MANEJO DE LA ÉTICA PROFESIONAL EN LA EMPRESA Y LOS NEGOCIOS

Get Started. It's Free
or sign up with your email address
Rocket clouds
MANEJO DE LA ÉTICA PROFESIONAL EN LA EMPRESA Y LOS NEGOCIOS by Mind Map: MANEJO DE LA ÉTICA PROFESIONAL EN LA EMPRESA Y LOS  NEGOCIOS

1. En la antigüedad, el “juramento hipocrático” se ha conocido como la primera formulación de un código de ética profesional y en este sentido ha servido de modelo para el desarrollo y la formulación de otros. De acuerdo a Hortal Alonso (2002, pág. 196), en la actualidad los códigos de ética profesional tienen su origen a partir de la obra de Thomas Percival.

1.1. En el año de 1845 se desarrolla el primer código deontológico de la American Medical Association y por esa misma época hace lo propio la British Medical Association. Desde entonces se ha expandido la costumbre de redactar códigos éticos en otras latitudes y profesiones.

1.1.1. ¿qué son los códigos de ética profesional? El código de ética profesional es de acuerdo a Hortal Alonso (2002, pág. 196), “un instrumento de comunicación acerca de la profesión, ante todo entre los profesionales entre sí que en él se dicen lo que entienden por profesión y lo que cabe esperar del buen ejercicio profesional. Pero al decírselo a sí mismos se lo dicen a la sociedad y muy en especial a los potenciales clientes y usuarios”

1.1.1.1. Los códigos de ética profesional, son entonces sistemas de derechos, obligaciones, principios y reglas que se elaboran con el objetivo general de orientar la conducta moral profesional de los miembros que forman parte del gremio o asociación, regulando su actividad profesional e incluso la privada, con el propósito de beneficiar a aquellos con los cuales actúa (colegas, clientes, beneficiarios de sus servicios, etc.) y de la sociedad entera donde la profesión es ejercida.

2. Tipos de código: Hay diferentes clases de códigos de ética profesional; muchos de los que se redactan suelen ser una mezcla de varios tipos o clases de códigos. Entre los diferentes tipos de códigos de ética profesional, resaltaremos los siguientes:

2.1. De imagen: se ocupan de alentar el horizonte motivacional. Son más defensivos y corporativistas.  De pretensiones estrictamente normativas: se ocupan de reglamentar minuciosamente algunos aspectos del ejercicio profesional, incluyendo hasta normas de etiqueta. Intentan establecer un verdadero contacto y salir al encuentro de las demandas sociales.

3. Principios: Un código de ética profesional debe de partir de una declaración de los principios los cuales serán los encargados de regir el código, estos principios se expresan a manera de enunciados donde exponen públicamente los valores propios de cada profesión. Dichos principios pueden ser de varios tipos:

3.1. Morales Éticos Antropológicos Sociológicos Filosóficos etc.

3.1.1. Estos pueden conformar el primer bloque temático de un código de ética profesional. Según Hortal Alonso (2002), el primer tema del que se ocupa todo código profesional es el de señalar y resaltar la contribución específica del correspondiente colectivo de profesionales a sus clientes y a la sociedad en general. Los códigos pretenden indicarnos, cómo las profesiones no sólo son necesarias, sino provechosas y convenientes.

3.1.1.1. Demarcación de la competencia profesional. De acuerdo a Hortal Alonso (2002), el segundo gran bloque de los códigos de ética profesional es en relación a que los servicios profesionales no pueden ser prestados por cualquier persona. Se requiere de conocimientos, habilidades y competencias específicas.

3.1.1.1.1. Relaciones entre los profesionales El tercer bloque o núcleo temático de los códigos de ética profesional se refiere a las regulaciones que se dan en lo concerniente a las relaciones entre los profesionales; esto deriva en la necesidad de pertenecer al colegio, gremio o asociación profesional para poder ejercer la profesión dentro de un determinado territorio, del cómo se adquiere la condición de colegiado, asociado o agremiado autorizado o con licencia para ejercer dicha profesión y de cuáles son los supuestos que hacen perderla de manera transitoria o definitivamente.

4. Marco ético de la empresa.

4.1. La responsabilidad social es un concepto que deriva del poder social es decir, del margen de libertad que tiene toda empresa para proponer y ejecutar sus respectivos proyectos. La empresa como corporación que es, maneja como en su dinámica la figura del Contrato Moral. Las cláusulas del Contrato Moral desarrollaran el contenido de la Responsabilidad Social Empresarial. La Responsabilidad Social Empresarial es un activo empresarial porque desarrolla un concepto positivo y facultativo, ligado a obrar bien, a adelantar buenas prácticas y a contribuir al establecimiento y estabilización de relaciones empresariales.

4.1.1. ¿De qué es responsable la empresa? Bueno, la empresa por desenvolverse dentro de una sociedad, por vivir de ella e idealmente para ella tiene entonces una responsabilidad de correspondencia ética en el sentido de solidaridad, gratitud.

4.1.1.1. La empresa es un organismo corporativo y como tal debe buscar el bien común en el sentido de colaborar al buen vivir de la humanidad, estamos hablando entonces de empresas éticas, morales y sensibles ante las dificultades sociales. Por lo tanto concluimos que, las empresas tienen una responsabilidad social en las siguientes categorías: Responsabilidad económica. Responsabilidad legal. Responsabilidad ética. Responsabilidad voluntaria o filantrópica.

5. ¿Qué es responsabilidad ética y cuál es su campo de acción?

5.1. Es un proceso a través del cual se producen acciones y en el que están comprometidos diferentes grupos de intereses. No una entidad específica que actúa según las decisiones de un grupo de interés. Es un proceso dialógico donde todos los interlocutores deben tener voz. Es un continuo que abarca tres niveles analíticamente diferenciables, pero interrelacionados en la realidad empresarial: económico, legal, moral. Al igual que en la legitimidad empresarial.

5.1.1. Según el enfoque ético, la respuesta llega desde la consideración de los demás, no como medios para mi propio interés, sino como fines en sí mismos. El marco deontológico escogido lo define así: el respeto a los derechos e intereses legítimos de los demás, que constituyen la perspectiva ética, son parte de mis propios intereses. Evidentemente, descartar la perspectiva oportunista no significa que una buena conducta desde el punto de vista moral, implique una mala conducta desde el punto de vista económico. De ahí la importancia de la publicidad y la transparencia y el acceso a esta.