Class Syllabus

Alba y Rafa mapa mental tema 3

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Class Syllabus por Mind Map: Class Syllabus

1. El umbral de rentabilidad

1.1. El umbral de rentabilidad o punto muerto es, el número mínimo de unidades que una empresa necesita producir y vender para que el beneficio en ese momento sea cero, es decir cuando los ingresos y los costes totales son iguales, y a partir de ese punto, cualquier unidad vendida genera beneficios para la empresa.

1.2. Podemos analizar el Umbral de Rentabilidad en un eje de coordenadas, donde representaremos los Costes y los Ingresos, en función de las cantidades vendidas.

1.2.1. Los Costes:

1.2.1.1. Los Costes Fijos (Cf) se representan mediante una recta horizontal, puesto que no varían a pesar de la cantidad vendida.

1.2.1.1.1. Los Costes Variables (Cv) se representan en diagonal, porque crecen a medida que aumenta la venta.

1.2.1.1.2. Los Costes Totales (C) se obtienen acumulando Cf y Cv.

1.2.2. Los Ingresos:

1.2.2.1. Se representa en diagonal, ya que crece en función de la cantidad vendida, partiendo de 0, puesto que en un principio los Ingresos son 0.

2. Los costes fijos de un establecimiento comercial

2.1. Los costes fijos de un establecimiento comercial

2.1.1. Coste del espacio:

2.1.1.1. Alquileres y amortizaciones del edificio donde se sitúa el establecimiento comercial.

2.1.1.2. Financiación.

2.1.1.3. Seguros.

2.1.1.4. Impuestos, como puede ser el IBI, si procede, por ser el local propiedad de la empresa.

2.1.1.5. Mantenimiento.

2.1.2. Coste de instalaciones:

2.1.2.1. Sueldos del personal de almacén, reponedor y de ventas.

2.1.2.2. Alquileres y amortizaciones de mobiliario y maquinaria como: hornos industriales, cámaras frigoríficas de conservación y congelación, carritos, percheros, vitrinas, etc.

2.1.2.3. Financiación o coste financiero.

2.1.2.4. Reparaciones y conservación.

2.1.2.5. Costes de manipulación o reposición de mercancías en la sala de ventas:

2.1.2.6. Equipos para el movimiento de mercancía: transpalets y carretillas.

2.1.3. Coste de posesión de stocks:

2.1.3.1. Inversión en stocks que a su vez supone coste financiero.

2.1.3.2. Seguro de las mercancías, como parte de la prima de seguro que se refiere al contenido de la tienda y almacén.

2.1.4. Coste de administración y gestión de la sala de ventas:

2.1.4.1. Equipos informáticos, TPV, de radiofrecuencia, alarmado.

2.1.4.2. Sueldos de personal de gestión de la tienda y de administración, así como escaparatistas, diseñadores de PLV, etc.

2.1.4.3. Elementos de visual merchandising.

2.1.5. Otros costes generales:

2.1.5.1. Electricidad.

2.1.5.2. Climatización.

2.1.5.3. Limpieza del establecimiento.

2.1.6. Costes ocultos:

2.1.6.1. Rotura y deterioro de mercancías: pérdida desconocida.

2.1.6.2. Rotura de stocks.

2.1.6.3. Obsolescencia.

3. Rentabilidad.

3.1. La rentabilidad es la relación existente entre el beneficio obtenido y la cantidad que se invierte para conseguirlo.

3.2. El beneficio es la diferencia entre los ingresos obtenidos durante un periodo de tiempo, generalmente un año y los gastos, necesarios para obtener esos ingresos.

4. Las variables de la rentabilidad

4.1. Para mejorar la rentabilidad de un establecimiento comercial, se puede lograr a través de cualquiera de las siguientes vías:

4.1.1. AUMENTO DE LAS VENTAS:

4.1.1.1. A través de la competitividad del establecimiento comercial, actuando sobre:

4.1.1.1.1. precio de venta de los productos ofrecidos,

4.1.1.1.2. características del surtido,

4.1.1.1.3. cantidad de productos o stocks que se ponen al servicio del cliente,

4.1.1.1.4. la mejora de los servicios de asistencia técnica post-venta y servicio de atención al cliente

4.1.1.1.5. el visual merchandising.

4.1.1.2. A través de la mejora del servicio de atención al cliente:

4.1.1.2.1. imagen del establecimiento comercial,

4.1.1.2.2. publicidad y promoción del punto de venta,

4.1.1.2.3. asesoramiento de compras y usos,

4.1.1.2.4. atención más eficiente de reclamaciones.

4.1.2. AUMENTO DEL MARGEN DE BENEFICIOS REDUCIENDO LOS COSTES:

4.1.2.1. A través de la obtención de productos a menores costes, por:

4.1.2.1.1. negociación con proveedores,

4.1.2.1.2. compras de grandes lotes para aprovechar la economía de escala.

4.1.2.2. A través de la mejora en los métodos de trabajo, que persigan:

4.1.2.2.1. economía del factor trabajo,

4.1.2.2.2. reducción de costes fijos actuando sobre las instalaciones, horas de consumo de energía, obtención de nuevas tarifas telefónicas o renegociación del alquiler del local comercial.

4.1.3. DISMINUCIÓN DEL CAPITAL INVERTIDO:

4.1.3.1. control de aprovisionamiento y existencias,

4.1.3.2. mejora de la gestión de productos en la sala de ventas.

4.1.3.3. reducción del espacio físico, que se destina a almacenes y otras instalaciones que no necesiten tanto espacio.

