Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Puntuación y Sintaxis por Mind Map: Puntuación y Sintaxis

1. Determinante

1.1. Determinan o actualizan la extensión significativa del sustantivo, identificándolo, singularizándolo o cuantificándolo.

1.2. Se clasifican en:

1.3. Identificadores: demostrativos, posesivos, relativos.

1.4. Cuantificadores: numerales, indefinidos.

1.5. Demostrativos:

1.5.1. • Los demostrativos presentan variación de género y de número, y concuerdan con el sustantivo al que determinan de acuerdo con la flexión nominal de género y de número.

1.5.1.1. Ese”, “este”, “aquel”, “esa” y “aquellas” son ejemplos de adjetivos demostrativos.

1.6. Posesivos:

1.6.1. 1.) Posesivos dependientes (formas átonas, apocopadas): Preceden necesariamente al sustantivo. Cuentan con variaciones de número (no de género): - mi, tu, su, mis, tus, sus. - Funcionan como determinantes en el sintagma nominal: - Mis hijos son alegres. - Tu libro es estupendo.

1.6.2. • Suele distinguirse entre adjetivos y pronombres demostrativos, según funcionen, respectivamente, como determinantes del sustantivo o como sustantivos. En realidad, el demostrativo es un adjetivo que puede sustantivarse y cumplir la función del sustantivo.

1.6.2.1. Ejemplos:

1.6.2.1.1. “Ese perro es un doberman” es una expresión que incluye el adjetivo demostrativo “ese”.

1.6.2.1.2. “Aquellas niñas están haciendo mucho ruido y no me dejan descansar” es otra frase donde se utiliza un adjetivo demostrativo (“aquellas”).

1.6.3. 2.) Posesivos tónicos, de forma plena: Van pospuestos al sustantivo. Cuentan con variaciones de género y de número: - mío/-a, -os, -as; tuyo/-a, -os, -as (para referirse a un solo poseedor); - suyo/ -a, -os, -as (para uno o varios poseedores); - nuestro /-a, -os, -as; vuestro/ -a, -os, -as; suyo/, -a, -os, -as (siempre varios poseedores) - Pueden cumplir las funciones propias del adjetivo: - Modificador adyacente / determinante en el sintagma nominal: Los libros nuestros son mejores - Atributo: Los pantalones verdes son nuestros/ los nuestros - Pueden combinarse: Con el artículo: Y Este coche es el coche mío. Los libros míos son los del armario; y con otros determinantes: Este coche nuestro es un cachivache.

1.6.4. 3) El posesivo relativo cuyo, -a, -os, -as: - Procedentes de la forma latina cuius, cuyo, y sus formas de género y de número -a, -os, -as son relativas y posesivas a la vez en español. - Siempre funciona como determinante, antepuesto al sustantivo en el sintagma o grupo nominal: Aquel amigo cuyos hijos son tan estudiosos, vino a visitarme.

1.7. Numerales:

1.7.1. Determinan al sustantivo con nociones de cantidad. Sonde varios tipos: - Cardinales / Ordinales - Multiplicativos/ Partitivos - Duales /Distributivos

1.7.1.1. Cardinales / Ordinales a) Cardinales: uno, dos, tres, cuatro... Son los verdaderos cuantificadores del sustantivo: hacen referencia siempre a una cantidad exacta de la realidad designada por el sustantivo al que determinan.

1.7.1.1.1. b) Ordinales: primero, segundo, tercero, cuarto... Indican orden en que se sitúa en una serie el sustantivo al que modifican en el sintagma nominal.

1.7.1.2. Multiplicativos/ Partitivos a) Multiplicativos: doble, triple, cuádruple, quíntuple Determinan al sustantivo núcleo del sintagma nominal, refiriéndose a una cantidad que resulta de la multiplicación de otra. Estudiar en estas circunstancias es un triple mérito.

1.7.1.2.1. b) Partitivos o fraccionarios: medio, tercio, cuarto, quinto Expresan división de un todo en partes, referida al sustantivo al que modifica.

1.7.1.3. Duales /Distributivos a) Duales: Como restos arcaicos del número dual indoeuropeo, sólo contamos en nuestra lengua con el dual: ambos, ambas, que equivalen respectivamente a los dos, las dos.

