Começar. É Gratuito
ou inscrever-se com seu endereço de e-mail
Rocket clouds
El terapeuta por Mind Map: El terapeuta

1. El terapeuta grupal está expuesto a una gran cantidad de estímulos que reducen su habilidad para observar las dinámicas individuales, transferencias y contratransferencias.

1.1. Tiene que observar los intensos intercambios emocionales que se producen en el "aquí" y el "ahora" del grupo.

2. Debe estar dispuesto para la "escucha analítica del grupo".

2.1. Bejarano: considerar el discurso y la acción manifiestos del grupo, como expresión y a la vez ocultamiento de su discurso latente.

3. Características: carácter, actitud, objetividad, honestidad, espontaneidad, responsabilidad, serenidad, sensibilidad, interés, capacidad de aceptación genuina, calidez no posesiva, empatia adecuada, curiosidad, etc.

3.1. Se espera que respete la individualidad de sus pacientes y se despoje de todo vestigio de omnipotencia.

3.1.1. De esto depende la intensidad y autenticidad de la comunicación e interacción en el grupo.

4. Es necesario establecer un ambiente contenedor, de seguridad que permita compartir fantasías, deseos, impulsos, sentimientos y temores, y que además, aporte estructuras, normas y límites.

4.1. Para entender el sentido de la situación grupal, el terapeuta debe tener acceso libre a sus sentimientos.

4.2. El terapeuta de grupo no es inmune a los deseos destructivos hacia su grupo.

5. Un terapeuta empeñado en ser siempre la figura central, priva a sus pacientes de la oportunidad de superar su desconfianza progenital en favor de una agresividad responsable.

5.1. Reconocer los errores no implica abdicar de a responsabilidad terapéutica para convertirse en "uno más de los muchachos".

6. La naturaleza y grado de transparencia que se permiten los terapeutas es muy variada.

6.1. La mayoría de los terapeutas prefieren no revelar aspectos de su vida privada al grupo, aunque algunos lo hacen con la finalidad de proveer un modelo a su paciente.

6.1.1. Transparencia y autenticad son el medio para un fin: facilitar la resolución de la transferencia, modelar las forma de establecer normas terapéuticas; ayudar al aprendizaje interpersonal de los miembros; intentar demostrar y mantener la aceptación hacía los pacientes.

6.1.1.1. La transparencia no siempre tiene efectos positivos. Puede ser defensiva o utilizarse para agredir a algunos miembros.

6.1.1.2. Parte de esa transparencia se expresa en el contrato.

6.1.1.3. La igualdad representa un reto de líder, en especial cuando se trata de un terapeuta individual.

6.1.2. Los buenos terapeutas de grupo aprenden de la experiencia humana que proporciona el clima social del grupo terapéutico, que no se encuentra ne ningún otro lado.

7. Es el único responsable de la creación y reunión del grupo; iniciador, catalizador y protector de la tarea grupal y procesador e intérprete de la información.

7.1. Establece las metas del grupo sobre bases científicas, el tiempo y lugar de los encuentros, hace el contrato con los miembros, los protege de lesiones ya demás fija la terminación de la terapia en el punto adecuado.

7.2. Debe ser puntual y advertir sus ausencias.

7.3. Debe estar alerta a los posibles significados emocionales ocultos de las comunicaciones, interacciones, postura, gestos y demás manifestaciones físicas, poner atnción a las discusiones delmgrupo

7.3.1. Interroga, recuerda temas, recapitula y facilita el pasaje a tópicos cargados de emociones.

7.3.2. Las intervenciones del terapeuta deben tender a lograr que continúe el curso de lo aportes de los pacientes, y a facilitar la catarsis.

8. Para la mayor parte de los terapeutas seguidores de la psicología del self, la tarea del terapeuta es proveer.

8.1. O'Donell: el terapeuta "ortodoxo" se erige en líder autocrático, incapaz de descernir entre el rol y persona.

9. El proceso terapéutico se ve interferido se ve interferido por la existencia de "puntos ciegos" en el terapeuta, los cuales pueden llevarlos a insistir sobre determinados temas, con lo que impide la libre interacción.

9.1. Cuando el grupo percibe en el terapeuta un objetivo extraterapéutico, puede resistirse a la mejoría para vencerlo o someterse a él y obtener solo un alivio somático.