Colonialidad del poder, eurocentrismo y América Latina

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Colonialidad del poder, eurocentrismo y América Latina por Mind Map: Colonialidad del poder, eurocentrismo y América Latina

1. La Globalización es la culminación de un proceso que comenzó con la constitución de América.

1.1. Además, con la del capitalismo colonial/moderno y eurocentrado como un nuevo patrón de poder mundial.

1.1.1. Uno de los ejes fundamentales de ese poder es la clasificación social de la población mundial sobre la idea de RAZA.

1.1.1.1. Entendiendo por raza una construcción mental que expresa la experiencia básica de la dominación colonial y que desde entonces permea las dimensiones más importantes del poder mundial.

2. América y el nuevo patrón de poder mundial

2.1. América se constituyó como el primer espacio/tiempo del nuevo patrón de vocación mundial. Por ello, como la primera id-entidad de la modernidad.

2.1.1. Los dos ejes fundamentales son:

2.1.1.1. La codificación de las diferencias entre conquistadores y conquistados en la idea de raza, es decir, una supuesta diferente estructura biológica que ubicaba a los unos en situación natural de inferioridad respecto de los otros.

2.1.1.1.1. Sobre esta base fue clasificada la población de América.

2.1.1.2. La articulación de todas las formas históricas de control del trabajo, de sus recursos y de sus productos, en torno del capital y del mercado mundial.

3. El Capitalismo: la nueva estructura de control del trabajo

3.1. Todas las formas de control y de explotación del trabajo y de control de la producción-apropiación-distribución de producto, fueron articuladas alrededor de la relación capital-salario y del mercado mundial.

3.1.1. Derivado de ello se establecía una nueva, original y singular estructura de relaciones de producción en la experiencia histórica del mundo: el capitalismo mundial.

4. Colonialidad del poder y capitalismo mundial

4.1. Los elementos raza y división del trabajo, quedaron estructuralmente asociados y reforzándose mutuamente.

4.1.1. Cada forma de control del trabajo estuvo articulada con una raza particular.

4.1.1.1. La clasificación racial de la población y la temprana asociación de las nuevas identidades raciales de los colonizados con las formas de control no pagado, no asalariado, del trabajo, desarrolló entre los europeos o blancos la específica percepción de que el trabajo pagado era privilegio de los blancos.

4.2. Colonialidad y eurocentramiento del capitalismo mundial

4.2.1. Europa se convirtió también, hasta el siglo XIX y virtualmente hasta la crisis mundial alrededor de 1870, en la sede central del proceso de mercantilización de la fuerza de trabajo, es decir del desarrollo de la relación capital-salario como forma específica de control del trabajo de sus recursos y de sus productos.

4.2.1.1. El resto de las regiones y poblaciones incorporadas al nuevo mercado mundial y colonizadas o en curso de colonizacion bajo dominio europeo, permanecian basicamente bajo relaciones no-salariales de trabajo.

5. Colonialidad del poder y eurocentrismo

5.1. La elaboración intelectual del proceso de modernidad produjo una perspectiva de conocimiento y un modo de producir conocimiento que dan muy ceñida cuenta del carácter del patrón mundial de poder: colonial/moderno, capitalista y eurocentrado. Esa perspectiva y modo concreto de producir conocimiento se reconocen como eurocentrismo

5.2. Eurocentrismo es una perspectiva de conocimiento cuya elaboración sistemática comenzó en Europa Occidental antes de mediados del siglo XVII

6. Capital y capitalismo

6.1. En América la esclavitud fue deliberadamente establecida y organizada como mercancía para producir mercancías para el mercado mundial y para servir a los propósitos y necesidades del capitalismo.

6.2. Todas las formas de trabajo y de control del trabajo en América no sólo actuaban simultáneamente, sino que estuvieron articuladas alrededor del eje del capital y del mercado mundial.

6.3. Sólo con América pudo el capital consolidarse y obtener predominancia mundial

7. Evolucionismo y dualismo

7.1. La primera identidad geocultural moderna y mundial fue América.

7.2. Europa fue la segunda y fue constituida como consecuencia de América.

7.3. La constitución de Europa como nueva entidad/identidad histórica se hizo posible con el trabajo gratuito de los indios, negros y mestizos de América, con su avanzada tecnología en la minería y en la agricultura, y con sus respectivos productos.

7.4. Los europeos se persuadieron a sí mismos, desde mediados del siglo XVII y también concluyeron que eran naturalmente (racialmente) superiores a todos los demás, puesto que habían conquistado a todos y les habían impuesto su dominio.

8. Eurocentrismo y revolución en América Latina

8.1. Para crear en América Latina una revolución democrático-burguesa basada en el modelo europeo, primero se debe admitir: 1) la relación secuencial entre feudalismo y capitalismo, 2) la existencia histórica del feudalismo, así como del conflicto histórico antagónico entre la aristocracia feudal y la burguesía; 3) una burguesía interesada en llevar a cabo esa revolución.

