AUTORIDAD PARENTAL

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
AUTORIDAD PARENTAL por Mind Map: AUTORIDAD PARENTAL

1. La denominación “autoridad parental” sustituye la tradicional “patria potestad” en atención a la evolución que ha tenido esta institución.

2. Definición legal

2.1. El artículo 206 del código de familia establece que la autoridad parental es el conjunto de facultades y deberes, que la ley otorga e impone al padre y a la madre sobre sus hijos menores de edad o declarados incapaces, para que los protejan, eduquen, asistan y preparen para la vida, y además, para que los representen y administren sus bienes.

3. Definición doctrinal

3.1. Según Zannoni es “el conjunto de deberes y derechos que corresponde a os padres sobre las personas y bienes de los hijos, desde la concepción de estos y en tanto sean menores de edad y no se hayan emancipado.

4. Características de la autoridad parental

4.1. 1. Interés social

4.1.1. La patria potestad tiene por objeto la debida formación de los menores los cuales serán los futuros ciudadanos, es por ello que el estado está interesado en esta institución, siendo el procurador General de la Republica a quien le compete constitucionalmente velar por el interés de los menores

4.2. 2. Irrenunciable

4.2.1. Tiene carácter irrenunciable, de manera que no admite su transmisión convencional entre particulares así como si se tratase de una mercancía o de una cosa que está en el comercio.

4.3. 3. Intransferible

4.3.1. De la lectura de los artículos 207 y 206 del código de familia, se desprende dicha característica, ya que la ley expresamente señala a los padres como únicos sujetos llamados por la ley al ejercicio de los derechos y deberes que encierra la Autoridad Parental.

4.4. 4. Es temporal

4.4.1. Pues está sometida en cuanto a su duración a término, según los siguientes supuestos: ya sea porque el hijo obtuvo su mayoría de edad, la vida del padre o de la madre y por una decisión judicial. Y en razón de la protección del hijo incapaz, la autoridad parental puede prorrogarse o restablecerse después de la mayoría de edad.

5. Acerca de la autoridad parental

5.1. ¿Quién está sujeto a autoridad parental?

5.1.1. Es el hijo de familia (art. 206 inc 2°)

5.2. El ejercicio de la autoridad parental

5.2.1. Según el art. 207 del Código de familia corresponde al padre y a la madre conjuntamente, o a uno solo de ellos cuando falte el otro.

5.3. Actos de uno de los padres

5.3.1. Según el art. 208 los actos realizados en ejercicio de la autoridad parental por uno de los padres, en situaciones de suma urgencia en consideración a los usos o en circunstancias especiales, se presumirá que cuentan con el consentimiento del otro.

5.3.2. Excepción

5.3.2.1. Cuando el menor necesite salir del país

5.4. Padres menores de edad

5.4.1. Según el articulo 210 del Código de Familia.El padre y la madre menores de edad, ejercerán la autoridad parental sobre sus hijos, pero la administración de los bienes y la representación en actos y contratos relacionados con los mismos, será asumida por los que tuvieren la autoridad parental o la tutela de los padres, quienes la ejercerán conjuntamente Si sólo uno de los padres fuere menor, el mayor administrará los bienes y representará al hijo en los actos y contratos expresados.

6. Cuidado Personal

6.1. Definición

6.1.1. Significa el contenido de la autoridad parental en el aspecto personal, se concreta en ese trato íntimo de protección y cuidado que los padres han de dar a sus hijos, para hacer de ellos personas equilibradas en los aspectos físico, intelectual, emocional y afectivo.

6.2. Crianza

6.2.1. De conformidad con el art. 211 C. F, los padres deben cuidar de sus hijos desde el momento de la concepción, así mismo proporcionarles un hogar estable, alimentos y todo lo necesario para su desarrollo hasta que cumplan la mayoría de edad.

6.2.2. Cuando los hijos tenga alguna capacidad especial al alcanzar la mayoría de edad seguirán gozando del derecho de alimentos necesarios acorde a su condición.

6.2.3. Si el hijo llega a su mayoría de edad y continúa estudiando con provecho tanto en tiempo como en rendimiento, deberán proporcionarse los alimentos hasta que concluya sus estudios o haya adquirido profesión o oficio.

6.3. Deber de convivencia

6.3.1. Según el art. 212 C. F. El hijo bajo autoridad parental deberá vivir en compañía de su padre y madre o con aquél de ellos que lo tenga bajo su cuidado personal. El hijo no puede, sin permiso de sus padres dejar el hogar.

