Marco histórico-legal: Fundamentos básicos de aprendizaje y servicio solidario

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Marco histórico-legal: Fundamentos básicos de aprendizaje y servicio solidario por Mind Map: Marco histórico-legal: Fundamentos básicos  de aprendizaje y servicio solidario

1. Los proyectos sociocomunitarios solidarios son propuestas pedagógicas que se orientan a la integración de saberes, a la comprensión de problemas complejos del mundo contemporáneo y a la construcción de compromiso social. En ellos se prioriza la puesta en juego de diferentes perspectivas disciplinares, integradas desde la particular perspectiva de la participación comunitaria, y promueven posi- bilidades de acción que surgen de la participación social.

2. ENTRE LOS ASPECTOS JURÍDICO-LEGALES PODEMOS ENCONTRAR: La primera resolución que incluye explícitamente a esta perspectiva data de 1995. En el año 2000, un decreto presidencial estableció el “Premio Presidencial Escuelas Solidarias”, aún en vigencia. Ya en el 2006 La Ley de Educación Nacional 26.206, aprobada por el Congreso Nacional el 14 de diciembre de 2006, refiere en numerosos artículos a la necesidad de formar a los estudiantes para una ciudadanía democrática comprometida con los valores solidarios (artículos 8, 11, 20 y 27) y de promover los proyectos educativos solida- rios y prácticas de aprendizaje-servicio (artículos 30, 32 123 y 126).

3. Capítulo IV, Educación Secundaria: “ARTÍCULO 30.- La Educación Secundaria en todas sus modalidades y orientacio- nes tiene la finalidad de habilitar a los/las adolescentes y jóvenes para el ejercicio pleno de la ciudadanía, para el trabajo y para la continuación de estudios. Son sus objetivos: a) Brindar una formación ética que permita a los/as estudiantes desempeñarse como sujetos conscientes de sus derechos y obligaciones, que practican el pluralis- mo, la cooperación y la solidaridad, que respetan los derechos humanos, rechazan todo tipo de discriminación, se preparan para el ejercicio de la ciudadanía demo- crática y preservan el patrimonio natural y cultural. b) Formar sujetos responsables, que sean capaces de utilizar el conocimiento como he- rramienta para comprender y transformar constructivamente su entorno social, eco- nómico, ambiental y cultural, y de situarse como participantes activos/as en un mundo en permanente cambio”.

4. A partir de la reconquista de la democracia en 1983 y ante las recurrentes crisis socioeconómicas –años previos y posteriores a la hiperinflación de 1989/1991 y el acelerado aumento de la pobreza a fines de los 90 ́– un número creciente de instituciones educativas comenzaron a desarrollar proyectos solidarios elaborados pedagógicamente y con mayor impacto social. En ese contexto, algunas institucio- nes que realizaban prácticas de servicio comunitario vinculadas con el aprendizaje formal, prácticamente “inventaron” el aprendizaje-servicio de hecho, aun antes de saber que existía una tradición pedagógica que llevaba ese nombre desde media- dos del siglo XX.

5. En la provincia de Mendoza la reforma curricular estableció “horas instituciona- les” para el desarrollo de proyectos. Esta carga horaria era adjudicada anualmente a diferentes docentes según el proyecto seleccionado para el curso y, en muchos casos, estos incluían actividades solidarias. Además, para las escuelas secundarias se incluyó en 3er año “Talleres Integrados” que, según la modalidad de la escuela, proponían la integración entre contenidos y experiencia.

6. En 1995, en el contexto de una indagación acerca de las innovaciones educati- vas desarrolladas por las escuelas realizada desde la Dirección de Investigación y Desarrollo Educativo, se comenzaron a relevar las experiencias de servicio soli- dario relacionado con el aprendizaje escolar que ya existían en el sistema educa- tivo argentino. Se incluyeron también las promovidas en el marco de currículos y programas jurisdiccionales como las implementadas por iniciativa de las propias instituciones educativas.

