Análisis rizomático de los procesos de subjetivación política: “el agenciamiento de las condicion...

Deleuze, Foucault, Guattari, Tarde, Arfuch, Bajtín

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Análisis rizomático de los procesos de subjetivación política: “el agenciamiento de las condiciones que hacen posible la emergencia de instancias individuales y colectivas como territorios existenciales autorreferentes, adyacente o en una relación de delimitación a una alteridad que es en sí subjetiva” (Guattari F. , Caosmosis, 1996) por Mind Map: Análisis rizomático de los procesos de subjetivación política: “el agenciamiento de las condiciones que hacen posible la emergencia de instancias individuales y colectivas como territorios existenciales autorreferentes, adyacente o en una relación de delimitación a una alteridad que es en sí subjetiva” (Guattari F. , Caosmosis, 1996)

1. Si cualquiera puede hablar con cualquiera, si un cineasta puede hablar a un hombre de ciencia, si un hombre de ciencia puede tener algo que decir a un filósofo e inversamente, es en la medida y en función de la actividad creativa de cada uno. […] Si todas las disciplinas comunican entre ellas, es al nivel de lo que no se desprende jamás para sí mismo, sino que está como comprometido en toda disciplina creadora, a saber, la constitución de espacios-tiempos (Deleuze 2003, 294).

2. El cuarto es el pliegue del afuera, el último; constituye lo que Blanchot llamaba una «interioridad de espera», de él el sujeto espera, de modos muy diversos, la inmortalidad, o bien la eternidad, la salud, la libertad, la muerte, la renuncia... (Deleuze, Foucault, 1987)

3. “Así, pues, la doble paradoja de la subjetivación política entendida en este sentido consiste en que produce seres anómalos y anormales, inasignables y extraños a todo orden, fuera-de-la-ley [hors-la-loi] por ser a-legatarios y no por ser ilegales, en suma, seres no aptos para la soberanía.” - Tassin

3.1. Ética/pragmática/política de la multiplicidad

3.1.1. “La lucha por una subjetividad moderna pasa por una resistencia a las dos formas actuales de sujeción, una que consiste en individuarnos según las exigencias del poder, otra que consiste en vincular cada individuo a una identidad sabida y conocida, determinada de una vez por todas. La lucha por la subjetividad se presenta, pues, como derecho a la diferencia y derecho a la variación, a la metamorfosis”. (Deleuze, Foucault, 1987, pág. 139)

3.1.2. “El Ser es como un encierro que ciega a la riqueza y la multivalencia de los Universos de valor, los cuales, sin embargo, proliferan ante nuestra vista. Existe una elección ética en favor de la riqueza de lo posible, una ética y una política de lo virtual que descorporiza, desterritorializa la contingencia, la causalidad lineal, el peso de los estados de cosas y de las significaciones que nos asedian. Una elección de la procesualidad, de la irreversibilidad y de la resingularización. Estas redes en pliegue pueden operarse a pequeña escala según el modo del cercamiento, de la pobreza y hasta de la catástrofe en la neurosis. Puede tomar prestadas referencias religiosas reactivas. Puede anonadarse en el alcohol, la droga, la televisión, la cotidianidad sin horizonte. Pero también puede tomar prestados otros procedimientos, más colectivos, más sociales, más políticos... “ (Guattari F. , 1996)

4. "Contenido", no discursivo, ver, sentir, efectuable/ efectuación, formaciones físicas

4.1. Forma de contenido: orden de cuerpos, organización

4.1.1. Disciplina, control, conceptos de gubernamentalidad, (tiempo) panóptico, la lepra/peste

4.2. Sustancia de contenido, cuerpos singulares

4.2.1. prácticas emergentes y estratéticas, como también sonambulantes, no querer ser gobernado de tal forma (buscamos aliados)

