Libro: Nunca te pares Autor: Phil Knight Realizado: Nicolas vanegas

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Libro: Nunca te pares Autor: Phil Knight Realizado: Nicolas vanegas por Mind Map: Libro: Nunca te pares Autor: Phil Knight Realizado: Nicolas vanegas

1. “Aquí como ves, has de correr tanto como puedas para permanecer en el mismo sitio. Si quieres llegar a alguna otra parte tienes que corres por lo menos el doble de rápido “. Lewis Carroll

2. Amanecer

2.1. “En la mente del principiante hay muchas posibilidades; en la del experto hay pocas” Shunryu Suzuki

2.2. ¿Y si hubiera algún modo de sentir lo mismo que los atletas sin ser uno de ellos? ¿De jugar todo el tiempo en vez de rebajar? O bien disfrutar tanto el trabajo que llegue a convertirse en un juego.

2.3. Cuando corres alrededor de una pista elíptica, o a lo largo de una carretera solitaria, no te diriges a ningún destino concreto. Al menos, ninguno que pueda justificar el esfuerzo. El propio acto en sí mismo se convierte en el destino. Y no solo porque no haya línea de meta, sino porque debes ser tú quien la defina. Sean cuales sean el placer o los beneficios que obtengas corriendo, tienes que encontrar en tu interior. Todo consiste en cómo lo encuadres, en cómo te lo vendes a ti mismo.

2.4. No importa que los demás piensen que tu idea es descabellada... tú sigue. No te detengas. No pares hasta que llegues a tu destino , y tampoco te preocupes por donde se encuentre este. Pase lo que pase, no te detengas.

3. Primera parte

3.1. 1962

3.1.1. “El hombre que mueve una montaña empieza llevándose piedras pequeñas” Confucio

3.1.2. “Ama la verdad, pero perdona el error” Voltaire

3.1.3. “No me digas a la gente cómo hacer las cosas; diles que hacer y deja que te sorprendan” Patton

3.1.4. Catedral de San Esteban, donde Beethoven descubrió que estaba sordo: alzó la vista, vio los pájaros salir volando desde el campanario y para su horror... se dio cuenta que no oía las campanas.

3.2. 1963

3.2.1. ¿Por qué vender zapatillas era tan distinto? Comprendí que era porque no estaba vendiendo nada. Yo creía que correr era bueno. Pensaba que , si la gente corría unas cuantas millas cada día, el mundo sería un lugar mejor, y estaba convencido de que aquellas deportivas eran las mejores para correr. La gente percibía que creía en ello, y quería parte de dicha fe para sí misma. “Es la fe”, decidí. “La fe es irresistible “.

3.3. 1965

3.3.1. Onitsuka también le contó que la inspiración para diseñar las peculiares suelas de las Tiger le vino comiendo sushi. Observando un su fuente de madera la parte inferior de una pera de pulpo, pensó que un tipo de ventosa similar podría funcionar bien en la suela de unas zapatillas de corredor. Bowerman, tomó nota. Y aprendió que la inspiración puede venir de cosas cotidianas.

3.4. 1966

3.4.1. Una lección que extraje de todos mis trabajos sobre héroes era que estos no hablaban mucho. Ninguno de ellos era un bocazas. Ninguno se dedicaba a controlarlo todo hasta el último detalle. “No le digas a la gente cómo hacer las cosas; diles que hacer y deja que te sorprendan con el resultado “. De modo que yo no contestaba a Jhonson, ni le incordiaba. Habiéndole dicho que hacer, esperaba que me sorprendiera.

4. Segunda parte

4.1. 1980

4.1.1. El margen de error era cada vez más pequeño y la inversión iba siempre al alza, y ninguno dudaba de que inversión no equivalía a dinero. Para algunos, el negocio es la búsqueda total de beneficios, y punto. Pero, para nosotros, radicaba en ganar dinero del mismo modo que que el hecho de ser humano implicaba fabricar sangre. Sí, el cuerpo necesita sangre. Fabricar glóbulos rojos y blancos y plaquetas y repartirlos de manera equitativa,lentamente, en los lugares y momentos adecuados. Pero ese negocio cotidiano no es la misión cómo seres humanos. Es un proceso básico que permite objetos mas elevados, y la vida siempre intenta trascender los procesos básicos. En algún momento de finales de los años setenta, yo también lo hice. Redefiní la idea de ganar, la lleve más allá de mi idea de no perder, de seguir con vida. Ya no bastaba con sostenernos a mi o a mi empresa. Cómo les ocurre a todas las grandes compañías, queríamos crear, contribuir, y nos atrevíamos a decirlo en voz alta. Cuando haces algo, cuando lo mejoras, cuando lo ofreces, cuando aportas una cosa o un servicio nuevo a la vida de un desconocido y consigues que este sea más feliz y esté más sano, seguro o mejor, y si además lo haces con cuidado e inteligencia, cómo debería hacerse todo, aunque rara vez ocurra, estás participando de manera más activa en el gran teatro de la humanidad. Más que limitarte a vivir, estás ayudando a otros a vivir más plenamente, y si eso es negocio, de acuerdo entonces llamadme empresario.

5. Noche

5.1. Sería bonito ayudarles a evitar el desaliento. Les diría que pulsen el botón de pausa y pensaran largo y tendido como quieren pasa el tiempo y con quién durante los próximos cuarenta años. Diría a los hombres y más mujeres de 25 años que no se conformaran con un trabajo o una profesión. Que buscarán algo que les llame. Aunque lo sepamos lo que significa eso, buscadla. Si seguís vuestra llamada, la fatiga será más fácil de soportar, las decepciónes serán combustible y los momentos álgidos serán lo mejor que hayáis sentido nunca.

5.2. Algunos quizá no lo llamarían suerte. Quizá lo llamarían tao, logos, Jñāna o dharma. O espíritu. O Dios; digámoslo así: cuando más duro trabajar mayor será tu tao. Y puesto que nadie ha definido adecuadamente el tao, intento ir regularmente a misa. Yo le diría: ten fe en ti mismo, pero también ten fe en la fe. No como la definen los demás , Si no como la definas tú. En tu corazón.