TEÓRICOS DE LA SOCIOLOGÍA.

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
TEÓRICOS DE LA SOCIOLOGÍA. por Mind Map: TEÓRICOS DE LA SOCIOLOGÍA.

1. Émile Durkheim,

1.1. TEORÍA

1.1.1. Los sociólogos anteriores veían la sociología no como un ámbito autónomo de investigación, sino a través de acercamientos psicológicos u orgánicos. Durkheim, por el contrario, concibió la existencia de fenómenos específicamente sociales («hechos sociales»), que constituyen unidades de estudio que no pueden ser abordadas con técnicas que no sean las específicamente sociológicas. Así mismo redefinió la sociología como la ciencia que tiene como objeto el estudio de estos hechos.

1.2. DEFINIÓ QUE...

1.2.1. los hechos sociales en Las reglas del método sociológico como: modos de actuar, pensar y sentir externos al individuo, y que poseen un poder de coerción en virtud del cual se imponen a él.

1.3. "SE DICE"

1.3.1. «hechos sociales» existen con anterioridad al nacimiento de un individuo en determinada sociedad y por lo tanto, son exteriores a él. Son colectivos porque son parte de la cultura de la sociedad, y son coercitivos porque los individuos se educan conforme a las normas y reglas de la sociedad solo por el hecho de nacer en ella. Durkheim afirmó: «si existían antes es que existen fuera de nosotros» y menciona como ejemplos la lengua natal, la escritura y el sistema monetario.

1.4. EDUCACION MORAL

1.4.1. La educación moral durkheimiana surge a raíz del proyecto de transformación de la sociedad, hacia una sociedad moral. Esta moral sería laica y tomaría el eje de la nueva sociedad apoyándose en la educación intelectual basada en el pensamiento racional. La educación es el medio por el cual la sociedad renueva constantemente las condiciones y prerrogativas de su propia existencia; y en este sentido la sociedad y los fines que persigue pueden subsistir, únicamente sí entre sus miembros existe una homogeneidad mínima para su reproducción. La educación históricamente es desigual y heterogénea, por lo cual se puede apreciar una diferenciación; y como se ha planteado al inicio, no existe una organización educativa individual, por el contrario, lo social prevalece de manera intrínseca en el sistema educativo sobre lo individual o subjetivo.

1.5. DIVISIÓN DEL TRABAJO

1.5.1. Durkheim sostuvo que la sociedad moderna mantiene la cohesión o la unión debido a la solidaridad. Durkheim consideró que hay dos tipos: la solidaridad mecánica y la solidaridad orgánica. La primera es aquella que se presenta en comunidades rurales, la familia y grupos de mejores amigos, donde las relaciones y la comunicación son «cara a cara». La segunda es aquella que se da en las sociedades industriales como consecuencia de la división del trabajo en las empresas, lo cual hace que las personas sean cada vez más diferentes entre sí y el sentido de pertenencia a un grupo que predomina en las comunidades pequeñas o en la familia puede diluirse. Durkheim decía que en la nueva sociedad industrial se requiere de un nuevo sistema de educación. Por un lado, el niño debía recibir la educación inicial de los padres y de la familia; en general, normas, valores y habilidades propias del grupo primario. Por otro lado, para las habilidades, normas y valores que establece la sociedad global, el país o la nación, el órgano indicado para realizar esta educación es la escuela.

2. Ibn Jaldún

2.1. PENSAMIENTO SOCIAL

2.1.1. La importancia del método de conocimiento racionalista empleado por Abenjaldún del todo acorde con su condición de creyente, pero sin subordinar el conocimiento y la interpretación de la realidad a las descripciones contenidas en el Corán o en los hadices. «Abenjaldún pone entre paréntesis a Dios», resume Charfi. En el libro sexto del Muqaddima o los Prolegómenos, queda claro que es la reflexión fundada sobre la experiencia lo que permite literalmente al hombre hacerse tal por encima de un mundo animal sujeto a los sentidos. Cabe admitir por cuestión de fe una forma de conocimiento superior, estrictamente espiritual, propio de los ángeles, pero sin incidencia alguna sobre el conocimiento humano. Es sobradamente conocida la utilización de este criterio para explicar el carácter cíclico de las civilizaciones, y a su núcleo, la interacción conflictiva entre el modo de vida nómada y el urbano o civilizado. Lo es menos la profundización que lleva a cabo Abenjaldún en el análisis de una vida nómada, adscrita al mundo árabe, sin concesión alguna y en la cual va incluida una interpretación de la génesis del Islam de cuya vigencia dan cuenta especialistas como Patricia Crone. Dotado de una fuerza propia, derivada de la cohesión grupal o asabiyya, el mundo árabe nómada es violento, depredador y en principio incapaz de formar un imperio. Todo cambia, sin embargo, cuando sobre esa rudeza de costumbres incide la religión llevada por un Profeta a sus corazones: «Entonces la unificación más cabal se lleva a efecto entre ellos poniéndolos en condiciones de efectuar las conquistas y de fundar un imperio». 19​

