Influencia de los medios de comunicación sobre la violencia en la sociedad

Organize and structure your thoughts to write an essay

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Influencia de los medios de comunicación sobre la violencia en la sociedad por Mind Map: Influencia de los medios de comunicación sobre la violencia en la sociedad

1. Clasificación de la violencia

1.1. Es necesario clasificar las diversas formas de expresión de la violencia con el propósito de definir niveles de intervención. Se ha clasificado según los actores involucrados (juvenil —barras bravas, pandillas—, de género, infantil), según el lugar donde se desarrolla (en la calle, hogar, escuela, lugares públicos), según el ámbito al que se refiera (público, privado) y según las motivaciones (sociales, emocionales, económicas, políticas o auto infligidas). (Santander, 2010)

1.1.1. Santander, A. C. (2010). Desaprender la violencia un nuevo desafío educativo.

1.2. Por otra parte la UNICEF clasifica la violencia: • Según su naturaleza; la violencia se puede clasificar en física, psicológica y sexual. • Según la persona que sufre la violencia, puede agruparse en: violencia contra los niños, las mujeres, los ancianos, etc. • Según el motivo, en violencia social, política, racial, etc. • Según el lugar donde ocurre, en doméstica, en la escuela, en el trabajo, en las calles, etc. (UNICEF, 1997).

1.3. El término violencia estructural es aplicable en aquellas situaciones en las que se produce un daño en la satisfacción de las necesidades humanas básicas (supervivencia, bienestar, identidad o libertad) como resultado de los procesos de estratificación social (clase social, jerarquía social, estratos sociales -que se traduce en desigualdad social-), por tanto, no hay necesidad de violencia directa. El término violencia estructural remite a la existencia de un conflicto entre dos o más grupos sociales (normalmente caracterizados en términos de género, etnia, clase, nacionalidad, edad u otros) en el que el reparto, acceso o posibilidad de uso de los recursos es resuelto sistemáticamente a favor de alguna de las partes y en perjuicio de las demás, debido a los mecanismos de estratificación social.

1.3.1. La violencia cultural, la cual crea un marco legitimador de la violencia y se concreta en actitudes. Educar en el conflicto supone actuar en los tres tipos de violencia. (Galtung, 2003).

1.3.2. Galtung, J. (2003). Paz por medios pacíficos. Paz y conflicto, desarrollo y civilización.

2. En la investigación sobre la violencia, podemos distinguir varios enfoques

2.1. En primer lugar, tenemos los modelos de experto, que conllevan un enfoque que podríamos denominar objetivista, y que se caracteriza por estudiar el fenómeno de la violencia de forma científica, es decir, integrando conocimientos empíricos a partir disciplinas tales como la neuropsicología, la psicología evolutiva, la psicología social, la psicología clínica, la etología, la sociología, la antropología, etc.

2.2. Otra variante de modelo de experto es la antropo-filosófica, que busca comprender la naturaleza del ser humano: si es o no naturalmente violento, si las supuestas propensiones agresivas son más o menos moldeables por la educación, la cultura, los condicionantes externos, el aprendizaje social, etc.

2.3. Por último, los expertos pueden perseguir motivaciones ético-prácticas. Por ejemplo, en la investigación sobre Paz y conflictos, se proponen modelos para implementar cambios educativos, sociales y políticos que incidan sobre la concienciación, regulación, transformación, o erradicación de la violencia y sus clases. (Rueda, 2004)

2.4. Para descubrir los diversos sentidos de la violencia podemos aplicar el enfoque que llamamos hermenéutico-semiótico, el cual se centra en indagar en los procesos de cómo se crean o se interpretan los múltiples sentidos de lo que llamamos o entendemos por violencia. Las disciplinas más importantes implicadas en este tipo de interpretación son la teoría de la comunicación, la lingüística, la semiótica, el análisis del discurso y los estudios culturales.

