PROCESOS COGNOSCITIVOS

Procesos Cognitivos Complejos y Superiores

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
PROCESOS COGNOSCITIVOS por Mind Map: PROCESOS COGNOSCITIVOS

1. -Captar o tener idea de una cosa, llegar a saber su naturaleza, cualidades y relaciones mediante las facultades mentales. -Conjunto de procesos mentales que tienen lugar en la recepción de estímulos y la respuesta a estos. -Funciones complejas que operan sobre las representaciones perceptivas o recobradas de la memoria a largo plazo.

1.1. Pensamiento

1.1.1. Termino ambiguo que se usa para diferentes procesos mentales como

1.1.1.1. Dudar

1.1.1.2. Resolver problemas

1.1.1.3. Opinar

1.1.1.4. Valorar

1.1.1.5. Razonar

1.1.1.6. Imaginar

1.1.1.7. Recordar

1.1.2. Expresa la capacidad de analizar todo lo que nos rodea y de reflexionar sobre ello mentalmente, por lo tanto se define pensamiento, como un proceso interior que utiliza representaciones simbólicas de hechos y cosas no presentes en la realidad inmediata.

1.1.2.1. Aristóteles fue el primero en señalar que un concepto es la representación mental de una cosa que se forma a partir de la abstracción de la información que nos proporcionan los sentidos.

1.1.2.2. La expresión verbal de los conceptos se realiza a través de nombres, o términos equivalentes como “perro”, “alto”, “mal”, “justicia” entre otros.

1.1.2.3. Los conceptos poseen dos características fundamentales: universales y abstractos.

1.1.2.4. En primer lugar universales porque se pueden aplicar a todos y a cada uno de los elementos que pertenecen a una misma clase, y en segundo lugar, abstractos porque representan las cosas prescindiendo de sus características individuales.

1.1.3. El pensamiento puede realizar tres tipos de operaciones:

1.1.3.1. Formar conceptos, “descripciones” por las que se atribuye alguna propiedad o conjunto de propiedades a algo y que sirven para clasificarlo y definirlo.

1.1.3.2. Elaborar juicios, en los que se establece cierto tipo de relaciones entre conceptos.

1.1.3.3. Realizar deducciones (inferencias, razonamientos), comparando lo expresado en varios juicios para obtener nuevos conocimientos o conclusiones.

1.1.4. Tipos de Pensamiento

1.1.4.1. Pensamiento Deductivo: Es una forma de razonamiento donde se infiere una conclusión de una o más premisas, va de lo General a lo Particular. Ejemplo: Todo humano tiene 4 extremidades, dos brazos y dos piernas.

1.1.4.2. Pensamiento Inductivo: La base de la inducción es la suposición. Ejemplo: Un chileno es ladrón, todos son ladrones.

1.1.4.3. Pensamiento Creativo: Se usa en la creación o modificación de algo, Se presenta mayormente en la Niñez. Ejemplo: Al crear un cuento, narraciones espontaneas, etc.

1.1.4.4. Pensamiento Analítico: Se utiliza para plantear, resolver problemas y tomar decisiones. Ejemplo: En trabajos, encuestas, problemas matemáticos.

1.1.4.5. Pensamiento Crítico: Se puede ver de dos formas la objetiva y subjetiva. Ejemplo: Objetiva, en alguna evaluación con pauta, Subjetiva, se hace una evaluación sin patrón.

1.2. Lenguaje

1.2.1. El lenguaje se define como un mecanismo por el que, empleando sonidos vocales, signos escritos o gestos, las personas pueden comunicarse.

1.2.1.1. Hay lenguajes verbales y no verbales

1.2.2. Relación entre Lenguaje y pensamiento

1.2.2.1. J. Piaget, define que el desarrollo del pensamiento es anterior al del lenguaje y, por ello, éste sería únicamente un instrumento para la expresión del pensamiento.

1.2.2.2. L.S.Vygotsky defendía que el lenguaje y el pensamiento eran dos elementos distinguibles; pero con un área común que se manifestaría fundamentalmente en el “lenguaje interior” (pensamiento), mientras que el lenguaje expresado oralmente, el exterior, sería dependiente, en gran parte, del contexto social del individuo.

