La comunicación de masas (1)

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
La comunicación de masas (1) por Mind Map: La  comunicación  de masas (1)

1. las comunicaciones de masas son una realidad integrada por muchos aspectos distintos: reglamentaciones legislativas, por lo que se refiere a la ordenación jurídica del sistema televisivo; Operaciones intrincadas en el ámbito de la propiedad de algunos medios.

2. La presentación y el análisis esta dispuesto según tres determinaciones: a) el contexto social, histórico, económico b) el tipo de teoría social implícita o explícitamente declarada de las teorías mediológicas c) el modelo de proceso comunicativo

3. El análisis de las relaciones entre los tres factores permite las conexiones articulares entre las distintas teorías de los medios también permite entender qué problemas de las comunicaciones de masas han sido sistemáticamente tratados como importantes y centrales y cuáles en cambio han sido a menudo relegados a un segundo plano

4. TEORÍA HIPODÉRMICA Los elementos que mas caracterizaron el contexto de la teoría hipodérmica son, por parte justamente la novedad del fenómeno de las comunicaciones de masa

4.1. El elemento principal de la teoría hipodérmica es la presencia explícita de una de la sociedad de masas, mientras que en su vertiente opera complementaria mente una teoría psicológica de la acción.

5. Bibliografias .https://www.google.com.ec/search?q=TEORIA+HIPODERCA&oq=TEORIA+HIPODERCA&aqs=chrome..69i57j0l5.6343j0j7&sourceid=chrome&ie=UTF-8 .https://es.wikipedia.org/wiki/Sociedad_de_masas

6. LA SOCIEDAD DE MASAS La sociedad de masas se refiere a la sociedad como una masa de individuos indiferenciados. En el siglo XX, la neomarxista Escuela de Francfort se convirtió en un enfoque crítico de la sociedad de masas, entendiendo como una sociedad de individuos alienados mantenidos unidos por la cultura industrial que sirve a los intereses del capitalismo.

6.1. El factor del aislamiento físico y del individuo en la masa es lo que se explica en gran parte el interés que la teoría hipodérmica concede a la capacidad manipuladora de los primeros medios de comunicación de masas. Los ejemplos históricos de los fenómenos de propaganda de las masas durante el nazismo y los períodos bélicos proporcionaron las amplias corroboraciones a dichos modelos cognoscitivos.

7. El modelo de la teoría hipodérmica La teoría de la aguja hipodérmica, también conocida como teoría de la bala mágica, es un modelo de comunicación que sugiere que un mensaje con destino específico es directamente recibido y aceptado en su totalidad por el receptor. Sus raíces datan a la psicología conductista y es considerada hoy en día como obsoleta.1​ Comprende los estudios que formaron parte de la primera ola de análisis sobre la Comunicación relacionados con los simultáneos desarrollos sociológicos y psicológicos sobre el concepto de masa; las conclusiones de los mismos se expresaron en las reflexiones de Harold Lasswell en Propaganda Techniques in the World War,2​ donde afirma que la propaganda, permite conseguir la adhesión de los ciudadanos a unos planes políticos determinados sin recurrir a la violencia, sino mediante la manipulación. Por otra parte, entiende la comunicación en términos propagandísticos como la forma más eficaz de mediación.

7.1. En la compleja relación entre organismo y ambiente, el elemento crucial está representado por el estímulo: éste comprende los objetos y las condiciones externas al sujeto, que producen una respuesta.

8. El modelo de Lasswell y la superación de la teoría hipodérmica Lasswell formula algunas premisas importantes sobre los procesos de comunicación de masas: a) dichos procesos son exclusivamente asimétricos, con un emisor activo que produce el estímulo y una masa pasiva de destinatarios que, «atacada» por el estímulo, reacciona; b) la comunicación es intencional y tiende a un fin, a obtener un cierto efecto, observable y mensurable en cuanto da lugar a un comportamiento de alguna forma relacionable con dicha finalidad

9. La corriente empírico-experimental o de la persuasión Ambos se desarrollan a partir de los años cuarenta y también esta contemporaneidad hace difícil diferenciar netamente sus aportaciones en la exposición, por tanto, la separación resulta más neta y marcada de lo que en cambio fue un constante y provechoso intercambio de influencias.

10. Los factores relativos a la audience Puntos esenciales: «asumir una perfecta correspondencia entre la naturaleza y la cantidad de material presentado en una campaña informativa, y su absorción por parte del público, es una perspectiva ingenua porque la naturaleza real y el grado de exposición del público al material informativo están determinados en gran parte por algunas características de la propia audience» (HYMAN-SHEATSLEY, 1947, 449):4 el interés por adquirir información, la exposición selectiva provocada por las actitudes existentes, la interpretación selectiva, la memorización selectiva.