6.4. Formación moral y religiosa

6.4.1. Art. 213 C. F. La formación religiosa de los hijos será decidida por ambos padres. Los padres dirigirán la formación de sus hijos dentro de los cánones de moralidad, solidaridad humana y respeto a sus semejantes, debiendo fomentar en ellos la unidad de la familia y sus responsabilidades como hijos, futuros padres y ciudadanos.

6.5. Educación

6.5.1. Esta contiene dos aspectos, el formal y el no formal

6.5.1.1. El formal: está constituido por todas las actividades que se despliegan en orden a lo que se conoce como instrucción, es decir, la comunicación de ideas, conocimientos o doctrinas dirigidas a preparar profesionalmente al hijo para su vida útil.

6.5.1.2. El no formal: comprende la enseñanza continua de una serie de hábitos, modales, normas de conducta, acordes al nivel que dentro del grupo social, ocupe la familia a la cual pertenece el hijo.

6.6. Acuerdos sobre el cuidado personal

6.6.1. Art. 216. Cuando los padres no hicieren vida en común, se separaren o divorciaren, el cuidado personal de los hijos lo tendrá cualquiera de ellos, según lo acordaren.

6.6.2. De no mediar acuerdo entre los padres o ser éste atentatorio al interés del hijo, el juez confiará su cuidado personal al padre o madre que mejor garantice su bienestar, tomando en cuenta su edad y las circunstancias de índole moral, afectiva, familiar, ambiental y económica que concurran en cada caso.

6.6.3. Si ninguno de los padres fuere apto para cuidar al hijo, podrá el juez confiarlo a otra persona.

6.6.4. Siempre que el juez confíe el cuidado personal del hijo, fijará la cuantía de los alimentos con que los padres deberán contribuir, de acuerdo a sus respectivas posibilidades.

6.7. Relaciones y trato

6.7.1. El padre o la madre aunque no vivan con el hijo deberán mantener con el la relación afectiva que favorezca su normal desarrollo, el que tuviera el cuidado personal del hijo no va a impedir que el otro tenga esta relación con el hijo a menos que el juez estimara que esta relación es contraria a los intereses del hijo. Art. 217

6.8. Desamparo del hijo

6.8.1. En caso de muerte, enfermedad grave de sus padres o cuando por cualquier otra causa el hijo quedare desamparado, el juez con la urgencia del caso confiará temporalmente su cuidado a cualquiera de sus abuelos y si ello no fuere posible, recurrirá a una entidad especializada. Art. 219 C. F

7. Representación legal

7.1. No pudiendo los hijos por su condición de menores, hacer velar sus derechos ni defenderse de las acciones que en su contra pudieran intentarse, es necesario que los representen quienes por ley tienen sobre ellos la autoridad parental.

7.2. Según el art 223 del Código de Familia, el padre o la madre a quien se hubiere confiado mediante resolución judicial el cuidado personal del hijo, tendrá exclusivamente la representación legal del mismo.

7.3. Se exceptúan de tal representación

7.3.1. 1) Los actos relativos a derechos de la personalidad y otros que el hijo, de acuerdo con la ley y las condiciones de su madurez, pueda realizar por sí mismo;

7.3.2. 2) Los actos relativos a bienes excluidos de la administración de los padres; y,

7.3.3. 3) Cuando existieren intereses contrapuestos entre uno o ambos padres y el hijo.

7.4. Representación legal del Procurador General de la República

7.4.1. Según el art. 224 del C. F. El Procurador General de la República tendrá la representación legal de los menores huérfanos de padre y madre o de filiación desconocida, o abandonados, de los mayores incapaces, de los hijos que por causas legales hubieren salido de la autoridad parental y de los que por cualquier motivo carecieren de representante legal, mientras no se les provea de tutor.

8. Administración de los bienes

8.1. Los padres administrarán y cuidarán los bienes de los hijos que estén bajo su autoridad parental; realizarán todos los actos administrativos ordinarios a fin de conservar y hacer más productivos dichos bienes según art. 226 C. F

8.2. Bienes que los padres no administran

8.2.1. Según el art. 227 del C. F. los padres no administrarán:

8.2.2. Los bienes adquiridos por el hijo a título de donación, herencia o legado, cuando el donante o testador así lo hubiera dispuesto expresamente, en cuyo caso la administración estará a cargo de la persona designada por el donante o testador y, en su defecto, por la que nombrare el juez.