2.4.1. Rueda, B. M. (2004). Manual de paz y conflictos. Universidad de Granada

3. Violencia y sociedad

3.1. Se podría decir que la sociedad es un conjunto de seres humanos, unidos moral, material, espiritual y culturalmente para la satisfacción de comunes necesidades, recíprocos beneficios, aspiraciones semejantes y fines iguales.

3.2. El estudio de la sociedad humana implica el estudio de la cultura, ya que la posesión de la cultura no solo toma singular al hombre sino también a su sociedad. Lo que modifico en grado extremo al tipo social básico de los antropoides para llegar a la sociedad humana, es la adición de la cultura. (Moreira, 2003).

3.2.1. Moreira, M. E. (2003). ¿Qué es la sociedad? .

3.3. Actualmente en la sociedad se ha dado mucho la violencia, el incremento de las tasas de homicidios y los delitos contra la propiedad han creado una sensación de temor generalizada entre la población urbana de América Latina. Si hay algo común entre los habitantes de las distintas metrópolis es la sensación de miedo a ser víctima de la violencia. El estudio Latinobarómetro mostró que en promedio el 30% de las familias de la región había sufrido un robo o un asalto en los doce meses anteriores a la encuesta, es decir, una de cada tres familias. (Londoño y Guerrero, 2000).

3.3.1. Londoño, J. L. y GUERRERO, R. (2000). Violencia en América Latina: Epidemiología y Costos.

4. Algunas Reflexiones sobre la violencia.

4.1. La violencia es parte de la cotidianidad, se puede observar y palpar en la realidad como asesinatos, guerras, violaciones, torturas, secuestros, acoso, insulto, expulsión, estigmatización etcétera. Todos se han relacionado de una u otra forma con alguna clase de violencia. En general, pese a que es una realidad que normalmente es rechazada, a veces, sin embargo, parece justificada, o al menos, comprensible, y la relativiza según las circunstancias, las intenciones, las motivaciones en que se produce.

5. Origen de la palabra violencia

5.1. La palabra violencia proviene del latín violentia, cualidad de violentus la cual viene de la palabra vis que significa “fuerza” y “lentus” que como sufijo tiene valor continuo, es decir el que continuamente usa la fuerza. Los expertos que investigan la violencia como psicólogos, criminalistas, sociólogos y antropólogos tampoco se ponen de acuerdo en qué es la violencia.

5.2. El hecho de que la violencia tenga muchas caras, se revela en la necesidad que muchas veces tenemos de utilizar adjetivos para clasificarla: física (agresión), psicológica (acoso), social, política, militar, cultural (machismo, racismo, de género, doméstica, patológica, estructural (pobreza), simbólica (estigmación), etc

5.2.1. A la hora de explicar la violencia, entre los expertos, existen posturas intermedias entre dos polos: un polo biologicista, que enfatiza el papel de los instintos, las pulsiones, y otro polo ambientalista, que enfatiza el papel del entorno, lo social-cultural. Hay un grupo de expertos, sin embargo, que adoptan un punto de vista algo diferente, acercándose a la violencia desde su contrario: la Paz. (Rueda, 2004)

5.2.2. Rueda, B. M. (2004). Manual de paz y conflictos. Universidad de Granada

6. medios de comunicacion y violencia

6.1. Los medios de comunicación son un factor condicionante en la cultura de la sociedad, dado que son un alimento cultural básico y fuente de saber y entretenimiento para la gente común y para académicos e intelectuales, pero las personas, de igual forma, se relacionan y tienen sus mecanismos para imitar y cambiar actitudes, y desarrollar habilidades para manejar conflictos.

