La familia de Pascual Duarte

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
La familia de Pascual Duarte por Mind Map: La familia de Pascual Duarte

1. Muerte

1.1. Fácilmente uno de los temas centrales de la obra, siempre esta presente el concepto de la muerte, solo que decide manifestarse de distintas formas, ya sea directa (con el fallecimiento natural o asesinato de alguien) o indirecta (con el presagio de muerte o la tentación de matar). Algo muy interesante es el detalle con el que se nos describe cada uno de estos suceso en la obra y el efecto que tienen para la vida y la psicología de Pascual Duarte como individuo.

1.1.1. Dos ejemplos de una muerte directa en la obra podrían ser la del padre de Pascual a causa de la rabia, y la de la yegua de Pascual a manos del mismo por haber provocado el aborto involuntario de su primogénito

1.1.1.1. “Tenía la piel dura; mucho más dura que la de Zacarías… Cuando de allí salí saqué el brazo dolido; la sangre me llegaba hasta el codo. El animalito no dijo ni pío; se limitaba a respirar más hondo y más de prisa, como cuando la echaban al macho.”

1.1.2. Dos ejemplos de una muerte indirecta en la obra serian el del segundo hijo de Pascual dado que el mismo nos habla acerca de como siente que una tragedia se acerca a los días de haber nacido, y el de Zacarías, que si bien no muere como tal, nos sirve para ejemplificar esos momentos en los que Pascual saca su sed de sangre primitiva, la cual le llevara a cometer assesinatos a lo largo de la obra.

1.1.2.1. “Pocos días duró. Cuando lo devolvimos a la tierra, once meses tenía; once meses de vida y de cuidados a los que algún mal aire traidor echó por el suelo…”

2. Figuras paternas

2.1. A lo largo del desarrollo de los primeros capítulos Pascual se encarga de relatarnos sus recuerdos de un núcleo familiar cuanto menos disfuncional, nosotros como lectores podemos deducir que aquello se debe al tipo de figuras paternas con los que Pascual y sus hermanos hubieron de criarse.

2.1.1. su padre es descrito como un hombre grueso, temperamental, bruto, cabezón, competitivo, machista, abatido, represivo, violento, irracional e infeliz. curiosamente, todos los atributos que lo describirían en vida se verían reflejados en su muerta tan abrupta

2.1.1.1. “Según cuentan, cuando joven le tiraban las guías para arriba, pero, desde que estuvo en la cárcel, se le arruinó la prestancia, se le ablandó la fuerza del bigote y ya para abajo hubo que llevarlo hasta el sepulcro”

2.1.2. su madre se nos es descrita como una mujer chupada, desabrida, agresiva, carente de principios, ignorante, machorra, desgraciada, mal hablada, vengativa, vacía y cruel. Tal es su grado de putrefacción según los ojos de Pascual que no puede ser llamada como una madre

2.1.2.1. “Mi madre tampoco lloró la muerte de su hijo; secas debiera tener las entrañas una mujer con corazón tan duro que unas lágrimas no le quedaran siquiera para señalar la desgracia de la criatura… "

3. Violencia

3.1. De principio a fin podemos ver la notoria presencia de la violencia en la obra, esto nos conduce involuntariamente a la realización subconsciente de una critica a la cultura española de los años 40, pues si deja una marca en el lector al momento de ver cómo la sociedad en la que Pascual vive es una fundamentada en atributos como el odio, las relaciones interpersonales se han deteriorado hasta tal punto que no se puede hablar de una relación basada en el afecto y respeto, sino más bien en el poder y el miedo.

3.1.1. la agresión que Pascual tuvo que vivir durante su infancia no solo le daría un resentimiento terrible para con sus padres sino que también llegaría a deshumanizarlo en cuanto a la expresión de sentimientos se refiere, empezará a acumularse todas sus emociones, reprimiendo las para que en un futuro estallen en un acto grotesco y violento desahogo contra quien sea menor que el en una escala de poder (como Zacarías en el bar, pues mientras el estaba indefenso, Pascual tenia una navaja), generando así aun mas violencia y volviéndose parte de un ciclo vicioso que lo acompañaría hasta su muerte.

