Dejar ir Dr. David R. Hawkins

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Dejar ir Dr. David R. Hawkins por Mind Map: Dejar ir Dr. David R. Hawkins

1. 11. El amor

1.1. Todos tenemos la oportunidad de contribuir a la belleza y a la armonía del mundo mostrándonos bondadosos con todos los seres vivos y apoyando el espíritu humano. Lo que damos libremente a la vida fluye de nuevo a nosotros, porque somos parte de esa vida. Cómo las ondas en el agua, todo regalo retorna a quien lo da. Lo que afirmamos en los demás, lo afirmamos en nosotros mismos.

1.2. Por humildad, soltamos todas las opiniones sobre los demás. En cierto sentido, nadie puede ser distinto de cómo es. El amor cono está verdad y no toma posición. El amor aumenta lo positivo de los demás, no sus defectos. Se centra en la bondad de la vida en todas sus expresiones. El amor incondicional no espera nada de los demás. Cuando somos amorosos, no tenemos limitaciones ni exigimos nada de los demás para amarlos. Los amamos como son, aunque sean irritantes. Sentimos pena por lo delincuentes, que consideraron que una vida de delitos era su mejor opción.

1.3. Cuando el amor es incondicional, no hay apegos,expectativas, intenciones ocultas ni cálculo de quien da qué a quien. Nuestro amor es incondicional por lo que somos y por lo que ellos son. Se da sin requisitos. Sin condiciones. No esperamos nada a cambio. Hemos entregado todas las expectativas consciente e inconscientes con respecto al otro.

1.4. En su vibración más elevada, el amor no ve separación entre el individuo y el resto del universo. Nos sentimos en total unidad con todo. En este estado, la unicidad total adquiere una mayor sensación de realidad que las percepciones ordinarias del yo en el mundo. Es una sensación que solo se puede calificar como profunda.

2. 1. El mecanismo de dejar ir

2.1. ¿Qué es? “Dejar ir” es como el cese fulminante de una presión interna o la causa de un peso. Se acompaña de una repentina sensación de alivio y ligereza, y del incremento de la felicidad y la libertad.

2.2. Los sentimientos y los mecanismos mentales

2.2.1. 1. La supresión y la represión: tapar los sentimientos y dejarlos a un lado. En la represión esto sucede inconscientemente; en la supresión, ocurre de modo consciente. No queremos que nos molesten nuestros sentimientos y además no sabemos qué hacer con ellos. Como consecuencia de la culpa y el miedo, reprimimos el impulso o el sentimiento y negamos su presencia en nosotros. En lugar de sentirlo, lo proyectamos sobre el mundo y los que nos rodean. Experimentamos la sensación de que les pertenece a ellos. Entonces ellos se convierten en el enemigo, y la mente busca y encuentra justificación para reforzar la protección.

2.2.2. 2. Expresión: si volcamos nuestros sentimientos negativos en los demás, lo experimentarán como un ataque y, a su vez, se verán forzados a suprimir , expresar o escapar de esos sentimientos. Por lo tanto, la expresión de la negatividad produce el deterioro de las relaciones. Una alternativa mucho mejor consiste en asumir la responsabilidad por los propios sentimientos y neutralizarlos. Entonces solo permanecen y se expresan los sentimientos positivos.

2.2.3. 3. Escape: es la evitación de los sentimientos a través de la diversión. La gente está desesperada por seguir siendo inconsciente. Observamos que, a menudo, las personas encienden la televisión en cuanto entran a una habitación, y luego caminan por ella en un estado cuasi onírico. A las personas les aterroriza la idea de enfrentarse a sí mismas. Incluso temen un momento de soledad. De ahí las actividades constantes y frenéticas: la interminable socialización, hablar, enviar mensajes de texto, leer, escuchar música, trabajar, viajar, hacer turismo, ir de compras, comer en exceso, comer en exceso, los juegos de azar, el cine, la píldoras, las drogas y las fiestas.