6.2. Los medios de comunicación desempeñan un papel muy importante en la conformación de estas representaciones ideológicas de la violencia, pero no son las únicas instituciones inmersas en este proceso. La violencia de los medios de comunicación (la que aparece en algunas formas de representarla) es una forma más de violencia cultural que es "coherente" con otras formas e instituciones más eficaces de legitimar la violencia directa y la estructural (educación, ciencia, ideología, ejército, empresa, familia, iglesia) con las cuales comparte el papel de agente de socialización, proceso a partir del cual los individuos aprenden a vivir en su sociedad y su cultura e interiorizan valores y normas de comportamiento. (Penalva, 2002).

6.2.1. Penalva, C. (2002). El tratamiento de la violencia en los medios de comunicación, alternativas. Cuadernos de trabajo social, 395- 412.

6.3. La violencia es los medios de comunicación es la presentación de imágenes y textos destinada a excitar instintos humanos fundamentales hacia actos contrarios a la dignidad humana; que describen actos de poder u omisión intencional dirigidos a dominar, someter, controlar o agredir física, verbal, psicoemocional o sexualmente sin justificación, a cualquier miembro de la sociedad o de la familia, mediante expresiones concretas como el maltrato o la fuerza física, psicoemocional o sexual, no con un fin didáctico o de sensibilización y concientización respecto del fenómeno, sino por el contrario, únicamente como reproductor de tales imágenes. (Contreras, 2007)

6.3.1. Contreras, M. d. (2007). Infancia y violencia en medios de comunicación. Aproximación a un aspecto de la educación informal.

6.4. El individuo puede adoptar conductas agresivas al estar en contacto con el contenido de los medios de comunicación, y reaccionar frente a estos consentimientos de hostilidad y frustración. (Bandura, 1963, citado en Casas, 2011).

6.4.1. Bandura, A. (1976) Modificación de conducta: análisis de la agresión y la delincuencia, México, Editorial Trillas.

6.5. Gerbner inició en 1967, una serie de estudios que resultó en la teoría de proceso del cultivo. Este enfoque sugiere que quienes ven más televisión suponen que la realidad es más violenta de lo que es y pueden aceptarla como un hecho legítimo. Además señala que en el proceso del cultivo, los significados televisivos mantienen una relación dialéctica con los contextos, de tal manera que la percepción acerca de figuras dominantes y dominados en la televisión no es la misma para todas las posibilidades de audiencia (Gerbner, 1996).

6.5.1. Gerbner, G. (1996). The hidden side of television violence.

6.6. Centerwall (1992) supuso que si la violencia de los medios no se hubiera desarrollado habría 10.000 homicidios menos, 70.000 violaciones menos y 70.000 ataques violentos menos cada año en Estados Unidos

6.6.1. Centerwall BS (1992), Television and violence: the escale of the problems and where to go from here.

7. Conducta humana

7.1. Para Neisser (1976), cualquier cosa que conozcamos acerca de la realidad, tiene que ser mediada, no sólo por los órganos de los sentidos, sino por un complejo de sistemas que interpretan y reinterpretan la información sensorial. El término cognición es definido como los procesos mediante los cuales el input sensorial es transformado, reducido, elaborado, almacenado, recobrado o utilizado. El cuadro siguiente se esboza algunas pistas para detectar cómo se legitiman algunos tipos de violencia en los medios, así como contenidos alternativos que ayudarían a desaparecer sus efectos negativos

7.1.1. Bandura, A. (1976) Modificación de conducta: análisis de la agresión y la delincuencia, México, Editorial Trillas.

8. Semiótica y los mensajes en los medios de comunicación

8.1. en la comunicación no solo se pasa información sino que al mismo tiempo, impone conductas. Estas dos cosas se conocen como los aspectos referenciales y connotativos de toda comunicación.

8.2. El modelo general de la comunicación según Meyer-Eppler (1959) dice, entre otras cosas, que cualquier comunicación solo es posible mediante el uso de signos. La mímica, gestos, la lengua, la escritura, y también las imágenes y la música, constituyen tales signos y sistemas de signos. El interés de la semiótica como disciplina filosófica se centra sobre todo en cuestiones ontológicas relativas a la naturaleza del signo.

