El Positivismo

Plan your website and create the next important tasks for get your project rolling

Get Started. It's Free
or sign up with your email address
Rocket clouds
El Positivismo by Mind Map: El Positivismo

1. Filósofo alemán; formado en el racionalismo, comienza a dudar del valor de la razón al leer a Hume, planteándose el problema del valor y los límites de ésta. La filosofía kantiana, supone una síntesis del racionalismo y del empirismo, cerrando una época filosófica muy importante. Kant procede a un estudio de cómo es posible la construcción de la ciencia, llevando a cabo una reflexión sobre el problema de las relaciones de la razón con la realidad, que en ella aparecen vinculadas. Kant distinguió dos grandes facultades dentro del conocimiento humano: 1)La sensibilidad: es pasiva, se limita simplemente a recibir una serie de impresiones sensibles, que Locke había llamado ideas de sensación y Hume impresiones, y 2)El entendimiento: es activo y espontáneo. Y puede generar, dos tipos de ideas o conceptos: Conceptos puros o categorías: ideas o conceptos independientes de la experiencia (que provienen de la razón) Conceptos empíricos: ideas obtenidas a partir de la experiencia.

1.1. Immanuel Kant

2. El positivismo tuvo como fundado a Hume, siendo su principal representante Augusto Comte (1789-1857) hijo de una modesta familia católica. Comte estudio en la escuela politécnica de Paris en la cual fue profesor. De sus obras cabe destacar curso de filosofía positiva, discurso sobre espíritu positivo, sistema de política positiva, también llamado tratado de sociología y catecismo positivista. Si bien el termino positivismo fue acuñado por Augusto Comte en el siglo XIX sus precursores en especial los empiristas británicos, se remontan a los siglos anteriores (Bacon, Locke, Hume y Berkeley). Hay que distinguir el Positivismo como doctrina que reduce lo real a lo experimental, del método positivista. El positivismo como doctrina solo puede darse a condición de que su afirmación fundamentable se contradiga a sí misma, o sea es imposible. En su sentido más estricto y de acuerdo con su significado histórico, positivismo designa la doctrina y las escuelas fundadas por Augusto Comte. Esta doctrina comprende no solo una teoría de la ciencia sino también y muy especialmente una reforma de la sociedad y una religión.

3. Caracteristicas 1. El positivismo es una corriente que ha tenido una gran influencia y aun la tiene. Postula que sólo el conocimiento proveniente de las ciencias empíricas es válido. 2. El positivismo asume que existe un método específico mediante el cual el sujeto puede acceder a conocer de manera absoluta al objeto de conocimiento. Este método, asume, es el mismo para todo los campos de la experiencia, tanto en las ciencias naturales como en las ciencias sociales. 3. El positivismo crítica y rechaza los desarrollos metafísicos de toda clase, por tanto, no acepta la reflexión que no pueda fundar enteramente sus resultados sobre datos empíricos, o que formula sus juicios de modo que los datos empíricos no puedan nunca refutarlos. 4. El paradigma positivista ha privilegiado los métodos cuantitativos en el abordaje de la investigación. En particular, la investigación educativa de corte positivista adopta el enfoque cuantitativo. 5. Para los positivistas el sujeto de la investigación es un ser capaz de despojarse de sus sentimientos, emociones, subjetividad, de tal forma que puede estudiar el objeto, la realidad social y humana “desde afuera”. El positivismo supone que el investigador puede ubicarse en una posición neutral y que sus valores no influyen en los resultados de su investigación. 6. El enfoque positivista pretende el establecimiento de leyes generales. Les interesa el establecimiento de leyes con el fin de predecir y controlar. 7. La concepción dialéctica del conocimiento propone que el sujeto construye el objeto de conocimiento, y que esta construcción está mediada por las experiencias previas del sujeto, sus creencias, valores, temores, preferencias, intereses, etc., así como la preparación que tenga acerca del instrumento que utiliza para conocer. 8. De acuerdo con lo anterior las experiencias previas y los conocimientos anteriores del sujeto facilitan o inhiben la construcción de nuevos conocimientos. 9. Desde el punto de vista de la dialéctica del conocimiento tenemos que asumir que el conocimiento es continuo y progresivo, inacabado y en constante evolución. 10. Desde el punto de vista de la dialéctica del conocimiento el aprendizaje tiene lugar mediante las actividades que desarrolla el sujeto para construir ese conocimiento. 11. La investigación que se realiza desde la óptica de la dialéctica del conocimiento privilegia el uso de métodos cualitativos. El investigador mismo aparece como uno de los instrumentos principales de investigación. 12. En la concepción dialéctica del conocimiento se parte de que los valores del investigador, de la teoría que asume y del contexto particular en que se realiza, tienen influencia en los resultados de la investigación.