2.2. La epistemología

2.2.1. de Ibn Jaldún intentó reconciliar el misticismo con la teología dividiendo la ciencia en dos categorías diferentes, la ciencia religiosa que considera las ciencias del Corán y la ciencia no religiosa. Además, clasificó las ciencias no religiosas en ciencias intelectuales como la lógica, la aritmética, la geometría, la astronomía, etc. y las ciencias auxiliares, como el lenguaje, la literatura, la poesía, etc. También sugirió que posiblemente aparecerán más divisiones sobre el futuro. Trató de adaptarse al comportamiento e influencia cultural de todas las sociedades posibles en educación, economía y política. Sin embargo, no creía que las leyes fueran elegidas por un solo líder o un pequeño grupo de individuos, sino principalmente por la mayoría de los individuos de una sociedad.20​ Para Ibn Khaldun, el estado es una necesidad de la sociedad humana para restringir la injusticia dentro de la sociedad, sin embargo, el estado significa fuerza, y por lo tanto la injusticia misma. No obstante, todas las sociedades deben tener un estado que las rija, de lo contrario es imposible establecer una sociedad. Intentó estandarizar la historia de las sociedades identificando los fenómenos ubicuos de todas las sociedades. Para él, la civilización es un fenómeno que estará presente mientras existan los humanos. Caracteriza el cumplimiento de las necesidades básicas como el comienzo de la civilización. Si bien al principio, las personas buscarán diferentes formas de aumentar la productividad desde las necesidades básicas y se producirá la expansión. Más tarde, la sociedad comenzará a ser más sedentaria y se enfocará más en la artesanía, las artes y las características más refinadas de una sociedad. Al final de una sociedad, la sociedad se debilitará, permitiendo que otro pequeño grupo de individuos controle la sociedad. El grupo conquistador se describe como un grupo insatisfecho dentro de la propia sociedad o un grupo de bárbaros del desierto que atacan constantemente a otras sociedades más débiles o debilitadas.

2.3. TRABAJO MÁS IMPORTANTE

2.3.1. el trabajo más importante de Ibn Jaldún, reflexiona cuidadosa y escrupulosamente sobre una introducción de la filosofía de la historia de una manera general, basada en patrones observables dentro de un marco teórico de eventos históricos conocidos de su tiempo. Describe los comienzos, el desarrollo, las tendencias culturales y la caída de todas las sociedades, lo que lleva al surgimiento de una nueva sociedad que seguirá las mismas tendencias en un ciclo continuo. Ibn Jaldún no creó un modelo perfecto para una sociedad durante su vida, pero sí creía que era necesario un nuevo modelo para gestionar la sociedad y asegurar su continuo crecimiento económico. Además, recomendó los mejores enfoques políticos para desarrollar una sociedad de acuerdo con su conocimiento de la historia. Hizo hincapié en que una buena sociedad sería aquella en la que la tradición de la educación está profundamente enraizada en su cultura.21​ Ibn Jaldún introdujo la palabra asabiya (solidaridad, sentimiento grupal o conciencia de grupo) para explicar el tribalismo. El concepto de asabiya se ha traducido como "cohesión social", "solidaridad grupal" o "tribalismo". Esta cohesión social surge espontáneamente en tribus y otros pequeños grupos de parentesco (Rashed, 2017).

3. Auguste Comte

3.1. FILOSOFÍA

3.1.1. La filosofía de Comte se encuentra con la revuelta moderna contra los antiguos que inició Francis Bacon y consistió, a grandes rasgos, en la asunción de la razón y la ciencia como únicas guías de la humanidad capaces de instaurar el orden social sin apelar a lo que él considera oscurantismos teológicos o metafísicos.