8.2.1. Meyer-Eppler, W. (1959) Grundlagen und An wendungen der Zn formationstheorie.

8.3. La información que, por ejemplo, ha de llegar de un emisor humano a un receptor humano ha de ponerse bajo alguna forma, debe codificarse, para que pueda ser transportada, así como descifrada y entendida por el receptor. El puede efectuarse con medios técnicos de transmisión o sin ellos. (Schmitt, 1987)

8.3.1. Schmitt, R. (1987). La importancia de la semiótica para una pedagogía de los medios de comunicación.

8.4. La semiótica de la comunicación de masas ha sido entendida como una disciplina que se ocupa del análisis de los diferentes sistemas de signos y modelos discursivos que se constituyen los mensajes de la comunicación de masas (Moragas, 1980: 19).

8.4.1. Moragas Miquel de (1980) Semiótica y comunicación de masas.

9. Teoría aguja hipodérmica

9.1. Durante la Primera Guerra Mundial, una sensación como respuesta al concepto de la idea de la sociedad de masas hizo que se sintiera la necesidad de volver a recuperar valores como comunidad, sentimiento de pertenencia, unión y apoyo, trabajo y sacrificio, por el regreso a la comunidad. La propaganda fue el instrumento que mayormente se dedicó a ese fin. Y por tanto, el primer objeto de estudio de las teorías de los efectos de los medios de comunicación.

9.2. Herbert Blumer (1939) definió la masa como un nuevo tipo de formación social, distinguiéndola de otras formaciones como el grupo o el público, con las siguientes características: tamaño gigantesco, gran dispersión, anónima, no interactiva, desorganizada y heterogénea (Mcquail, 2000, 79).

9.2.1. McQuail, D. (2000). Introducción a la teoría de la comunicación de masas. 3ª edición ampliada, Barcelona: Paidós.

9.3. Al acabar la Primera Guerra Mundial la radio se consolida como medio de comunicación de masas, en parte gracias al avance impulsado por los intereses militares. (Marcos, 2010)

9.3.1. Marcos, F. A. (2010). La evolución de la teoría de los efectos de los medios de comunicación de masas: la teoría de la espiral del silencio a partir de la construcción de la realidad social por parte de los medios de comunicación de masas. .

9.4. En los años 20, la llamada psicología del instinto estaba en alza. En sociología, se había llegado a una postura que había originado Comte durante los años cincuenta del siglo XIX, desarrollado Spencer (1873-1896) y evolucionado desde la teoría de los lazos de Tonnies y su dualidad entre Gemeinschaft / Gesellschaft (1887), pasando por Durkheim (1983) y que postulaba una serie de condiciones: individuos aislados, especialización técnica y alienación, rotura de los vínculos de hermandad y una concepción del trabajo dividido en especialidades que en exceso produce la anomia del sistema; condiciones que luego heredarían la teoría crítica de la Escuela de Frankfurt y el marxismo. (Marcos, 2010)

9.4.1. Marcos, F. A. (2010). La evolución de la teoría de los efectos de los medios de comunicación de masas: la teoría de la espiral del silencio a partir de la construcción de la realidad social por parte de los medios de comunicación de masas. .

9.5. En todos estos procesos la propaganda política había tenido gran influencia. En este marco se desarrolla una de las primeras reflexiones sobre la comunicación: La teoría de la Aguja hipodérmica, la cual es una metáfora para mostrar un esquema o modelo de lo que sucede con la propaganda y en general con cualquier mensaje. (Marcos, 2010)

9.5.1. Marcos, F. A. (2010). La evolución de la teoría de los efectos de los medios de comunicación de masas: la teoría de la espiral del silencio a partir de la construcción de la realidad social por parte de los medios de comunicación de masas. .

