Desarrollo psicomotor del niño de menor edad: una aproximación practica

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Desarrollo psicomotor del niño de menor edad: una aproximación practica por Mind Map: Desarrollo psicomotor del niño de menor edad: una aproximación  practica

1. En situaciones dudosas se pueden necesitar una o más valoraciones a edades sucesivas para ver el ritmo y sentido favorable o negativo de su progreso.

2. La observación del comportamiento del niño de poca edad nos muestra en general más claramente su condición de normalidad o no normalidad neurológica que una exploración “fría” llevada a cabo por un explorador academicista.

3. . Adquisiciones psicomotrices del niño a los 9 meses.Empieza a buscar la actividad desplazándose de alguna manera Intenta ponerse de pie Se mantiene unos instantes de pie Se arrastra reptando Independiza su índice y señala con él: primer paso hacia la precisión manual Bebe echando las manos al biberón Dice pa-pa, ma-ma con cierta cadencia (no referencial)

4. Adquisiciones psicomotrices del niño de 6 meses.Hacia los 6 meses Su relación con el entorno es más proyectiva Le gusta que le hablemos y le enseñemos juguetes o ruidos Echa las manos a objetos con decisión, y los cambia de mano Disfruta con pequeños objetos de colores.Emite monosílabos repetidos: ta-ta, da-da, etc. Inicia la masticación

5. La exploración neurológica del niño menor de 2 años no es completa si no se valora el grado de desarrollo psicomotor que ha alcanzado.

6. La observación del comportamiento del niño de poca edad nos muestra en general más claramente su condición de normalidad o no normalidad neurológica que una exploración “fría” llevada a cabo por un explorador academicista.

7. En el primer año de vida hay edades clave para valorar el desarrollo psicomotor, que van a coincidir con el inicio de logros motores significativos: 3-4 meses (sostén cefálico), 6-7 meses (sedestación), 9 meses (bipedestación) y 1 año (marcha liberada).

8. La edad clave como hito cronológico para los padres es el año de edad. El progreso psicomotor del niño es un continuo, pero cuando el niño adquiere una nueva función, después necesita un tiempo para consolidaría. Tras ello estará preparado para el inicio de la adquisición siguiente

9. Generalidades La valoración del desarrollo psicomotor del niño de menos de 2 años está siempre presente en una exploración neurológica adecuada, ya que ésta sería incompleta si no se constatase un adecuado progreso psicomotor. Cada niño, con su individualidad genéticamente determinada, adquirirá los patrones de desarrollo a una edad en torno a la edad media en que la mayoría de los niños alcanzan esa madurez, y lo importante será ir viendo si él realiza adecuadamente sus progresos, a su ritmo, en la edad en que en él lo esperaríamos. La utilización de test cuantitativos no nos va a proporcionar una valoración más exacta.

10. El niño de riesgo y su valoración por el pediatra Se considera niño de riesgo desde el punto de vista neurológico aquél que por sus factores prenatales, perinatales, nacido prematuro o habiendo presentado alguna enfermedad neonatal, pueda conllevar riesgo de afectación neurológica en su desarrollo. Si ese niño no es controlado en una unidad específica de seguimiento neurológico, el pediatra que lo lleva en todos los aspectos es la persona idónea para detectar lo que podrían ser signos de sospecha.

11. Adquisiciones psicomotrices del niño de 0,5 y 3 meses de edad.Hacia el 1,5 mes Sonríe, vocaliza, mira a la madre cuando le habla, se calma con la voz o con sonidos, sus manos abiertas más continuadamente Hacia los 3 meses Establece una clara relación con el explorador Cuando le hablamos, en supino o incorporado frente a nosotros, presta atención continuada, nos escucha, abre su boca queriendo hablar, sonríe, vocaliza, gorjea, mueve sus manos abiertas

12. . Adquisiciones psicomotrices del niño de 1 año de edad.Se interrelaciona bien a través de juegos Le gusta que se le ofrezcan objetos que se muevan y caigan Le encanta tirar objetos y que se los recojan, tener más de uno Ofrece objetos, pero no los da Está empezando a andar, o asoma ya en él esa capacidad Su manipulación es precisa, va a coger un hilito con sus dedos Inicia comprensión de alguna frase elemental muy repetida: ¡viene mamá!, ¡viene papá!, ¡vamos a la calle! (el niño mira hacia la puerta) Puede decir 1 o 2 bisílabos referenciales, o todavía ninguno Suele decir ¡

13. Márgenes de normalidad Según los factores genéticos, cada niño llevará su propio proceso de desarrollo, más rápido o más lento. No por ser más precoz desde un punto de vista motriz el niño va a ser más inteligente. Los márgenes son amplios, y en cada uno deberemos valorar su propio curso de desarrollo.

14. Momento de alarma de padres o familiares Entre los motivos más frecuentes, podríamos referir: – No sonríe entre los 2 y los 3 meses. – No “escucha”, no reacciona a sonidos, a los 3- 4 meses. – No se mantiene sentado, ni lo inicia claramente, hacia los 10 meses. – No juega, “no se mueve casi” al año de edad, aunque se mantenga sentado. – No camina, ni inicia esa capacidad, al 1,5 años. – No habla, no avanza en el lenguaje, a los 2 años

15. Signos de alarma El inicio de contacto visual y afectivo debe mostrarse hacia el 1,5 meses de edad. El déficit auditivo suele ser aparente para los padres antes de los 6 meses. El sostén cefálico, la sedestación y otros hitos motores tienen amplios márgenes; el fallo específico del progreso motor con presencia de posturas no adecuadas puede ser un signo de sospecha. El lenguaje verbal tiene un amplio margen de desarrollo, pero alarma mucho a los padres un niño que no muestra un lenguaje algo fluido a los 2 años.