2.2.4. El verdadero amor está libre de miedo y se caracteriza por el desapego. El miedo a la pérdida de potencia por el apego indebido y la posesión. Por ejemplo, el hombre inseguro con respecto a su novia es muy celoso.

2.2.5. Dado que las emociones emiten un capo de energía vibratoria, afectan y determinan a las personas de nuestro entorno. Las emociones reprimidas y suprimidas en el nivel psíquico influyen en los acontecimientos vitales. Así, enfadarse atrae pensamientos de enfado. La regla básica del universo psíquico es que lo semejante atrae lo semejante. Asimismo el amor promueve el amor.

2.2.6. Estar entregado significa no tener emociones intensas con respecto a algo: esta bien si pasa y esta bien si no pasa. Cuando somos libres, se entregan los apegos. Podemos disfrutar de una cosa, pero no la necesitamos para nuestra felicidad. Poco a poco disminuye la dependencia de todos y todo lo que está fuera de uno mismo. Estos principios de acuerdo, con las enseñanzas básicas de buda de evitar el apego a los fenómenos mundanos, y también con las enseñanzas básicas de Jesucristo de “estar en el mundo, pero no ser del mundo “.

2.2.7. Estar entregado significa no tener emociones intensas con respecto a algo: esta bien si pasa y esta bien si no pasa. Cuando somos libres, se entregan los apegos. Podemos disfrutar de una cosa, pero no la necesitamos para nuestra felicidad. Poco a poco disminuye la dependencia de todos y todo lo que está fuera de uno mismo. Estos principios de acuerdo, con las enseñanzas básicas de buda de evitar el apego a los fenómenos mundanos, y también con las enseñanzas básicas de Jesucristo de “estar en el mundo, pero no ser del mundo “.

3. 3. La apatía y la depresión

3.1. Detrás de todos los “no puedo” hay simplemente un “no quiero”. Los “no quiero” significan “tengo miedo a”, o “me da vergüenza “, o “tengo demasiado orgullo para intentarlo por temor a fallar”. Detrás de todo ello hay una hacia nosotros mismos y las circunstancias generadas por el orgullo. Reconocer y soltar estos sentimientos nos lleva al coraje y, desde ahí, finalmente , a la aceptación y la tranquilidad interior, al menos en lo que se refiere al área de la vida que hemos superado.

3.2. Culpar es la mayor excusa del mundo. Nos permite seguir siendo limitados y pequeños sin sentirnos culpables. Pero tiene un coste: la pérdida de la libertad. Además el papel de víctima conlleva percibirse como débil, vulnerable e indefenso, que son los principales componentes de la apatía y la depresión.

3.3. Según una de las leyes de la conciencia, solo estamos sujetos a una creencia o pensamiento negativo si decimos conscientemente que es aplicable a nosotros. Somos libres de elegir no incorporar un sistema de creencias negativo.

4. 2. Anatomía de las emociones

4.1. Cualquier psicología que estudiemos revela que la principal meta humana, la que prima sobre todas las demás, es la supervivencia. Cada deseo humano busca asegura la supervivencia personal y de los grupos con los que uno se identifica, cómo la familia, los seres queridos y el país.

4.2. La pregunta constante del para qué revela que en el fondo hay un sentimiento de inseguridad, infelicidad y falta de plenitud. Cada actividad o deseo revelara que el objetivo básico es lograr una cierta sensación. No hay otras metas más que las de superar el miedo y alcanzar la felicidad. Las emociones están conectadas con lo que creemos que va a garantizar nuestra supervivencia, no con lo que verdaderamente lo hará. En realidad, las emociones son la causa del miedo básico que nos impulsa a todos a buscar constantemente la seguridad.

4.3. Existe una base científica para afirmar que la auto conciencia se incrementa mucho más a través de la observación de los sentimientos que de los pensamientos. Literalmente miles de pensamientos pueden llegar a estar afectados por un solo sentimiento asociado.

4.4. Una vez que se ha encarado el peor de todos los miedos posibles, el miedo a la muerte, lo sustituye una profunda sensación de serenidad, paz, unidad e inmunidad al miedo.

