EL MAXIMATO

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
EL MAXIMATO por Mind Map: EL MAXIMATO

1. Este periodo se caracterizó por la influencia de Plutarco Elías Calles en la política mexicana, de cuyo apodo de "Jefe Máximo de la revolución" deriva el nombre de este periodo.

2. Plutarco Elías Calles fue presidente de México de 1924 a 1928; su gobierno se caracterizó por los conflictos entre la religión y el Estado, debido a las restricciones al culto católico impuestas por la ley Calles y posteriormente al inicio de la Guerra Cristera en 1926, que buscaba revertir las acciones represoras de Calles hacia la Iglesia

3. Durante el Maximato, tres personas fueron presidentes de México: Emilio Portes Gil, que gobernó como presidente interino tras el asesinato de Álvaro Obregón; Pascual Ortiz Rubio, que fue presidente tras las elecciones convocadas por Portes Gil, y Abelardo L. Rodríguez, quien fue presidente sustituto tras la renuncia de Ortiz Rubio.

4. A partir de 1926, Álvaro Obregón decidió regresar por completo a la vida política, motivado principalmente por su intención de ser reelecto para la presidencia en el periodo posterior al de Calles. Para permitir la candidatura de Obregón, se reformaron los artículos 82 y 83 de la constitución de 1917, (decreto publicado el 22 de enero de 1929 en el Diario Oficial), permitiéndose la reelección presidencial mientras no fuera en el periodo inmediato del mandato Álvaro Obregón se presentó como candidato a las elecciones celebradas el 10 de julio de 1928, en las que resultó ganador, con lo que se le otorgaría un segundo mandato presidencial.

5. Emilio Portes Gil fue presidente interino de México tras el asesinato del presidente electo Álvaro Obregón; su periodo presidencial duró del 1 de diciembre de 1928, fecha en que debía iniciar el gobierno de Obregón, hasta el 5 de febrero de 1930, fecha en que dio inicio el mandato del presidente constitucional Pascual Ortiz Rubio.

6. Pascual Ortiz Rubio fue presidente constitucional de México de 1930 a 1932. Obtuvo el cargo en las elecciones presidenciales extraordinarias de 1929, y lo ocupó desde 1930 hasta 1932. Durante su gobierno hizo frente a las repercusiones de la crisis económica mundial iniciada en 1929, se redactó la Doctrina Estrada (la cual dice que México no debe juzgar, ni para bien ni para mal, los gobiernos ni los cambios en el gobierno de otras naciones) y se promulgaron la Ley Federal del Trabajo, la Ley de Crédito Agrícola y el Código Penal. Igualmente, México se hizo miembro de la Liga de las Naciones, amplió la red telefónica del país y ratificó la libertad de cultos.

7. Ocupó el cargo desde 1932 hasta 1934; fue el sustituto de Ortiz Rubio, tras su renuncia. Durante su gobierno se empleó una política económica que favoreció el desarrollo de la industria y el comercio, se trazaron carreteras (México-Nuevo Laredo, Puebla-Tehuacán y Morelia-Guanajuato), se promulgaron la Ley de Nacionalización y Naturalización, el Código Sanitario y la Ley Orgánica de los Tribunales Federales, entre otras. También se estableció el salario mínimo, se reformó la Ley de Patrimonio Ejidal, envió al Congreso de la Unión la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de México, le fue otorgado el control total de cambios al Banco de México por decreto el 2 de mayo de 1933 y fue inaugurado el Palacio de Bellas Artes

8. La historia señala que Abelardo siempre estuvo influenciado por Plutarco Elías Calles, quien le exigió que sujetara al clero haciendo cumplir la ley de cultos. Se dice que la política de Abelardo fue contradictoria debido a que reformó el artículo 3° de la Constitución mexicana el 10 de octubre de 1934 e implantó una educación socialista, pero también condenó el movimiento obrero, de inspiración comunista acusándolo de adoptar ideas exóticas.

9. En 1934, Lázaro Cárdenas del Río fue electo presidente Constitucional de México. La influencia de Calles sobre la vida política del país dio origen a que las personas que ocuparon la presidencia de la República durante esos años fueran consideradas meros títeres cuyas decisiones no eran propias, sino que respondían al modo en que Calles manejaba los hilos de la política. Sin embargo, no está del todo claro hasta dónde llegó realmente su poder personal y en qué consistía. Las fuentes escritas de aquella época muestran, debido a los intereses partidistas o de grupo, opiniones divergentes: por un lado, la leyenda negra, promovida por el sector católico principalmente, de que Calles poseía una influencia siniestra que infundía temor entre el pueblo; por el otro, la versión que muestra al jefe máximo como el patriarca intachable y bondadoso que sus seguidores quisieron ver siempre en él