1.7.1.3.1. b) Distributivos: sendos, sendas; cada Sendos, sendas equivalen a `uno/ una para cada cual´ de dos o más personas o cosas designadas por el sustantivo al que precede inmediatamente: La entrega fue la acordada: sendos libros para Juan y para Pedro (un libro para cada uno)

2. Sustantivo

2.1. Semánticamente, el sustantivo es la palabra que designa personas, animales, plantas o realidades muy diversas que tienen existencia independiente, en la realidad o por abstracción.

2.2. Pertenecen a una clase abierta, no finita: se crean nuevos sustantivos a partir del lexema base de un sustantivo simple (agua), mediante los procedimientos de derivación (agua-cero), composición (par-aguas) y parasíntesis (par-agü-ero).

2.3. Funciones Del Sustantivo

2.3.1. El sustantivo es el núcleo del sintagma nominal

2.3.2. Como núcleo del sintagma nominal, el sustantivo es determinado por el artículo y por otros determinantes: la casa, mi libro, ese libro, cierto libro

2.3.3. Igualmente puede combinarse con cuantificadores:

2.3.4. Mucho/ tanto/ cuanto ruido,

2.3.5. mucha/ tanta/ cuanta suerte,

2.3.6. muchos/ tantos/cuantos libros,

2.3.7. muchas/ tantas/ cuantas ideas.

2.3.8. Es modificado por adyacentes (adjetivos) y complementos (sintagmas preposicionales): la hermosa casa de Juan

2.3.9. Determinantes, cuantificadores y modificadores concuerdan en género y en número con el sustantivo núcleo del sintagma nominal.

2.4. Funciones Del Sustantivo

2.4.1. El sustantivo puede desempeñar todas las funciones del sintagma o grupo nominal:

2.4.2. Sujeto: Juan es así; La casa de Juan es amplia

2.4.3. Complemento directo: Compramos una casa amplia

2.4.4. Complemento indirecto: Le dije a María toda la verdad

2.4.5. Complemento régimen o suplemento: Hablaron de política

2.4.6. Complemento circunstancial: Hablaron toda la tarde

2.4.7. Complemento agente (con por): Los prisioneros fueron liberados por la policía

2.4.8. Atributo: Juan es médico/ un excelente médico

2.4.9. Aposición de otro sustantivo: Juan Carlos I, el rey de España, pronunció un discurso

2.4.10. Complemento de otro sustantivo: La casa de la pradera es hermosa

2.4.11. Complemento de un adjetivo: Hermosa de rostro.

2.4.12. Complemento de un adverbio: Lejos de casa

2.5. Clasificación De Los Sustantivos

2.5.1. a) Propios

2.5.1.1. - Señalan un determinado ser entre los demás de su clase. - Individualizan seres, pero no los clasifican. - Se escriben con mayúscula inicial. - No llevan artículo (o lo llevan fijo) ni determinantes; ni se combinan con complementos especificativos (adjetivos, grupos nominales con preposición, subordinadas adjetivas). No pueden tener plural –sólo es posible cuando el sentido aparece modificado (los Pirineos, los Estuardos, hay dos Goyas)

2.5.2. b)Comunes

2.5.2.1. Los sustantivos o nombres comunes designan personas o cosas como pertenecientes a una clase, grupo o especie. No denotan individuos. Poseen rasgos de género y de número y constituyen sintagmas nominales. Ej. Muchacho, carpintero, mar, pueblo, institución, etc.

3. Adjetivo

3.1. Semánticamente, es la clase de palabra que asigna propiedades - características, cualidades o relaciones- a los nombres sustantivos. Historia hermosa, mirada atenta, actitud inteligente, cuadro bonito; tema siguiente, cargo ministerial.

3.1.1. Los adjetivos pueden sustantivarse mediante determinativos: lo bueno, el ridículo más espantoso, los malos tendrán su castigo.

3.2. Los adjetivos son palabras tónicas.

3.2.1. Pertenecen a una clase abierta, no finita. Se crean nuevos adjetivos a partir de un lexema base (música, acto), mediante los procedimientos de derivación (musical, act-ivo), composición (inter-activo) y parasíntesis (ciber-nét-ico, ciber-espaci-al).

