PSICOLOGÍA DE LA ANORMALIDAD

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
PSICOLOGÍA DE LA ANORMALIDAD por Mind Map: PSICOLOGÍA DE LA ANORMALIDAD

1. TRASTORNO MENTAL

1.1. Que es?

1.1.1. "un síndrome o patrón conductual o psicológico clínicamente significativo, que ocurre en un individuo y que está asociado con una perturbación (por ejemplo, un síndrome doloroso) o incapacidad (por ejemplo, deterioro en una o más áreas importantes de funcionamiento) o con un riesgo significativo de morir, de sufrir dolor, incapacidad o una pérdida importante de la libertad. Además, este síndrome o patrón no debe ser sólo una respuesta esperada culturalmente sancionada ante un evento en particular; por ejemplo, la muerte de un ser querido" (American PsychiatricAssociation, 2000, p. xxxi).

1.2. Sindrome

1.2.1. Un síndrome es un conjunto de síntomas que forman un patrón definible. Un síndrome conductual o psicológico es un conjunto de acciones observables y de pensamientos y sentimientos reportados por el cliente. Por lo tanto, una conducta desolada o un solo pensamiento o sentimiento, no constituyen un trastorno. Más bien, una condición diagnosticable es una unidad organizada que se manifiesta en un amplio rango de pensamientos, sentimientos y conductas. Si usted se siente triste durante unos cuantos días, y este sentimiento es su único síntoma, un diagnóstico de depresión sería inadecuado.

1.3. Esta asociado

1.3.1. El trastorno está asociado con la presencia de perturbación, deterioro de la vida o riesgo grave. En otras palabras, un trastorno implica un costo personal o social; por ejemplo, el miedo que una mujer tiene de salir de su casa puede hacer que se sienta muy perturbada. Ella desearía superar su gran temor pero se siente incapaz de cambiar su conducta. Sus índrome, entonces, además de ser grave, también le provocan una enorme perturbación personal.

2. DESCRIPCIÓN DE LAS CATEGORÍAS DIAGNÓSTICAS DE LOS TP EN EL BORRADOR DEL DSM-V

2.1. Trastorno antisocial/psicopático

2.1.1. Esta categoría incluye tanto el componente de desinhibición e irresponsabilidad, como el de mezquindad, es decir, los rasgos relacionados con la insensibilidad o la falta de remordimiento, la manipulación y la agresión depredadora. Todo ello es muy similar a los actuales factores II y I de la psicopatía.

2.2. Trastorno evitativo

2.2.1. Los pacientes aquejados de este trastorno tienen un sentido negativo de sí mismos, asociado con un profundo sentimiento de insuficiencia e inhibición en el establecimiento de relaciones interpersonales íntimas. Más concretamente, se sienten ansiosos, inferiores, socialmente ineptos y poco atractivos, por lo que se avergüenzan con facilidad. Son tímidos y reservados tanto en situaciones profesionales como sociales y evitan éstas, aun deseándolas, por miedo al ridículo o a la humillación, por lo que buscan contextos que no incluyan a otras personas.

2.3. Trastorno límite

2.3.1. Los pacientes con este trastorno tienen un concepto de sí mismo muy frágil, que es fácilmente alterado y fragmentado bajo situaciones de estrés, lo que se traduce en un nivel de identidad pobre y en sentimientos crónicos de vacío. Como resultado de ello, presentan inestabilidad emocional y tienen dificultades para mantener relaciones íntimas duraderas. Estos pacientes experimentan rápidos cambios de humor, de forma intensa e impredecible, pudiendo mostrarse extremadamente ansiosos o deprimidos.

2.4. Trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad

2.4.1. Las personas que cuentan con este tipo de TP son gobernadas por su necesidad de orden, precisión y perfección. Las actividades se llevan a cabo de una forma excesivamente metódica. Por ello, tienen preocupaciones intensas por el tiempo transcurrido, la puntualidad, los horarios y las normas. En este sentido son enormemente rígidos y poco espontáneos. Las personas afectadas presentan un desarrollo excesivo del sentido del deber, así como la necesidad de tratar de completar todas las tareas meticulosamente.

