Seguridad e Higiene en el Taller Automotriz

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Seguridad e Higiene en el Taller Automotriz por Mind Map: Seguridad e Higiene en el Taller Automotriz

1. NORMA Oficial Mexicana NOM-006-SESH-2010, Talleres de equipos de carburación de Gas L.P.-Diseño, construcción, operación y condiciones de seguridad. Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Secretaría de Energía. NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-006-SESH-2010, TALLERES DE EQUIPOS DE CARBURACION DE GAS L.P.- DISEÑO, CONSTRUCCION, OPERACION Y CONDICIONES DE SEGURIDAD. La Secretaría de Energía, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 26, 33, fracciones I, II, XII y XXV de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal; 4o. párrafo segundo, 9o. primer párrafo, 11, 14 fracciones IV y VI, 15, párrafo primero, y 16 de la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del Petróleo; 38, fracciones II, V y IX, 40, fracción XIII, 41, 43, 47, fracción IV y 73 de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización; 28, 34 y 80 del Reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización; 59, 81, 82, 83, fracción III y 87 del Reglamento de Gas Licuado de Petróleo; 3, fracción III, inciso c), 13, fracción XVI y 23, fracciones XI, XVII, XVIII y XIX del Reglamento Interior de la Secretaría de Energía, y CONSIDERANDO PRIMERO. Que conforme al artículo 40, fracción I, de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, las normas oficiales mexicanas tienen, entre otras finalidades, establecer las características y/o especificaciones que deban reunir los equipos, materiales, dispositivos e instalaciones, cuando constituyan un riesgo para la seguridad de las personas o puedan dañar la salud de las mismas. SEGUNDO. Que en virtud de que todo vehículo automotor a gasolina es susceptible de ser adaptado para utilizar el Gas L.P. como combustible mediante la instalación de equipos de carburación a ese hidrocarburo, se hace necesario contar con una Norma Oficial Mexicana que garantice que dichas instalaciones y adecuaciones se hagan conforme a las condiciones de seguridad establecidas en la Norma Oficial Mexicana correspondiente, y que los técnicos que las realicen conozcan las tecnologías que aseguren o mejoren las condiciones de seguridad en las instalaciones. TERCERO. Que el artículo 81 del Reglamento de Gas Licuado de Petróleo publicado en el Diario Oficial de la Federación el 5 de diciembre de 2007, establece que la instalación de equipos de carburación de Gas L.P., comprende la actividad de adecuar, adaptar e implementar recipientes, tuberías, mangueras y dispositivos de seguridad y control en los sistemas de carburación de vehículos automotores, conforme a las normas oficiales mexicanas aplicables, a fin de que éstos utilicen Gas L.P. como combustible. De igual forma, dicho Reglamento establece que la instalación de equipos de carburación de Gas L.P., que realicen los Permisionarios en la materia a sus vehículos de Transporte y Distribución, únicamente podrá realizarse a través de Talleres de equipos de carburación registrados ante la Secretaría. CUARTO. Que el artículo 82, fracciones I y II, del Reglamento de Gas Licuado de Petróleo, establece que para obtener y conservar el registro de la Secretaría como Taller de equipos de carburación, deberá presentarse la solicitud correspondiente y cumplir con las Normas Oficiales Mexicanas aplicables respecto del diseño, adaptación e instalación de equipos de carburación de Gas L.P. y con aquellas aplicables al diseño, construcción y operación de los Talleres de equipos de carburación. QUINTO. Que el Reglamento de Gas Licuado de Petróleo, establece que para operar como Taller de equipos de carburación los interesados deberán contar con planos que describan las instalaciones y maquinaria a ocupar en dicho taller, manual de procedimientos para llevar a cabo la instalación y mantenimiento de equipos de carburación de Gas L.P., así como dictámenes técnicos de una unidad de verificación aprobada por la Secretaría de Energía en la materia correspondiente, acreditando que el proyecto, instalaciones y equipos cumplen con las Normas Oficiales Mexicanas aplicables. SEXTO. Que con fecha 31 de diciembre de 2009, en cumplimiento del Acuerdo del Comité Consultivo Nacional de Normalización en Materia de Hidrocarburos y lo previsto en el artículo 47 fracción I de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-006-SESH-2009, Talleres de equipos de carburación de Gas L.P.- Diseño, construcción, operación y condiciones de seguridad, a efecto de que dentro de los siguientes sesenta días naturales posteriores a dicha publicación, los interesados presentarán sus comentarios al Comité Consultivo Nacional de Normalización en Materia de Hidrocarburos. SEPTIMO. Que la presente Norma Oficial Mexicana fue aprobada por el Comité Consultivo Nacional de Normalización en Materia de Hidrocarburos, en su primera sesión ordinaria del ejercicio 2010, celebrada el 7 de mayo de 2010. OCTAVO. Con fecha 15 de octubre de 2010 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, la respuesta a los comentarios recibidos respecto del Proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-006-SESH-2009, Talleres de equipos de carburación de Gas L.P.- Diseño, construcción, operación y condiciones de seguridad. Por lo expuesto, se considera que se ha dado cumplimiento al procedimiento que señalan los artículos 44, 45, 47 y demás relativos de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, por lo que se expide la siguiente Norma Oficial Mexicana:

