PSICOLOGÍA DE LA ANORMALIDAD

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
PSICOLOGÍA DE LA ANORMALIDAD por Mind Map: PSICOLOGÍA DE LA ANORMALIDAD

1. todas las clasificaciones actuales de los TP exigen:

1.1. Que el comienzo del trastorno se ubique en la infancia o en la adolescencia (inicio precoz)

1.2. Que haya una persistencia de la conducta en el tiempo y en casi todas las situaciones (estabilidad y consistencia)

1.3. Que cause sufrimiento personal, problemas en el trabajo o dificultades en las relaciones familiares o sociales.

2. La personalidad:

2.1. Constituye la identidad personal ante uno mismo y ante los demás.

2.2. Los Rasgos

2.2.1. Los rasgos:

2.2.2. Se transforman en trastornos cuando son:

2.2.2.1. -inflexibles - desadaptivos - omnipresentes - de inicio precoz - resistentes al cambio - cuando causan un deterioro funcional - malestar subjetivo

2.3. Hay configuraciones anómalas de la personalidad

2.3.1. Egosintónicas

2.3.1.1. Hacen sufrir No saben ni aceptan que tienen un trastorno. Tienen problemas en las relaciones interpersonales. Piensan que son los demás los culpables de ello. Son incapaces de mantener un trabajo estable o una relación afectiva prolongada en el tiempo; pueden tener síntomas depresivos o ansiedad no responden a los tratamientos convencionales.

2.3.2. Egodistónicas

2.3.2.1. por el contrario, sufren, se sienten desgraciados y les gustaría ser de otra manera.

3. Se centra

3.1. En el estudio y tratamiento de aquellos TM y emocionales que interfieren con la capacidad de una persona para sentirse a sí misma y llevar a cabo las funciones de la vida diaria.

3.2. Estos trastornos pueden ser el resultado de un trauma físico o emocional, herencia genética o desequilibrios en los productos químicos del cerebro

3.2.1. Estas personas requieren tratamientos como:

3.2.1.1. Medicamentos

3.2.1.2. Psicoterapia

4. Estudia

4.1. A las personas que son “anormales” o “atípicas” en comparación con los miembros de una sociedad determinada.

5. Diagnóstico de los trastornos de personalidad en la actual medición DSM-IV

5.1. implica dos aspectos centrales:

5.1.1. Es un patrón de conductas y de experiencias internas que está generalizado, es estable y se mantiene al menos desde la adolescencia.

5.1.2. Se refiere a la identificación de un trastorno de personalidad en una lista de diez, con una categoría adicional de “no específico

5.2. Tiene 3 características especiales

5.2.1. fallos de adaptación, que implican alteraciones de la identidad.

5.2.2. Establece cinco categorías diagnósticas

5.2.2.1. antisocial/psicópata

5.2.2.2. evitativo

5.2.2.3. límite

5.2.2.4. obsesivo- compulsivo

5.2.2.5. esquizotípico

5.2.3. Y una serie de seis dominios de personalidad, cada uno de los cuales con un subconjunto de facetas o rasgos.

6. Algunos TP no son tan inflexibles

6.1. Puede ser la diferenciación del grupo

6.1.1. Tyrer2 entre pacientes de tipo R (sin conciencia de trastorno ni motivación para el cambio) y de tipo S (con conciencia de trastorno y motivación para la terapia)

6.1.2. hay trastornos que cambian con el transcurso del tiempo.

6.1.2.1. Tp antisocial

6.1.3. Del grupo B, así como la

6.1.3.1. Personalidad Impulsiva

6.1.3.1.1. Disminuye con la edad

6.1.4. En los grupos A y C aumenta el diagnóstico de trastornos de los probablemente como consecuencia del

6.1.4.1. Aislamiento social

7. Controversias sobre los trastornos de la personalidad desde la publicación del DSM-III/ DSM-IV

7.1. tienen una baja puntuación en propiedades psicométricas.

7.2. Se perpetúan por consenso y tradición.

7.3. Según Livesley4, la validez de la mayoría de los diagnósticos no ha sido establecida empíricamente.

7.4. Tampoco han mostrado validez los grupos diferenciales del DSM (conglomerados A, B y C)

7.5. Se apoyan en la tradición y en el consenso que en los datos empíricos

8. Cuando se analizan la estructura factorial del MCMI y las variables psicofisiológicas y neuropsicológica

8.1. la validez de constructo en las categorías vigentes de los TP es baja

8.2. los estudios muestran que no hay posibilidad de discriminación normalmente aparecen diagnósticos múltiples.

