Cómo fomentar la generosidad en los adolescentes

Get Started. It's Free
or sign up with your email address
Cómo fomentar la generosidad en los adolescentes by Mind Map: Cómo fomentar la generosidad en los adolescentes

1. Enséñale a entender sus sentimientos y a expresarlos. A nadie le gusta compartir si eso le genera enfado y frustración. Pero si expresa lo que siente puedes hablar con él y explicarle qué debería sentir al compartir. Cuando sea capaz de sentirse bien compartiendo sus cosas, al comprobar la felicidad de otros, entonces, habrás conseguido que sea de verdad generoso.

2. Aumenta su empatía. Ayúdale a observar las necesidades de otros. Si tu hijo es capaz de sentir empatía, será consciente de las necesidades de otros. Está íntimamente relacionado. De esta forma entenderá que necesita compartir sus cosas. Si por ejemplo en un cumpleaños él consiguió muchos caramelos en una piñata y su amigo no consiguió ninguno, gracias a la empatía conseguirá darse cuenta de que su amigo está triste y querrá compartir, de forma natural, sus caramelos con él.

3. Anímale a tener detalles y sorprender a sus amigos. Si tú tienes detalles con tu hijo y le sorprendes, él será consciente de la felicidad que le aporta, y si le animas a hacer lo mismo con sus amigos, seguramente esté encantado de hacerlo. Gracias a estos detalles, se dará cuenta de lo fácil que es hacer felices a otros mediante pequeños gestos. Por fin entenderá que la generosidad le aporta un beneficio: la felicidad de ver felices a otros. Con el tiempo además descubrirá que si es generoso, los demás lo serán también con él.

4. Nunca le digas frases como 'eres muy egoísta' o 'Eres muy malo por no compartir'. Lo único que haces con esto es minar su autoestima y rebelarse frente a lo que sus padres intentan imponer. La generosidad nunca debe ser una imposición, sino un sentimiento que nazca de forma altruista. Tu hijo será generoso cuando descubra que a la larga le aporta beneficios. Si no comparte, se dará cuenta de que los demás niños no le dejarán sus cosas. Si comparte, verá que los demás niños comienzan a compartir con él.