Lluvia de ideas Android

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Lluvia de ideas Android por Mind Map: Lluvia de ideas Android

1. Gradle, es una herramienta que permite la automatización de compilación de código abierto, la cual se encuentra centrada en la flexibilidad y el rendimiento. Gradle tiene una gran flexibilidad y nos deja hacer usos otros lenguajes y no solo de Java, también cuenta con un sistema de gestión de dependencias muy estable. Gradle es altamente personalizable y rápido ya que completa las tareas de forma rápida y precisa reutilizando las salidas de las ejecuciones anteriores, sólo procesar las entradas que presentan cambios en paralelo. Características de Gradle Algunas características de Gradle que podemos destacar son las siguientes: Depuración colaborativa: Permite compartir los resultados de la compilación para resolver en equipo de forma eficiente posibles problemas que aparezcan. Construcción incremental: Valida en el proceso de compilación si la entrada, salida o implementación de una tarea ha cambiado, en caso de no existir algún cambio la considera actualizada y no se ejecuta. Diseño de repositorio personalizado: Podremos tratar prácticamente cualquier estructura de directorios del sistema de archivos como un repositorio de Artifacts. Dependencias transitivas: Es uno de los principales beneficios que ofrece al utilizar la gestión de dependencias ya que se encarga de descargar y administrar las dependencias transitivas. Soporte a Groovy y Scala incorporado: Compatibilidad con los proyectos de Groovy, permitiendo trabajar con código Groovy o código Scala e inclusive desarrollar código mixto Java y Groovy o Java y Scala. Compilación incremental para Java: En caso de que el código fuente o la ruta de clase cambien, Gradle cuenta con la capacidad para detectar todas las clases que se vean afectadas por dicho cambio y procederá a recompilarlas. Embalaje y distribución de JAR, WAR y EAR: Cuenta con herramientas para empaquetar el código basado en JVM (Java Virtual Machine) en archivos de archivo comunes. Integración con Android Studio: Android Studio no cuenta con un generador interno, sino que delega todas las tareas de compilación en Gradle, garantizando la corrección en todas las construcciones, ya sea que se ejecuten desde Android Studio, la línea de comandos o un servidor de construcción de integración continua. Soporte de MS Visual C ++ y GoogleTest: Gradle acepta la construcción con el compilador de Visual C de Microsoft en Windows. (VS 2010, VS 2013 y VS 2015 compatibles), así como también realizar pruebas de aplicaciones C con GoogleTest. Publicar en repositorios Ivy y Maven: Permite publicar Artifacts en repositorios Ivy con diseños de directorios completamente personalizables. De igual modo, sucede con Maven en Bintray o Maven Central. TestKit para pruebas funcionales: Permite la ejecución programática de builds inspeccionando los resultados de compilación, ésta es una prueba de compatibilidad entre versiones. Distribuciones personalizadas: En Gradle cada distribución cuenta con un directorio init.d en el que se pueden colocar scripts personalizados que pre configuran su entorno de compilación. Lee el formato POM: Es compatible con el formato de metadatos POM, por lo que es posible recuperar dependencias de cualquier repositorio compatible con Maven. Compara builds: Resalta de forma rápida las diferencias entre compilaciones, lo que hace que el análisis de la causa raíz sea mucho más rápido y eficaz. Compilador daemon: Gradle crea un proceso de daemon que se reutiliza dentro de una compilación de múltiples proyectos, cuando necesita bifurcar el proceso de compilación, mejorando la velocidad de compilación. Personalizar y extender escaneos: Ofrece la opción de agregar sus propios datos para construir escaneos como etiquetas, valores y enlaces, integrando escaneos de compilación en la cadena de herramientas. Caché de dependencia de terceros: Las dependencias de repositorios remotos se descargan y almacenan en caché localmente, las compilaciones posteriores utilizan los artifacts almacenados en caché para evitar el tráfico de red innecesario.

2. Android SDK

2.1. El SDK de Android es un conjunto de herramientas y bibliotecas de desarrollo de software que se requieren para desarrollar aplicaciones Android. Cada vez que Google lanza una nueva versión o actualización de Android, también se lanza un nuevo SDK que los desarrolladores deben descargar e instalar. Cabe destacar que, si bien también puedes descargar y utilizar el SDK de Android sin necesidad de usar Android Studio, por lo general deberás trabajar con Android Studio para cualquier desarrollo de Android. El Android SDK comprende todas las herramientas necesarias para codificar programas desde cero e incluso para ponerlos a prueba. Estas herramientas permiten que el proceso de desarrollo fluya sin problemas, desde el desarrollo y la depuración de programas hasta el empaquetado. El Android SDK es compatible con Windows, macOS y Linux, de modo que puedes desarrollar en cualquier de estas plataformas.

3. Android Virtual Devices

3.1. Un dispositivo virtual Android (AVD) te va a permitir emular en tu ordenador diferentes tipos de dispositivos basados en Android. De esta forma podrás probar tus aplicaciones en una gran variedad de teléfonos, tabletas, relojes o TV con cualquier versión de Android, tamaño de pantalla o tipo de entrada. Para poder probar las aplicaciones que desarrolles para Android vas a disponer de un emulador. De esta manera no es necesario disponer de un dispositivo real para para ejecutar y probar las aplicaciones. Para gestionar los dispositivos virtuales, el SDK de Android contiene el Android Virtual Device Manager. Este gestor puedes ejecutarlo haciendo doble clic sobre el icono del archivo AVD Manager que encontrarás en la carpeta en la que hayas instalado el SDK de Android.

4. Gradle