TEORIAS POSFREUDIANAS DE ERICK ERICKSON

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
TEORIAS POSFREUDIANAS DE ERICK ERICKSON por Mind Map: TEORIAS POSFREUDIANAS DE ERICK ERICKSON

1. El yo en la teoría posfreudiana

1.1. Erikson sostenía que nuestro yo es una fuerza positiva que crea una identidad, un sentido de sí mismo

1.2. El yo nos ayuda a adaptarnos a los diferentes conflictos y crisis de la vida y nos protege de la pérdida de individualidad que provocan las fuerzas uniformadoras de la sociedad

1.3. Durante la infancia, el yo es débil, maleable y frágil, pero hacia la adolescencia debería empezar a tomar forma y ganar fuerza.

1.4. Erikson identificó tres aspectos del yo relacionados entre sí: el yo corporal , el ideal del yo y la identidad del yo.

1.4.1. El yo corporal es la experiencia que tenemos de nuestro cuerpo, un modo de percibir nuestro sí mismo físico de manera distinta a como lo perciben los demás.

1.4.2. El ideal del yo representa la imagen que tenemos de nosotros mismos en comparación con un ideal establecido; es la causa de que estemos satisfechos o insatisfechos, no solo con nuestro sí mismo físico, sino también con nuestra identidad personal.

1.4.3. La identidad del yo es la imagen que tenemos de nosotros mismos en los diversos roles sociales que desempeñamos.

2. Etapas del desarrollo psicosocial

2.1. Lactancia

2.1.1. La primera etapa psicosocial, es un periodo que abarca aproximadamente el primer año de vida y coincide con la etapa del desarrollo oral de Freud. esta etapa es un periodo de incorporación

2.1.2. En esta etapa esta el modo oral-sensorial, Erikson se expresa en el término oral-sensorial , como modo de adaptación psicosexual principal de los bebés. Esta etapa se caracteriza por dos modos de incorporación: recepción y aceptación de lo que se les ofrece.

2.1.3. Confianza básica vrs. desconfianza básica, Las relaciones interpersonales más importantes de los lactantes son las que mantienen con su cuidador principal, por lo general la madre. Si perciben que su madre les proporciona alimento periódicamente, empezarán a adquirir confianza básica si no encuentran una correspondencia entre sus necesidades orales-sensoriales y su entorno, desarrollarán la fuerza opuesta, la desconfianza básica.

2.2. Primera infancia

2.2.1. La segunda etapa psicosocial es la primera infancia, un periodo que coincide con la fase anal de Freud y abarca aproximadamente el segundo y tercer año de vida.

2.2.2. Modo anal-uretral-muscular, Durante el segundo año de vida, la principal adaptación psicosexual de los niños es el modo anal-uretral-muscular

2.2.3. Autonomía vrs. vergüenza y duda. Si la primera infancia es un periodo de autoexpresión y autonomía, también es un periodo de vergüenza y duda. Los padres podrían avergonzar a sus hijos por manchar la ropa interior o ensuciarse mientras comen y también podrían inculcarles la duda si desconfían de la capacidad de sus hijos para cumplir sus normas. El conflicto entre autonomía, por una parte, y vergüenza y duda, por otra, se convierte en la crisis psicosocial más importante de la primera infancia.

2.3. Edad del juego

2.3.1. La tercera etapa del desarrollo de Erikson es la edad del juego , un periodo que coincide con la fase fálica de Freud, entre los tres y cinco años de edad aproximadamente.

2.3.2. El modo psicosexual principal durante la edad del juego es el genital-locomotor situación edípica es un prototipo de “el poder de representación de los humanos, que se prolonga durante toda la vida”, el complejo de Edipo es un drama interpretado en la imaginación del niño e incluye la comprensión rudimentaria de conceptos tan básicos como la reproducción, el crecimiento, el futuro y la muerte.

2.3.3. Iniciativa vrs. culpa. Cuando los niños empiezan a moverse con más facilidad y energía y se despierta su interés genital, adoptan una actitud impertinente y directa hacia el mundo. Aunque empiezan a tomar iniciativas para seleccionar y perseguir sus objetivos, muchos de estos objetivos, como casarse con su madre o su padre, o irse de casa, los deben reprimir o aplazar.

2.4. Edad escolar

2.4.1. El concepto de edad escolar de Erikson abarca desde los seis años hasta los doce o trece aproximadamente y coincide con el periodo de latencia de la teoría de Freud. A esta edad el mundo social de los niños se va ampliando más allá de la familia para incluir a los compañeros, profesores y otros modelos de adultos.

