PLANEAMIENTO por capacidades

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
PLANEAMIENTO por capacidades por Mind Map: PLANEAMIENTO por capacidades

1. Planeamiento Militar hasta ahora empleados, tanto nacional como internacionalmente, vemos que su fundamento era un conocimiento, más o menos exacto, de la «Amenaza» y de sus previsibles «Líneas de Acción».

1.1. los planificadores tenían que analizar un escaso número de escenarios, lo que permitía desde el primer momento una fácil identificación de las Capacidades o medios necesarios para combatir o anular la amenaza.

1.1.1. En dicho esquema y como norma general, los trabajos se orientaban al apoyo en la toma de decisiones sobre la renovación de los sistemas existentes o la adquisición de otros nuevos y mejores. En ocasiones y en función de los recursos disponibles, los análisis llegaban a contemplar únicamente la adquisición del sistema principal, dejando partes esenciales para ciclos posteriores, cuando la previsión económica fuera más favorable. Ello hacía que, en determinados casos, no se dispusiera de la Capacidad Militar que se esperaba poseer.

2. RESPUESTA A LOS ESCENARIOS FUTUROS El nuevo proceso de planeamiento pretende dar respuesta a las crisis que se presentarán en escenarios futuros. Éstas serán más comple- jas que las precedentes, al tenernos que enfrentar a una amenaza de carácter sutil, multipolar e indefinida.

2.1. La inteligencia y la innovación resultarán elementos fundamentales para determinar las soluciones para combatir o anular dicha amenaza.

2.1.1. Es precisamente esta falta de información lo que obliga a efectuar un esfuerzo en el planeamiento, y desarrollarlo de forma más general, orientado a contrarrestar lo «que sería capaz de hacer nuestra amena- za» (el «cómo»), en lugar de «contra quién» y en «dónde» debemos enfrentarnos.

2.1.1.1. Nuestro planeamiento no se deberá enfocar sólo a determinar los medios necesarios para un tipo de conflicto concreto o una misión específica, si no que deberá ser mucho más general y dirigido a la obtención de las Capacidades que permitan abarcar un amplio espec- tro de ellos. Ahora bien, se debe ser consciente de que para obtener los resultados más exactos, se tendrán que incluir los escenarios más probables y los ambientes operativos más exigentes.

2.1.1.1.1. «conjunto de factores (sistemas de armas, infraestructura, personal y medios de apoyo logístico) asentados sobre la base de unos principios y procedimientos doctrinales que pretenden conseguir un determinado efecto militar a nivel estratégico, operacional o táctico, para cumplir las misiones asignadas».

3. DETERMINACIÓN DE LAS CAPACIDADES Hay un aspecto que es fundamental para la determinación de las Capaci- dades necesarias, en especial las más genéricas: el conocimiento exacto de para qué las queremos. Debemos ser capaces de interpretar, lo más exactamente posible, qué deben ser capaces de hacer las FAS para alcan- zar los objetivos, misiones y cometidos que les han sido encomendados.

3.1. Como vemos este nuevo método, que se inicia desde «arriba», busca orientar la acción de los escalones inferiores, dando un mayor protagonismo desde las fases iniciales del proceso a las Autoridades de Planeamiento.

3.1.1. oportunidad de definir con la antelación suficiente el marco en donde se deberá mover el planificador militar.

3.1.1.1. Esto significa, entre otras cosas, no tener que rehacer un trabajo que, por falta de datos o de información, pueda haber llegado a conclusiones poco aceptables o erróneas.

3.1.1.1.1. Por último destacar que este protagonismo temprano ayudará, sin duda, a paliar alguno de los inconvenientes que tenían los viejos sistemas de planeamiento, como es la ya mencionada falta de visión conjunta, en la determinación, definición y armonización de los requisitos operativos de los medios necesarios. Ello mejorará la interoperabilidad entre Ejércitos y la optimización en el empleo de los recursos disponibles. Es decir, nos permitirá actuar con la máxima eficiencia y eficacia.

