LA VARIACIÓN GENÉTICA HUMANA Y NUTRIGENOMICA

Resumen de alimentos funcionales uy te

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
LA VARIACIÓN GENÉTICA HUMANA Y NUTRIGENOMICA por Mind Map: LA VARIACIÓN GENÉTICA HUMANA Y NUTRIGENOMICA

1. Los SNP son una fuente común de variación genética entre las personas

1.1. Alelo: Un alelo es cada una de las dos o más versiones de un gen.

1.2. Genotipo: es la colección de genes de un individuo.

1.3. Haplotipo: es un conjunto de variaciones del ADN, o polimorfismos, que tienden a ser heredados juntos.

1.4. Locus: es la ubicación física específica de un gen u otra secuencia de ADN en un cromosoma, como una dirección de calle genética.

1.5. Mutaciones: es un cambio en la secuencia del ADN.

1.6. Polimorfismo: implica una de dos o más variantes de una secuencia particular de ADN.

1.7. Polimorfismos de nucleótido único (SNP): variaciones de la secuencia de ADN que se producen cuando un solo nucleótido, es decir, adenina (A), timina (T), citosina (C), o guanina (G), difiere entre individuos o pares de cromosomas en un individuo.

2. El conocimiento de los SNP puede ayudar a predecir la respuesta de un individuo a ciertas dietas o drogas, la susceptibilidad a las toxinas ambientales, y el riesgo de desarrollar enfermedades particulares.

3. Polimorfismos genéticos afectan a la importancia relativa de las distintas clases de nutrientes, de un individuo.

3.1. Ejercicio y control de peso regular: Los efectos del ejercicio y los intentos de control de la porción se verán afectados por varios genes que se han asociado con la obesidad. Por ejemplo, llevando ciertas variantes en el FTO gen afecta la selección de la dieta y la cantidad de alimento necesaria.

3.2. La selección racional de fuente de lípidos: Variantes en un número de genes, tales como PPARa, PPARg, modificaran sustancialmente la naturaleza del lípido de ser transportados a través del cuerpo.

3.3. Abundantes frutos y hortalizas, con el consumo diario de hoja verde y naranja: La enzima codificada por el mu glutatión S-transferasa 1 (GSTM1) funciones de los genes en la desintoxicación de compuestos electrófilos, y un alto consumo de glucosinolatos se asocia con la regulación positiva de este gen. Sin embargo, esta función no ocurrirá en los individuos portadores de una GSTM1 variante null.

3.4. La grasa saturada de la dieta y el género pueden predecir el desarrollo de síndrome metabólico cuando ciertas variantes genéticas en el TCF7L2 gen se tienen en cuenta. La otra preocupación relacionada con el consumo elevado de carne roja es en relación con una posible sobrecarga de hierro. Esto sería un problema particular para las personas con variantes en la hemocromatosis ( HFE) gen, que son propensos a la sobrecarga de hierro, cirrosis hepática, y la miocardiopatía.

3.5. Ca suministra como un suplemento: una variante en el A986S del receptor de detección de Ca se asocia con mayor Ca en suero y superior excreción urinaria.

3.6. El consumo de sal debe ser baja: existe una variabilidad considerable en términos de sensibilidad a la sal, en parte a través de polimorfismos en genes relacionados con el sistema renina-angiotensina-aldosterona.

4. Las interacciones entre micronutrientes y macronutrientes también son importantes. SNPs en MTHFR aumentan el riesgo de enfermedades crónicas como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares a través de más de un mecanismo, y responden a otros nutrientes, aunque de manera indirecta.

5. Minerales: los SNPs en los genes son clave significativa que afectan el rango de dosis apropiado para su eficacia, y la conveniencia de la administración.

6. El consumo de alcohol puede ser deseable en la moderación: un alto consumo de alcohol puede aumentar aún más la necesidad de ácido fólico extra en variantes de la MTHFR gen.

7. La microbiota intestinal también añade otra dimensión a las necesidades dietéticas individuales.

7.1. Por ejemplo, los niveles humanos deseables de biotina. Se afirman que la deficiencia de biotina es rara porque, en general, las bacterias intestinales producen biotina en exceso de las necesidades diarias del cuerpo. Por esa razón, no prescriben una dosis diaria recomendada de biotina.