4.5. Se dice que la mayoría de las personas se pasan la vida lamentando el pasado y temiendo el futuro y, por eso, son incapaces de experimentar alegría en el presente.

4.6. En el inconsciente existe un impulso innato hacia La plenitud, la integridad y la realización del ser; y que el inconsciente procura los medios para llevarlo a cabo, aunque resulten traumáticos para la mente consciente.

4.7. La sombra son todos los pensamientos, sentimientos y conceptos reprimidos con respecto a nosotros mismos que no queremos afrontar. Uno de los beneficios de las crisis es que a menudo nos llevan a familiarizarnos con nuestra sombra. Al darnos cuenta que compartimos todo con la humanidad, nos hacemos más humanos y completos.

4.8. En realidad, el miedo a la vida es miedo a las emociones. No tenemos a los hechos, si no lo que nos hace sentir. Cuando dominamos los sentimientos, el miedo a la vida disminuye.

5. 4. El sufrimiento

5.1. El sufrimiento está limitado por el tiempo. Este hecho nos da la valentía y la voluntad necesarias para enfrentarlo. Si no nos resistimos a la sensación de sufrir y nos entregamos totalmente a ella, se agotará en unos diez o veinte minutos, y luego desaparecerá por periodos variables. Si seguimos entregándolo cada vez que surge, con el tiempo se agotará. Si nos resistimos al dolor, entonces seguirá.

5.2. La base psicológica de todo sufrimiento y duelo es el apego. El apego y la dependencia se producen porque nos sentimos incompletos. Por lo tanto, buscamos objetos, personas, relaciones, lugares y conceptos para satisfacer las necesidades internas.

5.3. Podemos empezar a observar nuestras áreas de inmadurez. En concretos, necesitamos examinar donde tratamos de recibir amor en lugar de darlo. Cuánto más amorosos somos, menos vulnerables solos al sufrimiento y a la pérdida y menos necesitamos buscar apegos. Cuando reconocemos y soltamos los sentimientos negativos y pasamos de la pequeñez al reconocimiento de nuestra grandeza, de modo que nuestra alegría proviene del placer de dar y amar, entonces somos invulnerables a la pérdida. Cuando encontramos dentro el origen de la felicidad, somos inmunes a las pérdidas del mundo.

6. 5. El miedo

6.1. Una vibración más elevada, cómo la del amor, tiene un efecto curativo sobre la vibración más baja, que en el caso de esta paciente era el miedo.

6.2. He aquí otra de las leyes de la conciencia: el amor cura el miedo.

6.3. Podemos prender las mismas acciones protectoras con el amor y no con el miedo. ¿No podemos cuidar nuestros cuerpos porque los apreciamos y valoramos, en lugar de por miedo a la enfermedad y a la muerte?

6.4. Hay una cosa que el mundo no quiere que nos enteremos, y es la verdad acerca de nosotros mismos. ¿Por qué? Porque entonces seremos libres. Ya no podremos ser controlados, manipulados, explotados , agotados, esclavizados, encarcelados, vilipendiados o desprovistos de nuestros poder.

6.5. Podemos preguntarnos si no lograríamos la misma motivación o comportamiento a partir del amor y no del temor y la culpa ¿es la culpa la única razón por la que no apuñalamos a nuestro prójimo? ¿No podríamos negarnos a apuñalar a nuestro semejante porque lo amamos y cuidamos de él como un ser intrínsecamente inocente que lucha por crecer, pero que comete errores en el camino, de la misma manera que los cometemos nosotros? ¿Seguiríamos más eficazmente las enseñanzas religiosas, cualquiera que sean, si no lo hiciéramos por amor y aprecio, en lugar de por culpa y el miedo? Podemos preguntarnos para que necesitamos la culpa.