8.2.3. El padre o la madre tampoco administrarán los bienes que hubieren pasado al hijo por indignidad o incapacidad del padre o de la madre o de ambos.

8.2.4. Si sólo a uno de los padres se hubiere impuesto la prohibición, la administración corresponderá al otro.

8.3. Bienes administrados por el hijo

8.3.1. Según el art. 228 del código de familia. El hijo administrará los bienes adquiridos con su trabajo o industria, si ya hubiere cumplido catorce años de edad.

8.4. Prohibición especial a los padres

8.4.1. Según el art. 232. del código de Familia. Los padres no podrán repudiar una donación, herencia o legado a favor del hijo, si no es con autorización judicial, ni aceptar una herencia que se le hubiere diferido, sino con beneficio de inventario

8.5. Privación de la administración

8.5.1. El padre y la madre serán privados de la administración de los bienes del hijo, cuando fueren culpables de dolo o de negligencia grave, en cuyo caso, la administración será ejercida por la persona que nombre el juez. Si sólo uno de ellos fuere el culpable, el otro conservará la administración, según el art. 235 del código de familia.

8.6. Administración de los bienes del que está por nacer.

8.6.1. Según el art. 238 C. F. Los padres o la madre en su caso, administrarán los bienes que eventualmente pertenecerán al hijo que está por nacer

9. Extinción, pérdida, suspensión y prórroga de la autoridad parental

9.1. La autoridad parental como hemos visto está orientada al interés del hijo y está limitada en tiempo, su terminación obedece a causas de diversa índole que se pueden agrupar en dos especies, por un lado las causas que operan de pleno derecho, algunas de las cuales corresponden al orden natural de las cosas como la muerte o la mayoría de edad y otras previstas por el orden jurídico que automáticamente provocan la cesación de la potestad paterna, como la adopción.

9.2. Causas de la Extinción según art. 239 C. F.

9.2.1. 1) Por la muerte real o presunta de los padres o por la del hijo;

9.2.2. 2) Por la adopción del hijo, salvo en el caso del inciso segundo del artículo 170;

9.2.3. 3) Por el matrimonio del hijo; y,

9.2.4. 4) Por haber cumplido el hijo la mayoría de edad.

9.3. Causas de pérdida según el art. 240 C. F

9.3.1. 1) Cuando corrompieren a alguno de ellos o promovieren o facilitaren su corrupción;

9.3.2. 2) Cuando abandonaren a alguno de ellos sin causa justificada;

9.3.3. 3) Cuando incurrieren en alguna de las conductas indicadas en el artículo 164; y,

9.3.4. 4) Cuando fueren condenados como autores o cómplices de cualquier delito doloso, cometido en alguno de sus hijo.

9.4. Causas de Suspensión según el art. 241 del C. F.

9.4.1. 1) Por maltratar habitualmente al hijo o permitir que cualquier otra persona lo haga;

9.4.2. 2) Por alcoholismo, drogadicción o inmoralidad notoria que ponga en peligro la salud, la seguridad o la moralidad del hijo;

9.4.3. 3) Por adolecer de enfermedad mental; y,

9.4.4. 4) Por ausencia no justificada o enfermedad prolongada.

9.5. Sentencia Judicial

9.5.1. Según art. 242.C. F. La pérdida y la suspensión de la autoridad parental deberán decretarse por sentencia judicial, a petición de cualquier consanguíneo del hijo, o del Procurador General de la República o por el juez de oficio

9.5.2. Si la pérdida o suspensión de la autoridad parental se decretare contra uno de los padres, aquélla será ejercida plenamente por el otro, pero si a ambos padres se les privare o se les suspendiere tal autoridad, se nombrará tutor

9.6. Recuperación de la Autoridad Parental

9.6.1. La autoridad parental podrá recuperarse cuando cesaren las causas que dieron lugar a la suspensión, o cuando se probare la regeneración o la curación del padre o de la madre. De conformidad al art. 244.

9.7. Persistencia de los deberes económicos.

9.7.1. La pérdida de la autoridad parental o la suspensión de su ejercicio, no eximen a los padres del cumplimiento de los deberes económicos que este Código les impone para con sus hijos según establece el art. 246 del código de familia.