Periodo entreguerras

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Periodo entreguerras por Mind Map: Periodo entreguerras

1. Después de finalizar la primera guerra mundial, el 11 de noviembre de 1918 cuando los países vencedores (Francia e Inglaterra) derrotaron a Alemania y Austria el resto de naciones que participaron afrontaron las consecuencias de la devastación provocada por la guerra y dedicaron sus esfuerzos a la reconstrucción de su infraestructura y su economía.

2. El efecto social más evidente de la crisis de 1929 fue el crecimiento del paro a nivel mundial. El número de desempleados se evaluó en al menos 40 millones. Los que conservaron sus empleos sufrieron un importante recorte en sus salarios.

2.1. Los Los niveles de bienestar alcanzados en Estados Unidos a lo largo de la década de los veinte se redujeron significativamente y la penuria se extendió por el campo y las ciudades. Europa, especialmente Alemania, en plena recuperación de posguerra, volvió a alcanzar altas tasas de desempleo como consecuencia del cierre de empresas.

3. Social

4. Cultural

5. IntelectualesIntelectuales como Drieu La Rochelle y Jean Prévost, combatientes en el ejército francés durante el conflicto, se encargaron de transmitir desde la derecha el desencanto de quienes habían sido saludados como héroes y, casi simultáneamente, rechazados como alborotadores, mendigos, testigos de la vergüenza y el desastre. Desde otro punto de vista ideológico, artistas como Georges Grosz y Otto Dix recordaban desde Alemania la cara más desagradable de la guerra en sus pinturas de veteranos mutilados, oficiales corruptos y prostitutas.

5.1. Fenómenos como el alcoholismo, la delincuencia o el racismo se agudizaron. Allí donde había minorías étnicas se las persiguió de manera más o menos encarnizada, como sucedió con los negros de Estados Unidos o los judíos en Alemania.

6. Politico

7. Al finalizar la Guerra mundial, los estados europeos adoptaron el liberalismo democrático. Sus constituciones recogieron las libertades individuales y el sufragio universal. Pero la incapacidad del liberalismo clásico para evitar la crisis y, una vez desatada, para hacerle frente, impulsó el auge de ideologías nacionalistas y totalitarias que arraigaron en algunos países: Alemania e Italia constituyen los ejemplos paradigmáticos, si bien hubo otros muchos (Austria, Polonia, Yugoslavia, etc). En otras partes hubo tendencias filofascistas, fue el caso de Gran Bretaña (Oswald Mosley), Bélgica (Léon Degrelle) o Francia, pero estos movimientos carecieron del suficiente empuje para acceder al poder.