Unidad 3. Pasión, muerte y resurrección de Jesucristo

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Unidad 3. Pasión, muerte y resurrección de Jesucristo por Mind Map: Unidad 3. Pasión, muerte y resurrección de Jesucristo

1. La muerte de Jesús

1.1. La gran dificultad para emprender una reconstrucción del retrato moral de Jesús consiste en que no podemos saber cómo entendió Jesús su final, su muerte. Nos es imposible conocer si ella tuvo alguna significación para él y, en caso afirmativo, cuál fue ese sentido.

2. El gran enemigo

2.1. La muerte se constituye en enemigo número uno de la civilización moderna. Después de tanto presumir de progreso, descubrimos que en ese terreno no hemos avanzado un solo centímetro. Puede mejorar la vida de los hombres, puede incluso, alargarse unos pocos años. Pero su desenlace sigue siendo el mismo.

3. Jesús ante su propia muerte

3.1. De las palabras de Jesús se pueda afirmar que el Maestro era lo suficientemente realista como para dase cuenta del peligro que significaba para él su predicación y su forma de comportase en una situación tan tensa como la que constituyó el marco geográfico, histórico, religioso y político de su actuación

4. La respuesta de Jesús a la muerte

4.1. Para Jesús morir es regresar a la casa del Padre; y su postura ante la muerte no es miedo ni acobardamiento, sino acicate: tiene que amar más deprisa y más entregadamente porque le queda poco tiempo.

5. Jesús al atardecer

5.1. Este Jesús de ahora es el "Jesús del atardecer" al que rezaba santa Gertrudis. El que todos nos encontraremos en la frontera entre nuestra muerte y nuestra resurrección. Es al que hoy rezamos con la oración de la santa: Oh Jesús, amor mío, amor del atardecer de mi vida! Alégrame con tu vista en la hora de mi partida. ¡Oh Jesús del atardecer! Haz que duerma en ti un sueño tranquilo y que saboree el descanso que tú has preparado para los que te aman.

6. LA RESURRECCIÓN DE JESUCRISTO

6.1. el cristianismo deja de ser una religión nostálgica volcada hacia un pasado. Es una religión del presente, que celebra la certeza de una presencia viva y personal. Con ello el cristianismo vino a responder a los problemas más acuciantes del corazón humano resumidos en la frase : ¿qué será del hombre?

6.2. Para el cristiano no hay ya utopía, sino solamente topía

6.3. Dios no sustituyó lo viejo por lo nuevo, sino que convirtió lo viejo en nuevo

6.4. El fin de los caminos de Dios es el hombre-cuerpo