8.3. con la validez propiamente externa, no hay pruebas de que los diagnósticos predigan importantes variables externas relacionadas con la etiología.

8.4. el modelo categorial se perpetúa debido a las estrechas relaciones entre la psiquiatría y los modelos médicos,

8.5. El funcionamiento cognitivo de los seres humanos tiende a operar con categorías a la hora de organizar la información que le llega del exterior.

8.6. Es una cuestión de comodidad y de utilidad.

9. La clasificación de los TP que hacen tanto

9.1. .

9.2. .

9.2.1. Enfoque politético

9.2.1.1. La consecuencia de este enfoque es que hay maneras muy distintas de poder cumplir

9.2.2. una vez cumplidos los criterios mínimos (la mitad más uno, independientemente de cuáles sean en concreto) para el diagnóstico de un TP, se podrá llevar a cabo dicho diagnóstico.

9.2.2.1. ejemplo

9.3. Diagnóstico categorial en los TP

9.3.1. Tiene asociados graves problemas.

9.3.1.1. 1) Escaso ajuste entre pacientes y prototipos 2) Solapamiento de los criterios propuestos entre diversas categorías y trastornos del Eje I; 3) Baja fiabilidad temporal y entre evaluadores. 4) Pobre validez diagnóstica. 5) poca utilidad para el tratamiento.

9.3.2. Modelos categoriales

9.3.2.1. Un acercamiento direccional

9.3.2.1.1. Ofrece ventajas

9.4. Los límites entre los trastornos del Eje I y Eje II con frecuencia son difusos.

9.4.1. El Eje I, para trastornos clínicos y otros trastornos que pueden ser objeto de atención clínica (trastornos de ansiedad, del estado de ánimo, disociativos, etc.).

9.4.2. EJE I

9.4.2.1. En este eje se codifican los trastornos clínicos y otras enfermedades que puedan ser objeto de atención clínica.

9.4.2.2. los trastornos en este eje suelen ser floridos, llamativos y evidentes:

9.4.2.2.1. Depresión

9.4.2.2.2. Problemas de pareja

9.4.3. EJEII

9.4.3.1. Incluye los trastornos de la personalidad y el retraso mental.

9.4.3.2. puede utilizarse para hacer constar mecanismos de defensa y características desadaptativas de la personalidad

9.4.3.3. los TP en este eje no implica que su patogenia o la índole de la terapéutica apropiada sean fundamentalmente diferentes de las implicadas en los trastornos codificados en el Eje I

9.4.3.3.1. .

9.4.4. EJE III

9.4.4.1. para enfermedades médicas

9.4.5. EJE IV

9.4.5.1. para problemas psicosociales y ambientales.

9.4.6. EJE V

9.4.6.1. para la evaluación de la actividad global (EEAG).

10. Propuestas de futuro (DSM-V) presentadas durante los últimos años

10.1. Eysenck12 Psicobiológica

10.1.1. Propuesta psicobiológicas con sus tres factores:

10.1.1.1. extraversión

10.1.1.2. Neuroticismo

10.1.1.3. Psicoticismo

10.2. Gray13

10.2.1. ansiedad o susceptibilidad al castigo

10.2.2. Impulsividad o susceptibilidad al refuerzo

10.3. Zuckerman-Kuhlman

10.3.1. un modelo de cinco factores alternativos:

10.3.1.1. .

10.4. Millon14,

10.4.1. planteó su modelo de polaridades y teoría evolutiva

10.4.1.1. .

10.5. Tellegen, Watson y Clark17

10.5.1. reorganizaron su teoría diseñando un modelo de tres grandes factores. sustentados sobre una base hereditaria

10.5.1.1. emocionalidad positiva

10.5.1.1.1. .

10.5.1.2. emocionalidad negativa

10.5.1.3. inhibición

10.6. Costa y McCrae11

10.6.1. Diseñó el modelo de los cinco superfactores de personalidad

10.6.1.1. neuroticismo, extraversión, apertura, amabilidad y responsabilidad.

10.6.1.1.1. evaluables mediante el intrumento NEO-PI-R,

10.7. Livesley y Jackson18

10.7.1. Propusieron “evaluación dimensional de la patología de personalidad. Los rasgos se agruparon en torno a cuatro factores.

10.7.1.1. Desregulación

10.7.1.2. comportamiento antisocial

10.7.2. Introversión-inhibición

10.8. compulsividad

10.9. Cloninger

10.9.1. apoyado en su modelo de siete factores

10.9.1.1. baja cooperatividad, baja auto trascendencia y bajo autocontrol

10.10. Shedler y Westen20

10.10.1. proponen una valoración clínica y extraen 12 factores:

10.10.1.1. .

