de pionero, con seis axiomas, a cada uno de los cuales acompañan varios corolarios.

25. LA ESCUELA CONTROLISTA

26. Fabio Besta(15), creador de la Escuela Controlista o materialista, formula su postura como una oposición a las escuelas que personalizan las cuentas, poniendo también especial énfasis en el carácter económico de la disciplina contable, al centrarla en el estudio y control de la hacienda, a través del análisis de sus diferentes valores a los que se les abre una cuenta, y no a las personas subyacentes.

27. Besta distingue tres fases en la administración hacendal: gestión, dirección y control. Las funciones de la contabilidad se refieren a esta última etapa, por ser su característica el control de la riqueza hacendal.

28. La contabilidad y el control económico son, por lo tanto, términos equivalentes, de manera que la contabilidad es la ciencia del control económico de las empresas de cualquier tipo, que debe extenderse al estudio y constricción de los hechos administrativos, y puede ser antecedente o consecuente a estos.

29. La contabilidad, desde el punto de vista teórico, estudia y enuncia las leyes del control económico en las haciendas de cualquier clase, y deduce las oportunas normas a seguir para que dicho control sea verdaderamente eficaz, convincente y completo; desde el punto de vista práctico, es la aplicación ordenada de estas normas a las distintas haciendas”

30. De la Escuela Controlista de Fabio Besta hay que subrayar su clara delimitación de la contabilidad en relación con la economía de la empresa, así como(17) su visión económico administrativa del patrimonio, en la que destaca de manera especial la función económica de la cuenta. También es de interés el intento formalizador a partir de los teoremas indicados.

31. Además, puede considerarse como escuela de transición entre las anteriores, y “neocontistas”, dentro del período económico. La aportación de Fabio Besta podría haberse situado dentro de este último planteamiento, pero el hecho de poner su atención especialmente en el control económico y no en el concepto de valor, nos ha llevado a considerarla como una escuela previa al neocontismo propiamente dicho. Sin embargo, también habría sido posible clasificarla como “neocontismo económico italiano”.~