5. "Expresión", discursivo, enunciable/enunciación, formaciones semióticas

5.1. Sustancia de expresión, dispersión de singularidades

5.1.1. Enunciado singular (como sueño)

5.2. Forma de expresión: "compuestos" de enunciación

5.2.1. Normatividad, curva de regularidad

6. Desterritorialización/Reterritorialización, “Como la orquídea y la avispa” Un proceso vivo que Deleuze y Guattari utilizan para expresar la existencia relativamente simultánea, simultáneamente relativa entre la configuración de la orquídea, en devenir avispa, y la avispa, en devenir orquídea, siempre siendo “producto de una selección activa y temporal, a recomenzar. ¿Cómo no iban a ser relativos los movimientos de desterritorialización y los procesos de reterritorialización, a estar en constante conexión, incluidos unos en otros?” (Mil Mesetas)

6.1. Indices: signos territoriales

6.1.1. “el territorio es un acto, que afecta a los medios y a los ritmos, que los "territorializa” (…) precisamente, hay territorio desde el momento en que. las componentes de los medios dejan de ser direccionales para devenir dimensionales, cuando dejan de ser funcionales para devenir expresivas. Hay territorio desde el momento en que hay expresividad de ritmo. La emergencia de materias de expresión (cualidades) es la que va a define el territorio.” (MM)(

6.1.2. Todo agenciamiento es territorial y los procesos de subjetivación se tratan de una desterritorialización sobre un territorio que eventualmente se reterritorializa simultáneamente, variablemente y cíclicamente, “desemboca en los elementos moleculares y se convierte en verdad en lo que era desde el principio, proceso esquizofrénico, puro proceso esquizofrénico de desterritorialización; o bien tropieza, rebota, recae sobre las territorialidades habilitadas más miserables del mundo moderno en tanto que simulacros de los planes precedentes”” (DeleuzeGuattari, AE, p. 291).

6.2. Simbolos: signos desterritorializados

6.2.1. Fuga

6.2.1.1. El Afuera

6.2.2. Agenciamientos de los deseos y las creencias

6.2.3. "diagrama" es un caso especial de icono (icono de relación) MM 153

6.3. Iconos: signos de reterritorialización

6.3.1. Agujero Negro

6.3.1.1. Conyugalidad

6.3.2. Dispositivos de poder

6.3.2.1. Prácticas "vamporizadoras" y "normalizadoras (Fanlo)

6.3.2.2. Estrategía, lógica/discurso, efectos, relleno estrategico,

6.3.2.2.1. M.F. Sí. Y yo vería dos momentos esenciales en esta génesis. Un primer momento que es en el que prevalece un objetivo estratégico. A continuación, el dispositivo se constituye propiamente como tal, y sigue siendo dispositivo en la medida en que es el lugar de un doble proceso: proceso de sobredeterminación funcional , por una parte, puesto que cada efecto, positivo o negativo, querido o no, llega a entrar en resonancia, o en contradicción, con los otros, y requiere una revisión, un reajuste de los elementos heterogéneos que surgen aquí y allá. Proceso, por otra parte, de perpetuo relleno estratégico.

6.3.2.3. Verdicción y dirección, lógica y discursos (Castro)

6.3.2.3.1. Un dispositivo sería entonces un complejo haz de relaciones entre instituciones, sistemas de normas, formas de comprtamiento, procesos económicos, social, técnicos y tipos de clasificación de sujetos, objetos y relaciones entre éstos, un juego de relaciones discursivas y no discursivas, de regularidades que rigen una dispersión cuyo soporte son prácticas. Por eso no es exacto decir que los dispositivos “capturan” individuos en su red sino que producen sujetos como tales quedan sujetados a determinados efectos de saber/poder

7. Flujos de deseo y creencia, Gabriel Tarde

8. Trabajo Crítico Foucaultiano como Marco Metodológico

8.1. Cuadros/descripciones

8.1.1. Descripción optica del espacio y su devenir

8.1.1.1. “Una concepción cartográfica es muy distinta de la concepción arqueológica del psicoanálisis. Este vincula profundamente lo inconsciente a la memoria.. Por el contrario, ../ de un mapa a otro , no se trata de la búsqueda de un origen, sino de una evaluación de los desplazamientos” Crítica y Clínica