3.3. El adjetivo modifica siempre a un sustantivo y concuerda con dicho sustantivo en género y en número: 1) El adjetivo modifica directamente al sustantivo núcleo del sintagma nominal: la hermosa casa, la cara oscura de la luna. Dicha función ha sido denominada de diversas maneras: modificador, adyacente, complemento.

3.3.1. 2) El adjetivo cumple las funciones de atributo o de predicativo: en ambos casos, modifica al sustantivo sujeto a través del verbo. Juan está alegre (atributo) - Juan camina alegre (predicativo subjetivo o del sujeto) - La encontré alegre y animada (predicativo objetivo o del CD)

3.4. 1. Funciones del adjetivo

3.5. 2. Clases de adjetivos

3.5.1. A) Calificativos:

3.5.1.1. -Son los adjetivos centrales, descriptivos, que expresan cualidades del sustantivo al que se refieren, y al que modifican directamente.

3.5.2. B) Determinativos: > DETERMINANTES

3.5.2.1. - Son adjetivos con más contenido gramatical que léxico. - Determinan o actualizan la extensión significativa del sustantivo, identificándolo, singularizándolo o cuantificándolo. - Se anteponen normalmente al sustantivo, no admiten gradación.

3.6. 3. Grados del adjetivo:

3.6.1. Grado comparativo: El adjetivo aparece en una estructura comparativa y expresa que la cualidad está referida a otra instancia, respecto de la que puede ser inferior, igual o superior.

3.6.1.1. - Igualdad: Mi hijo es tan cariñoso como su amiga. Mi hijo es igual de cariñoso que su amiga. - Inferioridad: Mi hijo es menos cariñoso que sus amigos - Superioridad: Mi hijo es más cariñoso que sus amigos.

3.6.2. Grado superlativo: La cualidad del adjetivo se expresa en el grado más alto posible, de modo absoluto o relativo respecto de un grupo.

3.6.2.1. - Absoluto: Mi hijo es muy cariñoso. Mi hijo es cariñosísimo - Relativo: Mi hijo pequeño es el más cariñoso de todos. Mi hijo es el menos travieso de (los niños de) su clase

3.6.3. Grado positivo: El adjetivo expresa una cualidad sin especificar el grado de la misma. Mi hijo es cariñoso.

3.7. 4. Sustantivación del adjetivo

3.7.1. El adjetivo puede transformarse en sustantivo: se sustantiva.

3.7.2. Se combina entonces con el artículo, y asume uno de los dos valores del sustantivo: De esos trajes, prefiero el negro. De estas fichas, prefiero las negras.

3.7.3. La sustantivación puede hacerse recuperando el artículo de género neutro lo, que tiene papel identificador. Lo bello. Lo nuevo. Lo negro

3.7.4. Estos neutros sustantivados se corresponden en su significación con sustantivos abstractos, como: lo malo /la maldad; lo nuevo/ la novedad

3.7.5. Pueden cumplir, como sustantivos, las funciones del sintagma nominal

3.7.6. Como sustantivo, el adjetivo sustantivado puede contar con los modificadores propios de éste: Lo nuevo de la situación es esta circunstancia desconocida

4. Flexión verbal

4.1. El verbo consta de un lexema y de varios morfemas constitutivos. El tema verbal comprende la raíz y la vocal temática: cant-a.

4.2. Los morfemas verbales expresan tiempo, aspecto, modo (TAM); y número y persona (PN). - Sincretismo: un mismo morfema expresa distin­tas informaciones. En jug-á-ba-mos el morfema -ba- expresa tiempo (pasado), aspecto (imperfectivo) y modo (indicativo); y, al mismo tiempo, señala la pertenencia a la 1ª conjugación, frente al TAM –ía-, característica de las conjugaciones 2ª y 3ª. -De la misma manera, -mos significa plural y primera persona. En otros casos, por el contrario, pueden darse más de un morfema para una misma informa­ción: -ra- y -se- en los pretéritos imperfectos de subjuntivo.

4.3. Características TAM

4.3.1. El momento de la enunciación en que se sitúa el hablante:

4.3.1.1. Presente: hace referencia a la zona temporal más o menos imprecisa en que se sitúa el hablante (Ahora estudio lengua)

4.3.1.2. Pretérito: zona temporal precedente en relación con el momento de la enunciación (Ayer me encontré con unos viejos amigos)

4.3.1.3. Futuro: zona temporal ulterior, todavía no realizada (Vendrán tiempos mejores)

4.3.2. Otro momento expresado en el enunciado, por ej., por otro verbo:

4.3.2.1. simultaneidad (Escuchaba música mientras estudiaba),

4.3.2.2. anterioridad (Me desperté antes de que sonara el despertador)

4.3.2.3. posterioridad (Después de su paso por Madrid iremos a su casa).