3.1.2. La evidente intención de reforma social de su filosofía sin embargo, a una postura conservadora y contrarrevolucionaria en claro enfrentamiento con las propuestas ilustradas de Voltaire y Rousseau.

3.1.3. Tomando como trasfondo la Revolución francesa, Comte acusa a estos dos autores de generar utopías metafísicas irresponsables e incapaces de otorgar un orden social y moral a la humanidad.

3.1.4. La idea básica de Comte era que todas las ciencias formaban una jerarquía, de manera que cada eslabón dependía del anterior de acuerdo a la complejidad de los fenómenos estudiados. En la base estaban las matemáticas, seguida de la mecánica, la física, la química, la biología y por último, encabezando la pirámide de las ciencias se encontraba la Ciencia de la Sociedad; la Sociología. Comte vio en esta ciencia las respuestas a los problemas del hombre y la sociedad.

3.2. FAMILIA COMO UNIDAD SOCIAL

3.2.1. En su Curso de filosofía positiva (1830 - 1842), el filósofo francés Auguste Comte llevó a cabo una defensa de la familia que no estaba basada tan solo en los sentimientos. La filosofía "positivista" de Comte sostiene la idea de que para llegar a comprender realmente la sociedad, los únicos datos válidos provienen de los sentidos y del análisis lógico de esos datos. La sociedad, asegura, actúa según las leyes, al igual que el mundo físico de las ciencias naturales. Es tarea del sociólogo estudiarla y obtener algo de dichas leyes.

3.2.2. Resulta crucial tener en cuenta las leyes en general y no obsesionarse con opiniones individuales idiosincráticas.

3.2.3. "El espíritu científico no nos deja contemplar la sociedad como formada por individuos: La verdadera unidad social es la familia".

3.2.4. La sociedad se constituye sobre los cimientos de la familia: Una ciencia social que atienda las exigencias de los individuos está condenada al fracaso. También es dentro de la familia donde se pone freno a los caprichos personales para el bien de la sociedad. El impulso de los seres humanos son los instintos personales y los sociales.

3.2.5. "En una familia, ambos tipos de instintos se combinan y se concilian; la familia también ejemplifica el principio de subordinación y de cooperación mutua".

3.2.6. Comte enfatiza los lazos sociales, pero no comulga con el socialismo: Los marxistas que están a favor de la abolición de la familia están, según él, a favor de la destrucción de la sociedad.1​

3.3. LEGADO

3.3.1. La idea de una ciencia especial centrada en lo social –la «sociología»– fue prominente en el siglo XIX y no únicamente para Comte. La ambición –algunos dirían grandiosidad– con la que Comte la concibió fue, de todos modos, extraordinaria.

3.3.2. Comte vio esta nueva ciencia, la sociología, como la última y la más grande de todas las ciencias, una ciencia que incluiría todas las ciencias, las cuales integrarían y relacionarían sus hallazgos en un todo cohesionado.

3.3.3. Sus más importantes legados residen en la creación de la enciclopedia actual; la fundación del positivismo (filosofía entretejida en la cultura occidental de tal forma que no la distinguimos por lo cotidiano de su uso, tal como es la forma de organizar las universidades, la forma en la que vemos a la ciencia como la real fuente de progreso de la humanidad, etc.); la creación de la palabra altruismo y la forma de vida asociada a esta... Es, en pocas palabras, el padre del pensamiento sobre el que los hombres de ciencia rigen sus vidas y, por medio de estas, aceleraron el progreso de la humanidad como nunca antes se había logrado, progreso científico sobre el que se sustenta nuestra civilización altamente tecnificada.

4. Herbert Spencer

4.1. FILOSOFÍA

4.1.1. La base para la apelación de Spencer a muchos de su generación era que parecía ofrecer un sistema de creencia listo que podría sustituir a la fe religiosa convencional en un momento en que los credos ortodoxos parecían desmoronarse bajo los avances de la ciencia moderna. El sistema filosófico de Spencer parecía demostrar que era posible creer en la perfección última de la humanidad sobre la base de las concepciones científicas avanzadas, como el primer principio de la termodinámica y de la evolución biológica.