7. 6. El deseo

7.1. En un estado inferior de conciencia, vemos un universo negativo y negador, frustrante y reacio. Es como un padre malo y tacaño. En un estado más elevado de conciencia, nuestra experiencia del universo cambia. Ahora se vuelve como un padre que da, ama , aprueba incondicionalmente y quiere que tengamos todo lo que queramos, y esta ahí para que se lo pidamos.

7.2. Otros bloqueos para lograr lo que queremos son, por supuesto, la culpa inconsciente y la pequeñez. Curiosamente, el inconsciente nos permitirá tener solo lo que creemos merecer. Cuánto más nos aferramos a la negatividad y a la pequeña imagen de nosotros mismos resultantes, menos pensamos que merecemos y, de forma inconsciente , nos negamos la abundancia que fluye tan fácilmente por los demás.

7.3. Esta disparidad entre la cosa en sí misma y el glamur que nos une a ella es lo que lleva a la desilusión. Muy a menudo perseguimos algún objetivo y luego, caído lo logramos, nos sentimos decepcionados. Esto se debe a que la cosa en sí no coincide con nuestras representaciones de ella.

7.4. La mayor parte de lo que somos en nuestra vida es el resultado de alguna decisión que hemos tomado en el pasado consiente o inconscientemente. Siendo esto así, resulta muy simple ver nuestra decisiones pasadas mirando nuestra vida y haciendo el seguimiento hacia atrás.

8. 7. La ira

8.1. La manera de contrarrestar esta ira es reconocer y renunciar al orgullo, al placer de la autocompasión y considerar nuestros esfuerzos en favor a los demás como regalos. La recompensa es la alegría que nos produce ser generosos con los demás.

8.2. Uno de los orígenes de la ira son nuestros actos de amor no reconocidos por los destinatarios. En este contexto, por amor entendemos las formas simples y cotidiana de cariño que tienen lugar en toda relación humana: atenciones, consideración , gestos corteses, ánimo y generosidad.

8.3. Proyecto perdón de la universidad de Stanford confirma los beneficios para el corazón de soltar la ira y el resentimiento. Con este programa, los padres de niños muertos por la violencia entre protestantes y católicos aprendieron a soltar el rencor hacia el enemigo; las mediciones de sus ritmos cardiacos y de su resistencia física mostraron una mejora significativa (Luskin, 2003). El perdón dañó sus corazones literalmente.

8.4. La posición interna que mantenemos con respecto a otra persona lo obliga a mantener una posición defensiva complementaria. Por tanto, perdonar y olvidar no es solo la receta del eterno optimista, si no un reconocimiento razonable de las realidades emocionales. Las acciones internas entre los seres humanos están determinadas por la configuración de las energías vibratorias que su emociones irradian en el espacio. La energía de la vibración y la forma de pensamiento con la que está asociada crea un registro legible.

9. 8. El orgullo

9.1. En todos nosotros , la sensación orgullosa de “tener las respuestas” bloquea el crecimiento. Es interesante que el ego de la mente está dispuesto a sacrificar, por su propio bien, a todo el resto de la personalidad. Con tal de no admitir que están equivocadas, hay personas que literalmente dan sus vida y están dispuestas a sacrificar cualquier cosa en el altar del orgullo(como en las guerras religiosas y las cruzadas). El orgullo masculino, por los programas que la sociedad considera propios para su sexo, bloquea el desarrollo emocional y psicológico de la mayoría de los hombres. Ahora algunas mujeres están uniéndose a las fías del orgullo sexual, lo que agrava el problema e intensifica la guerra de sexos.

9.2. Estos nos conduce a otra de las leyes básicas de la consciencia: la defensa invita al ataque. Examinar la naturaleza del orgullo nos ayuda a liberarnos de el, porque ya no lo valoramos. Lo vemos como es en verdad: débil. Se impone la máxima “el orgullo precede a la caída “. El orgullo es una fina capa de hielo, un pobre sustituto de la verdadera fortaleza que proviene del coraje, la aceptación o La Paz.