8.2. Analisis diagramatico: enunciados, instituciones, prácticas, acontecimientos políticos en clave fragilidad del sistema, prácticas discursivas por medios no discursivos y vice versa

8.2.1. Subalterno/Instituido

8.2.2. Deseos y creencias

8.3. El valor ético-biográfico. hacia un acto ético activo

8.3.1. Prácticas alternativas de Ocio, (re)configuración espacio-temporal: "… las prácticas no son expresión de algo que esté ‘detrás’ de lo que se hace (el pensamiento, el inconsciente, la ideología o la mentalidad), sino que son siempre manifiestas; no remiten a algo fuera de ellas que las explique, sino que su sentido es inmanente. (…) las prácticas (discursivas y no discursivas) son acontecimientos: emergen en un momento específico de la historia y quedan inscritas en las relaciones de poder" (Castro, 2010: 28, 29).

8.3.1.1. Posibles límites y horizontes

8.3.1.1.1. Tiempo ido

8.3.1.1.2. Tiempo preconfigurado/histórico

8.3.1.1.3. Tiempo actual

8.3.1.1.4. Tiempo fantaseado

8.3.2. El valor del espacio biográfico en el trabajo ético-político

8.3.2.1. Arfuch y Bajtín

8.3.2.1.1. Espacio biográfico

8.3.2.1.2. Valor biográfico

8.3.2.1.3. Hibridización

8.3.2.1.4. El Ser del Acontecimiento, el devenir

8.3.2.1.5. El acto ético activo, poslupatuschego soznanta

8.3.2.1.6. La entrevista como invención dialógica

8.3.2.2. La vida de los hombres infames

8.3.2.2.1. Lo dice, en términos espléndidos, en La vida de los hombres infames. Se invocan focos de resistencia, pero, ¿de dónde proceden tales focos? Se necesitará mucho tiempo para encontrar una solución, ya que, de hecho, se trata de inventarla. ¿Puede decirse entonces que esta nueva dimensión es la del sujeto? Foucault no emplea nunca la palabra “sujeto” como persona ni como forma de identidad, sino las palabras “subjetivación”, como proceso, y “Sí mismo” (Soi), como relación (relación consigo mismo)

8.4. Enunciados singulares y curvas de regularidad, archivista

8.4.1. Corpus delimitado

8.4.2. ¿Qué es la conclusión de La arqueología sino una llamada a una teoría general de las producciones que debe confundirse con una práctica revolucionaria, en la que el «discurso» activo se forma en el elemento de un «afuera» indiferente a mi vida y a mi muerte? Pues las formaciones discursivas son verdaderas prácticas, y sus lenguajes, en lugar de un universal logos, son lenguajes mortales, capaces de promover y en ocasiones de expresar mutaciones;Un grupo de enunciados, e incluso un solo enunciado son lo siguiente: multiplicidades

8.5. Procesos de subjetivación, el gobierno de sí y los otros

9. El Ritornelo y Mundos incorporeales

10. El Ritornelo y los Territorios existenciales

11. Camino Metodológico como despliegue: El despliegue: no es, ciertamente, lo contrario del pliegue, ni su desaparición, sino la continuación o la extensión de su acto, la condición de su manifestación. Cuando el pliegue deja de ser representado para devenir «método», operación, acto, el despliegue deviene el resultado del acto, que se expresa, precisamente, de esa manera. (Deleuze, Foucault, 1987)

11.1. Qué?

11.1.1. ¿Cómo estuvo antes?

11.1.1.1. ¿Cuándo/Cómo se planteó?

11.1.2. ¿Cómo está ahora?

11.1.3. ¿Cómo está siendo?

11.1.3.1. Hacia qué?

11.1.3.1.1. Qué podría ser?

11.1.4. ¿Cómo pudo haber sido?

11.2. Dónde

11.2.1. En la calle

11.3. Por qué?

11.3.1. Justificación

11.4. Quién?

11.4.1. A partir de los con quién he compartido el espacio/tiempo más

11.5. ¿Cómo?