7. Marco pedagógico: Diferentes conceptos de Educación Solidaria en Latino América.

8. “Al vincular teoría y práctica y combinar la motivación solidaria con la rigurosa puesta en juego de capacidades y conocimientos para la resolución de problemas reales, las prácticas de aprendizaje-servicio promueven en los y las estudiantes el desarrollo de aprendizajes con sentido, de su creatividad, responsabilidad e iniciativa, así como de capacidades fundamentales para su inserción en el mundo del trabajo y para el ejercicio de una ciudadanía activa.” (Ministerio de Educación de la República Argentina, 2011:17)

9. Actividades de aprendizaje comunitario planificadas desde el liceo, con la participa- ción de la comunidad educativa y al servicio tanto de una demanda de la comunidad como del aprendizaje de los estudiantes que la realizan. Es una experiencia que permite a los estudiantes aplicar conceptos, procedimientos y habilidades provenientes de los aprendizajes formales de las diversas asignaturas, en su entorno cotidiano.” (Ministerio de Educación de Chile, 2007:15)

10. “En esta propuesta la solidaridad es a la vez objetivo, contenido y estrategia de en- señanza. La formación de individuos solidarios requiere coherencia entre los valores a los que apelamos y la forma en que los promovemos. (...) El aprendizaje-servicio impulsa a la intervención educativa integral, mediante el desarrollo de un servi- cio comunitario al cual se integran los contenidos curriculares, contextualizando los aprendizajes académicos y promoviendo la formación de ciudadanía basada en la solidaridad, actitud crítica y participación.” (Centro del Voluntariado del Uru- guay, 2007:15-17)

11. Fundamentos básicos de aprendizaje y servicio solidario

12. UNA CONCEPCIÓN DE LA FORMACIÓN PARA LA CIUDADANÍA ACTIVA: No se agota en el conocimiento de las normas y valores y en el diagnóstico de las problemáticas políticas y socioeconómicas, sino que avanza en la elaboración de propuestas y en la activa participación en iniciativas que incluyen no sólo la denuncia y el reclamo, sino también la asunción de responsabilidades y compromisos con la construcción de alternativas superadoras, y el trabajo en articulación con las autoridades y las organizaciones de la sociedad civil.

13. EDUCADOR Y EDUCANDO: Aprenden juntos de la experiencia y se comprometen juntos en la transformación de la realidad. Pone en juego acción y reflexión sobre la práctica y genera el establecimiento de vínculos solidarios que permitan actuar y aprender recíprocamente con y de la comunidad. Implica aprendizajes activos y significativos, centrados en el protagonismo de los estudiantes.

14. CONCIBE AL CONOCIMIENTO COMO BIEN SOCIAL: En una institución educativa tradicional se aprende sólo en las aulas y laboratorios. La pedagogía del aprendizaje-servicio reconoce que también se puede aprender de la comunidad y en la comunidad Desde lo epistemológico, el conocimiento es entendido como un bien social que debe orientarse al bien común (UNESCO, 2015) y una contribución a un mundo más democrático, justo y fraterno (UNESCO, 2016; Osman y Petersen, ). Por lo tanto, no se concibe a los procesos de aprendizaje exclusivamente en función del crecimiento individual, sino también como parte de procesos más amplios de construcción del bien común.

15. En América Latina se ha generalizado el concepto de “aprendizaje-servicio solidario”, enfatizando que no nos referimos a cualquier tipo de servicio, sino a una práctica efectivamente solidaria -es decir orientada más al “hacer juntos”, “hacer con” que al “hacer para”, a la acción colectiva por el bien común y a la ciudadanía activa que promueve derechos y asume responsabilidades, más que a la acción altruista individual, como se verá más adelante.

16. LA INVESTIGACIÓN-ACCIÓN PARTICIPATIVA Y COMPROMETIDA: La estrecha vinculación entre teoría y práctica y la frecuente necesidad de articulación de conocimientos multidisciplinares hacen que las prácticas de aprendizaje-servicio se alejen del enciclopedismo tradicional

17. TRES CARACTERÍSTICAS FUNDAMENTALES: 1. Acciones de servicio solidario destinadas a atender en forma acotada y eficaz necesidades reales y sentidas con una comunidad, y no sólo para ella. 2. protagonizadas activamente por los estudiantes desde el planeamiento a la evaluación, 3. articuladas intencionadamente con los contenidos de aprendizaje (contenidos curriculares, reflexión, desarrollo de competencias para la ciu- dadanía y el trabajo, investigación).

18. SOLIDARIDAD: Resulta tan significativo para la reflexión de educadores y estudiantes explicitar a la solidaridad como un camino colectivo hacia una sociedad equitativa y justa.

19. EL APRENDIZAJE EN LAS PRÁCTICAS DE APRENDIZAJE-SERVICIO(“cuatro pilares”): Aprender a aprender: Aprender a hacer: Aprender a ser: Aprender a vivir juntos: