El sustantivo, adjetivo y adverbio

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
El sustantivo, adjetivo y adverbio por Mind Map: El sustantivo, adjetivo y adverbio

1. El adverbio

1.1. Clasificación de los adjetivos

1.1.1. Son posibles muchas clasificaciones según el punto de vista que se adopte. Es tradicional la que distingue entre determinativos y calificativos. Resulta el siguiente cuadro:

1.1.1.1. Determinativos

1.1.1.1.1. Los determinativos sirven para determinar la extensión en que se toma el significado del sustantivo. Son pronombres con función adjetiva (demostrativos, posesivos, indefinidos, interrogativos) y numerales. Conviene advertir que tal definición de adjetivos es puramente funcional, lo cual viene confirmado por R. Lenz que determina el adjetivo como toda palabra variable que modifica o determina a un sustantivo. Respecto de los adjetivos determinativos algunos gramáticos consideran que hay que referirlos a los pronombres y numerales, porque tienen muchas particularidades como clases de palabras. Los adjetivos también tienen muchos rasgos comunes con los sustantivos, sin embargo los diferenciamos, como deberíamos diferenciar a los adjetivos de los pronombres y numerales.

1.1.1.2. Calificativos

1.1.1.2.1. Los calificativos, que a veces se llaman adjetivos verdaderos, describen al sustantivo expresando alguna cualidad del objeto: grande, rojo, joven, triste, etc. Algunos adjetivos calificativos, en vez de manifestar directamente la cualidad del objeto determinado, se limitan a expresar alguna cualidad que se aprecia en otro sustantivo, del cual suelen proceder: poético, artístico, militar, político, legendario, etc. En muchos casos el significado del adjetivo depende tanto de él como de los sustantivos que modifica. Compárese, pues, la significación del adjetivo telegráfico en diversas frases: red telegráfica, respuesta telegráfica, agencia telegráfica, clavo telegráfica, orgenización telegráfica, mapa telegráfico, etc. Los calificativos, a su vez, se subdividen en especificativos y explicativos, o bien, epítetos. Los e s p e c i f i c a t i v o s restringen la significación del sustantivo disminuyendo su extensión, individualizándolo. Si decimos los animales feroces queremos concretar la cualidad de estos animales, distinguiéndolos de todos los demás de su especie. Se sobretiende que el adjetivo feroces expresa una idea no contenida dentro del concepto que tenemos del sustantivo animales, que lo mismo pueden ser mansos que feroces. Estos adjetivos suelen ir pospuestos a los nombres. Los adjetivos e x p l i c a t i v o s, en cambio, no restringen la significación del sustantivo, sino la explican, expresándola como inherente al sustantivo, como algo, que se comprende según la idea que nos hemos formado del objeto. Concebimos, por ejemplo feroz al animal, fiero al león, manso al cordero, blanca la nieve, roja la sangre, azul el mar, negra la desdicha, etc. Al mismo tiempo los adjetivos explicativos, o epítetos, ponen de relieve estas cualidades inherentes del objeto. Suelen anteponerse a los sustantivos. La distinción entre explicativos y especificativos es a veces dudosa y depende de la intención del hablante. Compárense, por ejemplo: El profesor anciano y el anciano profesor. El sustantivo profesor no supone implícita la cualidad de anciano y por lo cual se considera especificativo y viene pospuesto al nombre. Pero en segundo caso la cualidad de anciano aparece, para el hablante, como esencial del profesor y se emplea ya como epíteto. Lo mismo si dijéramos el león fiero, el cordero manso, podríamos dar a entender que los había sin estas cualidades. Entonces estos adjetivos pasarían a la categoría de especificativos. Parece, pues, evidente, que el adjetivo pospuesto restringe la significación del nombre. En algunos adjetivos la colocación determina un cambio en el significado, mejor dicho, en el efecto subjetivo para el que habla: grande, pobre, malo, bueno, simple, etc. El sentido recto se conserva en los adjetivos pospuestos, mientras que en los antepuestos aparece una nueva acepción más o menos figurada: un amigo pobre – la pobre madre; una muchacha simple – por la simple razón; una escena triste – un triste sueldo; etc.