11.5.1. Entrevista semidireccionada

12. Biopolítica y anatomopolítica

12.1. Cuerpo, población, demográfica

13. Episteme

14. Dispositivos como aparatos de captura que producen

14.1. Soberania, Disciplina, Seguridad, Control, Hibrídos, el topo y la serpiente, la profanación

14.2. Los dispositivos brotan de la distancia o separación, la multiplicidad ontológica, que se implica en el “el enlazamiento, la guerra o el juego entre lo enunciable y lo visible”. (Deleuze): 1. Distribuir el espacio 2. Componer el espacio tiempo 3. Ordenar el tiempo

14.3. 1. Como una red 2. Como la naturaleza de esa red y los vinculos 3. Responde a un acontecimiento o urgencia: función histórica y estratética "dominante"

14.4. Profanación estratégica : En el dispositivo foucaultiano, donde todo se resiste y se estrategiza en su diferencia (Deleuze), esto significa que las líneas de subjetivación se estrategizan también, "pero los sujetos no son conscientes de esa relación (de fuerzas) que se está tejiendo en la red, por hacer parte de esa red" (Cf. Martínez, 2012). Se destaca que la subjetividad se estrategiza activamente, más inconsciente que conscientemente, para liberar lo capturado y lo separado de los dispositivos, lo cual Deleuze dice somos nosotros, y Agamben dice puede incluir toda tecnología y entretenimiento: "la estrategia que tenemos que adoptar en nuestro cuerpo a cuerpo con los dispositivos no puede ser simple. Ya que se trata de nada menos que de liberar lo que ha sido capturado y separado por los dispositivos para devolverlo a un posible uso común (Agamben, 2006)

15. Procesos moleculares

15.1. Consideremos ya un primer gran grupo de estratos: se les puede caracterizar diciendo sumariamente que en ellos el contenido (forma y sustancia) es molecular, y la expresión (forma y sustancia) molar

16. Procesos molares

17. Prácticas alternativas (de sí), subjetivación política foucaultiana en la tardomodernidad

17.1. Epimeleia heautou y Parrhesia

17.2. : "¿no asistimos, quizá, no participamos en la «producción de una nueva subjetividad»? (Deleuze, Foucault, 1987)

17.2.1. La subjetivación constituye esencialmente procesos lineales finitos, de tal forma que uno se termina antes de que otro comience: ese es el caso de un cogito siempre recomenzado, de una pasión o una reivindicación siempre remiciadas. Cada conciencia persigue su propia muerte, cada amor-pasión persigue su propio fin, atraídos por un agujero negro, y todos los agujeros negros resuenan juntos. De ese modo, la subjetivación impone a la Unea de fuga una segmentaridad que no cesa de renegar de eUa, y a la desterritorialización absoluta un punto de aboUción que no cesa de obstrmrla, de desviarla. La expficación es muy súnple: las formas de expresión o los regímenes de signos siguen siendo estratos (incluso cuando se las considera por sí mismas, haciendo abstracción de las formas de contenido); la subjetivación es tan estrato como la significancia.

17.2.1.1. “No hay sujeto : hay producción de subjetividad; precisamente porque no hay sujeto, la subjetividad se produce en cada momento. Deleuze, Conversaciones.

17.2.1.1.1. la subjetivación como régimen de signos o forma de expresión remite a un agenciamiento, es decir, a una organización de poder que ya funciona plenamente en la economía, y que no se superpondría a contenidos o a relaciones de contenidos determinados como reales en última instancia. El capital es un punto de subjetivación por excelencia.

17.3. “Los helenistas tenían razón al recordar que,incluso en el venerable Edipo, ya se trataba de política.” Antiedipo, p104.

