ARGUMENTOS MEDIANTE EJEMPLOS

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
ARGUMENTOS MEDIANTE EJEMPLOS por Mind Map: ARGUMENTOS MEDIANTE EJEMPLOS

1. En el argumento mediante el ejemplo se defiende una idea presentando ejemplos, es decir, casos concretos o situaciones que ilustren que la tesis que se está defendiendo es válida.

1.1. 1. "Yo quería a mi papá con un amor que nunca volví a sentir hasta que nacieron mis hijos. Cuando los tuve a ellos lo reconocí, porque es un amor igual en intensidad, aunque distinto, y en cierto sentido opuesto. Yo sentía que a mí nada me podía me podía para si estaba con mi papá. Y siento que a mis hijos no les puede pasar nada si están conmigo." pág. 12 – párr. 2

1.2. 2.“Yo amaba a mi papá con un amor animal. Me gustaba su olor… Me gustaba su voz, me gustaban sus manos, la pulcritud de su ropa y la meticulosa limpieza de su cuerpo.” pág. 13 – párr. 1

1.3. 3.“Tan confundido tenía yo el género gramatical, o tan confusa mi identidad que la primera vez que conseguí peinarme, con el partido muy recto al lado derecho (el lado equivocado) les pregunté a mis hermanas - ¿Quedé bien peinadita?" pág. 15 – párr. 4

1.4. 4.“Mi papá nunca tenía dinero suficiente porque siempre le daba o le prestaba a cualquiera que se lo pidiera, parientes, conocidos, extraños, mendigos. Los estudiantes en la universidad... el mayordomo de la finca... un yugoeslavo..." pág. 16 – párr. 2

1.5. 5.“Cuando tengo que juzgar algo que hice o algo que voy a hacer, trato de imaginarme la opinión que tendría mi papá sobre ese asunto. Muchos dilemas morales los he resuelto simplemente apelando a la memoria de si actitud vital, de su ejemplo, y de sus frases.” pág. 25 – párr. 2

1.6. 6.“los padres no quieren igual a todos los hijos, aunque lo disimulen, sino que en general quieren más, precisamente, a los hijos que más los quieren a ellos, es decir, en el fondo, a quienes los necesitan.” pág. 33– párr. 1

1.7. 7.“el abuelo Antonio no era menos consentido que yo, dijera lo que dijera. A veces yo pasaba a su casa los domingos, o los lunes por la tarde, a recoger la remesa… y muchas veces encontré a la abuelita Eva, arrodillada frente a él, quitándole los zapatos y le ponía las pantuflas, como un rito rutinario de sumisión. La abuelita Eva, también tenía que sacarle la ropa por la mañana y ponérsela encima de la cama, en el mismo orden en que el abuelo se vestía” pág. 35– párr. 2

1.8. 8.“El sufrimiento yo no empecé a conocerlo en mí, ni en mi cada, sino en los demás, porque para mi papá era importante que sus hijos supiéramos que no todos eran felices y afortunados como nosotros, y le parecía necesario que viéramos desde niños el padecimiento, casi siempre por

1.9. 9.“Se decía que la madre Berenice hacía milagros. Cuando íbamos al convento, como mi mamá sufría de jaquecas, la madre Berenice le imponía las manos; se las dejaba apoyadas sobre la cabeza durante un rato y al mismo tiempo musitaba unos conjuros ininteligibles… Mi mamá, por unos días de curaba de la migraña”. pág. 56 – párr. 2

1.10. 10.“Sus opiniones eran inclementes y definitivas, como las de un delegado de la inquisición, y en Medellín fue recibido con gran entusiasmo colectivo, como un enviado del más allá que venía a endereza el desorden de más acá por medio de la devoción marina.” pág. 64 párr. 1

1.11. 11.“Cuando, pocos años después, los barrios de Medellín se convirtieron en un hervidero de matanzas y en un caldo de cultivo de matones y sicarios, la iglesia ya había perdido contacto con esos sitios donde, como maleza, surgían hordas salvajes de asesinos.” pág. 68 párr. 2

1.12. 12.“Desde ese tiempo mi papá se declaraba << un sobreviviente de la Violencia>>, por haber tenido la fortuna de estar en otro país durante los años más crudos de la persecución política y las matanzas entre liberales y conservadores” pág. 75 párr. 2

1.13. 13.“Esta lucha entre la tradición católica más reaccionaria y la Ilustración Jacobina, aunada la confianza en el progreso guiado por la ciencia. Quizá a raíz de la influencia dejada por la Gran Mansión, durante el mes de mayo, el de la Virgen, mis hermanas, las muchachas, la monjita y yo, hacíamos procesiones por todos los rincones de la casa.” pág. 76 párr. 1

1.14. 14.“Por qué había cedido mi papá, que había estudiado en colegios públicos laicos, y había permitido que a mí me educaran en un colegio privado confesional? Supongo que tuvo que resignarse a eso ante la ineluctable decadencia que hubo en Colombia, hace los años sesenta y setenta, de la educación pública. Debido a los profesores mal pagos y mal escogidos.” pág. 86 párr. 1

1.15. 15.“En últimas, en asuntos de religión, creer o no creer no es sólo una decisión racional. La fe o la falta de fe no depende de nuestra voluntad, ni de ninguna misteriosa gracia e lo alto, sino de un aprendizaje temprano, en uno u otro sentido, que es casi imposible de desaprender.” pág. 92 párr. 2

1.16. 16.“Recuerdo cuando mi papá volvía de sus viajes, la honda sensación que tenía, en el aeropuerto, antes de volverlo a ver. Era una sensación de miedo mezclada con euforia. Era como la agitación que se siente antes de ver el mar, cuando uno huele en el aire que está cerca, y hasta oye los ruidos de las olas a lo lejos.” pág. 111 párr. 2