3.1.1.1. “Cuando se enfurecía, cosa que le ocurría con mayor frecuencia de lo que se necesitaba, nos pegaba a mi madre y a mí las grandes palizas por cualquiera la cosa, palizas que mi madre procuraba devolverle por ver de corregirlo, pero ante las cuales a mí no me quedaba sino resignación dados mis pocos años.”

3.1.1.2. “Usted me perdonará, pero no puedo seguir. Muy poco me falta para llorar… Usted sabe, tan bien como yo, que un hombre que se precie no debe dejarse acometer por los lloros como una mujer cualquiera.”

4. Crueldad

4.1. La obra se encarga de mostrarnos las apreciaciones de Pacual acerca de cuestiones relacionadas con la vida del hombre en relación a Dios, llegamos así a la conclusión de que este no es al final del dia un ser repleto de amor como la religión normalmente lo describiría, sino que, por motivos ajenos a la capacidad de compresión humana, actúa en una forma complicadamente aleatoria que para nosotros puede llegar incluso a ser considerada como cruel bajo nuestras inhibiciones morales.

4.1.1. es así como Pascual nos cuenta acerca de la impotencia del hombre por el lugar que ocupa desde el nacimiento en la sociedad donde vive, pues la elección no esta en el sino en el juicio de Dios, separando así a los humanos por clases y volviendolos ignorantes de la condición en la que viven personas ajenas a sus propios estilos de vida. E s a través de este mismo principio que exploramos cuestiones como el destino, el cual muchas veces puede sonreirnos así como arrebatarnos todo lo que nos importa en un abrir y cerrar de ojos, es por ello que el mismo Pascual nos dice en los primeros capítulos que lo mejor que podría hacer es intentar conformarse con la suerte que le toco.

4.1.1.1. “Los mismos cueros tenemos todos los mortales al nacer y sin embargo, cuando vamos creciendo, el destino se complace en variarnos como si fuésemos de cera y en destinarnos por sendas diferentes al mismo fin: la muerte"

4.1.1.2. “¡Los habitantes de las ciudades viven vueltos de espaldas a la verdad y muchas veces ni se dan cuenta siquiera de que a dos leguas, en medio de la llanura, un hombre del campo se distrae pensando en ellos mientras dobla la caña de pescar, mientras recoge del suelo el cestillo de mimbre con seis o siete anguilas dentro!”

5. Sexualidad

5.1. Hay dos personajes en los que podemos ver un desenfreno sexual a causa de la falta de una buena guía durante su desarrollo, curiosamente, aquellos personajes corresponden a los dos hermanos, Pascual y Rosario

5.1.1. en el caso de Pascual, nosotros en calidad de lectores, lo llegamos a ver como una especie de reprimido a causa de la ignorancia e inflexibilidad de sus padres, esto terminaría provocando que su exploración sexual iniciara con un estallido de emociones generadas por la presencia de Lola, es tal el deseo carnal que llega a poseer su frágil mente que llegaría a mantener relaciones con ella sobre la tumba de su reciente hermano.

5.1.1.1. “Me avergüenzo de lo que voy a decir, pero que Dios lo aplique a la salvación de mi alma por el mucho trabajo que me cuesta: en aquel momento me alegré de la muerte de mi hermano… Las piernas de Lola brillaban como la plata, la sangre me golpeaba por la frente y el corazón parecía como querer salírseme del pecho.”

5.1.2. en el caso de Rosario podemos ver como esta llega a tener una situación prácticamente opuesta a la de su hermano mayor, pues ella, a causa de la falta de autoridad e inconsciencia de sus padres, llega a explorar su sexualidad con una libertad mucho mayor a la adecuada, es por ello como, a falta de limitaciones, empieza a dedicar su vida a vicios a la corta edad de tan solo catorce años

5.1.2.1. “pronto nos fue dado el conocer que si bien no era tonta, más hubiera valido que lo fuese; servía para todo y para nada bueno: robaba con igual gracia y donaire que una gitana vieja, se aficionó a la bebida de bien joven, servía de alcahueta para los devaneos de la vieja, y como nadie se ocupó de enderezarla —y de aplicar al bien tan claro discurrir— fue de mal en peor hasta que un día, teniendo la muchacha catorce años, arrambló con lo poco de valor que en nuestra choza había, y se marchó a Trujillo”