LA VINCULACIÓN ENTRE ÉTICA Y POLÍTICA EN ARISTOTELES

ÉTICA Y POLÍTICA EN ARISTOTELES

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
LA VINCULACIÓN ENTRE ÉTICA Y POLÍTICA EN ARISTOTELES por Mind Map: LA VINCULACIÓN ENTRE ÉTICA Y POLÍTICA EN  ARISTOTELES

1. Una vez conocidas, al ser estudiadas, las formas de comportamiento humano, la ética las clasifica. Por un lado, en aquellos actos que benefician, son positivos o convenientes al ser humano en tanto que no perjudican ni a uno mismo ni a otro, por el contrario ayudan a los semejantes, por ejemplo, la justicia, la libertad, la lealtad o la prudencia. A éstos se les denominó virtudes. Por otro lado, se encuentran aquellos actos que perjudican, son negativos o inconvenientes porque no benefician tanto al que lo realiza ni al que lo recibe, a éstos se les denominó vicios, siendo ejemplos de ello la injusticia, el despotismo, la traición o la imprudencia.

2. aristoteles basa su ética en que el fin de todos loe seres humanos es la felicidad, pero siempre en base a una concepción teológica, analizando la especie humana mediante una visión analítica y desde una postura macanista

3. Para concretar en que consiste la felicidad distinguió dos actitudes:dejar que cada no determine por si y a su arbitrario que puede hacerle feliz , dicha actitud renunciaría a la teoría moral.

4. Aristoteles rechaza que la riqueza pueda ser la felicidad, pues es un medio para conseguir honores, pero reconoce que existen personas que convierten a las riquezas en su centro de atención

5. Para aristoteles la riqueza estos no son mas que bienes externos que nos perseguidos por si mismos si no por ser medios para alcanzar la felicidad, su posesión no implica que seamos íntegramente felices, puesto que no poseer riquezas garantizamos nuestra felicidad.

6. Este sabio griego enseñó en sus escritos que todos aquellos que aspiren a ejercer cargos políticos deberían pasar primero por la ética, saber noble que permite conocer la naturaleza humana, las distintas costumbres así como las formas para manejar el carácter y comportamientos de los miembros de una comunidad. Conocimiento indispensable que debe dominar todo político que aspire a gobernar, pero gobernar bien.

7. OBJETO DE LA ÉTICA EN POLÍTICA El objeto principal de la ética es lograr una “vida activa” en la que el individuo tenga una conducta libre y responsable orientada a la realización del bien mediante el cumplimiento del deber. La ética muestra los distintos comportamientos existentes en el ser humano, una vez conocidos estos, es posible formarse un buen carácter. Cuando un individuo posee ética se despierta en él un espíritu de servicio y, en consecuencia, actúa con responsabilidad.

8. Aristóteles, en su obra Política, señaló: “Cuando unindividuo se encuentra falto de ética y ejerce el poder no mide el alcance de sus actos y puede cometer acciones irracionales o bestiales” (Arist. Pol.)

9. Por el descuido de la ética en política, el ser humano ha dejado de ser el animal político que definió Aristóteles. Aunque este autor en su obra Política enseña que es función del gobernante formar ciudadanos virtuosos, hace tiempo que se desplazó este objetivo. La sociedad política contemporánea es una sociedad de competencia donde cada quién emplea lo mejor de sí, toda su inteligencia y esfuerzos para sacar provecho para sí mismo, no para los demás.

10. La disciplina ética es una herramienta poderosa de la que se vale un Estado preocupado por el desarrollo y bienestar de sus miembros. Empleada adecuadamente conduce a una mayor responsabilidad en los gobernantes, a la fortaleza del Estado, a la defensa de los intereses ciudadanos.Convendría re encaminar a la política, volviendo a los fines establecidos por la teoría política, fomentando las virtudes públicas, formando hombres buenos.

11. para Aristóteles la ética busca lo “bueno, lo bello y lo útil”, por lo que, en palabras del autor “conducirse éticamente significa querer el bien por sí mismo. El bien es ciertamente deseable cuando interesa a un individuo pero se reviste de un carácter más bello y más divino cuando interesa a un pueblo y a un Estado”. (Arist., EN 1094b 10-12).