Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
PROMOCIÓN DE LA SALUD por Mind Map: PROMOCIÓN DE LA SALUD

1. ROL DE LOS PROFESIONALES DE LA SALUD

1.1. Tienen un papel fundamental

1.1.1. La construcción de capacidad es entendida como la creación de condiciones favorables a la salud y la generación de influencia positiva en los aspectos estructurales que determinan la posibilidad de individuos y grupos de intervenir en las decisiones que afectan su salud y de acceder a oportunidades y servicios.

1.1.1.1. En la construcción de capacidad, los profesionales de la salud juegan un rol fundamental y para ello deben tener la formación adecuada, con orientación colectiva y comunitaria, que trascienda la formación orientada al individualismo y al modelo biomédico que tradicionalmente se ha recibido.

1.1.1.2. El profesional de la salud debe tener formación, no solamente para trasmitir información, sino para generar en las personas y comunidades motivación para la búsqueda de transformaciones sociales reales. Se requiere un profesional para la salud que amplíe su atención fuera de los límites establecidos por los aspectos biofísico-patológicos; que comprenda que su cono-cimiento no es absoluto, que precisa del apoyo de un equipo de profesionales de diferentes disciplinas y sectores, y que las necesidades de las personas con las que interactúa son más importantes que las del sistema de salud.

1.1.1.3. El profesional de la salud, además de ser un agente de salud, es un actor social, entendido este como un sujeto colectivo, estructurado a partir de una conciencia de identidad propia, portador de valores, poseedor de un cierto número de recursos que le permiten actuar en el seno de una sociedad en busca de defender los intereses de los miembros que la componen y/o de los individuos que representa.

2. ¿QUÉ SE PODRÍA HACER?

2.1. Los cambios de las condiciones de vida de las personas en el mundo han generado que en muchos lugares se presenten manifestaciones de rechazo, levantamientos de grupos poblacionales que reclaman cambios en las políticas, en los sistemas de salud, en los regímenes laborales, etc.

2.1.1. Pueden verse resueltos, en parte, mediante la implementación de estrategias basadas en la PS, de carácter interdisciplinar, con participación real, con equipos de trabajo intersectoriales, de tal manera que requisitos indispensables como la vivienda, los ingresos, el suministro de agua potable, los servicios sanitarios, las condiciones laborales, etc. sean suplidos, como lo propone la Carta de Ottawa.

2.1.2. es necesario también que se respete la dignidad de las personas, su autonomía y libertad; así, las personas podrían seleccionar, en ambientes con oportunidades suficientes, los modos de vida y los hábitos que consideren adecua-dos, según su acervo cultural, sin imposiciones externas, sin juzgamientos sobre si es bueno o malo lo que hacen, sino con el respeto que tiene en cuenta su capacidad de tomar decisiones acertadas, para ellas, teniendo en cuenta que los comporta-mientos de las personas se basan en sus condiciones sociales y de vida.

2.1.3. Los elementos anteriores pueden permitir que las personas y comunidades conserven condiciones potencialmente sanas, concibiendo la salud como un aspecto positivo

3. CONCLUSIONES

3.1. El abordaje de las acciones desde la promoción de la salud permite enfocarse en las capacidades, recursos y potencialidades con que cuentan las personas y las comunidades en sus territorios, para alcanzar y mantener condiciones de bienestar y calidad de vida que les permitan desarrollar sus actividades en la cotidianidad y aportar constructivamente al mejoramiento de sus entornos.

3.1.1. Es importante, además, el fortalecimiento de la participación social, de la capacidad de las personas y comunidades de aportar según sus posibilidades y recibir según sus necesidades, en busca de la equidad y la justicia social, fortaleciéndose como comunidad, movilizándose en busca de ejercer su ciudadanía en la exigencia de sus derechos, cumpliendo sus deberes ciudadanos.