2. El sustantivo

2.1. Clasificación de los sustantivos

2.1.1. • Sustantivos Masculinos y Femeninos. • Sustantivos Singulares y Plurales. • Sustantivos Propios y Comunes. • Sustantivos Abstractos y Concretos • Sustantivos Individuales y Colectivos • Sustantivos Contables e Incontables • Sustantivos Primitivos y Derivados • Sustantivos Compuestos

2.1.1.1. Los sustantivos masculinos y femeninos: Son aquellos que se clasifican de acuerdo al género. Ejemplos: • La mesa es de madera. (sustantivo femenino) • Carolina es una profesora de español de Woodward. (sustantivo femenino) • El libro es muy interesante. (sustantivo masculino) • El piloto vuela a Chile. (sustantivo masculino) Los sustantivos singulares y plurales: Son aquellos que se clasifican de acuerdo al número. Ejemplos: • El vaso está lleno. (sustantivo singular) • La silla es muy cómoda. (sustantivo singular) • Las familias de Chile almuerzan juntas los domingos. (sustantivo plural) • Los amigos de mi hermano son simpáticos. (sustantivo plural) Los sustantivos propios y comunes: Son aquellos que se clasifican de acuerdo a su extensión. Ejemplos: • Las niñas ensayan mucho para su presentación. (sustantivo común) • El computador es indispensable para mi trabajo. (sustantivo común) • Mi escuala de español se llama Woodward. (sustantivo propio) • El señor Parraguéz vive en Coquimbo. (sustantivo propio) Los sustantivos abstractos y concretos: Son aquellos que se clasifican de acuerdo a si son objetos físicos o conceptos / ideas / sentimientos. Ejemplos: • Anoche mi hijo tuvo miedo. (sustantivo abstracto) • Necesitas tener paciencia. (sustantivo abstracto) • Te invito a mi casa. (sustantivo concreto) • Voy a escribir con un lápiz rojo. (sustantivo concreto) Los sustantivos colectivos: Son aquellos que denominan un conjunto de seres u objetos, dando la idea de pluralidad y tienen como referencia un grupo concreto de entidades, pero se escriben en singular. Ejemplos: • Enjambre (sustantivo colectivo) - conjunto de abejas • Jauría (sustantivo colectivo) - conjunto de perros • Rebaño (sustantivo colectivo) - conjunto de ovejas Los sustantivos contables e incontables: Son aquellos que se clasifican de acuerdo a si se puede contar el sustantivo o no contar el sustantivo. Ejemplos: • Voy a la biblioteca para sacar un libro. (sustantivo contable) • Hay cuatro sillas alrededor de la mesa. (sustantivo contable) • No necesito azúcar en mi café. (sustantivo incontable) • Cuando desperté, había nieve afuera de la casa. (sustantivo incontable) Los sustantivos primitivos y derivados: Son aquellos que se clasifican de acuerdo a si provienen de otra palabra. Ejemplos: • Me gusta comer pan con queso. (sustantivo primitivo) • ¿Puedes ir a la panadería a comprar algo? (sustantivo derivado) • Huele muy bien esa rosa. (sustantivo primitivo) • Hubía un rosal al lado de mi casa. (sustantivo derivado) Los sustantivos compuestos: Son aquellos que están formados por dos palabras simples. Ejemplos: • abrelatas (sustantivo compuesto) • sacacorchos (sustantivo compuesto) • cortafuegos (sustantivo compuesto) • cumpleaños (sustantivo compuesto) • matamoscas (sustantivo compuesto)

3. El adjetivo

3.1. Clasificación de los adverbios

3.1.1. Adverbios de lugar Los adverbios de lugar expresan una relación locativa, una ubicación o una dirección. Responden a las preguntas «¿dónde?», «¿a dónde?» y «¿desde dónde?» Los adverbios de lugar más frecuentes en español son: aquí, abajo, allá, allí, al lado, arriba, cerca, debajo, delante, dentro, derecha, detrás, encima, fuera, lejos. Ejemplo: Los barcos están muy lejos de la costa. Los juguetes están fuera del baúl.