2. Seguridad Industrial

3. Higiene en el Taller

4. Riesgo

5. Accidentes

6. Equipo de Protección Personal

7. Normativa de la Secretaria de Trabajo

8. Codigos de Color

9. Señalamientos

10. Extintor

11. Reglamento del Taller

12. La seguridad industrial es el conjunto de rasgos y actividades que ayudan a prevenir y limitar los posibles riesgos en una industria, con inclusión de quienes ocasional o permanentemente se encuentran vinculados con los mismos, como pueden ser: las personas, la flora, la fauna, los bienes y el medio ambiente.

13. Consejos de seguridad e higiene en talleres mecánicos Zona de trabajo siempre limpia y organizada La suciedad, polvo o restos metálicos pueden provocar que las máquinas funcionen mal o disminuyan su vida útil. Todo debe estar organizado para que se ubique rápidamente cuando se lo necesita. Para ello se debe destinar un lugar del taller para las herramientas y los repuestos de los vehículos. Allí deben permanecer hasta su uso. Luego de ser utilizadas, deben ser guardadas nuevamente en su lugar. De esta forma, se evita que queden distribuidas en la zona de trabajo o de paso corriendo el riesgo de provocar resbalones o caídas. Desagües libres Los desagües de un establecimiento permiten que se escurra rápidamente el agua cuando se realiza la limpieza de un lugar. Por lo tanto, se deben mantener limpios y descongestionados durante todo el tiempo. No se debe tapar las rejillas con ninguna herramienta ni pieza del vehículo. Zona de paso libre de obstáculos En un taller mecánico se trabaja con una amplia variedad de herramientas, que pueden ser eléctricas o neumáticas. Para cada una de ellas se necesita un extensor de cable o manguera por donde circulará el aire comprimido. Estas conexiones deben estar planeadas con anterioridad para que lleguen perfectamente a la zona de trabajo sin que quede levantado del piso ni tampoco interrumpa la zona de paso. Limpieza de vertidos accidentales En caso de que se vuelque aceite, líquido de freno, aceite o cualquier otro contaminante, se debe evitar que llegue a los desagües. Para ello se debe colocar material absorbente y recogerlo lo antes posible. Una limpieza rápida y correcta de este tipo de líquidos. También disminuirá el riesgo de resbalones y caídas. Tratamiento de residuos Se debe tener especial cuidado con el tratamiento que se le debe dar a los residuos para no perjudicar al medio ambiente. Especialmente en los talleres mecánicos donde se generan residuos de aceites, filtros de motor, restos de cajas de cambio, líquidos de frenos y de dirección asistida entre otros. Todos estos líquidos deben ser almacenados en bidones etiquetados y muy bien cerrados. Los mismos deben ser almacenados sobre un estante separado del suelo, para evitar derrames accidentales. Los trapos o papeles utilizados para la limpieza de líquidos inflamables deben ser retirados y colocados en los recipientes adecuados para ello. De esta manera, se reduce el riesgo de provocar incendios. Almacenamiento adecuado Los estantes de un taller deben ser lo suficientemente fuertes para soportar el peso de herramientas y piezas de vehículos. Los estantes deben estar asegurados a la pared y ser de un material ignifugado. De igual manera se debe tratar de no sobrecargarlos y de evitar que las piezas sobresalgan de los estantes. Las piezas más pesadas deben ser colocadas en los estantes inferiores y los más livianos en los estantes superiores. Cuando se apilan objetos, se debe prestar atención a que quede estable. Recuerda que cuanto más alto la pila más inestable