GASTRONOMÍA, HUMOR Y NACIÓN: ESTRATEGIAS RETÓRICAS EN LAS LETRAS DE CALLE 13

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
GASTRONOMÍA, HUMOR Y NACIÓN: ESTRATEGIAS RETÓRICAS EN LAS LETRAS DE CALLE 13 por Mind Map: GASTRONOMÍA, HUMOR  Y NACIÓN: ESTRATEGIAS  RETÓRICAS EN LAS  LETRAS DE CALLE 13

1. LA MÚSICA EN EL CARIBE SE CONSIDERA UNO DE LOS principales intersticios desde los cuales sostenida mente se urden y modifican los discursos nacionales.

2. ES MÁS, LA RUPTURA POR PARTE DE CALLE 13 DE ESQUEMAS Y PRÁCTICAS Lo peculiar de esa “confusión” es la tajante oposición a la noción de pureza, en lo que sería un proyecto híbrido que quebraría las expectativas genéricas, estéticas e incluso, aquéllas relacionadas.

3. EN EL MOMENTO EN QUE SE PARODIA LO QUE DEBIERA SER VENERADO En el ensayo “Hacia una poética de lo soez” Sánchez (2006) percibe en el desafío a las fronteras del lenguaje un mecanismo de subversión y una contingible estética que aporta a la lectura de la procacidad en las letras de Calle 13. En este contexto, debe entenderse lo soez como todas aquellas prácticas asociadas a lo indigno, a lo bajo, a lo escatológico y a lo vil.

4. O sea, el humor se impone como el marco de esta serie de transferencias y desplazamientos jerárquicos en que se revierte el orden del cuerpo social sin mayores restricciones. En su página web oficial de Calle 13 se afirmará esta parodia socarrona como un método para descomprimir las conturbaciones e impotencias colectivas: “personajes que optan por el humor para decir sin tapujos lo que no nos dejan decir, que exhalan los miedos, el anhelo y las frustraciones de una sociedad sobrecogida y desgastada cada vez más saturada y angosta, más pudiente y más pobre, más eficiente, menos auténtica

5. “La araña que el idioma daña”: lenguaje, irreverencia y humor El lenguaje para Calle 13 constituye una potente arma para confrontar al otro tanto musical como socialmente.

6. En muchos sentidos, Calle 13 cumple una misión análoga al escritor en busca de autenticidad narrativa al instalarse como ventrílocuo sui generis de ese “latido” callejero que aúna los tráficos y deslices verbales más espontáneos del repertorio popular.

7. En muchos sentidos, Calle 13 cumple una misión análoga al escritor en busca de autenticidad narrativa al instalarse como ventrílocuo sui generis de ese “latido” callejero que aúna los tráficos y deslices verbales más espontáneos del repertorio popular.

8. La pasión por el menú criollo es sinónimo de fervor patriótico, de fogosidad sexual o simple motivación hedonista. Es más, el deseo o necesidad de ingestión se desplaza en ocasiones, a lo sexual (deseo de posesión del otro): “Contigo me voy a dar una jaltera, voy a comerme la ensalada entera” (Calle 13 2005: “Hormiga brava”); al cambio (deseo de transformar al otro)