EL REGIMEN POLITICO EN EL MEXICO CONTEMPORANEO: ENTRE LOS CAMBIOS Y LAS REFORMAS

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
EL REGIMEN POLITICO EN EL MEXICO CONTEMPORANEO: ENTRE LOS CAMBIOS Y LAS REFORMAS por Mind Map: EL REGIMEN POLITICO EN EL MEXICO CONTEMPORANEO: ENTRE LOS CAMBIOS Y LAS REFORMAS

1. Los cambios en el sistema y régimen político posterior a 1990 Algunas de las transformaciones políticas más importantes se centraron en el sistema electoral y de partidos, principalmente. A pesar de que existe una disputa por determinar en qué momento inició la transición política en México, es en la reforma electoral de 1977 que se estableció otorgar a los partidos políticos financiamiento público, lo cual representó un parteaguas en el sistema político en México. Esto permitió que dichas instituciones se convirtieran en actores con posibilidad de disputar el control electoral al Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien, hasta la década de 1990 mantenía el control tanto de la Cámara de Diputados como de la de Senadores. En este sentido, de acuerdo con Guadalupe Loaeza (2010), es en el año 1988 cuando se presenció una coyuntura que mostró la crisis del PRI. No obstante, se ha argumentado que el verdadero cambio político comenzó en 1997, año en que el PRI perdió la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados. Se sostiene que éste fue un momento sin precedente, pues por primera ocasión el Presidente de la República, quien en ese momento era Ernesto Zedillo, tuvo que gobernar con un Congreso de la Unión dividido. Otra fecha que se ha utilizado para disputar ´cuándo se dio el verdadero cambio político en México fue el 2000, momento en el que finalmente el

2. Cambios políticos después del 2000 y las reformas administrativas La administración pública actual se ha caracterizado por un profundo proceso de modernización que incluye una serie de reformas administrativas impulsadas por el Poder Ejecutivo. De acuerdo con José Antonio Crespo (2012: 35) el 2 de julio del año 2000 México experimentó por primera vez en toda su historia una alternancia pacífica del poder, lo que implica un hecho simbólico que marca el cambio de régimen, si bien esta transformación no empezó ni terminará ese día. Se trata, más bien, de un proceso muy lento y singular, que se explica a partir de la peculiaridad del régimen priista

2.1. La rendición de cuentas involucra por tanto el derecho a recibir información y la obligación correspondiente de divulgar todos los datos necesarios sobre un asunto público. Pero también implica el derecho a recibir una explicación y el deber correspondiente de justificar el ejercicio del poder en asuntos públicos determinados para fortalecer el régimen democrático y a la rendición de cuentas como un mecanismo efectivo de control del poder. La rendición de cuentas establece una acción informativa y de exigencia de información sobre un asunto público determinado, la dimensión informativa consiste en la publicación de los archivos públicos. En los archivos públicos se registra el quehacer del Estado, pues de una adecuada organización depende la eficiencia de la administración pública. Dimensión Sanción Esta dimensión va más allá de la cuestión del establecimiento de espacios destinados para la discusión y reflexión de los asuntos públicos y de políticas de acceso a la información. La sanción se puede entender como la capacidad de imponer castigos a aquellos funcionarios que hayan incumplido sus obligaciones. La rendición de cuentas no puede ser efectiva si no cuenta con dispositivos de sanción que active a las agencias de rendición de cuentas. La amenaza de la sanción puede ser un factor que fortalezca o limite a la rendición de cuentas efectiva.

3. La democracia debería incluir la participación efectiva de los ciudadanos, la igualdad de voto y decisiones bien informadas tanto sobre la agenda de temas públicos como sobre las propuestas políticas. En este sentido diferentes fórmulas institucionales pueden producir diferentes resultados.

4. El sistema de partidos, de acuerdo con Dieter Nohlen se entiende como “la composición estructural de los partidos políticos dentro de cada Estado”. Es decir, se trata de la forma y características que adquieren los partidos políticos en una comunidad política determinada. Los sistemas de partidos cuentan con un conjunto de elementos a considerar: 1) el número de partidos existentes, 2) el tamaño de los partidos, 3) la distancia ideológica existente entre ellos, 4) la forma en que se comunican entre sí, 5) las características de la relación entre partidos políticos y otros grupos sociales, 6) su posición frente al sistema político. Los partidos políticos, sin duda alguna, son actores relevantes en el cambio o permanencia políticos. Para el caso mexicano, hemos sido testigos de un conjunto de transformaciones en este ámbito que resulta necesario considerar para tener una radiografía lo más cercana posible en torno a la transición política en México

5. La reforma administrativa en el gobierno de José López Portillo que tenía como tesis central reorganizar el gobierno para organizar el país. En esta etapa la reforma establece un sistema nacional de planeación, que estaba regulado por la nueva Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, la promulgación de la Ley de Presupuesto, Contabilidad y Gasto Público, así como la Ley de Deuda Pública. Asimismo, destaca la creación de la Secretaría de Programación y Presupuesto

6. La crisis económica y el proceso de reformas políticas Con el nombre de desarrollo estabilizador se conoció a la estrategia seguida durante la década de los sesenta, cuando el proteccionismo mexicano debió modificarse para solucionar el problema planteado por una reducción en el ritmo del proceso de sustitución de importaciones basado fundamentalmente en un empresariado local (Puga,1995: 27). El desarrollo estabilizador tenía como características principales: a) Establecer un tipo de cambio estable (el peso se mantuvo al cambio de 12.50 por dólar entre 1954-1976). b) La industrialización de los años cincuenta y sesenta ocurrió en un mercado interno muy protegido por barreras arancelarias c) La proporción de las importaciones que requerían permisos previendo aumento de 28% en 1956 a más de 60% en promedio durante los años sesenta y alrededor de 70% en los años setenta.

7. Sobre la transición política “las actividades del Partido Revolucionario Institucional (PRI) estuvieron unidas a las del Estado por mucho tiempo, los intereses de las élites gobernantes manipulaban y maquillaban todo el acontecer político, las fuerzas en aparente posición terminaban uniendo intereses y aceptando los cotos de poder otorgados a sus principales líderes. Sin embargo, la complejidad social que día a día se acrecentaba dio origen a los movimientos que ponían en tela de juicio la actuación y el papel del partido y del régimen político preponderante. La mayoría de los movimientos fueron desmantelados, reprimidos, totalmente aniquilados y cuando las circunstancias ya no lo permitieron: los cambios iniciaron su camino. Las reformas electorales fueron un cambio inminentemente favorable para las organizaciones o partidos en busca de espacios de expresión e igualdad ante la lucha por espacios electorales, sin embargo, para el partido en el poder significó lo contrario

7.1. El consenso de Washington El agotamiento del modelo vigente durante el periodo 1933-1980, conocido como «industrialización mediante la sustitución de importaciones» (ISI), promulgó las bases para emprender las reformas estructurales necesarias que permitiesen cambiar el rumbo económico de América Latina. Al tiempo que se delineaba este giro económico, algo histórico sucedió en la región entre 1982 y 1990, una quincena de países logró realizar la transición política desde la dictadura a la democracia, adoptando todo el sistema de “economía de mercado”. Latinoamérica, ante las nuevas realidades, tras la caída del muro de Berlín y próxima a iniciarse la década de los años noventa, observó la necesidad de fortalecer las recién instauradas economías de mercado, herederas de una situación de desestabilización, de excesiva protección y regulación. Esta búsqueda de un modelo más estable, abierto, liberalizado, particularmente orientado a los países de América Latina, nace en 1989 en el llamado “Consenso de Washington”