será, además, legalmente se debe dejar un metro de distancia libre antes del techo del edificio. Elementos de incendio al alcance Dentro de las normas de seguridad e higiene en talleres mecánicos se encuentra la de respetar la zona de extintores, mangueras y elementos de seguridad contra incendios. Dicho espacio debe mantenerse libre de obstáculos. Ningún elemento para apagar contra incendio debe ser utilizado como gancho para colgar ni apoyar otros objetos. Además, toda la zona debe estar señalizada y accesible a cualquier persona. Correcta manipulación de cargas La manipulación de carga puede provocar lesiones a los trabajadores. Para evitarlas se debe prestar atención al peso de la pieza que se desea levantar o trasladar y tratar de hacerlo a través del medio más efectivo. Para ello se puede utilizar grúas, montacargas, elevadores o carros. Antes de manipular la carga se debe verificar que la pieza no tenga bordes cortantes, que no se encuentre sucia y si tiene la temperatura adecuada para su traslado. Si decides trasladarlo tú mismo debes posicionarte de frente a la pieza, separar las piernas asegurándote de tener un buen apoyo y flexionar ligeramente la rodilla. En todo momento la espalda debe permanecer recta. El peso debe estar equilibrado en el centro de tu cuerpo, realizando fuerza con las piernas y no con la espalda. Durante todo el trayecto tienes que realizar pasos cortos, evitando movimientos bruscos. Cuidado con conexiones eléctricas La manipulación de equipos o herramientas eléctricas es uno de los mayores riesgos de accidentes en los talleres. La instalación, mantenimiento y reparación de las herramientas las debe realizar el personal calificado para ello. Es esencial que las herramientas funcionen adecuadamente para el rendimiento del trabajo y para la seguridad del operario. Cada herramienta puede necesitar un voltaje diferente y se debe respetar la misma. Al enchufar un equipo o herramienta se debe hacer con la clavija homologada, evitando la utilización de conexiones extras que pueden sobrecargar la línea. El ambiente de trabajo tiene que ser seco al trabajar con herramientas eléctricas y siempre contar con un zapato de suela de goma. Utilización adecuada de las herramientas La norma de seguridad fundamental es respetar las normas de uso y funciones de cada herramienta. La limpieza y cuidado de la misma previene accidentes. También se debe verificar que la postura y ropa de trabajo del operario sea la adecuada, como gafas o guantes. La salud y bienestar de los operarios y equipos de trabajo es fundamental para tener éxito en cualquier proyecto. Con estos 10 consejos de seguridad e higiene en talleres mecánicos se pueden prevenir accidentes muy graves en estos establecimientos. u

14. u

15. El reglamento de taller mecánico tendrá como objetivo normar el uso del mismo, logrando así el óptimo aprovechamiento y conservación de sus consumibles e instalaciones. Los usuarios y encargados del taller deberán de comprometerse a respetar este reglamento y hacer que sea respetado.

16. Un extintor, extintor de fuego, o matafuego es un equipo que sirve para apagar fuegos. Consiste en un recipiente metálico que contiene un agente extintor de incendios a presión, de modo que al abrir una válvula el agente sale por una boquilla que se debe dirigir a la base del fuego Modo de uso Tira de la anilla del pasador para quitar el precinto. Presiona la maneta. Ataca el fuego en dirección del viento. ... Vierte el agente extintor a la base del fuego, procurando mantener la botella en posición vertical. Movimiento de zig-zag.