10.11. Oldham y Skodol21

10.11.1. diferencian diversos niveles

10.11.1.1. 1) prototípico (cumple todos los criterios del tipo) 2) moderado (muestra uno o más criterios sobre el punto de corte. 3) umbral (cumple justamente los criterios requeridos. 4) sub-umbral (tiene un criterio por debajo del punto de corte 5) rasgos (muestra solo 1-3 criterios. 6) ausente (no cumple los criterios

10.12. Siever y Davis22

10.12.1. proponen un continuo entre los Ejes I y II distinguen tres dimensiones:

10.12.1.1. organización cognitivo/perceptiva; inestabilidad/ agresividad; y ansiedad/inhibición

11. La psicopatología

11.1. Emana las perturbaciones en el pensamiento sobre sí mismo y los demás.

11.1.1. cada paciente debe ser evaluado por los siguientes niveles de funcionamiento:

11.1.1.1. Interpersonal

11.1.1.1.1. Empatía, Intimidad y Cooperación, y Complejidad e integración de las representaciones de los otros)

11.1.1.1.2. personal

12. Al aplicar estas dimensiones tienen que darse los siguientes elementos:

12.1. 1) Ser de varios años de duración. 2) No ser manifestación o consecuencia de otro trastorno mental 3) No deberse únicamente a los efectos fisiológicos de una droga o de una enfermedad médica

12.1.1. Rasgos- Dominios

13. El DSM-5

13.1. Incluye dos tipos de definición y de sistemas de valoración para los TP.

13.1.1. Sección II (clasificación oficial

13.1.1.1. se presenta una definición categorial de los TP, prácticamente idéntica a la anterior del DMS-IV

13.1.1.1.1. los diez trastornos específicos tradicionales

13.1.2. Sección III dedicada a los trastornos que requieren más estudio

13.1.2.1. seis tipos específicos de personalidad

13.1.2.1.1. 25 rasgos de personalidad incluidos en 5 dimensiones de orden superior

13.2. .

13.3. La desaparición del Eje II en el DSM-5,

13.4. Criterios generales y categorías diagnósticas de los TP según la valoración alternativa del DSM-5 (Sección III).

13.5. EL IPDE

13.5.1. Es la entrevista semiestructurada utilizada como instrumento de evaluación de los trastornos de la personalidad.

13.6. Sección III del DSM-5

13.6.1. propone un modelo híbrido categórico-dimensional para el diagnóstico de los TP.

13.6.1.1. Este enfoque es más flexible, más específico y presta una mayor atención al nivel de gravedad

13.6.2. Incluye la valoración de 5 dimensiones o dominios generales de personalidad y de 25 dimensiones más específicas (facetas-rasgo), que son variantes desadaptativas de los cinco dominios ampliamente validados en el modelo de los “cinco grandes” o de “los cinco factores

13.6.2.1. Dominios de orden superior y facetas de personalidad en el DSM-5 (Sección III)

13.7. El PID-5

13.7.1. es la medida del modelo dimensional de 25 rasgos propuesta para el DSM-5.

13.8. EL PAI

13.8.1. es un cuestionario multidimensional de personalidad de uso principalmente clínico y forense. Está compuesto por 344 ítems, con respuesta tipo Likert graduada en 4 puntos. Está compuesta por 22 escalas: - 4 escalas de control: pretenden detectar inconsistencia y falseamiento de las respuestas.

13.8.1.1. Formato Pai

13.9. Evaluación de los TP en el contexto forense. Evaluación de la psicopatía [PCL-R

13.9.1. instrumento de referencia a nivel internacional para la evaluación de la psicopatía en la población penitenciaria y en la práctica clínica y forense.

13.9.1.1. Organización de los rasgos psicopáticos según la PCL-R (Hare, 2003)

13.9.1.1.1. El PCL-R proporciona una puntuación general de Psicopatía y puntuaciones en 2 factores (Interpersonal/Afectivo y Desviación social) y en 4 facetas (Interpersonal, Afectiva, Estilo de vida, Antisocial).

13.9.1.2. Se compone de 20 ítems que el evaluador tarda aproximadamente 15 minutos en valorar con 0, 1 ó 2 puntos, a partir de la información recogida durante una entrevista semiestructurada, en la que puede emplear entre 90 y 120 minutos, incluida en el instrumento, y de la documentación disponible sobre el sujeto: historial delictivo, informes periciales, actas de juicios, historial laboral, valoraciones de iguales, etc. El profesional empleará aproximadamente 60 minutos en la revisión de la información colateral y los expedientes.