18. La crítica,

18.1. Texual, no querer ser gobernado de cierta forma, partiendo ontológicamente de las tensiones y la fragilidad inherentes en la gubernamentalidad

18.2. Viene a significar virtud (Butler)

19. Análisis:

19.1. Descriptivo

19.1.1. líneas de luz/visibilidad

19.2. Discursivo

19.2.1. líneas de enunciación/enunciabilidad

19.3. Diagramático

19.3.1. líneas de poder

19.4. Ético-pragmático

19.4.1. líneas/pliegues de subjetivación

20. ¿Cuáles son los cuatro pliegues de nuestra subjetividad?

20.1. El primero concierne a la parte material de nosotros mismos que va a ser envuelta, incluida en el pliegue: entre los griegos, era el cuerpo y sus placeres, los aphrodisia; pero, entre los cristianos, será la carne y sus deseos, el deseo, una modalidad sustancial totalmente distinta.

20.2. El segundo es el pliegue de la relación de fuerzas, en sentido estricto; pues la relación de fuerzas siempre se pliega según una regla singular a fin de devenir relación consigo mismo; no es lo mismo cuando la regla eficiente es natural, o bien divina, o racional, o estética...

20.3. El tercero es el pliegue del saber, o pliegue de verdad, en la medida en que constituye una relación de lo verdadero con nuestro ser, y de nuestro ser con la verdad, que servirá de condición formal a todo saber, a todo conocimiento: subjetivación del saber que no se realiza en modo alguno de la misma manera entre los griegos que entre los cristianos, en Platón, en Descartes o en Kant.

21. Phylums maquínicos

22. Flujos materiales (y señaláticos)

23. Fluyos señaláticos (y materiales)

24. Phylums maquínicos

25. Sustancias expresivas no- lingüisticas

26. Sustancias expresivas lingüisticas

27. Cinco espacios trabajados por Foucault:

27.1. Volviendo a la oposición simple, lo estriado es lo que entrecruza fijos y variables, lo que ordena y hace que se sucedan formas distintas, lo que orgaifiza las líneas melódicas horizontales y los planos armónicos verticales. Lo hso es la variación continua, es el desarroUo continuo de la forma, es la fusión de la armonía y de la melodía en beneficio de una überación de valores propiamente rítmicos, el puro trazado de una diagonal a través de la vertical y de la horizontal.

28. 1. Espacio colateral, enunciado en relación con otros enunciados, espacio transversal de transformación y variación (vectores), Es un espacio siempre raro, con enunciados enrarecidos que se vuelven “transversales” y siempre atravesado por curvas de regularidad que pasan por su multiplicidad.

29. 2. Espacio correlativo - enunciado en relación a sujetos, objetos, conceptos

30. 3. Espacio complementario, lo que Deleuze llama los “medios no discursivos”. Esto incluye “instituciones, acontecimientos políticos, prácticas y procesos económicos”

31. 4. El espacio diagonal, Cabe anotar que Deleuze describe este espacio de varias maneras: “Relaciones discursivas con los medios no discursivos”, "un horizonte", "relaciones de fuerzas", el "se ve", "se habla"

32. 5. La dimensión irreducible de los procesos de subjetivación: quizá un gesto a su estudiante Derrida, parte de “la efímera diferencia que induce paradójicamente la identidad”, ya no franquear, pero plegarse

33. Cronotopos

34. ¿Cómo se están configurando los procesos de subjetivación política en HCWS?

34.1. Describir el espacio y sus objetos y sujetos

34.2. Registrar las prácticas en clave de lo subalterno/instituido

34.3. Analizar los estratos de saber que emergen de las narrativas dialógicas en clave de normatividad/límite

34.4. Diagramar las relaciones de fuerzas/ potencialidad y poder/resistencia, en las tensiones intra e interhumanas

35. Es como si se tratara de una glándula pineal que no cesa de reconstituirse al variar su dirección, al trazar un espacio del adentro, pero coextensivo a toda la línea del afuera. Lo más lejano deviene interior al transformarse en lo más próximo: la vida en los pliegues. La habitación central, que ya uno no teme que esté vacía, puesto que pone en ella el sí mismo. Aquí en esa zona de subjetivación, cada cual deviene maestro de su velocidad, relativamente maestro de sus moléculas y de sus singularidades: la embarcación como interior del exterior. (Deleuze, Foucault, 1987)