8.2. La dominación es el requisito de la explotación, y la raza es el instrumento más eficaz de dominación que, asociado a la explotación sirve como clasificador del poder capitalista actual.

8.2.1. Por lo tanto, un Estado-nación moderno sólo puede construirse a través de un proceso de democratización donde se incluya la ciudadanía y la representación política.

8.3. El socialismo no puede ser otra cosa que la trayectoria de una radical devolución del control sobre el trabajo/ recursos / productos, así como sobre el sexo/ recursos / productos , además autoridad / instituciones/ violencia y finalmente la intersubjetividad/ conocimiento/ comunicación a la vida cotidiana de las gentes.

8.4. Latinoamérica tiene que dejar de ser, lo que no es, en torno a aprender a liberarse del espejo eurocéntrico que distorsiona su imagen.

9. Eurocentrismo y experiencia histórica en América Latina

9.1. El eurocentrismo y la "cuestión nacional": El Estado nación

9.1.1. El "Estado-nación es una experiencia muy especifica. Implica a las instituciones modernas de ciudadanía y democracia política.

9.1.1.1. Así, la ciudadanía puede llegar a servir como igualdad legal, civil y política para gentes socialmente desiguales.

9.1.2. El Estado nación, puede expresarse como identidad para la comunidad porque:

9.1.2.1. Los miembros se identifican como el fragmento de una comunidad.

9.1.2.2. Los miembros precisan tener real algo en común.

9.1.2.3. Homogeneiza a los miembros del Estado, resultando en la común participación democrática en el control de la generación y de la gestión de las instituciones de autoridad pública y de sus específicos mecanismos de violencia

9.1.3. El Estado-nación es una estructura de poder y producto del mismo.

9.1.3.1. Para ello se requiere de un territorio, una población y tiempo delimitados.

9.1.4. El proceso de centralización estatal que antecedió en Europa Occidental a la formación de Estados-nación, fue paralelo a la imposición de la dominación colonial que comenzó con América.

9.1.4.1. El proceso europeo fue muy distinto al americano.

9.1.4.2. En el caso de América, la existencia de un fuerte Estado central no es suficiente para producir un proceso de relativa homogeneización de una población previamente diversa y heterogénea, para producir así una identidad común y una fuerte y duradera lealtad a dicha identidad.

9.2. El Estado-nación en América: Estados Unidos

9.2.1. Los indios en un principio no fueron colonizados, algunos pueblos nativos fueron reconocidos como naciones, no eran parte de la población incorporada al espacio de dominación colonial britano-americana

9.2.2. Al fundarse Estados Unidos como país independiente, el proceso de constitución del nuevo patrón de poder llevó desde el comienzo a la configuración de un Estado-nación.

9.2.2.1. Exceptuando el racismo de la época, el Estado-nación era genuinamente representativo de la mayoría de la población.

9.2.3. Se dividieron democráticamente las tierras arrebatadas de los nativos tras su colonización.

9.2.3.1. Lo que generó una participación notablemente democrática en el control de la generación y la gestión de la autoridad publica.

9.2.4. Este Estado abrió sus puertas a todos los extranjeros que eran atraídos hacia una intensa participación política y con la libertad de decisión de participar o no. Con excepción de nativos americanos y afrodescendientes.

9.3. América Latina: Cono Sur y mayoría blanca

9.3.1. Los indios, en su mayoría, tampoco fueron integrados a la sociedad colonial, sin disponibilidad para convertirse en trabajadores explotados.

9.3.1.1. Y la población negra fue una minoría durante el período colonial.

9.3.2. Los dominantes de estos países consideraron necesaria la conquista del territorio que los indios poblaban y el exterminio de éstos como forma expeditiva de homogenizar la población nacional y con ello facilitar el proceso de constitución de un Estado-nación moderno,

9.3.3. La extrema concentración de la tenencia de la tierra, en particular las de los indios, hizo imposible cualquier tipo de relaciones sociales democráticas entre los propios blancos y en consecuencia de toda relación política democrática

9.3.3.1. En lugar de una sociedad democrática, capaz de representarse y organizarse políticamente en un Estado democrático, lo que se constituyó fue una sociedad y un Estado oligárquicos.

9.3.4. Su emergencia como una de las áreas prósperas del mercado mundial fue fue rápida, lo que impulsó una masiva migración desde Europa del Sur, del Centro y del Este. Pero las condiciones estructurales que encontraron los migrantes no fueron tan favorables como en Estados Unidos.

