La Importancia Estética y Comunicacional de la Sociología

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
La Importancia Estética y Comunicacional de la Sociología por Mind Map: La Importancia Estética y Comunicacional de la Sociología

1. Definición de Sociología

1.1. La sociología es aquella ciencia social consolidada en el siglo XIX que se dedica al estudio del análisis y descripción de la vida en sociedad, y la acción e interacción entre sus individuos.

2. Importancia Estética

2.1. Para Becker las convenciones, la producción, reproducción y consumo del arte lo llevan al concepto de “mundos del arte” (que es el nombre de su libro más importante), que se refiere al “conjunto de personas cuya actividad es necesaria para la producción (…) de lo que se define como arte” En esta línea, se reconoce que la sociología del arte o estética sociológica es la reflexión de los diferentes factores que interactúan en los modos y el significado entre la sociedad y el arte que articulan la realidad cultural y forman un complejo tejido que cimentan tanto las bases de los objetos artísticos en su materialidad y en su lenguaje formal, como la mentalidad de quienes los producen, los poseen, los instrumentan o los interpretan. Entre sus contribuciones se encuentran los dos puntos de vista más adaptados para el estudio de la materia artística a nivel social: el teleológico que trata de determinar los fines sociales del arte y su objeto dentro de la sociedad y el que investiga los orígenes sociales del arte. Igualmente, la estética sociológica tuvo una gran vinculación con distintos movimientos sociales como el realismo pictórico, con movimientos políticos de izquierdas, con el desarrollo de distintas visiones del arte como la visión funcionalista del arte, visión utilitaria, hasta abrir paso a nuevos movimientos artísticos en el mundo contemporáneo como el modernismo.

3. Importancia Comunicacional

3.1. Al neo-funcionalismo post-parsoniano se le atribuye que la noción de que la sociedad ya no es vista como compuesta por hombres, por acciones e interacciones concretas, ni por sus productos, sino más bien por una entidad (material e inmaterial al tiempo, y en sí misma carente de cualidad), que es llamada "comunicación". Un número creciente de sociólogos, alineados con el neo-funcionalismo anti-parsoniano, mantienen que la comunicación es sólo una forma “mecánica", escogida sin intencionalidad y sin una subjetividad humana encaminada a un fin. Los parsonianos mantienen que lo constitutivo del sistema social son las normas, y que la comunicación social es humana en la medida en que es el resultado de las interacciones entre actores, los cuales, desde su personalidad, interiorizan e interpretan una cultura. Sin embargo, los post-parsonianos conceden en este marco conceptual una mayor importancia a la contingencia en todos los niveles, aunque para ellos la "materia prima" de la sociedad sigue siendo la misma. Por el contrario, los anti-parsonianos sostienen que por sistema social no se debe entender un sistema normativo sino más bien un sistema comunicativo. Las normas serían, en este caso, un producto de la comunicación, un side-effect, un by-product de las selecciones comunicativas en tanto en cuanto consiguen "estabilizarse".