La revolución del lenguaje

Track and organize your meetings within your company

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
La revolución del lenguaje por Mind Map: La revolución del lenguaje

1. El géneros de televisión

1.1. Los géneros pueden ser entendidos como categorías taxonómicas que permiten clasificar discursos a partir de ciertas pautas de semejanzas y d iferencias textuales. Pero las repercusiones del género van más allá de la concepción de un conjunto de normas, procedimientos y reglas, acercándolo a una estrategia de comunicabilidad. La competencia comunicativa, el concepto de reconocimiento, la creación de expectativas y otras cuestiones relacionadas con el polo comunicativo de la recepción se hacen indispensables a la hora del estudio de los géneros y sus efectos. Desde el punto de vista del receptor, los discursos pertenecientes a un género van a establecer una serie de códigos establecidos y reconocibles desde los que clasificar y organizar determinadas tipologías.

1.1.1. El género informativo

1.1.1.1. la neotelevisión se detecta una tendencia a borrar las fronteras entre los géneros, marcada por elementos de sincretismo y por innovaciones a partir de modelos narrativos ya existentes. A la hora de elaborar la representación televisiva de un suceso real existe la necesidad de elegir, en primer lugar, qué temas son relevantes y cuáles no, y en segundo lugar, qué datos sobre los temas escogidos considerar primordiales, y cuáles secundarios. También, dentro de los distintos subgéneros informativos, en los telediarios encontramos algunas variedades, por la combinación de noticias, noticias reportaje, entrevistas, declaraciones, editoriales, crónicas ...

1.1.2. Entonces, el concepto de género puede ser entendido como una estrategia de comunicación que se configura a partir de la conjunción de una serie de componentes tipológicos basados en la tradición. Por otro lado, el afán de productividad impulsa a la indagación de novedades con que impactar y ganarse los favores del telespectador. Además de estas características, la relación entre el concepto de género y la televisión posee una complejidad especial por la multiplicidad de criterios que se usan para otorgar una determinada adscripción genérica a un programa.

2. La hipertelevisión

2.1. La evolución de los contenidos televisivos ha venido determinada, tradicionalmente, por las dos etapas señaladas por Eco, Casetti y la mayoría de los investigadores de la comunicación. La llegada de una segunda etapa, denominada neotelevisión, implicó una verdadera revolución en contenidos y procesos de recepción del medio. En la hipertelevisión lo viejo y lo nuevo cruzan sus caminos, pues a pesar de los grandes cambios sociales y tecnológicos que afectan a la sociedad del siglo XXI, la ficción, la telerrealidad y el infoshow, siguen siendo los grandes referentes de las televisiones de la mayoría de los países desarrollados. Si la neotelevisión se caracterizaba por la heterogeneidad, la espectacularidad, el mestizaje, el sincretismo, los intentos de interactividad y sobre todo la fragmentación, en la hipertelevisión estas peculiaridades no se pierden, sino que se acentúan de forma hiperbólica.

3. La cultura Web 2.0 y los contenidos audiovisuales:

3.1. Con el surgimiento del llamado movimiento Web 2.0, se ha evidenciado la capacidad de Internet para movilizar colectivos. No se trata de comunidades, donde el colectivo disuelve la subjetividad, sino de comunidades que favorecen y a la vez legitiman y necesitan del crecimiento de cada sujeto, mediante la gestión de cada individualidad.

3.1.1. La expresión narrativa en entornos colaborativos:

3.1.1.1. Visto desde este punto de vista la filosofía de la llamada web 2.0 es el modelo que mejor cumple este espacio creativo colectivo. El término surge por oposición al de una presunta Web 1.0 y sugiere por tanto la superación de una primera etapa de la Web. La expresión Web 2.0 se utiliza para cubrir una serie de conceptos, tecnologías y actitudes hacia esas tecnologías, aplicaciones y servicios.

3.1.1.1.1. La difusión de contenidos audiovisuales

4. Los géneros narrativos y su incidencia en la red:

4.1. El principal problema con el que se encuentra la industria que produce y distribuye contenidos audiovisuales pensados para el cine o la televisión es la imposibilidad de trasvasar estos contenidos a la red. La industria no ha conseguido llegar a facilitar un sistema que al internauta le sea más rentable pagar un pequeño coste por ver un largometraje de gran calidad que bajarse una copia mediante los métodos actuales, nada legales pero muy satisfactorios para el usuario final.

5. Conclusiones:

5.1. El desarrollo de la web 2.0 está provocando de forma indirecta una avalancha de contenidos audiovisuales, la capacidad de crear comunidades da pie al uso extensivo de los formatos audiovisuales. En este proceso de adaptación de naturaleza fundamentalmente evolutiva hemos observado que los contenidos derivados de otras tecnologías tienden de forma innata a aprovechar fundamentalmente las potencialidades derivadas de la capacidad intrínseca de difusión del medio, pero los fuertes condicionantes y en concreto la interactividad están obligando a efectuar mutaciones importantes que afectan en forma y contenido a los mismos y que apoyarán la creación de estos nuevos formatos audiovisuales en la red. Todo parece indicar que siguiendo el camino consolidado por la televisión asistiremos a una cada vez más potente especialización de contenidos, que éstos serán numerosos y heterogéneos, pensados por y para la red y dirigidos a grupos concretos de consumidores. Pero, hoy por hoy, esta tendencia a la convergencia es parcial porque las condiciones de recepción del medio online establecen claramente una diferenciación entre los distintos medios basadas, fundamentalmente, en la interactividad.