9.3. El amor es un estado emocional más elevado que el orgullo. Si amamos todo lo que hemos señalado(familia, país, logros) no dudamos de su valor. Cuando el verdadero reconocimiento y conocimiento reemplazan la opinión, que es parte del orgullo, no hay lugar para la discusión. Nuestro amor y aprecio por algo es una posición que no puede ser asediada.

9.4. Eso quiere decir que no podemos tener posesiones caras? No, en absoluto. Estamos hablando de orgullo. El problema no es tener posesiones, si no su actitud arrogante, posesiva y autocomplaciente con respecto a ellas. Es esa actitud orgullosa la que crea el espacio para el miedo.

9.5. Lo peor de anteponer el pronombre mío a las cosas es el orgullo que acompaña a este sentido de propiedad. Esto hace que nos sintamos llamados a defender todo lo que etiquetamos como mío. Podemos reducir nuestra vulnerabilidad al soltar el deseo de poseer. En lugar de decir mío, podemos usar las palabras un o una. No mi camiseta si no una camiseta. Si consideramos nuestros pensamientos como una opinión a y no mi opinión, cambia el tono.

9.6. El orgullo despierta el ataque porque de él se infiere que somos “mejores que”. Cómo con la comida y buscan imponerla a su entorno.

9.7. Una razón por la que necesitamos ser humildes con respecto a nuestras opiniones es que éstas cambian a medida que profundizamos en cualquier tema o situación.

10. 9. El coraje

10.1. Si tenemos un temor y no estamos dispuestos a mirarlo, nos sentimos mermados y nuestra autoestima disminuye. Si estamos dispuestos a examinar ese miedo, a reconocer su presencia , a ver cómo ha inhibido nuestra vida y comenzar a entregarlo, la autoestima aumenta, sin importar si el miedo desaparece o no.

11. 10. La aceptación

11.1. En el estado de aceptación vivimos la sensación de no tener que cambiar nada. Todo es perfecto y hermoso tal como es. El mundo está para ser disfrutado. Sentimos compasión por los demás y por todos los seres vivos. En este estado nutrimos y apoyamos automáticamente a los demás sin ninguna sensación de sacrificio. Debido a la seguridad interior y la sensación de abundancia, nos mostramos generosos y tendemos a dar sin esperar nada a cambio..

11.2. Cuando estamos en el nivel de energía inferior del deseo, buscamos ser amados. Parece ser algo que “conseguimos”. Sin embargo, en la aceptación irradiamos naturalmente el amor desde la esencia de nuestro ser, porque hemos superado muchos de los bloqueos que nos impedían ser conscientes de él.

11.3. En el estado de aceptación, podemos perdonar nuestro propio pasado y el de los demás, y sanar antiguos resentimientos. También es posible ver el regalo oculto en los sucesos pasados con los que hemos estado resentidos , incluso su posible significado karmico.

12. 12. La paz

12.1. La experiencia de la Paz interior viene acompañada de una gran fortaleza. Un campo energético de paz total inexpugnable. La persona que ha encontrado la paz interior ya no puede ser intimidada, controlada, manipulada o programada. En este estado, somos invulnerables a las amenazas del mundo. Por lo tanto, hemos dominado la vida terrenal. Cuando se establece el estado de paz, ya no es posible el sufrimiento humano, puesto que se ha renunciado a la base misma de la vulnerabilidad.

12.2. La ciencia postula una frecuencia trascendente más allá del espacio y el tiempo. Una impresionante serie de investigaciones realizadas en muchos laboratorios ha demostrado que el cerebro percibe por medio de sofisticados análisis matemáticos de patrones de frecuencia. Esos hallazgos se han traducido en lo que se ha de llamar el paradigma holográfico, que afirma que en el universo todo está conectado, incluida la mente humana. En el holograma, cada parte contiene la totalidad. En consecuencia, cada mente individual es capaz de reflejar todo el universo.

13. 13. Reducir el estrés y la enfermedad física

13.1. Llevamos con nosotros la carga principal de estrés todo el tiempo. En nuestra sociedad , la programación psicológica esta tan presente que, para la mayoría de la gente, incluso relajarse y disfrutar de unas vacaciones es un problema (la culpa nos dice que “deberíamos” estar haciendo otra cosa).

