INHIBIDORES DE LA BOMBA DE PROTONES Y RIESGO DE INFECCIÓN

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
INHIBIDORES DE LA BOMBA DE PROTONES Y RIESGO DE INFECCIÓN por Mind Map: INHIBIDORES DE LA BOMBA DE PROTONES Y RIESGO DE INFECCIÓN

1. DEFINICIÓN

1.1. Los fármacos antisecretores gástricos, y en especial los inhibidores de la bomba de protones, se encuentran entre los fármacos más usados, tanto en el medio ambulatorio como en el hospital, y su prescripción no siempre se ajusta a las indicaciones establecidas

2. INHIBIDORES DE LA BOMBA DE PROTONES

2.1. El IBP se ha convertido en un grupo de fármacos ambulatorio y hospitalario, empleados para la profilaxis y el tratamiento de los distintos procesos. Formar parte de un grupo terapéutico más amplio, los fármacos antisecretores gástricos

3. IBP Y RIESGO DE INFECCIONES ENTÉRICAS

3.1. En los últimos años se ha producido un aumento en la incidencia de infecciones por Clostridium difficile de proporciones epidémicas. Se ha destacado que este aumento ha coincidido cronológicamente con el sobreuso de los IBP

4. IBP Y RIESGO DE INFECCIÓN

4.1. 1. pH gástrico y supervivencia bacteriana

4.1.1. La acidez gástrica supone una ventaja evolutiva para la prevención de infecciones19. El ácido clorhídrico posee una potente y rápida actividad bactericida.

4.2. 2. Efecto inmunosupresor de los antisecretores gástricos.

4.2.1. Hay datos experimentales que importan que los fármacos antisecretores gástricos tienen efectos supresores o moduladores del sistema inmunitario. In vitro, la IBP inhibe la quimiotaxis de la forma irreversible y la dependencia de la dosis, así como la capacidad de adherencia y la degranulación neutrofílica23,24, y tiene un efecto proapoptótico

5. USO DE IBP Y RIESGO DE NEUMONÍA

5.1. La relación entre el uso de protectores gástricos y el riesgo de neumonía se ha estudiado en los últimos treinta años en una población con un perfil muy definido: los pacientes críticos ingresados en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y conectados a ventilación mecánica58-63, en los que se han empleado distintas medidas profilácticas para evitar la hemorragia digestiva secundaria a lesiones agudas del tracto digestivo superior (esófago distal, estómago y duodeno), denominadas genéricamente “úlceras de estrés”.