1.2.2.3. Las teorías sociolingüísticas, como la de Bernstein, han mostrado la dependencia del pensamiento respecto del lenguaje.

1.2.2.4. Su tesis es que los hábitos lingüísticos imperfectos (sintaxis incorrectas, escases del léxico, etc.) impiden el desarrollo de ciertas formas de pensamiento teórico.

1.2.2.4.1. Es decir, cuanto peor se habla, peor se piensa.

1.3. Inteligencia

1.3.1. La inteligencia humana, para su funcionamiento, requiere de las siguientes capacidades: -percepción -imaginación -pensamiento

1.3.2. La actividad inteligente, se aplica a la resolución de problemas. Como señala J. Piaget, “la inteligencia es la solución de un problema nuevo para el sujeto que requiere coordinación de los medios para alcanzar un cierto objetivo que no es accesible de manera inmediata”.

1.3.3. Según Gardner (1993) hay 7 tipos de inteligencias (inteligencias múltiples):

1.3.3.1. Inteligencia música.

1.3.3.2. Inteligencia lógico-matemático

1.3.3.3. Inteligencia lingüística.

1.3.3.4. Inteligencia Espacial

1.3.3.5. Inteligencia intrapersonal

1.3.3.6. Inteligencia emocional

1.3.3.7. Inteligencia Naturalista

2. Metacognición

2.1. La metacognición es la capacidad de autorregular los procesos de aprendizaje. Como tal, involucra un conjunto de operaciones intelectuales asociadas al conocimiento, control y regulación de los mecanismos cognitivos que intervienen en que una persona recabe, evalúe y produzca información, en definitiva: que aprenda.

2.2. En este sentido, la metacognición, según los autores más entendidos, hace referencia a la acción y efecto de razonar sobre el propio razonamiento o, dicho de otro modo, de desarrollar conciencia y control sobre los procesos de pensamiento y aprendizaje. Todo esto implica que la persona sea capaz de entender la manera en que piensa y aprende y, de esta manera, aplicar ese conocimiento sobre estos procesos para obtener mejores resultados.

2.3. De este modo, la metacognición es una herramienta muy útil para mejorar las destrezas intelectuales, del sujeto que llega a optimizar los procesos de aprendizaje, e, incluso, facilitar la ejecución tareas cotidianas, tan sencillas como, por ejemplo, tomar una decisión.

2.4. En el área de Educación, la adquisición de herramientas para el desarrollo de habilidades metacognitivas favorece el desarrollo del pensamiento crítico, estimula la capacidad de autorreflexión y crea en el estudiante una conciencia de autonomía, autocontrol y autorregulación de los procesos de aprendizaje. Además, el dominio de la metacognición les proporciona la posibilidad de desarrollar un pensamiento propio, que trascienda las interpretaciones formales del programa de estudio.

2.5. Autores e investigaciones

2.5.1. El concepto de metacognición ha sido ampliamente estudiado por las ciencias cognitivas, y su importancia enraíza en ámbitos como el de la personalidad, el aprendizaje, el auto concepto o la psicología social. Varios académicos destacan en este campo.

2.5.2. Entre estos expertos, es fundamental nombrar al antropólogo y psicólogo inglés Gregory Bateson, quien inició los estudios sobre la metacognición en animales. Bateson se dio cuenta de que los perros solían jugar entre ellos simulando pequeñas e inofensivas peleas y detectó que, a través de distintas señales, los canes tomaban conciencia de estar ante una pelea ficticia (un simple juego) o bien se encontraban ante una pelea real y potencialmente peligrosa.

2.5.3. Dentro de la Psicología, los estudios sobre la metacognición datan de la década de 1970, cuando John Flavell acuñó el término a partir de sus investigaciones sobre los procesos cognitivos de las personas. En sus observaciones, Flavell determinó que las personas necesitaban emplear un nivel de pensamiento superior que pusiera atención sobre los otros procesos intelectuales para corregir errores, optimizar mecanismos cognitivos y mejorar la implementación de estrategias para la ejecución de tareas. La importancia de la metacognición, en este sentido, sería que su dominio nos permitiría auto gestionar y controlar nuestros procesos de aprendizaje, mejorar su eficiencia, optimizarlos.