10. Desarrollo de la teoría

10.1. La teoría de la aguja hipodérmica se basa en gran parte sobre la concepción de la sociedad de masas y también de la psicología conductista de la acción. Esta etapa en el estudio de los efectos se conoce como la de los efectos todopoderosos, ya que atribuye un poder casi total a los medios de comunicación para, sobre todo a partir de la propaganda ejercer una influencia casi total, instantánea y homogénea sobre el público.

10.2. La teoría de la aguja hipodérmica (también llamada bullet theory o teoría de la bala mágica; en alusión gráfica a la información penetrando en la mente indefensa del individuo) recoge la visión de los individuos como sujetos pasivos, maleables, indefensos y sin mecanismos de filtro ante el bombardeo de información a través de los medios de comunicación. (Marcos, 2010)

10.2.1. Marcos, F. A. (2010). La evolución de la teoría de los efectos de los medios de comunicación de masas: la teoría de la espiral del silencio a partir de la construcción de la realidad social por parte de los medios de comunicación de masas. .

10.3. Para esta teoría el receptor poco y nada puede hacer una vez que el contenido de la “inyección” (la propaganda o mensaje) ha llegado a su piel. El receptor es pasivo y quien lleva toda la actividad es el emisor. El mensaje tendrá más efecto en la medida en que la “inyección” sea mayor o se repitan sus dosis.

10.4. En la relación entre individuo y realidad, el elemento clave y crucial está en el estímulo que es percibido por el individuo. El estímulo comprende los objetos y las condiciones externas al sujeto, que producen una respuesta al interactuar con él. Para la perspectiva conductista, estímulo y respuesta son las dos unidades naturales que permiten describir el comportamiento (LUND, 1933).

10.4.1. Lund, F.H. (1933) Psychology. An empirical study of behavior. New York: Ronald Press.

11. Elementos de la teoría Aguja Hipodérmica

11.1. Quienes impulsaron la idea de la “aguja hipodérmica” consideraban que entre el emisor y el receptor no había nada, no se producía ninguna transformación ni afectación.

11.2. • Los medios de comunicación emiten mensajes que la sociedad de masas recibe de forma uniforme.

11.3. • Los mensajes influyen en las emociones y sentimientos de los individuos y estos responden de manera uniforme.

11.4. Se esperaba una respuesta inmediata y similar en todos los receptores a un mensaje concebido como estímulo. (Rendón, 2007)

11.4.1. Rendón, J. C. (2007). Teoría e investigación de la comunicación de masas. México: Pearson Educación.

12. El paso del paradigma de los efectos todopoderosos a los efectos mínimos

12.1. El modelo de Lasswell (1948) para el estudio de la comunicación, tuvo un doble uso en la teoría de los efectos de los medios de comunicación. Surgido en la época dorada de la teoría hipodérmica como respuesta a una necesidad o voluntad de conseguir un cierto rigor científico en el estudio de los medios de comunicación de masas, perduró en el tiempo como un modelo a seguir por la posterior Communication Research, que abandonó los presupuestos psicológicos, sociológicos y comunicativos de los efectos todopoderosos, para, mediante el estudio empírico, abrir una nueva época de efectos limitados.

12.2. modelo de lasswell

12.2.1. El modelo de Lasswell, de sobra conocido por estudiantes y académicos de la comunicación, es el siguiente: “una forma apropiada para describir el acto de comunicación es responder a las siguientes preguntas:

12.3. Este planteo aparece como muy simplista. Sin embargo todavía hoy se escuchan opiniones de “expertos” que lo reproducen.

12.4. Por ejemplo se insiste en que un grupode niños expuestos a una sesión de videosviolentos expresarán luego tendencias agresivas (más videos violentos = niños más agresivos). O bien que la inclusión decontenidos eróticos en la TV generará jóvenes depravados. ( Pablo Natta, 2008)

12.4.1. Pablo Natta, E. (2008). Teorias de la comunicación.

13. Por: Ethan Miguel Kuri Bustos