3.1.1.1. inalmente, se debe resaltar que la academia debe cumplir también su responsabilidad social en la búsqueda de la salud de los ciudadanos, tanto desde la formación del recurso humano en salud, como de las demás áreas de formación. Ello requiere un compromiso político desde las altas esferas administrativas, entiéndase Ministerios de Educación y Salud, los cuales, tra-bajando mancomunadamente, deben buscar la inclusión de temáticas de PS en los planes de estudio de todas las carreras de formación, tanto en pregrado como en postgrado

4. Es una corriente de pensamiento importante para la Salud Pública, que va en continuo desarrollo cuya aplicación permite que las personas y comunidades, a partir de los recursos con los que cuentan, potencien sus capacidades y alcancen su de-sarrollo, logrando la transformación social de los entornos, en los cuales ellos viven su cotidianidad a lo largo de su ciclo de vida.

5. MÉTODOS

5.1. Se realizó una revisión de artículos, libros y documentos oficiales de organismos internacionales de salud, publicados en es-pañol y en inglés. Se usaron en español los términos DeCS: “promoción de la salud”, “personal de salud” y “salud pública” y en inglés los términos MeSH: “health promotion”, “health personnel”, “public health”. Se usó el operador booleano AND y no se limitó la fecha de los documentos.

5.1.1. DESARROLLO

5.1.1.1. La información se obtuvo de la revisión y análisis de 43 fuentes: 30 artículos, 7 libros y 6 documentos oficiales, publicados entre 1971 y 2018; 70% de la información revisada estaba en español. Los datos obtenidos se organizaron en los siguientes apartados: Antecedentes de la PS, Consolidación de la PS: la Carta de Ottawa, Rol de los profesionales de la salud,

6. ANTECEDENTES DE LA PS

6.1. Hace un poco más de 30 años, la PS fue propuesta como un referente internacional para la implementación de acciones orientadas a que las personas y comunidades mejoraran su salud y ejercieran un mayor control sobre la misma, participando en la creación y el mantenimiento de condiciones saludables en cada uno de los entornos en los cuales ellas desarrollan su cotidianidad.

6.1.1. La definición de la PS como se concibe en la actualidad, tiene su origen en la nueva (para su momento) forma de ver la salud planteada por la OMS en 1946, en un contexto de postguerra, cuando en el mundo se planteaban lineamientos orientados a la búsqueda del bienestar general, con un Estado benefactor, garante de derechos.

6.1.1.1. Se fundamentó la concepción de la salud como un derecho, en tanto se buscó garantizar condiciones sociales, económicas, educativas, ambientales, etc., propicias para el desarrollo y crecimiento de las personas y comunidades, haciéndolas partícipes en el mejoramiento de su calidad de vida, sus niveles de satisfacción, su interacción con el entorno y teniendo la oportunidad de vivir su vida con vigor y fortaleza.

7. Como antecedentes de la PS se han considerado algunos trabajos como el de Mckeown en Europa, quien con bases científi-cas probó el efecto del mejoramiento en la nutrición, los cambios favorables en el nivel de vida y del desarrollo económico, en la disminución de la mortalidad en Inglaterra.

7.1. Algunos autores europeos indican que en el origen de la PS, tuvieron influencia los movimientos de salud comunitaria y salud de las mujeres, generados en los años sesenta del siglo XX, en los países occidentales industrializados, como Nueva Zelanda y Gran Bretaña, los cuales fueron un intento de articulación de nuevas formas de relaciones políticas y sociales, con respecto a la salud y la curación.

7.1.1. Otra propuesta teórica que genera confusión en la delimitación de las acciones entre la PS y la PE es la de los niveles de prevención de Leavell y Clark, quienes incluyen la PS en el nivel de prevención primaria de la enfermedad. (26) Las diversas interpretaciones mencionadas han ocasionado dificultades para la definición del campo de acción de la PS en las institucioNes de salud.

8. CARTA OTTAWA

8.1. Proporcionar a los pueblos los medios necesarios para mejorar su salud y ejercer un mayor control sobre la misma. Para alcanzar un estado adecuado de bienestar físico, mental y social un individuo o grupo debe ser capaz de identificar y realizar sus aspiraciones, de satisfacer sus necesidades y de cambiar o adaptarse a medio ambiente.

8.1.1. Esta se basó en las necesidades y realidades de los países industrializados, aún encontravía de los mismos postulados que se estaban proponiendo; en su preparación, se tuvieron en cuenta puntos de vista privilegiados y se obviaron las necesidades y posturas ideológicas de poblaciones como las de los países en desarrollo y las indígenas, desconociendo sus conocimientos, necesidades y prácticas.