13.2. La supresión y la reprensión de los sentimientos, además de desencadenar el estrés, son responsables de la mayor parte de las enfermedades física y emocionales. Hay un componente emocional y psicológico en todas las patologías. Esto permite revertir el proceso de la enfermedad mediante la eliminación de los factores de estrés internos.

13.3. Reconocer y soltar progresivamente los sentimientos reprimidos reduce la propensión personal al estrés y, por consiguiente, también la vulnerabilidad a los problemas y las enfermedades relacionados con el.

13.4. Los pensamientos y sentimientos negativos debilitan el cuerpo al instante y crean un desequilibrio en el flujo de energía corporal.

14. 14. La relación entre mente y cuerpo

14.1. La máxima fundamental que se debe comprender es que en cuerpo obedece a la mente. Por lo tanto, el cuerpo tiende a manifestar lo que la mente cree. La creencia puede albergarse consciente o inconscientemente. Esta máxima es consecuencia de la ley de la conciencia que afirma: solo estamos sujetos a aquello que tenemos en mente. El único poder que cualquier cosa tiene sobre nosotros es el de la creencia que le damos. Con poder, me refiero a la energía y voluntad de creer.

15. 15. Los beneficios de dejar ir

15.1. Los sentimientos reprimidos y suprimidos requieren una contraenergía para mantenerlos sumergidos. Se necesita energía para mantener controlado lo que sentimos. A medida que entregamos estos sentimientos, la energía antes invertida en retener la negatividad se libera para usos constructivos. Como consecuencia del dejar ir, se incrementa la energía disponible para la creatividad, el crecimiento, el trabajo y las relaciones interpersonales. Aumentan la calidad y el disfrute ende estas actividades. La mayoría de las personas están demasiado agotadas para dotar sus experiencias de una calidad elevada a menos que hayan resulto los programa negativos.

15.2. No busques respuestas; más bien suelta el sentimiento que está detrás de la pregunta. Cuando soltamos el sentimiento detrás de la pregunta, también podemos soltar cualquier otro sentimiento relacionado con el problema.

15.3. Cuando se eliminan los bloqueos y los “no puedo “ se nos abren nuevas áreas de la vida. El éxito viene de hacer lo que más nos gusta, pero la mayoría de las personas vive atada a lo que imagina que tiene que hacer. A medida que soltamos las limitaciones, tenemos a nuestra disposición vías completas nuevas de expresión y creatividad.

15.4. Los nuevos niveles de consciencia cambian la percepción y se abren otro horizontes. Muchos de los motivos que impulsaban a la gente, de repente , carecen de sentido. Hay motivaciones que disminuyen: como el dinero, la fama, la estima, la posición, el prestigio , el poder, la ambición, la competitividad y la necesidad de seguridad; y son reemplazadas por otras: como la cooperación, la realización, la libertad la expresión creativa, la expansión de la consciencia, la comprensión y la espiritualidad. Se tiende a confiar más en la intuición y en los sentimientos que en el pensamiento , la razón y la lógica.

16. 18.El logro de metas vocacionales

16.1. Son los sentimientos los que producen el tipo de pensamiento que nos conducirá hacia el éxito o el fracaso en cualquier empeño. Los sentimientos son la clave para la expansión o contracción de los talentos, las acciones y habilidades.

16.2. La envidia hace que constantemente miremos a los demás, evaluemos sus logros y nos comparemos con ellos.

16.3. Una mente concentrada en un pensamiento positivo incrementa la probabilidad de que éste se materialice en el mundo...están en paz consigo mismos, lo que les permite apoyar el potencial y el éxito de los demás. Les encanta su trabajo y por eso se sienten inspirados y creativos. No buscan la felicidad, puesto que han descubierto que es una consecuencia de hacer lo que más les gusta. Su contribución positiva a la vida de los demás, incluso sus familiares, amigos, grupos y el mundo en general les produce un sentimiento natural de realización personal.

