El uso de la interpretación de los sueños en el psicoanálisis.

Get Started. It's Free
or sign up with your email address
Rocket clouds
El uso de la interpretación de los sueños en el psicoanálisis. by Mind Map: El uso de la interpretación de los sueños en el psicoanálisis.

1. Es importante tener claro que no todos los sueños que el paciente tenga son insumos para la realización de su análisis, pues aunque algunos sueños pueden ser de provecho, otros pueden ser tan largos y complicados que no es posible tratarlos en el tiempo de un sesión

2. El analista que aborde el tratamiento analítico partiendo de la interpretación de sueños pone su interés en el contenido de estos por lo cual querrá obtener la interpretación más completa posible de cada sueño que el enfermo le cuente.

3. La producción onírica no es el único insumo para realizar un análisis, ya que si se demuestra especial interés por la interpretación de los sueños, es posible que el paciente termine por guiar las resistencias a sus sueños.

4. No es necesario que el analista continúe en otra sesión con la interpretación de un sueño, y es preciso mantener presente que para el tratamiento es de máximo valor estar pendiente de la superficie psíquica y mantenerse orientado hacia las resistencias y complejos presentes en el paciente y la reacción consciente que guiará su comportamiento frente a ello

5. En caso de que existan sueños más recientes, se dejará atrás el que se estaba interpretando y se retomará el reciente, además, en caso de que los sueños se vuelvan extensos se puede renunciar a interpretarlo por completo.

6. En casos graves de neurosis es imposible dar una interpretación completa, esto debido a que un sueño así se basa en el material patógeno de acuerdo al caso, al cual aún no tiene acceso ni el médico ni el paciente; en ocasiones se puede ver todo el contenido de la neurosis traducido en el lenguaje del sueño.

7. La interpretación completa de un sueño de estos coincide con la ejecución de todo el análisis, de modo, que es posible que el analista comprenda este sueño unos meses después de haber iniciado el análisis

8. Es el mismo caso para el entendimiento de un síntoma singular, todo el análisis se dedica a esclarecerlo y a medida que realiza el análisis va encontrando fragmentos, que al conjugarlos con otros y lograr comprenderlo.

9. Cada moción de deseo que se deja ver en un sueño seguirá manifestándose mientras no sea entendida o se sustraiga del imperio inconsciente, por lo que se hace claridad en que, en ocasiones varas escenas del mismo sueño pueden tener idéntico contenido y que varios sueños ocurridos en la misma noche no sean más que distintas maneras de expresar lo mismo

10. Los primeros sueños son los que más revelan, sin embargo es importante saber que no es conveniente desde el inicio entregar al paciente la interpretación del sueño, debido a que este no se encuentra preparado para esto, de igual modo, es conveniente encontrar la manera adecuada de interpretarlos, ya que a mayor conocimiento tenga el paciente acerca de este proceso más oscuros se volverán sus sueños y todo conocimiento sobre el sueño, sirve también para la formación de sueños como advertencia.

11. Algunos estudios científicos que han sido impulsados por el psicoanálisis, pretenden poner en evidencia que debe guardarse el sueño y evitar su olvido en las horas siguientes a su presentación, por lo que algunos analistas acostumbran poner como regla a sus analizados el acto de apuntar su sueño inmediatamente despiertan, lo que ocasiona que el analizado perturbe su sueño y guarde con especial esmero algún material que puede convertirse en no tan útil, debido a que le quita la espontaneidad que dicha labor trae consigo.

12. Para finalizar, es relevante mencionar un tipo de sueño que solo suele presentarse en la cura psicoanalítica, llamados sueños confirmatorios, son fáciles de interpretar y no arrojan más que aquello que la cura había deducido del material de las ocurrencias diurnas en las últimas sesiones, la gran mayoría de estos, se anticipan a la cura y allí se tiene un referencia más o menos clara de lo que hasta entonces permanecía escondido.

13. Freud, A., Y Strachey, J. (2005). Sigmund Freud Obras Completas Tomo XIX. Buenos Aires-Madrid: Amorrortu editores.

14. Presentado por: Natalia Andrea Torres Cuellar