2.5. Trastorno esquizotípico

2.5.1. Las personas con este tipo de TP se caracterizan por tener déficits sociales y por sentirse incómodas y con una capacidad reducida para las relaciones interpersonales. Al mismo tiempo, se muestran excéntricas en su apariencia (por ejemplo, en la forma de vestir o en la higiene) y en su comportamiento (por ejemplo, en la postura o en la mirada), con distorsiones cognitivas y perceptivas relativas a creencias extrañas (supersptición, clarividencia, telepatía, etc.).

3. LOS CINCO EJES DEL DSM-IV-TR

3.1. EJE I: TRASTORNOS CLÍNICOS

3.1.1. Éstos se denominan "síndromes clínicos", lo que significa que cada uno es un conjunto de síntomas que constituyen una forma particular de anormalidad. Éstas son las perturbaciones, tales como la esquizofrenia y la depresión, que constituyen lo que la mayoría de la gente considera trastornos psicológicos.

3.2. EJE II: TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD Y EL RETRASO MENTAL

3.2.1. Representan características o habilidades permanentes de la personalidad de un individuo. Uno de estos conjuntos de trastornos son los de la personalidad, que son rasgos de personalidad inflexibles y desadaptativos,y que causan una perturbación subjetiva o un deterioro considerable en la habilidad de la persona para llevar a cabo las tareas de la vida diaria. El segundo componente del Eje II es el retraso mental. Aun cuando no es un "trastorno" en el mismo sentido que muchas otras condiciones encontradas en el DSM-IV-TR, el retraso mental ejerce una influencia importante sobre la conducta, la personalidad y el funcionamiento cognoscitivo.

3.3. EJE III: ENFERMEDADES MÉDICAS

3.3.1. Se documentan las enfermedades médicas del cliente. Aun cuando estas enfermedades médicas no son el foco primario del clínico, existe una lógica sólida para incluir el Eje III como parte del cuadro diagnóstico total. En ocasiones, los problemas físicos pueden ser la base de problemas psicológicos. Por ejemplo, una persona puede deprimirse después de recibir el diagnóstico de una enfermedad física grave. A la inversa, las situaciones como la ansiedad crónica pueden intensificar las enfermedades físicas, tal como una úlcera estomacal. En otros casos no existe una conexión obvia entre los problemas físicos y psicológicos de un individuo.

3.4. EJE IV: PROBLEMAS PSICOSOCIALES Y AMBIENTALES

3.4.1. El clínico incluye eventos o presiones que puedan afectar el diagnóstico, tratamiento o resultado de los trastornos psicológico del cliente. Incluyen los eventos negativos como perder el empleo, tener un accidente automovilístico y romper con una pareja. Todas estas condiciones son estresores que pueden causar, agravarlo incluso resultar en un trastorno psicológico.

3.5. EJE V: EVALUACIÓN DE LA ACTIVIDAD GLOBAL

3.5.1. Se utiliza para documentar los juicios generales del clínico sobre el funcionamiento psicológico, social y laboral de un cliente. Se clasifica el funcionamiento del cliente en el momento de la admisión o de la alta, o en el nivel más alto logrado durante el año anterior. El puntaje del funcionamiento del cliente durante el año anterior proporciona al clínico importante información acerca del pronóstico del cliente, o de su probabilidad para recuperarse del trastorno.

4. PERSONALIDAD NORMAL Y ANORMAL

4.1. Personalidad normal

4.1.1. Se puede considerar que un individuo tiene una personalidad saludable cuando: 1. Se tiene capacidad para adaptarse al ambiente. 2. La percepción de uno o del ambiente es constructiva. 3. Los patrones de conducta son saludables.

4.2. Personalidad anormal

4.2.1. Se puede considerar que un individuo tiene una personalidad anormal y no saludable cuando: 1. El individuo es inflexible y poco adaptativo. 2. La percepción de uno mismo o del entorno son negativas y frustrantes. 3. Los patrones de conducta del individuo tienen efectos negativos para la salud.

