Dilemas Éticos de la Profesión Docente

Organizadores

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Dilemas Éticos de la Profesión Docente por Mind Map: Dilemas Éticos de la Profesión Docente

1. Conciencia social y educativa crítica

1.1. La ética social y educativa crítica, probablemente se extiende hasta la comprensión y la vivencia de la profesión como la prestación de un servicio a la comunidad, es decir a la sociedad, por tal razón, exige conocimientos y herramientas intelectuales que admitan apreciar el valor social y personal de las experiencias, oportunidades, logros escolares, también, vínculos, dependencias y posibilidades de la formación de la niñez y juventud de la población estudiantil.

2. ¿Qué son?

2.1. Son aquellas éticas de las personas que se dedican a la enseñanza, por lo cual, la ética los ilumina y les permite discutir, valorar, crear conciencia, sensibilidades y percepciones que ayuden a decidir éticamente, ya que los docentes tiene la tarea y la responsabilidad de conocer a fondo a sus alumnos para construir éticas más inteligentes y humanas.

3. Reconocimiento y compromiso con el derecho a la educación

3.1. Se refiere al reconocimiento y la valoración del derecho de todas las personas a tener una buena educación porque la educación es un derecho por criterios éticos de justicia, equidad y democracia, también este derecho tiende hacia el “deber” de crear oportunidades efectivas como adoptar iniciativas organizativas y pedagógicas, mediante el desarrollo de metodologías, usos de materiales y relaciones eficaces que favorezcan la adquisición de aprendizajes cognitivos, personales y sociales.

4. Cuidado, apoyo, responsabilidad y personalización educativa

4.1. Los docentes contribuyen de manera significativa a los aprendizajes cognitivos y personales en la vida de las aulas, pues fomenta un clima de relación y trabajo en clases, lo cual se convierte indispensable para la “calidad de vida” escolar de los estudiantes como la de los docentes, en este caso, los docentes toman conciencia y desarrollan cualidades personales, sensibilidades y promueven virtudes como el cuidado, el respeto, el sentido de responsabilidad de otros y amor hacia las personas que está formando.

5. Formación y desarrollo profesional

5.1. Los docentes tienen el derecho a ser bien formados, todos, sin excepciones, han de asumir con evidencias indiscutibles el deber de formarse no como un engaño al desempeño de la profesión, sino como algo fundamental para ejercerla como se debe, por lo cual, deben de contar con una formación inicial seria que le permitan ampliar y enriquecer ideas, capacidades, deseos y propósitos, porque sin una formación de calidad no puede haber docentes de calidad.

6. Implicación y compromiso con la comunidad educativa

6.1. Por razones de ética profesional e institucional, de cada docente cabe exigir implicación activa en la vida, la deliberación, las decisiones y el proyecto pedagógico del centro donde trabaja, por lo cual, la comunidad de las aulas, merece extenderse a los centros como un todo: por ello se insiste en la idea de “centros como comunidades de aprendizaje docente”