NACIONALISMO REVOLUCIONARIO

GRUPO 437 A KATYA SARAI CASILLAS PÉREZ GABRIELA MUNGUÍA VERA

Get Started. It's Free
or sign up with your email address
Rocket clouds
NACIONALISMO REVOLUCIONARIO by Mind Map: NACIONALISMO REVOLUCIONARIO

1. ¿QUÉ ES?

1.1. El nacionalismo mexicano es el movimiento social, político e ideológico que conformó desde el siglo XIX lo que se considera identidad nacional de México.

1.2. El nacionalismo surge junto con el liberalismo en la Europa del siglo XIX cuando se produjo el declive del Antiguo Régimen y su sustitución por el Nuevo Régimen. Las bases del nuevo sistema se sustentaron en una nueva forma de pensar fundamentada en la ideología liberal y nacionalista.

2. ÁMBITO SOCIAL

2.1. El marco institucional contenido en la Constitución de 1917 encuentra su razón de ser en dos de los postulados centrales de la Revolución mexicana: el nacionalismo y el compromiso social. En nombre de ambos se fomentó el crecimiento del aparato y las funciones del gobierno, así como los ámbitos de su intervención directa.

3. ÁMBITO ECONÓMICO

3.1. Las viejas visiones acerca del impacto económico de la revolución difundían la idea de un caos total de la actividad económica, una gran destrucción y la expulsión o huida de los hacendados y empresarios aliados del régimen porfirista. En algunos casos ésta era una visión interesada, que intentaba fundar la idea de que la revolución representaba el fin de todos los vicios (supuestos o reales) del porfiriato y un nuevo comienzo.

4. ÁMBITO CULTURAL

4.1. El muralismo surgió para construir una visión legitimadora del Estado revolucionario y para construir una identidad homogénea de lo mexicano. Se considera que el movimiento artístico del muralismo mexicano ha jugado un papel central en la construcción de la historia y la identidad nacional en el periodo pos revolucionario; las obras de este movimiento expresan el ideal de nación, emanado del movimiento armado que inició en 1910.

5. ÁMBITO POLÍTICO

5.1. Con todo, las políticas que produjeron las expropiaciones, el reparto agrario, la protección a la industria y las mejoras sociales (como salud y educación) beneficiaron en lo inmediato a amplios sectores de la población, y generaron una sólida legitímidad alrededor del régimen político y del camino que seguia el desarrollo nacional.