17. 16. La transformación

17.1. Este es un cambio de conciencia muy importante, porque la preocupación deja de estar en el cuerpo y en defenderlo. El foco de atención se traslada a la mente, que es donde se encuentra el mayor poder. A medida que cambiamos nuestros pensamientos, sentimientos y percepciones, empezamos a notar que el cuerpo sigue estos cambios. Reconocemos que, en realidad, la gente no responde a nuestro cuerpo en absoluto, sino a nuestras actitudes internas, a nuestro estado de energía y nivel de conciencia. Un día, nos damos cuenta de que todas las personas y las cosas del mundo responden a nuestro nivel de conciencia , a nuestra intención y al sentimiento intento que tenemos sobre ellos.

17.2. Mediante la profundidad de la entrega, estás personas sueltan La auto compasión, la culpa y la resistencia a las circunstancias de la vida. Trascienden la visión de que su enfermedad es un obstáculo para su felicidad y la ven como un vehículo capaz de bendecir a los demás.

17.3. Para la mente que mantiene sistemas de creencias limitantes y pensamientos y sentimientos negativos, el dinero es un problema. Es una fuente de preocupaciones y ansiedad ilimitadas, de desesperación y desesperanza, o de vanidad , orgullo, arrogancia, intolerancia, celos y envidia.

17.4. Si perseguimos obsesivamente el dinero u otros símbolos de riqueza, es porque nos valoramos tan poco a nosotros mismos que los necesitamos para compensarlo. La inseguridad interna es tan extensa que ninguna cantidad de dinero puede superarla. Se podría decir que cuanto más pequeños nos sentimos por dentro, mayor cantidad de poder, dinero y glamour tenemos que acumular como compensación.

17.5. Los apegos, las dependencias y la pequeñez interior nos hacen sentir débiles y limitados. La intolerancia compañía e de nuestros pensamientos y sentimientos se proyecta en el mundo que presenta como un lugar terrible. Cómo mantenemos estos temores en la mente, literalmente , atraemos acontecimientos y experiencias terribles a nuestra experiencia de vida.

18. 17. Relaciones

18.1. En el plano energético, los. Sentimientos más bajos tienen una frecuencia vibratoria más baja y menos poder. En un estado de energía inferior, cómo la ira, el odio, la violencia , la culpa, los celos o cualquier otro sentimiento negativo, somos psíquicamente vulnerables. En cambio, el perdón, la gratitud y la bondad tienen una vibración mucho más elevada y más poder. Cuando pasamos de un patrón de energía menor a otro mayor, creamos un escudo energético protector, por así decirlo y ya no somos vulnerables a esa otra persona. Por ejemplo, en un estado de ira , nos afecta la ira con la que responde el otro. Paradójicamente, si queremos afectar a otra persona debemos amarla. ¡Entonces su ira retornará a ella como un bumerán,sin ningún efecto sobre nosotros! Esta es la sabiduría de la admiración de vida en Dhammapada: “el odio no es conquistado por el odio. El odio es conquistado pro el amor. Esta es una ley eterna”.

18.2. Si nos consideramos pequeños e indignos, los demás nos verán así. Si pensamos que solo valemos un mendrugo de pan, eso es lo qué conseguiremos. Las escrituras así lo indican: “porque, al que tiene, se le dará más y tendrá en abundancia; pero, al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará “. La pobreza a cualquier nivel-no solo económica- proviene de la pobreza interior, así como la riqueza exterior deriva de la interior. Si queremos que los demás dejen de criticarnos y atacarnos, debemos liberarnos de la culpa y de todos los sentimientos que la provocan.

18.3. Por lo tanto, aunque pensemos que nos sentimos bien y seguros en el nivel del orgullo, este siempre va acompañado de una actitud defensiva debida a su vulnerabilidad básica. Nos inflamos de orgullo cuando nos sentimos inseguros y nos volvemos susceptibles al pinchazo de un comentario fugaz o de una ceja levantada.