4.1.2. En esencia, la visión filosófica de Spencer estaba formada por una combinación de deísmo y positivismo. Por un lado, había absorbido algo del deísmo del siglo XVIII de su padre y otros miembros de la Sociedad filosófica de Derby y de libros como el inmensamente popular The Constitution of Man (1828) de George Combe. Este trataba el mundo como un cosmos de diseño benévolo, y las leyes de la naturaleza como los decretos de un «ser trascendentalmente amable». Las leyes naturales son por lo tanto los estatutos de un universo bien gobernado que había sido decretado por el Creador con la intención de promover la felicidad humana. Aunque Spencer perdió su fe cristiana como un adolescente y más tarde rechazó cualquier concepción «antropomórfica» de una deidad, se mantuvo firme en esta concepción en un nivel casi subconsciente. Al mismo tiempo, sin embargo, le debía mucho más de lo que jamás reconocería al positivismo, en particular, en su concepción de un sistema filosófico como la unificación de las diversas ramas del conocimiento científico. También siguió al positivismo en su insistencia en que sólo era posible tener un conocimiento real de los fenómenos y por lo tanto que era ocioso especular sobre la naturaleza de la realidad última. La tensión entre el positivismo y su deísmo residual corrió a través de todo el sistema de filosofía sintética.

4.2. VERDAD CIENTIFICA

4.2.1. fue en este sentido que su filosofía pretendió ser «sintética». Al igual que Comte, que estaba comprometido con la universalidad de la ley natural, la idea de que las leyes de la naturaleza aplicaban sin excepción, a la esfera orgánica tanto como a la inorgánica, y para la mente humana tanto como al resto de la creación. El primer objetivo de la filosofía sintética fue así demostrar que no había excepciones para ser capaz de descubrir las explicaciones científicas, en forma de leyes naturales, de todos los fenómenos del universo. Los volúmenes de Spencer sobre biología, psicología y sociología tenían por objetivo demostrar la existencia de leyes naturales en estas disciplinas específicas. Incluso en sus escritos sobre la ética sostuvo que era posible descubrir «leyes» de la moral que tenían el carácter de las leyes de la naturaleza sin dejar de tener contenido normativo, una concepción que puede ser rastreada a The Constitution of Man de Combe.

4.3. EVOLUCIÓN

4.3.1. Spencer articuló por primera vez su punto de vista evolutivo en su ensayo Progress: Its Law and Cause, publicado en el Westminster Review de Chapman en 1857, y que más tarde formó la base de First Principles of a New System of Philosophy (1862). En él se expone una teoría de la evolución que combina ideas del ensayo de Samuel Taylor Coleridge The Theory of Life - a su vez derivado de Naturphilosophie de Friedrich Wilhelm Joseph Schelling - con una generalización de la ley del desarrollo embriológico de von Baer. Spencer postuló que todas las estructuras en el universo se desarrollan a partir de una simple e indiferenciada homogeneidad a una compleja y diferenciada heterogeneidad, siendo acompañadas por un proceso de mayor integración de las partes diferenciadas. Este proceso evolutivo se puede encontrar en funcionamiento, en opinión de Spencer, a través del cosmos. Era una ley universal, que se aplicaba a las estrellas y las galaxias tanto como para los organismos biológicos, y para la organización social humana tanto como para la mente humana. Se diferenciaba de otras leyes científicas sólo por su mayor generalidad, y las leyes de las ciencias especiales podrían ser demostradas de ser ejemplos de este principio.

4.4. SOCIOLOGÍA

4.4.1. Spencer leyó con entusiasmo la sociología positivista original de Auguste Comte. Un filósofo de la ciencia, Comte había propuesto una teoría de la evolución cultural de que la sociedad progresa por una ley de tres estados. Escribiendo después de varios desarrollos de la biología. Sin embargo, Spencer rechazó lo que él consideraba los aspectos ideológicos del positivismo de Comte, en un intento de reformular las ciencias sociales en términos de su principio de la evolución, que se aplica a los aspectos biológicos, psicológicos y sociológicos del universo. Dada la primacía con la que Spencer colocaba a la evolución en su trabajo, la sociología de Spencer podría describirse como darwinista social (aunque estrictamente hablando él era un autor del lamarckismo en lugar de darwinismo). A pesar de la popularidad de este punto de vista, una descripción de la sociología de Spencer como tal es equívoca. Si bien escritos políticos y éticos de Spencer tenían temas consistentes con el darwinismo social, tales temas no están presentes en los trabajos sociológicos de Spencer, que se centran en la construcción de una teoría sobre cómo los procesos de crecimiento social y diferenciación llevan a las cantidades variables de complejidad entre las diversas formas de organización social.20​