17. Rojo= señalamientos de prohibición Azul= señalamientos informativos Amarillo = señalamientos de precaución o peligro Verde = señalamiento de condición de seguridad

18. Los equipos de protección personal necesarios en un taller de carrocería están relacionados con los trabajos que se realizan, e ideados para la protección integral del operario. Se dividen en protección respiratoria, auditiva, ocular y prendas de protección. Protección respiratoria Las vías respiratorias son las puertas de entrada al cuerpo humano de contaminantes volátiles; en determinados casos, el contaminante puede detectarse fácilmente, por medio de olor, humo o polvo, pero existen algunos casos inodoros, que pueden resultar agresivos para el organismo. Deben ser identificados en la etiqueta del propio producto y en la ficha de datos de seguridad. 3M dispone de diferentes mascarillas. Mascarillas autofiltrantes ■ Mascarillas para partículas: 06983, 06922, 06910+, 06923+, 9312+ y 06933+. ■ Mascarillas para soldadura: 9928, 9922, 06920. Dependiendo de su capacidad de filtrado, se clasifican en P1, P2 y P3. ■ Mascarillas con filtros: 6941, 6942, 6200 y 6300. Protección auditiva Cuando se utilizan herramientas y el nivel de ruido sobrepasa los 85 decibelios, todo el personal que se encuentra en ese entorno deberá protegerse con EPI antirruido. El nivel de atenuación adecuado está entre 75-80 decibelios. ■ Tapones desechables: 1100 y 1110: son de espuma con tamaño único y se amoldan al canal auditivo con un nivel alto de atenuación y una efectiva e higiénica protección. Son hipoalergénicos con forma cónica. ■ Orejeras o auriculares: H4A, H510A, H520A, H540A. 94_en-el-ta Los ojos están expuestos a riesgos químicos, mecánicos y radiaciones, como proyecciones de material fundido, esquirlas, polvo, gotas o salpicaduras de líquidos y radiaciones de luz. ■ Gafas de seguridad, fabricadas con policarbonato de alto impacto, resistente al rayado, antiestático y con tratamiento antiempañamiento, ofrecen protección de radiación solar UV. 3M las agrupa del siguiente modo: Gafas de seguridad contra impactos: G2820, SF201AF, SF202AF, LEDLVIS, GROBASF. Gafas panorámicas: FHVISFAC y G2890SA. Cubregafas de seguridad: G2800. Pantallas faciales: G500. Pantallas de soldadura Speedglas: 100, 751120, 751111 y 751220. 3M suministra lentes adaptables al filtro de la pantalla, graduados: Soporte de lente de aumento ref. 171017 171020: lente de aumento 1.0 171021: lente de aumento 1.5 171022: lente de aumento 2.0 171023: lente de aumento 2.5 171024: lente de aumento 3.0 Prendas de protección La ropa empleada en los talleres de reparación (monos, batas, etc.), cuya finalidad es, básicamente, servir de protección a la vestimenta frente a la suciedad, no se considera equipo de protección individual (EPI). Las prendas de protección integral, o semiintegral, frente a riesgos químicos sí son consideradas EPI, por ejemplo, monos o buzos y capuchas: ■ Prendas de protección desechables 50198. ■ Capuchas de protección Tecaweldp, de tela repelente a las chispas incandescentes. ■ Guantes de protección química Glovnitl. La protección y seguridad en el puesto de trabajo beneficia a los trabajadores, a las empresas y al sistema ■ u

19. Se define como accidente, en otras palabras, un suceso no planeado y no deseado que provoca un daño, lesión u otra incidencia negativa sobre un objeto o sujeto. Para tomar esta definición, se debe entender que los daños se dividen en accidentales e intencionales

20. Riesgo es una medida de la magnitud de los daños frente a una situación peligrosa. El riesgo se mide asumiendo una determinada vulnerabilidad frente a cada tipo de peligro. Si bien no siempre se hace, debe distinguirse adecuadamente entre peligrosidad, vulnerable y riesgo