La planificación textual y el mejoramiento de la escritura académica

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
La planificación textual y el mejoramiento de la escritura académica por Mind Map: La planificación textual y el mejoramiento de  la escritura académica

1. El principal objetivo del gran número de investigaciones a propósito de la escritura, radicaba en el análisis y estudio de su función epistémica, entendida en este escrito como el nivel en el que se leen y componen escritos para provocar cambios cualitativos en los pensamientos, las acciones y los sentimientos.

2. 2.3 Estudiantes expertos y novatos. Los principiantes tienen problemas en el acceso al conocimiento que poseen, para generar saber y para organizarlo. Por esta razón, suelen escribir composiciones más cortas, comparadas con las de los expertos. Sus producciones poseen poca riqueza e integración conceptual. Tienen un estilo parecido al que se ha llamado “segmentado”, en contraposición con el de “tipo cohesionado” característico del escritor hábil

2.1. 2.4 De novato a experto. Informar de una manera escrita es diferente a comunicarse oralmente. Por una parte, implica el uso de convenciones (signos de puntuación, párrafos, etc.),

2.2. Las tareas escolares exigen que el alumno redacte solo unos párrafos. • Cuando se solicita una composición extensa en el aula de clase, no suele ser mayor de una cuartilla. • El objetivo de los textos se centra en evaluar aprendizajes previos, por ejemplo la tarea (y no en convencer, informar o entretener). • La escritura con fines personales está ausente, excepto en el caso de los niños, a quienes se les motiva a expresar sus experiencias por escrito. • La producción textual se evalúa, no se orienta. Como consecuencia de lo anterior, la redacción no llega a ser una actividad que se domine y que sirva para desarrollar el pensamiento, dado que el mejoramiento en la comunicación escrita se produce si el joven siente necesidad de ello.

3. 1. Las habilidades cognitivas Los procesos ejecutivos (planear, textualizar y revisar), a su vez, están controlados o regulados por otros de más alto nivel (metacognitivos). El estudiante eficiente debe realizar procedimientos ejecutivos para poner en funcionamiento, en el momento oportuno, aptitudes que le permitan desarrollar las habilidades cognitivas de planeación, textualización y revisión.

3.1. 1.2. Conocimiento del proceso de la composición. Los expertos tienen conciencia de lo que supone saber escribir, de los procesos implicados en la composición escrita y de las capacidades que se pueden aplicar en la producción textual.

3.2. - Estructura textual. Para saber escribir es necesario conocer la estructura de cada tipo textual. En un sentido más abstracto, es pertinente comprender el sentido del texto como representación de significado. -Capacidades y autorregulación. Los alumnos eficientes evalúan de forma adecuada su actuación y sus capacidades. -Actitud ante la escritura. La disposición del autor ante la tarea de producción textual facilita o dificulta el desarrollo de los procesos de la escritura

4. 2. Dificultades en la escritura Se puede considerar que los estudiantes inexpertos no desarrollan procesos cognitivos ni adoptan estrategias adecuadas para responder a las exigencias de la composición escrita. El comportamiento de dichos individuos presenta las siguientes características : • Ponen mayor énfasis en los factores de producción que en los procesos. • En el subproceso de planificación se preocupan más por las estrategias para terminar la tarea que por el contenido de la comunicación. • En la fase de revisión la atención se centra más en aspectos superficiales del texto. • Para enfrentarse a los problemas de escritura, buscan ayuda en los otros más que en sus propias capacidades

4.1. 2.1 Subproceso: la planificación La estrategia más empleada por los inexpertos es la de “decir el conocimiento”, esto es, redactar todo lo que les viene a la mente sin atender a las necesidades del lector (pues supone que este conoce lo que está sucediendo en la mente del escritor), a las exigencias del tema y a la organización del escrito.El escritor ineficiente no emplea estrategias adecuadas para buscar en la memoria los conocimientos que tiene sobre un tema.

4.1.1. A partir de un trabajo investigativo relacionado con las problemáticas que

4.1.2. los estudiantes encuentran en la planeación de la escritura, revelan que algunos alumnos admiten:

4.1.3. No emplear tiempo en el ejercicio de planificar

4.1.4. un texto y tener problemas a la hora de generar

4.1.5. las ideas necesarias para desarrollarlo.

4.1.6. Tener dificultades para adecuar la forma y el contenido de sus escritos al tipo de audiencia.

4.1.7. No tener conciencia de la posible relación entre

4.1.8. sus textos y las intenciones que los motivaron.

4.1.9. No seleccionar los conceptos con anterioridad,

4.1.10. sino transcribir aquellos que surgen de manera

4.1.11. espontánea en el momento de redactar.

4.1.12. No seguir en sus escritos más que el orden con

4.1.13. que las ideas se presentan en su mente o simplemente no seguir ningún orden.

4.1.14. Desconocer las posibles fuentes para la generación de pensamientos y carecer de estrategias para

4.1.15. buscar nuevas ideas y reflejarlas en un texto.

4.1.16. Confiar en su memoria para recordar los conceptos.

4.2. 2.2. Diferencias evolutivas.Para finalizar, Bereiter y Scardamalia (1987; citados por Mayer, 1999) analizaron las ideas generadas por estudiantes de diferentes edades e identificaron tres pasos dentro de la actividad de la planeación:

4.3. Los niños pequeños tienen dificultades para generar cualquier tipo de planes. Los escritores de este nivel tienen problemas incluso con los

4.4. subprocesos básicos de la planificación y la creación de ideas.

4.5. Los estudiantes de primaria (hasta los doce años aproximadamente) realizan una transmisión de

4.6. saber, esto es, presentan la expresión de sus esquemas tal como son creadas sin evaluarlas ni organizarlas.

4.7. Los escritores adultos producen una transformación del conocimiento, creando, evaluando y

4.8. organizando los datos antes de expresarlos para

4.9. comunicarse con el lector.

4.10. Este análisis demuestra cómo la habilidad de

4.11. crear planes no es suficiente, ya que los alumnos necesitan, además, aprender a evaluar y organizar las ideas que han generado.

5. Estas formas de organizar el texto evidencian cómo debe evolucionar el conocimiento sobre la escritura en los estudiantes. Sin duda, para aprender a organizar un escrito es necesario el saber previo de las estructuras textuales. Una estrategia para familiarizarse con dichos esquemas puede ser llevar a cabo una revisión extensa y atenta de diferentes tipos textuales. Compartir la revisión y la construcción de escritos, entre escritores principiantes y expertos, permite también centrar la atención en las características de las diferentes tipologías textuales.