4.3.3. Aspecto Verbal

4.3.3.1. - Aspecto gramatical o flexivo, por medio de la flexión y de perífrasis verbales: perfectivo (el proceso se da como acabado) en formas compuestas y pretérito perfecto simple; imperfectivo (inacabado), todas las demás. Ej: la oposición canté/cantaba no es de tiempo, pues ambas son pasadas, sino de aspecto: con canté la acción se nos ofrece acabada;y con cantaba, en su desarrollo.

4.3.3.2. - Aspecto léxico: categoría léxico-sintáctica. Reposa en el significado de la raíz. Enfoque posible del proceso: verbos ingresivos subrayan el momento de inicio del proceso (amanecer, alborear, brotar, marearse, salir, sentarse, florecer...); enfocar la fase final o insistir en el resultado obtenido tras su terminación, con los resultativos (enrojecer, enfadarse, ponerse, volverse, convertirse en, etc.)

4.3.4. Modo Verbal

4.3.4.1. Según los criterios adoptados:

4.3.4.1.1. a) La combinación con las diferentes modalidades de enunciación: formas apelativas (imperativo); formas posibles con entonación interrogativa (indicativo-condicional) y otras (subjuntivo) Alarcos)

4.3.4.1.2. b) La expresión de la actitud del hablante respecto de lo dicho:

5. Adverbio

5.1. Características:

5.1.1. Invariabilidad: Los adverbios no presentan variación de género y de número. Sin embargo, en algunos casos admiten apreciativos e incluso pueden adoptar los morfemas para la expresión del grado. Voy tempranito a la compra.

5.1.2. Productividad: No se conservan en español (salvo el sufijo -mente, que forma principalmente adverbios de modo, y que es la única forma productiva de formación de adverbios), mecanismos de formación de adverbios, por lo que la mayoría corresponde a formas lexicalizadas.

5.2. Significado:

5.2.1. Conceptuales, tienen significado propio, de carácter léxico.

5.2.2. Pronominales, que agrupan, por el contrario, los que adquieren su significado por interacción con el contexto significativo en que aparecen.

5.3. Función:

5.3.1. Realizan la función de modificadores, bien de verbos, bien de oraciones completas, de otros adverbios, etc.

5.3.2. Por ello, su función en la oración suele ser la de Complemento Circunstancial (aditamento en la terminología de Alarcos Llorach), por ejemplo, Salimos muy tarde aquel día.

5.3.3. Sin embargo, también pueden ser complementos del adjetivo: Es un lugar muy frecuentado por los habitantes de ese pueblo.

5.4. Colocación:

5.4.1. El español se caracteriza por la gran libertad que permite a la hora de situar los adverbios, por lo que a menudo la colocación de los adverbios es más una cuestión estilística que normativa. Naturalmente, el alcance (es decir, el grupo de palabras o los sintagmas a los que afecta la modificación adverbial) de un adverbio dependerá en parte de su colocación.

5.4.1.1. Sin embargo, la tendencia normal es la de colocarlo lo más cerca posible de la palabra a la que modifica. - Dicen que probablemente vendrán mañana. El adverbio afecta sólo a la oración subordinada sustantiva, es decir, la probabilidad se centra en el hecho de "venir mañana". - Probablemente dicen que vendrán mañana. El adverbio afecta a la oración principal, por lo que la probabilidad se centra en el hecho de "decir", no en el de "venir".

5.5. Clasificación:

5.5.1. a) Adverbios de enunciación, o ilocutivos (performativos o realizativos):

5.5.1.1. - Se separan mediante el signo ortográfico coma: Francamente, no te entiendo. - Tienen una función especialmente pragmática, orientados hacia: * El receptor o emisor (francamente, sinceramente) * El código (textualmente, concretamente, literalmente, como las locuciones paralelas del tipo de paso, en resumen o los ordenadores primero, segundo).

