La resistencia. (2000). Sábato, E.

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
La resistencia. (2000). Sábato, E. por Mind Map: La resistencia. (2000). Sábato, E.

1. Lo pequeño y lo grande (La modernidad)

1.1. No resignarse ante los cambios convulsos de nuestros días.

1.1.1. No dormitar en la TV y los nuevos medios, que petrifican y se pierde la capacidad creadora, generadora de ver lo cotidiano

1.1.2. Las personas, ahora, con los sentidos cerrados necesitan más intensidad.

1.1.3. Ya no hay casi tiempo ni para compartir en familia

1.1.4. Se ha perdido el diálogo, los encuentros personales y aquellos sucesos más humanos y menos virtuales

1.2. Es preciso dejarse tocar por lo que nos rodea para ser solidarios. No estamos, ni suceden las cosas por casualidad.

1.2.1. No se comparte ni el misterio de la muerte.

1.3. La memoria resiste al tiempo. La vida es abierta por naturaleza. El diálogo, la dignidad de la persona, la libertad (la escritura)

1.3.1. Hoy no tenemos narración que nos una como pueblo, como humanidad, y que permita trazar las huellas de la historia de la que somos responsables.

1.4. Pensar en la grandeza que aún se puede aspirar. Re-valorar el poco tiempo y lugar que se vive.

1.4.1. se sobre valora lo racional y se desestima lo que la lógica no puede explicar.

2. Los antiguos valores

2.1. Nuestras raíces, la belleza, nuestro origen, nuestra tradición. Valores bellos y profundos.

2.1.1. Las sociedades desarrolladas se han levantado sobre el desprecio a los valores trascendentes y comunitarios y sobre aquellos que no tienen valor en dinero sino en belleza.

2.1.2. El hombre de hoy está convencido de controlar todo. Pero es incapaz de resistirse a la TV.

2.2. La vida comunitaria, compartida y más humana, con ritmo más pausado. La renuncia a lo individual por el bien común, como el amor.

2.2.1. Hay un mundo resecado por competencia y el individualismo, donde ya casi no queda lugar para los sentimientos, ni el diálogo entre los hombres

2.2.2. El tiempo va contrareloj, es medido y calculado y monetizado.

2.2.3. Ya no hay juegos en familia, con amigos, los chicos ya no salen a jugar; no hay siestas, ni caminatas.

2.3. La vida centrada en valores espirituales

2.3.1. Ya no se contempla

2.3.2. Se ha perdido la dignidad

2.3.3. Se ha perdido el estoicismo frente a la adversidad

2.3.4. Prima la globalización, se impone uniformidad. Se pierde el sentido de los valores y de sí mismo.

2.4. La honestidad, el honor, el gusto por las cosas bien hechas, el respeto por los demás. Los valores reposan en la confianza en la vida.

2.4.1. Todo es relativo, no hay valor para el sacrificio. Los hijos son un sacrificio, el cuidado de los adultos mayores, los enfermos un sacrificio.

2.4.2. Se ha perdido la vergüenza. Hay corrupción pavoneada.

3. Entre el bien y el mal

3.1. El hombre, el alma del hombre, está suspendida entre el anhelo del Bien, esa nostalgia eterna de amor que llevamos y la inclinación al mal que nos seduce y nos posee.

3.1.1. La educación contribuye a a adulterar el alma de los niños. La naturaleza humana va transformando los rasgos, las emociones, la personalidad. Pero la cultura es la que da forma a la mirada que ellos van teniendo del mundo.

3.1.2. El individualismo, la competencia la victoria sobre los compañeros es la piedra angular de la educación de hoy.

3.1.3. La educación no está independizada del poder y se encauza hacia la formación de gente adecuada a las demandas del sistema

3.2. El ser humano no podría sobrevivir sin héroes, santos y mártires porque el amor, como el verdadero acto creador, es siempre la victoria sobre el mal.

4. Los valores de la comunidad

4.1. Debemos exigir que los gobiernos vuelquen todas sus energías para que el poder adquiera la forma de solidaridad

4.1.1. Asistimos a una quiebra total de la cultura

4.1.2. Guerras que unen la tradicional ferocidad a su inhumana mecanización, dictaduras totalitarias, enajenación del hombre, neurosis colectiva e histeria generalizada.

4.1.3. El poder del mundo se concentra y se globaliza

4.1.4. No es la crisis del sistema capitalista. Es la crisis de la toda concepción del mundo y de la vida basada en la idolatría de la técnica y en la explotación del hombre.

5. La resistencia

5.1. En el vértigo no se dan frutos ni se florece

5.1.1. Una de las metas de esta carrera parece ser la productiva

5.1.2. El hombre no se mantiene humano, sino autómata.

5.1.3. En camino pero no caminando

5.1.4. En el vértigo todo es temible y desaparece el diálogo entre las persona.

5.1.5. El vértigo no es solo externo, sino también en la mente y corazón. Todo es rápido y no permanente.

5.1.6. Dramática preocupación por lo económico

5.2. Volver a tener fe en el hombre. Los hombres encuentran en las crisis la fuerza para su superación.

5.2.1. La historia es el más grande conjunto de aberraciones, guerras, persecuciones, torturas e injusticias, pero a la vez, o por eso mismo, millones de hombres y mujeres se sacrifican para cuidar a los más desventurados. Ellos encarnan la resistencia.

6. La decisión y la muerte

6.1. Cada hora del hombre es un lugar vivo de nuestra existencia que ocurre una sola vez, irremplazable para siempre.

6.2. Decidir conforme a la vocación, conforme al llamado interior que se escucha en el silencio del alma.

6.3. Lo esencial es la fidelidad a lo que uno cree su destino. La fidelidad a la vocación es el fiel de la balanza donde se juega la existencia si se ha tenido el privilegio de vivir en libertad.

6.4. Unidos en la entrega a los demás y en el deseo absoluto de un mundo más humano, resistamos.

6.5. Los valores nos orientan y presiden las grandes decisiones

6.6. Apasionados, revelando entusiasmo por lo nuevo que exprese la confianza que el hombre puede tener en la vida misma.