2.5.4. La metacognición empieza a aparecer ya en etapas tempranas del desarrollo, durante la niñez. Entre los tres y los cinco años de edad, los niños empiezan a mostrar respuestas concretas que, en ojos de los investigadores, corresponden a la activación de su capacidad para realizar la metacognición. Los expertos señalan que la metacognición es una capacidad que se encuentra latente en el ser humano desde su nacimiento, pero que solo logra ‘activarse’ cuando la etapa madurativa del niño alcanza las condiciones apropiadas, amén de una correcta estimulación de sus habilidades cognitivas. Después de la etapa infantil, los humanos empleamos de forma constante la metacognición, y esto nos permite anticipar las actitudes y conductas de otras personas. Aunque, por supuesto, usamos la metacognición de forma inconsciente.

2.6. Que papel juega el sujeto

2.6.1. Nosotros entendemos por Metacognición a "la capacidad que tenemos las personas de autorregular nuestro propio aprendizaje, es decir de planificar qué estrategias se han de utilizar en cada situación(de aprendizaje), aplicarlas, controlar el proceso, evaluarlo para detectar posibles fallos, y como consecuencia... transferir todo ello a una nueva acción o situación de aprendizaje". La metacognición se refiere al conocimiento, concientización, control y naturaleza de los procesos de aprendizaje. Este proceso puede ser desarrollado mediante experiencias de aprendizaje adecuadas, como por ejemplo la utilización de la Inteligencias Múltiples o la aplicación de la Inteligencia Emocional. De acuerdo a los métodos utilizados por los docentes durante la enseñanza, pueden alentarse o desalentarse las tendencias meta cognitivas del estudiantado. Según Burón, la metacognición se destaca por cuatro características: Llegar a conocer los objetivos que se quieren alcanzar con el esfuerzo mental Posibilidad de la elección de las estrategias para conseguir los objetivos planteados Auto observación del propio proceso de elaboración de conocimientos, para comprobar si las estrategias elegidas son las adecuadas. Evaluación de los resultados para saber hasta qué punto se han logrado los objetivos. Es una verdad evidente que toda persona realiza una serie de procesos mentales que le permiten interactuar con la realidad en la que está inmerso. Sin embargo, los límites de la cognición humana van más allá. Por una parte, se puede pensar acerca del mundo, e incluso, crear mundos imaginarios; y, por otra, puede hacerse una reflexión sobre dicha vida mental y, a partir de allí, regularla o replantearla, de acuerdo a los fines que una determinada tarea o situación de aprendizaje se imponga. Uno de los ejemplos más prácticos que tenemos acerca de la Metacognición en el campo educativo es el aprendizaje de la Lógica Formal, en la casi extinta materia de Lógica y Ética. Citemos un tema de ejemplo, para ser más gráficos en nuestra exposición: El pensar y el pensamiento. En este tema, se pretende comprender como nuestro cerebro capta la realidad objetiva por medio de nuestros cinco sentidos (olfato, gusto, tacto, vista y oído). Pero en el proceso existen varios factores que intervienen para la obtención del proceso del pensar y los elementos que interactúan en él.

2.7. Los aspectos primarios de la metacognición son: conocimiento y control de sí mismo, y conocimiento y control del proceso. El conocimiento y control de sí mismo implica compromiso, actitudes y atención.

2.8. Metacognición Componentes y Dimensiones

2.8.1. Componentes de la Metacognición

2.8.1.1. Bransford (1996) incluye:

2.8.1.1.1. Habilidad pasa usar lo que se conoce

2.8.1.1.2. Acceder a la información relevante para la tarea o la RP

2.8.1.2. Weinstein y Mayer (1896) consideran habilidades cognitivas:

2.8.1.2.1. Planificar el curso de la acción para el alcance de la meta

2.8.1.2.2. Conciencia de que la meta está siendo alcanzada

2.8.1.2.3. Modificación de plan o de las estrategias cuando no resultan efectivas

2.8.1.3. Kagan y Lang (1988) identifican como dimensiones:

2.8.1.3.1. La supervisión o reflexión sobre las operaciones en marcha y el examen de sus consecuencias, pensar acerca de la conducta y ejercer control sobre los propios procesos cognitivos.