5.5.2. b) Adverbios de marco o circunstanciales escénicos:

5.5.2.1. - También externos a la oración pero menos periféricos. - Sirven para indicar el marco espacial o temporal de la predicación: actualmente. - Si aparecen con un adverbio de enunciación, éste lo precede: Sinceramente, ahora hay cada vez menos tiempo para pensar.

5.5.3. c) Adverbios de modus o modalidad, o actitudinales:

5.5.3.1. Expresan la actitud del hablante en relación con: - El valor de verdad del contenido proposicional de la oración (probablemente, seguramente) - Para restringir o reforzar el valor de verdad de la aserción (supuestamente, indudablemente); y las locucionesen verdad, en realidad.

5.5.4. d) Adverbios de dictum, de evaluación o valorativos:

5.5.4.1. - Son externos (separados por coma), - Pero pueden ocupar posiciones parentéticas internas.

5.5.5. e) Adverbios orientados al sujeto de la oración:

5.5.5.1. - Considerados por algunos estudios como adverbios externos al dictum, como un subtipo de los evaluativos (de la actuación del sujeto); - Para otros, son adverbios de modo externos al SV. - Posición natural preverbal o situados en la periferia derecha separados por coma. Inteligentemente, torpemente. Habitualmente (frec.), María, inteligentemente (or. Suj.), no habla por hablar.

5.5.6. f) Adverbios de cantidad:

5.5.6.1. - Generalmente internos al SV, - Su posición más natural es la postverbal - Y requieren contigüidad respecto del verbo: Hoy he utilizado mucho el ordenador

5.5.7. g) Adverbios de manera o modo:

5.5.7.1. - Son esencialmente de manera del evento (fácilmente, difícilmente, arduamente); - De Manera orientados al objeto (perfectamente, profundamente). - Posición más restrictiva: siempre posiciones posverbales: María trabaja arduamente (mod. Ev.) para preparar bien (or. Obj.) las clases.

5.5.8. h) Adverbios de lugar y de tiempo:

5.5.8.1. - Ocupan normalmente posiciones postverbales y son internos al SV. - Son propiamente los complementos circunstanciales; - Sin embargo, hay casos en los que son argumentales: Vivo en Madrid.

6. Verbos transitivos

6.1. verbos transitivos e intransitivos es necesario atender tanto a los criterios semánticos como sintácticos. Así, el verbo transitivo es un verbo que denota un estado o un evento que requiere la existencia de dos participantes o argumentos: El árbol dio frutos, Manuel hizo un viaje. Los verbos transitivos precisan de un sujeto que necesita “pasar” a otro objeto: Manolo hizo la tortilla. Las oraciones con verbos transitivos (oraciones transitivas) admiten transformación en voz pasiva: La tortilla fue hecha por Manolo, y admiten la pronominalización del CD: Manolo la hizo.

6.2. Semánticamente, entre los verbos transitivos se puede distinguir una clase especial, representada por los llamados verbos cuasativos (o factitivos). Su característica fundamental es que en construcción activa el sujeto no constituye el verdadero agente o ejecutor de la acción o proceso, sino más bien instigador o causante de que esa acción se lleve a cabo. Por ejemplo en la frase: Mis padres reformaron la casa, lo que se entiende es que los padres hicieron construir la casa. Por lo tanto el verbo construir está usado con valor factitivo que depende exclusivamente del contexto. La factitividad puede también venir expresada léxica, morfológica u sintácticamente. Este tipo de verbos son parafraseables o intercambiables por una construcción factitiva integrada por el verbo hacer + el verbo indicador de la acción: Mis padres hicieron reformar la casa.

6.3. Un tipo especial de los verbos transitivos constituyen los verbos reflexivos y recíprocos. Estos verbos presentan forma pronominal, es decir, se construyen con los pronombres personales átonos. Los verbos transitivos se usan como reflexivos cuando el CD se refiere al mismo ser que el sujeto, o a una parte del mismo: Yo me afeito. María se muerde la uña. suj. CD suj. CI CD

6.4. Muchos verbos transitivos pueden construirse en forma pronominal sin ser reflexivos ni recíprocos. En este caso, el pronombre no es el CD ni el CI: es sólo una marca que pone de relieve el interés personal o la participación del sujeto en la acción del verbo: No te memanches. No te mevayas.