5. El umbral de rentabilidad a través de la hoja de cálculo.

5.1. Como acabas de ver, el umbral de rentabilidad o punto muerto es el volumen de ventas, a partir del cual la empresa empieza a generar beneficios. Con la hoja de cálculo, se puede determinar esta cifra de ventas de forma muy sencilla.

5.1.1. Otra de las aplicaciones de la hoja de cálculo, es hallar el umbral de rentabilidad a través de la evolución de los ingresos por ventas de un producto y los costes a los que dan lugar en cada caso. Los pasos a seguir son los siguientes:

5.1.1.1. Se reflejan en una tabla los datos de los que partimos:

5.1.1.1.1. Los costes fijos.

5.1.1.1.2. El coste unitario variable.

5.1.1.1.3. El precio de venta unitario.

5.1.1.2. Se crea una tabla con los siguientes datos:

5.1.1.2.1. Unidades, los valores de ventas que se van dando para realizar el resto de los cálculos y que partirán siempre de un mínimo.

5.1.1.2.2. Costes fijos, son iguales para cualquier valor de unidades.

5.1.1.2.3. Costes variables, resultado de número de unidades por coste variable unitario.

5.1.1.2.4. Costes totales, resultado de costes fijos más los costes variables

5.1.1.2.5. Ingresos, resultado de número de unidades por precio de venta.

5.1.1.2.6. Beneficios, se hallan restando de los ingresos, los costes totales.

6. La imputación de los costes fijos a los productos

6.1. Para cada tipo de coste se suele aplicar una regla de reparto, según se detalla a continuación:

6.1.1. El coste del espacio, se repartirá según el espacio que tenga asignado cada producto o línea de productos.

6.1.2. Para el coste de las instalaciones, se tiene en cuenta el tipo de instalación que precisan los productos y el espacio que ocupan en esa instalación.

6.1.3. El coste de manipulación y reposición, según las horas de trabajo requeridas por cada producto.

6.1.4. Los costes generales, de igual modo que en el caso anterior, se suelen imputar de forma arbitraria, y lo normal es hacerlo en función de la superficie ocupada por la mercancía, al igual que el coste del espacio.

6.1.5. El coste de posesión de stocks, se reparte según el valor de cada producto.

6.1.6. El coste de administración y gestión de la sala de venta, al tratarse de costes de difícil imputación, se suele emplear una regla arbitraria, tal como las horas de trabajo requeridas por cada producto, al igual que el coste de manipulación o reposición.

6.1.7. los costes ocultos, se suelen imputar según el valor de la mercancía.

6.2. Cálculo de la imputación de los costes fijos a los productos.

6.2.1. Para asignar costes fijos a los productos, lo primero que debes tener en cuenta son las características de los productos, tales como peso, volumen, horas de trabajo necesarias para su manipulación y reposición, valor monetario, etc.

7. El proceso de control y medición de resultados

7.1. Las fases del proceso de control son:

7.1.1. 1.- Establecimiento de estándares.

7.1.1.1. Un estándar es una unidad de medida, que sirve como modelo o patrón, sobre el cual se efectúa el control. Los estándares son el parámetro sobre el que fijamos los objetivos de la empresa.

7.1.2. 2.- Medición de resultados.

7.1.2.1. En ésta fase, se van a medir los resultados reales con los estándares esperados. Para llevar a cabo lo anterior, es necesario apoyarnos en los sistemas de información de la empresa, y para que el proceso de control resulte efectivo, la información que obtengamos debe ser totalmente fiable.

7.1.2.1.1. Al realizar la medición y obtención se obtendrán las posibles desviaciones.

7.1.3. 3.- Determinar razones de la diferencia, si existe.

7.1.3.1. Cuando las diferencias son positivas respecto a lo previsto, es posible suponer que todo va bien. Si son negativas y superan los límites admisibles, hay que buscar las razones de esas diferencias.

7.1.4. 4.- Corrección, si es necesario.

7.1.4.1. A veces las medidas correctoras no son necesarias, porque se deben a cuestiones fortuitas y a hechos poco frecuentes. Pero si las razones de las diferencias se mantienen, cuando en la medición de resultados encontramos desviaciones en relación con los estándares, es conveniente hacer el ajuste o corrección correspondiente.

7.1.5. 5.- Retroalimentación.

7.1.5.1. Es el proceso mediante el cual, la información que se obtiene en el control, se ajusta al sistema para que la retroalimentación fluya de manera rápida.

8. Instrumentos de control cuantitativos

8.1. El proceso de control conlleva la fijación de estándares y, la medición de resultados necesaria para realizar el control suele ser más efectiva con instrumentos cuantitativos, como las ventas, el margen, el beneficio, la rentabilidad y la rotación.

8.1.1. VENTAS.

8.1.1.1. Las ventas de los productos que forman la oferta del establecimiento comercial, son un instrumento de control muy extendido y comúnmente utilizado por las empresas detallistas, cuando tratan de analizar el surtido más conveniente y por lo tanto, a la hora de controlar los resultados de esa elección. Las ventas pueden expresarse en unidades o en su valor monetario.

8.1.2. MARGEN.

8.1.2.1. El margen indica, la cantidad que cada producto aporta al beneficio total del establecimiento.

8.1.3. BENEFICIO

8.1.3.1. El beneficio bruto (BºB) es el resultado de multiplicar el margen de cada referencia, por el número de unidades vendidas en un determinado período de tiempo.