2.8.1.3.2. La regulación y el control detección del problema y ajuste de los esfuerzos cognitivos a desarrollar flexibilidad del pensamiento, para ensayar diversas opciones para la RP que permite abandonar las alternativas incorrectas o ineficientes y reemplazarlas por otras, elaborar planes de acción cognitiva, diseñando estrategias que eventualmente pueden conducir a la RP, mantener la atención en el problema evitando la distracción de factores internos y externos no pertinentes, controlar la ansiedad obstaculizadora.

2.8.1.3.3. Conocimiento del conocimiento procesos que permiten relacionar la información previa vinculando los componentes del problema con categorías conceptuales más amplias y organizar de manera coherente, la información actual con la que ya se posee reconocer, la existencia del problema en una situación que puede parecer irrelevante.

2.8.1.4. Ausubel (1968-2002)

2.8.1.4.1. Aprendizaje significativo que permite relacionar el material a aprender con los aspectos pertinentes, sustanciales, existentes en la estructura cognitiva organizada jerárquicamente (conceptos supra ordinados, coordinados, subordinados)

2.8.1.4.2. Material potencialmente significativo

2.8.1.4.3. Disponibilidad de conceptos y proposiciones inclusoras en la estructura cognitiva para facilitar anclaje o subsunción

2.8.1.4.4. Procesos de diferenciación progresiva y reconciliación integradora

2.8.1.4.5. Actitud significativa

2.8.1.5. Burón (1996)

2.8.1.5.1. Conocer los objetivos que se quieren alcanzar con el esfuerzo mental

2.8.1.5.2. Elegir las estrategias adecuadas

2.8.1.5.3. Auto observar el proceso de la elaboración del conocimiento para apreciar la adecuación de las estrategias elegidas

2.8.1.5.4. Evaluar los resultados para determinar el grado de logro de los objetivos

2.8.1.6. Sternberg (1996 y desarrollos posteriores)

2.8.1.6.1. Inteligencia analítica: meta componentes, componentes ejecutivos y de adquisición de información

2.8.1.6.2. Inteligencia creativa: automatización de la información y procesos de insight (codificación, combinación y comparación selectivas)

2.8.1.6.3. Inteligencia práctica (adaptación, selección y transformación del ambiente)

2.8.1.7. Estrategias

2.8.1.7.1. Derivadas de la representación mental del problema: asociativas, de elaboración y de organización

2.8.1.7.2. Búsqueda y acceso

2.8.1.7.3. Atencionales

2.8.1.7.4. Codificación: repetición, elaboración, organización y recuperación

2.8.1.7.5. Conocimiento del conocimiento

2.8.1.7.6. Control ejecutivo

2.8.1.7.7. Afectivas de autorregulación

3. Funciones ejecutivas del sujeto

3.1. Las funciones ejecutivas se pueden definir como el conjunto de capacidades cognitivas necesarias para controlar y autorregular la propia conducta. Es decir, las funciones ejecutivas son lo que nos permite establecer, mantener, supervisar, corregir y alcanzar un plan de acción dirigido a una meta. Este conjunto de funciones es de gran importancia, pues lo usamos a diario. El término de Funciones Ejecutivas fue propuesto por Muriel Lezak en 1982.

3.2. Este conjunto de capacidades cognitivas se encuentran relativamente delimitadas en las estructuras pre frontal del cerebro. Las áreas cerebrales más relacionadas con las funciones ejecutivas son la corteza pre frontal dorso lateral, la corteza pre frontal entremediar, la corteza pre frontal orbito frontal y la corteza cingulada anterior. Podemos obtener una estimación de la integridad funcional de estas estructuras a través de tests de funciones ejecutivas. Mediante la práctica y el entrenamiento cognitivo, se puede mejorar nuestras funciones ejecutivas.