18.4. Lo que ganamos oro medio de la emoción negativa es de corta duración y no es auténtico. No satisface. Es como un cumplido forzado. La verdadera felicidad deriva de una situación en la que todos salimos ganando. El previo de una situación la que unos ganan y otros pierdes es el odio y la baja autoestima.

18.5. Cuando entregamos, la vida requiere cada vez menos esfuerzo. Se produce un constante incremento de la felicidad y del placer, que requieren cada vez menos del mundo exterior para mantenerse. Disminuyen las necesidades y expectativas. Dejamos de buscar afuera lo que ahora proviene de nuestro interior. Abandonamos la ilusión de que los demás son la fuente de nuestra felicidad. En lugar de buscar obtener, queremos dar. Los demás quieren estar con nosotros en lugar de evitarnos.

18.6. Una manera de mantener relaciones satisfactorias consiste en imaginar con amor el mejor resultado posible. Asegúrate de que sea mutuamente beneficioso: una situación en la que ambos ganen. Deja de lado todos los sentimientos negativos y limítate a mantener esa imagen en mente.

18.7. Cuando estamos entregados, ya no existe la presión del tiempo. La frustración surge de querer algo ahora, en lugar de dejar que suceda de manera natural a su debido tiempo. La paciencia es un efecto secundario de dejar ir, y ya sabemos lo fácil que es llevarse bien con al gente paciente. Las personas pacientes, al final suelen conseguir lo que quieren.

18.8. Una resistencia a dejar ir m, es la ilusión de que, si nos desprendemos de nuestros deseos y expectativas, no conseguiremos lo qué queremos. Tenemos miedo de que, si no presionamos por ello, lo perderemos. La mente tiene la idea de que la manera de conseguir algo es desearlo. En realidad, si examinamos el tema, veremos que los acontecimientos se deben a las decisiones, y las elecciones se basan en las intenciones. Lo que obtenemos es el resultado de estas elecciones, a pesar de que son inconsciente, y no de lo que pensamos que queremos.

18.9. La liberad no es solo liberad para tener sexo si no para no tener sexo u orgasmo. Esto desata la experimentación creativa y la conciencia, porque la mente no se centra en el orgasmo. La liberación del deseo de orgasmo permite las experiencias sexuales que en la literatura espiritual se llaman “sexo tántrico”. Cuánto más no liberamos, más nos motiva el amor y menos el deseo de gratificación.este cambio de motivación del deseo y el hambre a las ganas de compartir el placer y la felicidad conlleva cambios importantes a la naturaleza de las relaciones sexuales. La intimidad se vuelve más amplia y placentera. Se produce una mayor sintonía con la sexualidad de la pareja y la satisfacción intuitiva de los deseos de cada uno.

19. 19. Médico cúrate a ti mismo

19.1. Un pensamiento es una “cosa”. Tiene forma y energía

19.2. La mente controla el cuerpo con sus pensamientos y sentimientos. Por lo tanto, para sanar el cuerpo, hay que cambiar los pensamientos y los sentimientos.

19.3. Aquello que mantenla en la mente tiende a expresarse a través del cuerpo

19.4. Una enfermedad tiende a ser el resultado de la supresión y la represión de emociones negativas, además de un pensamiento que le da una forma específica (consciente o inconscientemente elegimos una enfermedad en partícula y no otra).

19.5. Renunciar a un deseo no significa que no se vaya a conseguir lo que se quiere. Solo despeja el camino para que eso suceda.

19.6. Para entregar un sentimiento, a veces es necesario empezar por renunciar a lo que sentimos con respecto a esa emoción particular (por ejemplo,la culpa asociada a “yo no debería sentir esto”.

19.7. En lugar de ponerle etiquetas y nombres a nuestros sentimientos, podemos simplemente sentir las sensaciones y soltar la energía que está tras ellas. No es necesario etiquetar una sensación como “temor” para ser consciente de su energía y renunciar a ella.