Sistema nervioso y reproductivo

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Sistema nervioso y reproductivo por Mind Map: Sistema nervioso y reproductivo

1. Sistema nervioso central

1.1. Está formado por el encéfalo y la médula espinal. Recibe la información y la procesa para controlar las funciones corporales. Esta integrado por el encéfalo y la médula espinal. Además, está protegido por un conjunto de membranas, llamadas meninges y el líquido cefalorraquídeo.

1.1.1. El encéfalo: es una masa nerviosa que se conoce como el centro de control del cuerpo. Dentro de él existen más de 100 mil neuronas, que se organizan y examinan la información entrante y guían al cuerpo en una infinita variedad de acciones.

1.1.2. La médula espinal: recorre el canal raquídeo de las vértebras, desde la base del cráneo hasta la primera vértebra lumbar, un poco más arriba de la cintura. Tiene una función de centro elaborador de reflejos y conductor de impulsos nerviosos desde y hacia el encéfalo.

2. Sistema nervioso periférico

2.1. Está formado por ganglios o grupos de somas neuronales y por nervios, ubicados fuera del sistema nervioso central, pero conectados a este. Su función es transmitir información sensitiva hacia el sistema nervioso central e información motora, desde este hacia los músculos y las glándulas.

2.1.1. Sistema nervioso somático

2.1.1.1. Está formado por los nervios craneales y espinales, que conducen impulsos nerviosos desde el sistema nervioso central hasta la musculatura estriada, provocando los movimientos voluntarios, y a su vez transmite información sensitiva desde el resto del cuerpo al sistema nervioso central.

2.1.2. Sistema nervioso autónomo

2.1.2.1. Es independiente del control de la corteza cerebral, regulándose a sí mismo, siendo responsable del movimiento de las vísceras y de la musculatura lisa, así como también de la actividad de las glándulas exocrinas. Lo controla el hipotálamo, pues, éste entrega información proveniente de otros elementos del sistema nervioso central, principalmente del tronco encefálico. De su actividad depende la manifestación física de las emociones y la mantención de la homeostasis frente a variaciones ambientales y del medio interno.

2.1.2.1.1. El sistema nervioso entérico: es una red neuronal que controla la actividad de la musculatura del tubo digestivo en la digestión de los alimentos, y además, es responsable de las emociones que se sienten en el estómago, pues, está conectado con el sistema límbico, como por ejemplo, “las mariposas en el estómago”.

2.1.2.1.2. El sistema nervioso simpático: está relacionado con actividades que requieren energía, pues, actúa frente a situaciones de alerta o estrés, como las que se dan frente a una pelea o a una huida, preparando al cuerpo para combatir o correr.

2.1.2.1.3. El sistema nervioso parasimpático: está relacionado con acciones que conservar la energía, ya que, se conecta a los mismos órganos que el sistema nervioso simpático, pero sus acciones son opuestas, es decir, vuelve al organismo a la condición de reposo y menor consumo de energía.

3. Sistema reproductivo

3.1. Aparato reproductor masculino

3.1.1. El sistema reproductor masculino está formado por órganos genitales internos y externos cuya función es crear, almacenar y conducir a los espermatozoides para la reproducción del ser humano.

3.1.1.1. Órganos genitales internos

3.1.1.1.1. Testículos: Su importancia reside en que son los responsables de producir espermatozoides para la reproducción y liberar la testosterona hacia el riego sanguíneo para el correcto funcionamiento morfológico, metabólico y psíquico del hombre.

3.1.1.1.2. Epidídimo: es una estructura situada en la parte posterosuperior de los testículos. Tiene forma de tubo, el cual es un conducto por el que llegan los espermatozoides creados en los testículos, aquí maduran y se almacenan hasta que son liberados por los conductos deferentes.

3.1.1.1.3. Conductos deferentes: son 2 conductos de unos 45 cm situados detrás del epídimo que permiten que los espermatozoides sean expulsados.

3.1.1.1.4. Vesículas seminales: son 2 estructuras que contribuyen a la creación del líquido seminal.

3.1.1.1.5. Conducto eyaculador: las vesículas seminales se unen a los conductos deferentes y forman el denominado conducto eyaculador, que va a través de la próstata y desemboca en la uretra.

3.1.1.1.6. Glándulas de Cowper: son dos glándulas situadas detrás de la próstata y segregan el líquido lubricante.

3.1.1.1.7. Próstata: está situada entre la vejiga y la uretra, la cual produce el líquido seminal, formado por agua, carbohidratos y enzimas, que al mezclarse con los espermatozoides forman el semen.