2.4.2. Erikson coincidía con Freud en que la edad escolar es un periodo de latencia psicosexual. La latencia sexual es importante porque permite a los niños desviar sus energías hacia el aprendizaje de su cultura y las estrategias de interacción social.

2.4.3. Laboriosidad vrs. inferioridad. Si durante la edad escolar el desarrollo sexual es mínimo, el crecimiento social es inmenso. La crisis psicosocial de esta etapa es el conflicto entre laboriosidad e inferioridad. La laboriosidad, una cualidad sintónica, significa esmero, la voluntad de trabajar y acabar el trabajo, pero si su trabajo resulta insuficiente para lograr sus objetivos, adquieren una sensación de inferioridad.

2.5. Adolescencia

2.5.1. La adolescencia , el periodo que abarca desde la pubertad hasta la adultez joven, es una de las etapas del desarrollo cruciales porque, al final de este periodo, el individuo debe adquirir un fuerte sentido de identidad del yo.

2.5.2. La pubertad , que se define como madurez genital, desempeña un papel relativamente secundario en el concepto de adolescencia de Erikson .

2.5.3. Identidad vrs. confusión de identidad. La búsqueda de la identidad del yo alcanza un máximo durante la adolescencia, cuando los jóvenes se esfuerzan por saber quiénes son

2.5.3.1. La identidad se define de manera tanto positiva como negativa, pues los adolescentes deciden lo que quieren ser y aquello en lo que creen, al tiempo que descubren lo que no quieren ser y aquello en lo que no creen.

2.5.3.2. La confusión de identidad es un conjunto de problemas que incluye una autoimagen dividida , incapacidad para crear intimidad, sensación de urgencia, falta de concentración en las tareas que la requieren y rechazo de las normas de la familia o la comunidad.

2.6. Adultez joven

2.6.1. La adultez joven, que abarca desde los diecinueve hasta los treinta años aproximadamente, está limitada no tanto por el tiempo como por el logro de la intimidad al principio de la etapa y el desarrollo de la generatividad al final.

2.6.2. La verdadera genitalidad solo se puede desarrollar durante la adultez joven, cuando se distingue por la presencia de confianza mutua y un intercambio estable de satisfacciones sexuales con la persona amada.

2.6.3. La intimidad es la capacidad de fusionar nuestra identidad con la de otra persona, sin miedo a perderla y, como solo se puede lograr después de formar un yo estable, las relaciones esporádicas frecuentes en los jóvenes adolescentes no se pueden considerar intimidad

2.7. Adultez

2.7.1. La séptima etapa del desarrollo es la adultez , el periodo en el que las personas empiezan a ocupar su lugar en la sociedad y asumen la responsabilidad que ello conlleva.

2.7.2. la procreatividad hace referencia a un contacto más que genital con una pareja, conlleva asumir la responsabilidad del cuidado de los hijos fruto de ese contacto sexual. En condiciones ideales, la procreación debería ser una consecuencia de la intimidad madura y el amor establecido en la etapa anterior.

2.7.3. La generatividad, que está relacionada con la creación y orientación de una nueva generación, engloba la procreación, la producción de trabajo y la creación de productos e ideas que contribuyan a la construcción de un mundo mejor.

2.8. Vejez

2.8.1. La octava y última etapa del desarrollo es la vejez . Erikson tenía poco más de 40 años cuando conceptualizó por primera vez esta etapa y la definió de manera arbitraria como el periodo que abarca aproximadamente desde los 60 años de edad hasta el final de la vida.

2.8.2. La última etapa psicosexual es la sensualidad generalizada. Erikson no profundizó mucho sobre este modo de vida psicosexual, pero se puede inferir que significa disfrutar de diversas sensaciones físicas: sonidos, sabores, olores, abrazos y quizás también estimulación genital.

2.8.3. La última crisis de identidad de las personas enfrenta a la integridad con la desesperación .

2.8.3.1. La integridad conlleva un sentimiento de unidad y coherencia, una capacidad para mantener el sentido del sí mismo a pesar de la pérdida paulatina de fuerza física e intelectual.

2.8.3.2. Desesperación significa, literalmente, ausencia de esperanza. la última cualidad distónica del ciclo de vida, está en el extremo opuesto a la esperanza, la primera fuerza básica de las personas.