Estamos en un momento histórico en el que algunas de las estructuras básicas de nuestro mundo están en cuestión. Los roles de la administración, del mercado y de la sociedad civil están cambiando, afectados por una serie de profundas macro-tendencias culturales, económicas y tecnológicas.