3.1.1.1.8. Uretra: es un conducto que va desde la próstata hasta la vejiga, el cual conduce el semen desde el conducto eyaculador y la orina desde la vejiga, hasta el exterior.

3.1.1.2. Órganos genitales externos

3.1.1.2.1. Escroto: es la bolsa de piel donde están situados los testículos, localizada debajo del pene. Su función principal es mantener la temperatura entre uno y dos grados inferior a la corporal que es de 37º, es decir, entre los 35º y 36º puesto que es la ideal para producir, conservar y madurar los espermatozoides. Esto es posible gracias a el dartos, la penúltima capa del escroto, que acerca y aleja los testículos al abdomen para proporcionarles más o menos temperatura.

3.1.1.2.2. Pene: es el último órgano que interviene en los sistemas reproductor y urinario, ya que es el encargado de excretar la orina y el semen mediante la micción y la eyaculación respectivamente.

3.2. Aparato reproductor femenino

3.2.1. El sistema reproductor femenino es el responsable de crear óvulos, recibir espermatozoides para que los fecunden y crear el entorno idóneo para que, de esa fecundación, se desarrolle un embrión.

3.2.1.1. Órganos genitales internos

3.2.1.1.1. Ovarios: son el órgano más importante del aparato reproductor femenino, porque son los encargados de crear los óvulos que son las células reproductivas. En los ovarios maduran los ovocitos hasta convertirse en óvulos, que viajan a través de los oviductos o trompas de falopio hasta el útero.

3.2.1.1.2. Trompas de Falopio: son primordiales puesto que facilitan el camino de los espermatozoides para fecundar el óvulo, y aporta líquidos con los nutrientes necesarios para que si éste es fecundado, se forme el cigoto. Básicamente son el conducto que comunican los ovarios con el útero, por donde se traslada el óvulo, que si no es fecundado se descompone y da pie a la menstruación.

3.2.1.1.3. Útero o matriz: es el receptor del óvulo, que si está fecundado, se implantará en sus paredes (también conocidas como endometrio) donde se desarrollan la placenta, las glándulas y los vasos sanguíneos que ayudarán a la correcta formación del cigoto y a alimentar al feto mientras se desarrolla.

3.2.1.1.4. Cérvix o cuello uterino: está entre el útero y la vagina, su misión es permitir el paso de los espermatozoides hasta las trompas de falopio y la salida de la sangre durante la menstruación. Es un órgano compuesto de fibras y músculos que normalmente mide 4 cm de longitud, pero que puede alcanzar los 10cm dilatándose durante el parto para ayudar a que salga el bebé.

3.2.1.1.5. Vagina: es el órgano que conecta el interior de los genitales internos femeninos con el exterior, recubierto de membranas que protege el resto de órganos de infecciones y agentes externos que puedan dañarlos. Es el conducto por el que se excreta la menstruación y por el el que sale el bebé en el parto.

3.2.1.2. Órganos genitales externos

3.2.1.2.1. Vulva: es el órgano del sistema reproductor femenino más externo que comprende el monte de Venus, los labios internos y externos, el clítoris y el vestíbulo vulvar donde empieza la vagina. Ofrece protección a todo el aparato reproductor limpiando los líquidos de la vagina y lubricación al estimular su sistema nervioso.

3.2.1.2.2. Monte pubiano o de Venus: Sobre la abertura vaginal se encuentra un área carnosa denomina monte de Venus. Se ubican dos pares de pliegues de piel denominados labios. Al llegar a la pubertad se cubre de vello Entre los labios se encuentran dos aberturas: la de la uretra –el conducto que transporta la orina desde la vejiga hacia el exterior– y la que da acceso a la vagina.

3.2.1.2.3. Clítoris: se encuentra entre los labios, una parte del aparato sumamente sensible y al ser estimulado aumenta su volumen y produce placer sexual.

4. Vínculo entre ambos sistemas: El ser humano es capaz de detectar los cambios que producen nuestro entorno; los estímulos ya sean internos o externos son los cambios que se producen en el ambiente y que producen sensaciones en nuestro cuerpo, que provocaran acciones que llamamos respuestas, y para esto la información se recibe en los receptores (órganos sensoriales) y se traduce a un lenguaje fisiológico Por lo cual gracias al sistema nervioso somos capaces de percibir estos estímulos, así que sin este no podriamos percibir los estímulos y sensaciones que nos produce el ambiente, así como el sistema reproductor.