10.1. A. Interés por adquirir información Respecto al papel del interés y de la motivación para informarse hay que tener en cuenta la presencia de una parte de público que no posee ningún conocimiento sobre los argumentos tratados en una campaña. Es decir, no todas las personas representan un «blanco» similar para los media: «si todos los individuos lo fuesen y el único determinante de la información pública fuese la amplitud de la campaña, no tendría razón de ser el que algunos individuos manifestasen siempre una carencia de informaciones.

10.1.1. B. Exposición selectiva ¿Qué grupos de población son alcanzados más fácilmente por la radio y cuáles por la prensa? El educador, al igual que el empresario publicitario, el organizador de una campaña nacional, al igual que el político, deben decidir si es más eficaz la radio o la prensa para comunicar su mensaje. Por tanto es indispensable conocer las preferencias respecto a los medios de comunicación de los diferentes grupos de población.

10.1.1.1. . Percepción selectiva «Los miembros del público no se presentan ante la radio, la televisión o el periódico en un estado de desnudez psicológica; están, al contrario, revestidos y protegidos por predisposiciones existentes, por procesos selectivos y por otros factores»

10.1.1.1.1. D. Memorización selectiva Muchas investigaciones han evidenciado que la memorización de los mensajes presenta elementos de selectividad análogos a los examinados precedentemente. Los aspectos coherentes con las propias opiniones y actitudes son mejor memorizados que los demás, y esta tendencia se acentúa a medida que pasa el tiempo de la exposición al mensaje. BARTLETT (1932) demostró que a lo largo del tiempo la memorización selecciona los elementos más significativos (para el sujeto) en detrimento de los más discordes o culturalmente distantes: el llamado efecto Bartlett alude justamente a un específico mecanismo en la memorización de los mensajes de persuasión. Si en un mensaje, junto a las argumentaciones más importantes en favor de un determinado tema, se presentan también las argumentaciones contrarias, el recuerdo de estas últimas se debilita con mayor rapidez que el de las argumentaciones principales, y este proceso de memorización selectiva contribuye a acentuar la eficacia de persuasión de las argumentaciones centrales

11. Los factores vinculados al mensaje A propósito de los estudios sobre la organización óptima de los mensajes con fines de persuasión, hay que señalar que sus resultados se relacionan casi siempre con las variantes explicitadas en los apartados anteriores. Las conexiones son constantes: lo que se conoce sobre determinados temas influencia claramente las correspondientes actitudes, así como las actitudes hacia determinados temas influencia obviamente la forma de organizar el conocimiento en torno a ellos, la cantidad y la organización de nueva información que sobre ellos se adquiere. Más que de dos direcciones de investigación separadas, se trata por tanto de dos tendencias operativamente distintas pero conceptualmente unidas.

11.1. A. La credibilidad del comunicador Los estudios experimentales sobre esta variante se preguntan si la reputación de la fuente es un factor que influencia los cambios de opinión que pueden obtenerse entre la audience y, consecuentemente, si la falta de credibilidad del emisor incide negativamente sobre la persuasión. Si mensajes idénticos tienen una eficacia distinta en función del hecho de ser atribuidos a una fuente considerada fiable o poco fiable (LORGE, 1936), la cuestión es evidentemente de considerable importancia para el planteamiento de cualquier campaña informativa: un estudio de HOVLAND y WEISS (1951) se propone verificar si sobre cuatro temas distintos (el futuro del cine tras la llegada de la televisión; las causas de la crisis del acero; las posibilidades de construcción de submarinos atómicos; la oportunidad de la venta libre de antihistamínicos), mensajes con los mismos argumentos pero con distintas atribuciones de fuente resultan diversamente eficaces.

11.1.1. B. El orden de las argumentaciones Este tipo de estudios se propone establecer si en un mensaje bilateral (es decir, que contiene argumentos en pro y en contra de una cierta posición) son más eficaces las argumentaciones iniciales a favor de una posición o más bien las finales en apoyo de la posición contraria. Se habla de efecto primacy si se comprueba una mayor eficacia de los argumentos iniciales, o de efecto recency si resultan más influyentes los argumentos finales.

11.1.1.1. B. El orden de las argumentaciones Este tipo de estudios se propone establecer si en un mensaje bilateral (es decir, que contiene argumentos en pro y en contra de una cierta posición) son más eficaces las argumentaciones iniciales a favor de una posición o más bien las finales en apoyo de la posición contraria. Se habla de efecto primacy si se comprueba una mayor eficacia de los argumentos iniciales, o de efecto recency si resultan más influyentes los argumentos finales.

11.1.1.1.1. B. El orden de las argumentaciones Este tipo de estudios se propone establecer si en un mensaje bilateral (es decir, que contiene argumentos en pro y en contra de una cierta posición) son más eficaces las argumentaciones iniciales a favor de una posición o más bien las finales en apoyo de la posición contraria. Se habla de efecto primacy si se comprueba una mayor eficacia de los argumentos iniciales, o de efecto recency si resultan más influyentes los argumentos finales.