3.1.2. Adverbios de tiempo Los adverbios de tiempo ofrecen una referencia temporal, de duración o de frecuencia. Responden a las preguntas «¿cuándo?», «¿cuánto tiempo?», «¿con qué frecuencia?», «¿para cuándo?», «¿desde cuándo?» y «¿hasta cuándo?» Los adverbios de tiempo más frecuentes en español son: ahora, actualmente, a menudo, antes, ayer, después, hoy, luego, mañana, nunca, pronto, tarde, siempre, ya. Ejemplo: Nunca voy a probar los insectos. Ayer fui a un cine de verano.

3.1.3. Adverbios de cantidad Los adverbios de cantidad o grado modifican a los adjetivos. Responden a la pregunta «¿cuánto/a?», y pueden:  ser indefinidos: algo, bastante, demasiado, nada, poco, más, menos, suficiente, mucho; Ejemplo: Las naranjas son bastante grandes.  expresar gradación: sobremanera, bien, regular; Ejemplo: La paella está bien rica.  terminar en -mente: extremadamente, notablemente, solamente; Ejemplo: El sendero es extremadamente peligroso.  o constituir locuciones adverbiales y expresar ponderación o evaluación: a más no poder, al máximo, a mares, a todo pulmón. Ejemplo: Nos esforzamos al máximo.

3.1.4. Adverbios de modo o manera Los adverbios de modo o manera responden a las preguntas: «¿cómo?» y «¿de qué manera?». Los más frecuentes son: así, bien, deprisa, alto, bajo, despacio, rápido, difícilmente, estupendamente, fácilmente, especialmente, mal, mejor, peor, regular, etc. También pueden ser locuciones adverbiales: a gatas, a escondidas, punto por punto, etc. Ejemplo: Actuó inconscientemente. Se marcharon a gatas.

3.1.5. Adverbios interrogativos Los adverbios interrogativos cuándo, dónde, cómo, por qué y cuánto permiten formular oraciones interrogativas. Ejemplo: Me pregunto dónde vive. —¿Cuánto te gusta? —Muchísimo.

3.1.6. Adverbios de afirmación Los adverbios de afirmación sirven para reforzar o suavizar una declaración. Los adverbios de afirmación más frecuentes son: ciertamente, cierto, claro, efectivamente, exacto, obviamente, seguramente, sí, también, verdaderamente, etc. Ejemplo: Seguramente la comida está fría.

3.1.7. Adverbios de negación Los adverbios de negación sirven para negar declaraciones y se usan en las oraciones negativas. Los adverbios de negación más frecuentes son: en absoluto, jamás, negativamente, no, nunca, tampoco, etc. Ejemplo: Yo tampoco tengo dinero.

3.1.8. Adverbios de duda Los adverbios de duda o posibilidad denotan inseguridad o incertidumbre con respecto a un curso de acción. Los más frecuentes son: a lo mejor, posiblemente, probablemente, puede, puede ser, quizá(s), seguramente, tal vez, etc. Ejemplo: A lo mejor nos vemos mañana.

3.1.9. Adverbios relativos Los adverbios relativos, junto con los pronombres y determinantes relativos, sirven de enlace entre las oracione relativo y las oraciones principales que las preceden. relativo de ejemplos cantidad cuanto Come cuanto quiere. lugar donde, adonde El bar donde nos conocimos ha cerrado. El lugar adonde vamos es Patrimonio de la Humanidad. modo o manera como Baila como sabes. tiempo cuando La semana pasada, cuando volví de vacaciones, llovió sin parar.