4. Augusto Comte

4.1. El filósofo francés Augusto Comte, en su obra “Curso de Filosofía Positiva” fijó los principios básicos del positivismo: No existe otro conocimiento que el empírico, el que se funda en los hechos y formula leyes de coexistencia y lección de fenómenos. No conocemos los fenómenos sino las apariencias de las cosas. Toda metafísica es un intento inútil y estéril. Es carente de sentido, la búsqueda de todo lo que se llama “las causas son primeras o finales”. El único método válido es el de las ciencias experimentales. La filosofía queda reducida para el Positivismo a una mera teoría incapaz de dar respuesta científica a los problemas planteados. Todas las ciencias deben recorrer en su desarrollo tres fases: Estado Teológico, Provisional y Preparatorio, en que la mente busca las causas y principios de las cosas; lo mas profundo, lejano e inasequible. Hay en él tres fases: Fetichismo, Politeísmo y Monoteísmo. Este estado, en el que predomina la imaginación, corresponde - dice Comte - a la infancia de la Humanidad. Estado Metafísico, Crítico y de transición, en que se intenta el explicar la naturaleza de los seres sin recurrir a agentes sobrenaturales, sino en identidades abstractas, especie de pubertad histórica. Estado Positivo, del infinitivo, en que la mente se atiene a las cosas. El positivismo solo busca hechos y leyes, se ajusta a lo positivo, a lo que está puesto o dado.

5. David Hume

5.1. Filósofo escocés, cuyo espíritu analítico le llevó al escepticismo. Considera que el conocimiento esta limitado a los acontecimiento actuales de la existencia, no puede ir más allá, porque no acepta que existan ideas innatas, ya que todos los contenidos de la conciencia provienen de la experiencia, y su teoría principal reside en la asociación de las ideas. Para él, las ideas son copias borrosas sin viveza de las impresiones directas. Tanto la percepción como la reflexión aportan una serie de elementos que se atribuyen a la sustancia como soporte de ellos, no limita su crítica a la sustancia material, sino al propio yo. Esto significa que las causas y hechos del mundo físico no se pueden entender, ni por mucho, ni poco; solamente la creemos porque la naturaleza se comporta siempre así. El escepticismo de Hume no pone en entre dicho la ciencia, pero le pone un basamento caprichoso: la costumbre, el hábito, la asociación de ideas, los fenómenos naturales, psicológicos; provocan en él la creencia en el mundo exterior.

6. Consiste en no admitir como validos científicamente otros conocimientos, sino los que proceden de la experiencia, rechazando, por tanto, toda noción a priori y todo concepto universal y absoluto. El hecho es la única realidad científica, y la experiencia y la inducción, los métodos exclusivos de la ciencia.

7. El Historicismo

7.1. Cuando se habla de Historicismo se refiere a la experiencia, a hechos concretos, no de aspectos teóricos o de hipótesis; es el fruto de las vivencias de los individuos y de la sociedad, lo que ahora se ve como incentivo para filosofar.

