Sucesiones en el Derecho Internacional Privado

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Sucesiones en el Derecho Internacional Privado por Mind Map: Sucesiones en el Derecho Internacional Privado

1. Con la vocación hereditaria ya definida, es importante acotar que en base a ella se establece la cuota hereditaria. Que corresponde a un porcentaje equitativo entre cada uno de los herederos, que refleja el total de los bienes muebles e inmuebles, pasivos y activos que en vida tuvo Marcos. Y que en la actualidad, son capaces de disfrutar sus 3 hijos en primer lugar al ser sus descendientes y su esposa, al ser su cónyuge.

1.1. Cuota Hereditaria

2. By the way, this is a floating topic. To create a floating topic, simply drag it away from the map center.

3. Alumna: Emily Absalon. Sección: SAIA - B. Prof.: Emily Ramirez

4. Referencias: Ley de Derecho Internacional Privado

5. Apertura de la sucesion

6. Marcos Beltran, de nacionalidad Argentina. Muere el 17 de diciembre de 2017, en Barquisimeto. Por motivo de un ACV. Su esposa e hijos son venezolanos, y aunque su último deseo fue que sus restos se llevaran a su país de origen, donde también poseía bienes inmuebles, el lugar de su domicilio estaba ubicado en Barquisimeto, Municipio Iribarren.

7. Con su muerte se da apertura a la sucesión hereditaria por las leyes venezolanas, se realiza la declaración sucesoral donde se especifican los herederos y los bienes del causante. Con este primer paso se da apertura a la sucesión.

8. Vocación Hereditaria

9. Con la muerte de Marcos, su esposa, y 3 hijos poseen vocación hereditaria. Ya que sus hijos son sus descendientes en línea recta. Al ser los únicos familiares del de cujus y en vista de que no hubo ninguna declaración de indignidad, son ellos quienes poseen la vocación para heredar los bienes de Marcos.

10. Exclusiones en el Orden de suceder

11. En el caso de la familia Beltran, al ser los únicos parientes con vida de Marcos, no hay grandes problemas de exclusión. Sin embargo, se debe mencionar que si la familia de Marcos hubiese sido mas numerosa, evidentemente no todos podrían heredar aunque residieran con el. Debido a que para la sucesión primero se toma en cuenta a los hijos, quienes son consanguíneos del causante y ellos excluyen a cualquier heredero, menos a la cónyuge aunque esta sea por afinidad, no puede ser excluida de la herencia.

12. Si los 3 hijos de Marcos no existieran, sus padres seguirían el orden. Ya que son excluidos por los hijos de aquel. A su vez, los hermanos que en tal caso hubiere, serian excluidos por los hijos y los padres de Marcos. Y finalmente si no existieren ninguno de los anteriores, la herencia en cuestión pasaría a otros parientes colaterales.

13. Problemática de la Legítima

14. María Tisdale, de nacionalidad Chilena, posee bienes muebles e inmuebles en el país. Paso parte de su infancia en Chile, pero más de la mitad de su vida estuvo domiciliada en Caracas, Venezuela, donde vivía con sus hijos y poseía locales comerciales que daba en alquiler. Al morir, su sucesión fue intestada, y deja más de la mitad de sus bienes a una fundación. Sin embargo, tenía herederos. A quienes les corresponde una parte de dicha herencia, por ser herederos legítimos. Y aunque su voluntad hubiese sido aquella a través de un testamento, no podía María disponer de estos bienes sin respetar la debida legítima que por ley le corresponde a sus hijos. Esto se encuentra establecido en el art. 35 de la LDIP. Se rige por leyes venezolanas porque fue el domicilio de la causante.

15. Régimen de la Bona Vacantia

16. Alejandro Juárez, Mexicano. Fue un reconocido empresario del país. Paso toda su vida trabajando para construir su gran imperio de franquicias de comida, las cuales estaban en todo el territorio nacional y parte de México. Paso 40 años viviendo en Margarita, Venezuela. Y al morir no hubo ningún familiar en su velorio. Por lo que sus bienes estaban vacantes y aunque eran mexicano, al estar domiciliado en el país, todos los trámites fueron realizados a través de la legislación venezolana. Al no existir o desconocer quienes eran sus herederos, todos los bienes que poseía en Venezuela, en vida pasaron a manos del Estado. Por no existir quien reclamara dicha herencia. Esto se encuentra en el art. 36 LDIP.