36. Marco Coneptual

36.1. Rizomático/Arboreal

36.1.1. Un rizoma puede ser roto, interrumpido en cualquier parte, pero siempre recomienza según esta o aquella de sus líneas, y según otras. Es imposible acabar con las hormigas, puesto que forman un rizoma animal que aunque se destruya en su mayor parte, no cesa de reconstituirse. Todo rizoma comprende líneas de segmentaridad según las cuales está estratificado, territorializado, organizado, significado, atribuido, etc.; pero también líneas de desterritorialización según las cuales se escapa sin cesar. Hay ruptura en el rizoma cada vez que de las líneas segmentarias surge bruscamente una línea de fuga, que también forma parte del rizoma. Esas líneas remiten constantemente unas a otras. Por eso nunca debe presuponerse un dualismo o una dicotomía, ni siquiera bajo la forma rudimentaria de lo bueno y de lo malo.

36.2. Virtualid/Actual

36.2.1. "Lo virtual tiene la realidad de una tarea por cumplir, como de un problema por resolver; es el problema el que orienta, condiciona y engendra las soluciones, si bien éstas no se parecen a las condiciones del problema" (Deleuze)

36.2.1.1. “Todo actual se rodea de una niebla de imágenes virtuales. Esa niebla se eleva de circuitos coexistentes medianamente [más o menos]extensos, sobre los cuales se distribuyen y corren las imágenes virtuales” (Gilles Deleuze y Claire Parnet, 1996).

36.3. Diferencia/Repetición

36.3.1. In considering repetition in the object, we remain within the conditions which make possible an idea of repetition. But in considering the change in the subject, we are already beyond these conditions, confronting the general form of difference. The ideal constitution of repetition thus implies a kind of retroactive movement between these two limits. It is woven between the two (Deleuze, Diferencia y Repetición, 1988)

36.3.1.1. Being is also non-being, but non-being is not the being of the negative; rather, it is the being of the problematic, the being of problem and question. Difference is not the negative; on the contrary, non-being is Difference: heteron, not enantion. For this reason, non-being should rather be written (non)-being or, better still, ‘?’-being.

36.4. Problemas/preguntas

36.4.1. There are no ultimate or original responses or solutions, there are only problem-questions, in the guise of a mask behind every mask and a displacement behind every place. It would be naive to think that the problems of life and death, love and the difference between the sexes are amenable to their scientific solutions and positings, even though such positings and solutions necessarily arise without warning, even though they must necessarily emerge at a certain moment in the unfolding process of the development of these problems. The problems concern the eternal disguise; questions, the eternal displacement. (Deleuze, Diferencia y Repetición, 1988)

36.5. Triple síntesis del tiempo

36.5.1. The first synthesis concerns only the content and the foundation of time; the second, its ground; but beyond these, the third ensures the order, the totality of the series and the final end of time. A philosophy of repetition must pass through all these 'stages', condemned to repeat repetition itself. However, by traversing these stages it ensures its programme of making repetition the category of the future: making use of the repetition of habit and that of memory, but making use of them as stages and leaving them in its wake; struggling on the one hand against Habitus, on the other against Mnemosyne; refusing the content of a repetition which is more or less able to 'draw off' difference (Habitus); refusing the form of a repetition which includes difference, but in order once again to subordinate it to the Same and the Similar (Mnemosyne); refusing the overly simple cycles, the one followed by a habitual present (customary cycle) as much as the one described by a pure past (memorial or immemorial cycle); changing the ground of memory into a simple condition by default, but also the foundation of habit into a failure of 'habitus', a metamorphosis of the agent; expelling the agent and the condition in the name of the work or product; making repetition, not that from which one 'draws off' a difference, nor that which includes difference as a variant, but making it the thought and the production of the 'absolutely different'; making it so that repetition is, for itself, difference in itself. (Deleuze, Diferencia y Repetición, 1988)

36.5.1.1. Pensar el pasado contra el presente, resistir al presente, no para un retorno, sino «en favor, eso espero, de un tiempo futuro» (Nietzsche), es decir, convirtiendo el pasado en algo activo y presente afuera, para que por fin surja algo nuevo, para que pensar, siempre, se produzca en el pensamiento. El pensamiento piensa su propia historia (pasado), pero para liberarse de lo que piensa (presente), y poder finalmente pensar «de otra forma»

36.6. Nomadismo/Segmentaridad

36.6.1. Al conjunto de los estratos, el CsO opone la desarticulación (o las n articulaciones) como propiedad del plan de consistencia, la experimentación como operación en ese plano (¡nada significante, no interpretéis jamás!), el nomadismo como movimiento (incluso parados, moveos, no dejéis de moveros, viaje inmóvil, de subjetivación).

36.6.1.1. Lo que no existe es una Nomadología, justo lo contrario de una historia

36.6.1.1.1. rizomática, estratoanálisis, esquizoanálisis, nomadología, micropolítica, pragmática, ciencia de las multiplicidades

36.7. Inconsciente

36.7.1. "No hay enunciado individual, sino agenciamientos maquínicos productores de enunciados. Nosotros decimos que el agenciamiento es fundamentalmente libidinal e inconsciente. El agenciamiento es el inconsciente en persona." (Deleuze & Guattari, Mil Mesetas: Capitalismo y esquizofrenia, 1988)

36.7.1.1. , "(...) lo fundamental no es reducir el inconsciente, ni interpretarlo o hacerlo significar un árbol. Lo fundamental es producir inconsciente, y, con él, nuevos enunciados, otros deseos: el rizoma es precisamente esa producción de inconsciente." (Deleuze, Guattari, 1988: 22)

36.7.1.1.1. Nos dirigimos a los inconscientes que protestan. Buscamos aliados. Tenemos gran necesidad de aliados. Tenemos la impresión de que nuestros aliados están ya por ahí, que se nos han adelantado, que hay mucha gente que está harta, que piensan, sienten y trabajan en una dirección análoga a la nuestra: no se trata de una moda, sino de algo más profundo, una especie de atmósfera que se respira y en la que se llevan a cabo investigaciones convergentes en dominios muy diferentes. (1980)

37. El Afuera

38. Ritornelo: 1. niña o niño silbando 2. la casa 3. salir/dejar entrar

38.1. El ritornelo (...) ora, ora, ora. Ora el caos es un inmenso agujero negro, y uno se es fuerza en fijar en él un punto frágil como centro. Ora uno organiza alrededor del punto una "andadura" (más que una forma) tranquila y estable: el agujero negro ha devenido una casa. Ora uno introduce en esa andadura una salida, fuera del agujero negro. MM 139

38.2. El nomos como ley consuetudinaria y no escrita es inseparable de una distribución de espacio, de una distribución en el espacio, y por ello es ethos, pero el ethos también es la Morada. Ora se pasa del caos a un umbral de agenciamiento territorial: componentes direccionales, infra-agenciamientos. Ora se organiza el agenciamiento: componentes dimensionales, intra-agenciamientos. lOra se sale del agenciamiento territorial hacia otros agenciamientos, o incluso hacia otra parte: iriter-agenciamiento, componentes de paso o incluso de fuga. Y las tres cosas van unidas. Fuerzas del caos, fuerzas terrestres, fuerzas cósmicas: las tres se enfrentan y coinciden en el ritornelo. Del caos nacen los Medios y los Ritmos. MM 319

39. Formulación del problema

39.1. Reconstrucción histórico-problemática de los procesos vitales de HCWS

40. Problemetización

41. Eventualización

42. Ficcionalización

43. El esquizoanálisis es una actitud en el pensar, es el pensamiento que experimenta problematizar, eventualizar y ficcionalizar eso que denominamos «realidad», juega un juego profano que desarticula todo y cuanto se acepta como tal; escucha los silencios que le llaman a la traición, a abandonar las propias filas e ir hacia lo Desconocido” (Martínez, 2017).

43.1. Y un tipo o polo esquizo-revolucionario que sigue las líneas de fuga del deseo, pasa el muro y hace pasar los flujos, monta sus máquinas y sus grupos en fusión, en los enclaves o en la periferia, procediendo a la inversa del precedente: no soy de los vuestros, desde la eternidad soy de la raza inferior, soy una bestia, un negro. La gente honesta me dice que no hay que huir, que no está bien, que es ineficaz, que hay que trabajar para lograr reformas. Mas el revolucionario sabe que la huida es revolucionaria, with-drawal, freaks, con la condición de arrancar el mantel o de hacer huir un cabo del sistema. AE, 286

43.2. “ Y por debajo de la información, habría algo así como el s i l e n c i o , o el t a r t a m u d e o , o el g r i t o, algo que fluye bajo las redundancias y las informaciones, que hace fluir el lenguaje, y que, de algún modo, puede llegar a oírse.” Gilles Deleuze

43.3. “El Esquizoanalisis tiene el objetivo que, la máquina r e v o l u c i o n a r i a , la máquina a r t í s t i c a y la máquina a n a l í t i c a , se conviertan en piezas unas de otras.” Deleuze, Conversaciones, p.41

44. “La multiplicidad de las formas que integran el espacio biográfico ofrecen un rasgo en común: cuentan, de distintas maneras, una historia o experiencia de vida. Se inscriben así, más allá del género en cuestión, en una de las grandes divisiones del discurso, la narrativa, y están sujetas por lo tanto a ciertos procedimientos compositivos, entre ellos, y prioritariamente, los que remiten al eje de la temporalidad. En efecto, ¡qué otra cosa supone la atribución autobiográfica sino el anclaje imaginario en un tiempo ido, fantaseado, actual, prefigurado?” (Arfuch, 2002)

45. “No hay receta general .Se acabaron los conceptos globalizantes. Hasta los conceptos son , acontecimientos. Lo interesante de conceptos como deseo, máquina, agenciamiento, es que sólo tienen valor en función de sus variables, del máximo de variables que permiten. Dialogos, 163

45.1. “ cuáles son tus líneas? qué riesgos conlleva cada una? cuáles son tus segmentos duros, tus máquinas binarias y de sobrecodificación? cuáles son tus líneas flexibles, tus flujos y tus umbrales ? qué conjunto de desterritorializaciones relativas y de re - territorializaciones correlativas se producen? cuales son los agujeros negros de cada uno? cuales son tus lineas de fuga ? son aún tolerables o ya están atrapadas en una máquina de destrucción y de autodestrucción? Diálogos, 161

45.1.1. “.. los procesos de subjetivación, varían según las épocas, y tienen lugar de acuerdo con reglas muy diferentes ... Un proceso de subjetivación -es decir, la producción de un modo de existencia, ../… se trata de una individuación, - particular o colectiva - , que se caracteriza por un acontecimiento ( una hora del día, una corriente, un viento, una vida . . . ) Se trata de un modo intensivo , y no de un sujeto personal. ...nosotros aquí y ahora :¿ cuáles son nuestros modos de existencia, cuales nuestras posibilidades de vida, o nuestros procesos de subjetivación ?” Dialogos

45.1.1.1. ¿Qué es amor? ¿Qué es creación? ¿Qué es anhelo? ¿Qué es estrella? y respiran

46. Ahí es donde aparece una doble articulación que va a formalizar los rasgos de expresión por su cuenta y los rasgos de contenido por la suya, y que va a hacer con las materias sustancias formadas fisica o semióticamente, y con las funciones formas de expresión o de contenido. La expresión constituye así índices, iconos o símbolos que pasan a formar parte de los regímenes o de las semióticas. El contenido constituye así cuerpos, cosas y objetos, que pasan a formar parte de los sistemas físicos de los organismos y de las organizaciones.

47. Se "ficciona" historia a partir de una realidad pollítica que la hace verdadera, se "ficciona" una política que no existe todavía a partir de una realidad histórica.»9 (Foucault, Deleuze)