10. La cuestión de la modernidad

10.1. El actual patrón de poder mundial es el primero efectivamente global de la historia conocida.

10.1.1. La humanidad actual en su conjunto constituye el primer sistema-mundo global históricamente conocido, el cual tiene en común tres elementos centrales que afectan la vida cotidiana de la totalidad de la población mundial:

10.1.1.1. La colonialidad del poder.

10.1.1.2. El capitalismo.

10.1.1.3. El eurocentrismo.

10.1.2. Este primer sistema-mundo global, involucra al conjunto de la población mundial, a todos los mundos o ex-mundos articulados en el patrón global de poder, a cada uno de sus segmentos diferenciados o diferenciables, constituyendo la reconstitución histórica de cada uno de ellos por su incorporación al nuevo y común patrón de poder mundial.

10.1.3. Es el primero donde en cada uno de los ámbitos de la existencia social están articuladas todas las formas históricamente conocidas de control de las relaciones sociales correspondientes.

10.1.3.1. CONTROL DE LA EMPRESA CAPITALISTA:

10.1.3.1.1. Sobre el trabajo, sus recursos y sus productos.

10.1.3.2. CONTROL DE LA FAMILIA BURGUESA:

10.1.3.2.1. Sobre el sexo, recursos y productos.

10.1.3.3. CONTROL DEL ESTADO NACIÓN:

10.1.3.3.1. Sobre la autoridad, recursos y productos.

10.1.3.4. CONTROL DEL EUROCENTRISMO:

10.1.3.4.1. Sobre la intersubjetividad.

10.1.3.5. Cada una de esas instituciones existe en relaciones de interdependencia con cada una de las otras, de manera que el el patrón de poder está configurado como un sistema.

10.2. Modernidad: concepto que abarca el cambio en la dimensión material de las relaciones sociales, así como también un conflicto de intereses sociales

10.3. Los cambios ocurren en todos los ámbitos de la existencia social de los pueblos y por lo tanto, de sus miembros individuales

10.4. Para los explotados del capital y en general para los dominados del patrón de poder, la modernidad generó un horizonte de liberación de las gentes de toda relación, estructura o institución vinculada a la dominación y a la explotación, pero también las condiciones sociales para avanzar en dirección a ese horizonte

11. Nuevo patrón de poder mundial y nueva intersubjetividad mundial

11.1. Una vez en condición de centro del capitalismo mundial, Europa pudo imponer su dominio colonial sobre las demás regiones y poblaciones, incorporándolas al “sistema mundo” que y a su específico patrón de poder, generando para estas regiones poblacionales:

11.1.1. Un proceso de re-identificación histórica, atribuyéndoseles nuevas identidades geoculturales.

11.1.2. Un patrón racista de clasificación social universal de la población mundial.

11.1.3. Una configuración cultural, intelectual, intersubjetiva, equivalente a la articulación de todas las formas de control del trabajo en torno del capital, para establecer el capitalismo mundial.

11.2. Configuración del nuevo universo de relaciones intersubjetivas de dominación entre Europa y las demás regiones y poblaciones del mundo: dando como resultado el ETNOCENTRISMO

11.2.1. En primer lugar, se expropiaron a las poblaciones colonizadas a aquellos que resultaban más aptos para el desarrollo del capitalismo y en beneficio del centro europeo.

11.2.2. En segundo lugar, se reprimieron las formas de producción de conocimiento de los colonizados, sus patrones de producción de sentidos, su universo simbólico, sus patrones de expresión y de objetivación de la subjetividad.

11.2.3. En tercer lugar, se forzaron a los colonizados a aprender parcialmente la cultura de los dominadores en todo lo que fuera útil para la reproducción de la dominación, sea en el campo de la actividad material, tecnológica, como de la subjetiva, especialmente religiosa.

11.3. Los europeos generaron una nueva perspectiva temporal de la historia y re-ubicaron a los pueblos colonizados, y a sus respectivas historias y culturas, en el pasado de una trayectoria histórica cuya culminación era Europa.

11.3.1. Las relaciones intersubjetivas y culturales entre Europa Occidental, y el resto del mundo, fueron codificadas en nuevas categorías:

11.3.1.1. Oriente-Occidente, primitivo-civilizado, mágico/mítico-científico, irracional-racional, tradicional-moderno.

12. 4 trayectorias del Estado- Nación:

12.1. 1. Un limitado pero real proceso de descolonización/democratización a través de revoluciones radicales como en México y Bolivia, entre otras mas.

12.2. 2. Un limitado pero real proceso de homogeneización colonial (racial), como en el Cono Sur (chile, Uruguay, Argentina), por medio de un genocidio masivo de la población aborigen.

12.3. 3. Un siempre frustrado intento de homogeneización cultural a través del genocidio cultural de los indios, negros y mestizos, como en México, Perú, Ecuador, Guatemala-Centro y Bolivia.

12.4. 4. La imposición de una ideología de "democracia racial" que enmascara la verdadera discriminación y la dominación colonial de los negros, como en Brasil, Colombia y Venezuela.