7.2. Entre las Características principales del Historicismo se citan: 1) Surge como una reacción al racionalismo puro; 2) Se opone a la utilización del método deductivo lógico en virtud del cual se deduce que el Derecho es producto de la razón, ya que para la creación del mismo sólo debe tomarse en consideración los datos históricos; 3) En contra de los racionalistas que estudian el Derecho como fenómeno racional, las corrientes historicistas estudian el Derecho a través de los pueblos y de las épocas;

8. Representantes

8.1. Edmundo Burke, inglés, quien representa el Historicismo Político; su pensamiento es de abierta hostilidad hacia las ideas democráticas y liberales, rechaza los esquemas racionales y las doctrinas que sirvieron de guía a los revolucionarios franceses de 1789; cree que es necesario garantizar la estabilidad de las instituciones políticas, y que el Estado debe estar regido por la aristocracia terrateniente, definiéndose como defensor de la Monarquía; esta corriente indica que el Derecho no es una cosa abstracta resultado de la razón, sino que es un hecho histórico, producto de la evolución, y que se transmite de generación a generación;

8.2. Federico Guillermo Schelling, representa una variante del Historicismo Filosófico, llamada Idealismo Objetivo, el cual consiste en que el principio fundamental de todas las cosas es el “Absoluto”, que es la entidad absoluta entre el ser y el pensamiento, entre el sujeto y el objeto, entre la materia y el espíritu. El Absoluto no es algo intermedio, sino que es un estado inconsciente, de cierto espíritu universal que se manifiesta primeramente como naturaleza y después como espíritu, es decir, la naturaleza es una inteligencia que evoluciona hasta llegar a ser espíritu. Schelling concibe la evolución, que es signo de vida, como un proceso espiritual, en el curso del cual se diferencia el sujeto del objeto y que se termina por convertirse en contradicción, cuya solución implica una forma elevada de entidad, que trae otra contradicción, en un proceso continuo, conocido como compensación. Esta identidad entre el sujeto y el objeto sólo es posible conocerla mediante una intuición intelectual. La fuerza motriz del proceso depende de la voluntad del espíritu universal para elevarse a la altura de un ser pensante.

8.3. Jorge Hegel, alemán, representa otra variante del Historicismo Filosófico, llamada Idealismo Absoluto, que indica que el fundamento de todos los fenómenos (naturaleza, sociedad, espíritu humano) es el espíritu universal, que es eterno, llamado también Dios o idea absoluta, siendo éste primario, y todo los demás secundarios y derivados; igualmente, Hegel considera que lo Absoluto, “la cosa en sí”, es cognoscible, por el método dialectico. Hegel identifica el pensamiento con el ser; “todo es pensamiento y nada hay fuera del pensamiento”. Este punto de vista es lo que se denomina panlogismo dialectico. Las cosas son lo que son pensadas, y las formas subjetivas del conocimiento son también las formas objetivas de la realidad, es decir, las leyes de los fenómenos físicos son también leyes del pensamiento. Su sistema filosófico se compone de tres partes: 1) la Lógica, que trata de la doctrina del ser, de la doctrina de la ciencia y de la doctrina del concepto, que resumiendo indica que en todo caso, de una tesis surge la antítesis (su contrario), cuya solución será necesariamente una síntesis; 2) la Filosofía de la naturaleza, en la que los fenómenos naturales son enfocados en forma idealista; y 3) la Filosofía del espíritu, que se refiere a los problemas de la vida social, y que indica que fuera de nosotros existe una realidad espiritual que no es individual, sino que representa al Estado como forma suprema; la libertad entonces se realiza sólo en el Estado y su expresión es el Derecho, de modo que por encima del Estado sólo está el Absoluto.

8.4. Federico Carlos de Savigny, representa al Historicismo Jurídico, se declara enemigo de toda codificación, y en general de toda tentativa de legislación, porque, según él, las leyes y los códigos son fosilizaciones del Derecho, que retardan y dificultan su evolución, ya que el mismo vive en la práctica judicial, en las costumbres, como expresión de la conciencia jurídica de la nación. Para Savigny, todos los pueblos poseen un espíritu o alma propia, que se manifiesta en la moral, el derecho, el arte y el lenguaje, como productos espontáneos; además, considera que el Estado es el más alto grado de evolución del Derecho, y que su función no consiste en crearlo, sino en declararlo y formularlo, según el desarrollo del espíritu del pueblo.