HUMANISMO Y HUMANISMO CRISTIANO* I HUMANISMO O CULTURA

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
HUMANISMO Y HUMANISMO CRISTIANO* I HUMANISMO O CULTURA por Mind Map: HUMANISMO Y HUMANISMO CRISTIANO*    I    HUMANISMO O CULTURA

1. ¿Qué es Humanismo?

2. todo lo que toca el hombre con su espíritu lo impregna de humanidad. La actividad humana penetra en las cosas y en la propia vida del espíritu para conferirle sentido humano, es decir, para humanizarlas. Un objeto cualquiera -una máquina construida por el hombre o una simple piedra empleada de pisapapel-

3. Humanismo o Cultura

4. Originariamente la cultura se refirió al cultivo de la tierra, con el que el hombre logra más abundante y más perfectos frutos, que los dados por la sola naturaleza abandonada a sí misma.

5. Vida humana y cultura

6. Sin los entes culturales materiales -la habitación y el arte, los alimentos, los medicamentos, los progresos científicos y técnicos- la vida humana sería muy difícil, casi imposible de soportar.

7. II LOS SECTORES DEL HUMANISMO O CULTURA

8. la cultura o humanismo se encauza por esos tres sectores: 1) el hacer, 2) el obrar y 3) el contemplar. la vida espiritual humana, para ordenarlas y dirigirlas a su perfeccionamiento o humanización, mediante el logro de determinados bienes o valores.

9. El sector de la cultura del hacer técnico

10. la cultura del hacer se divida en dos secciones: la de la artesanía y técnica, que intenta la consecución del valor de la utilidad, por medios manuales y por máquinas elaboradas por el propio hombre, para mejorar las cosas materiales y hacerlas servir mejor a sus necesidades y bienestar humano.

11. El sector de la cultura del hacer artístico

12. Cada época utiliza la materia a su alcance para crear los objetos bellos. Así el estilo gótico echó mano de la piedra, creó la ojiva para iluminar y hermosear las catedrales, los castillos y otros edificios de entonces; y dio a luz este arte admirable de los vitrales, de las miniaturas y da las iluminaciones de los manuscritos.

13. Autonomía y subordinación de la cultura del hacer técnico y artístico.

14. Una obra es tanto más perfecta como técnica o artística, cuanto mejor realiza dichos valores. Y en tal sentido la técnica y el arte son autónomos en su propia esfera. Su perfección depende de la mayor y mejor realización de tales valores, que los especifican.

15. La cultura constituida ante todo por los hábitos de la técnica y del arte

16. Con este hábito o virtud intelectual de la técnica y del arte -los antiguos los incluían con sólo el término arte-.

17. El sector de la cultura del obrar moral

18. La cultura moral no consiste en obrar bien alguna vez, sino en crear en la voluntad los hábitos o virtudes, que le confieran el gobierno permanente sobre sus pasiones para poder mantenerse inclinado de un modo habitual hacia el bien propio del hombre.

19. El sector del contemplar o actividad especulativa de la inteligencia

20. La cultura intelectual no consiste en saber muchas cosas, sino en saber razonar y pensar bien, de acuerdo a la verdad; la cual se alcanza por los men- cionados hábitos del orden teorético y práctico. De ese modo la cultura ordena de un modo permanente la inteligencia hacia la verdad.

21. Orden jerárquico de la cultura

22. el hombre alcanza su plenitud humana por la posesión de su último Fin o Bien supremo, que es Dios. Por eso la cultura moral está ordenada y se subordina a la cultura contemplativa de la inteligencia, por medio de la cual el hombre llega a posesionarse plenamente de la Verdad divina en el cielo

23. Culminación religiosa de la cultura

24. está ordenada a perfeccionar al hombre en su vida temporal; pero como ésta, toda ella está ordenada al homo beatus, a trascender el ámbito del tiempo y conducir al hombre a su plenitud humana, más allá del tiempo y de la muerte, con la posesión de Dios en la eternidad.

25. La cultura o humanismo realizado

26. Ya dijimos antes que el hombre no puede vivir sin realizar cultura y tampoco puede vivir humanamente, decir, de acuerdo a su dignidad, sin cultura.

27. III EL HUMANISMO CRISTIANO

28. La situación del hombre después del pecado

29. La inteligencia quedó moralmente impedida para descubrir la verdad, sobre todo en las regiones superiores, como Dios, la ley moral, el orden jurídico, la dignidad de la mujer; precisamente las más nece- sarias para organizar correctamente la vida humana.

30. La restauración del orden natural por el Cristianismo

31. el Cristianismo, sobre todo a través del trabajo minucioso y tenaz de los monjes, como lo ha demostrado Montalembert en su obra “Los Monjes de Occidente”, salvó las reliquias culturales de Occidente y sobre todo el idioma griego y latino y los textos clásicos de ambas culturas.

32. La nueva cultura instaurada por el Cristianismo

33. la Iglesia tomaba bajo su amparo la educación como un elemento de la evangelización de los pueblos.

34. La ruptura de esta unidad culturas cristiana en la edad moderna

35. Lo malo de la cultura moderna no está en la conquista de estos nuevos sectores de la misma, sino en que comienza la separación de la influencia cristiana y en la voluntad de organizarse como una cultura puramente humana, laicizada, para acabar, en muchos casos, opuesta al Cristianismo. De este modo, la Edad Moderna escindió la unidad medieval del Cristianismo y la cultura.

36. Hacía un nuevo Humanismo o Cultura Cristiana

37. No se trata de perder en nada los valores logrados en esta Edad, sobre todo en el plano científico y técnico, sino de reconquistar los valores superiores del espíritu, perdidos o deteriorados en ella, y dar a aquéllos su verdadera ubicación y sentido mediante una reintegración de la cultura en los valores eternos, humanos y cristianos, con un nuevo estilo conforme a nuestra edad. Porque tampoco se trata de un retorno al pasado.