4. DESAGREGACIÓN DE CAPACIDADES Como vemos, ya tenemos casi todos los elementos necesarios para afrontar nuestro planeamiento. Ahora bien, transformar una Capacidad en un conjunto de actuaciones concretas y en múltiples áreas, no es una tarea fácil. Por el contrario es un proceso complejo que necesita de dos pasos previos: la desagregación de las Capacidades y la defini- ción de los posibles escenarios de actuación. Cuanta mayor exactitud se consiga en estos apartados, más precisa será la cuantificación de las necesidades asociadas a cada una de las Capacidades.

4.1. Capacidades de primer nivel —las de carácter general—, a las que se ha denominado Áreas de Capacidad. Éstas cubren todo el espectro de actividades que necesita una Fuerza para ser empleada y que, por su amplitud, resulta complicado analizar valo- rando las posibles soluciones que les den satisfacción.

4.1.1. establecida esta primera división, será dejar que la experiencia nos indique cuáles de estas Capacidades deben ser modificadas, en qué nivel de desagregación se deben mantener y cuál es recomen- dable descomponer aun más.

4.1.1.1. En nuestro caso se ha incorporado una Capacidad adi- cional denominada «Acción del Estado», que recoge aquellas acti- vidades de las Fuerzas Armadas en apoyo a las autoridades civiles, no contempladas en otras Áreas de Capacidad. Para la descomposi- ción o desagregación de las Áreas se acudió al modelo utilizado por la Unión Europea y a otros que se consideraron interesantes, adap- tándolos a las características españolas.

4.1.1.1.1. Las Áreas de Capacidad definidas son las siguientes: Mando y Control Integrado Superioridad en el enfrentamiento Vigilancia, Reconocimiento, Inteligencia y Adquisición de Objetivos (ISTAR) Movilidad y Proyección Sostenibilidad Supervivencia y Protección Acción del Estado

5. ESCENARIOS DE ACTUACIÓN Analicemos ahora otro de los pasos fundamentales en cualquier Planeamiento Basado en Capacidades, como es la definición, lo más exacta posible, de los probables escenarios de actuación. En pocas palabras, definir en dónde tendrán que actuar nuestras FAS, contra quién se van a enfrentar, en qué condiciones y, lo que es más impor- tante, qué queremos que sean capaces de hacer. Este paso se consi- dera imprescindible ya que será de donde se deduzcan las misiones y cometidos de nuestras FAS, y por extensión, de donde podremos obtener la cuantificación de las necesidades para cada Capacidad, e incluso intuir otras nuevas que deben ser contempladas.

5.1. Dada la importancia que esta fase tiene en el proceso, es por lo que es necesario contar con la mejor Inteligencia posible y con herramientas que nos permitan validar la bondad de los escenarios propuestos.

5.1.1. En el Concepto de Estrategia Militar,han quedado recogidos los escenarios y los esfuerzos exigibles a las FAS y será en la Directiva de Planeamiento Operativo (DPO), Es en este punto donde el papel a desempeñar por el Mando de Operaciones, de reciente creación, cobra protagonismo, ya que su experiencia en la conducción de las operaciones aportará a sucesivos ciclos de planeamiento el conocimiento «conjunto» de los problemas y dificultades encontrados en el empleo de la Fuerza.

5.1.1.1. El resultado final de todos estos análisis han sido trasladados al PROCAM, pero, debido a las responsabilidades marcadas al JEMAD, este documento no se podía limitar únicamente a establecer y priorizar las Capacidades necesarias, sino que debía también establecer las necesidades asociadas a cada una de ellas.

5.1.1.1.1. Una vez definidas estas Áreas, es en el Proyecto de Objetivo de Capacidades Militares (PROCAM) donde se han analizado, valorado e integrado bajo una visión conjunta. Obviamente no se puede partir de cero, así que para la determinación de las necesidades asociadas a cada Capacidad se han utilizado las provenientes de ciclos ante- riores y las derivadas de las estimaciones y propuestas solicitadas a los jefes de Estado Mayor de los Ejércitos, que son asesores fundamentales en el proceso de planeamiento.