4.3. Desordenes de conducta

4.3.1. Trastornos de ansiedad: abarca varias formas diferentes de un tipo de trastorno mental, caracterizada por miedo y ansiedad anormal y patológica. El término ansiedad abarca cuatro aspectos que un individuo puede experimentar: aprehensión mental, tensión física, síntomas físicos y ansiedad disociativa. Se dividen principalmente en: Trastorno de ansiedad generalizada. Trastorno de pánico Trastorno obsesivo-compulsivo Trastorno fóbico.

4.4. Trastornos somatomorfes

4.4.1. Son un grupo de trastornos caracterizados por molestias diversas, en mayor o menor grado difusas, que aquejan al paciente pero que no pueden ser explicadas por la existencia de una enfermedad orgánica Los pacientes suelen insistir en la presencia de síntomas físicos como dolor, inflamación, náuseas, vértigo, debilidad o lesiones, pero niegan tener problemas psiquiátricos

4.5. Trastornos Disociativos

4.5.1. Son un grupo de síndromes psiquiátricos que se caracterizan por perturbaciones en algunos aspectos de la conciencia, identidad, memoria, conducta motora. La amnesia disociativa: es una incapacidad para recuperar información personal importante, generalmente de una naturaleza estresante o traumática, por lo que no se justifica como un olvido normal. Identidades multiples: se caracteriza por la existencia de 2 o más identidades o estados de personalidad en un solo individuo. Las identidades alternas se definen como constructos mentales. En algunos casos encontramos identidades alternas sumamente desarrolladas con diferencias notables en postura, tono de voz, estado de ánimo manifiesto, energía, intereses, talentos, capacidades

5. DSM

5.1. Que es?

5.1.1. El DSM-IV contiene descripciones de todos los trastornos psicológicos, también denominados trastornos mentales. Para el desarrollo de las ediciones recientes del DSM, se han unido diversas fuerzas de trabajo, cada una consistente de un grupo de profesionales clínicos expertos investigadores con conocimientos sobre un subconjunto particular de trastornos. Basados en sus investigaciones, estos expertos han enumerado varios cientos de trastornos que van desde problemas relativamente menores de ajuste, hasta trastornos crónicos e incapacitantes. El DSM-IV proporciona a los profesionales clínicos y a los investigadores un lenguaje común para delinear los trastornos, de modo que pue-de tener confianza de que las etiquetas diagnósticas poseen significados aceptados.

5.2. Cómo se desarrolló el DSM

5.2.1. La primera edición del DSM, de la American Psychiatric Association, que apareció en 1952, fue el primer manual psiquiátrico oficial en describir los trastornos psicológicos y, como tal, fue un avance importante en la búsqueda de un conjunto estandarizado de criterios diagnósticos. Aun cuando constituye un paso en la dirección correcta, estos criterios eran demasiado vagos y poseían una baja confiabilidad. Una segunda limitación del DSM-I era que estaba basado en el supuesto teórico de que los problemas o "reacciones" emocionales causaban el trastorno que describían. La segunda edición o DSM-II se publicó en 1968. Ésta fue la primera clasificación de los trastornos mentales basada en el sistema contenido en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIÉ). El DSM-II representó un alejamiento del concepto de que la mayoría de los trastornos psicológicos eran reacciones emocionales. Los autores de esta edición trataron de utilizar términos diagnósticos que no implicaran un marco teórico particular pero, en retrospectiva, queda claro que basaron sus criterios en conceptos psicoanalíticos.

5.3. Controversias sobre los trastornos de la personalidad desde la publicación del DSM-III/ DSM-IV

5.3.1. Los tipos de TP de las clasificaciones del DSM-IV y de la CIE-103 tienen una baja puntuación en propiedades psicométricas. Se perpetúan por consenso y tradición. Según Livesley4 , la validez de la mayoría de los diagnósticos no ha sido establecida empíricamente. Tampoco han mostrado validez los grupos diferenciales del DSM (conglomerados A, B y C), que parecen apoyarse más en la tradición y en el consenso que en los datos empíricos.