3.2.1. Ejemplos de Funciones ejecutivas

3.2.1.1. Las funciones ejecutivas están implicadas prácticamente en cualquier trabajo. En cualquier actividad laboral que requiera organización, planificación, resolver problemas, tomar decisiones o manipular datos, se hará uso de las funciones ejecutivas. Por tanto, se emplean tanto para cocinar una hamburguesa, como para planificar una cirugía a corazón abierto.

3.2.1.2. Las funciones ejecutivas también tienen un papel nuclear en los estudios. Son las que nos permiten controlar la atención para estar concentrados durante una clase, o las que hacen posible que nos organicemos para estudiar un examen.

3.2.1.3. Cuando preparamos una ruta para un viaje en coche, cuando tenemos que tomar una decisión rápida ante un imprevisto, o cesar un adelantamiento si la situación no es propicia, hacemos uso de las funciones ejecutivas.

3.2.1.4. En nuestro día a día también empleamos las funciones ejecutivas. Son esenciales para organizar los recados que debemos hacer en una tarde, para adaptarnos a los cambios de circunstancias (como cuando han cerrado la línea de metro que ibas a tomar), permitiendo generar alternativas de manera eficiente, etc.

3.3. Las funciones ejecutivas han sido definidas por muchos autores. (Luria, 1977; Fuster, 1980; Struss y benson, 1984; 1986; Weslsh,et al.,1991; Willis y Matter, 1992; Lezak, 1995; León Carrión y Barros, 1997; citado por Barroso, J. y León Carrión, J., 2002). Luria es el antecesor directo de este concepto, el cual inicia el estudio de esta terminología desde 1966 Ardila, A. ( 2008), las define como un conjunto de funciones reguladoras del comportamiento humano.

3.3.1. Entre algunas de las definiciones contemporáneas de las funciones ejecutivas se destaca el planteamiento de Ardila y Rosselli, (2007) los cuales la conceptualizan como:

3.3.1.1. Los procesos cognitivos que permiten la organización y planeación, la flexibilidad Cognoscitiva, la capacidad de filtrar interferencias, el control de las conductas dirigidas a una Meta, la habilidad de anticipar las consecuencias de las conductas, el manejo simultaneo de Diversos subsistemas necesarios para realizar una tarea; también incluye la moralidad, la Conducta ética y la autoconciencia.

3.4. Dentro de las funciones ejecutivas encontramos diferentes procesos fundamentales para nuestro día a día:

3.4.1. Memoria de trabajo: capacidad de almacenamiento temporal de información y su procesamiento. Se trata de un espacio en el que la información específica está disponible para su manipulación y transformación durante un periodo particular de tiempo.

3.4.2. Planificación: capacidad de generar objetivos, desarrollar planes de acción para conseguirlos y elegir el más adecuado en base a la anticipación de consecuencias.

3.4.3. Razonamiento: facultad que nos permite resolver problemas de diversa índole de manera consciente estableciendo relaciones causales entre ellos.

3.4.4. Flexibilidad: habilidad que nos permite realizar cambios en algo que ya estaba previamente planeado, adaptándonos así a las circunstancias de nuestro entorno.

3.4.5. Inhibición: capacidad de ignorar los impulsos o la información irrelevante tanto interna como externa cuando estamos realizando una tarea.

3.4.6. Toma de decisiones: proceso de realizar una elección entre varias alternativas en función de nuestras necesidades, sopesando los resultados y las consecuencias de todas las opciones.

3.4.7. Estimación temporal: capacidad de calcular de manera aproximada el paso del tiempo y la duración de un suceso o actividad.

3.4.8. Ejecución dual: capacidad de realizar dos tareas al mismo tiempo (dichas tareas deben ser de diferente tipo), prestando atención a ambas de manera constante.

3.4.9. Branching (multitarea): capacidad de organizar y realizar tareas óptimamente de manera simultánea, intercalándolas y sabiendo en qué punto están cada una en cada momento.

4. En nuestra vida diaria necesitamos las funciones ejecutivas para desenvolvernos en nuestro entorno y conseguir nuestros objetivos. Son fundamentales por ejemplo cuando planificamos el día al levantarnos por la mañana, pensando qué tenemos que hacer, en qué orden, cuánto tiempo nos costará hacer cada una de las cosas e ir de un sitio a otro, e incluso si tenemos que modificar el plan sobre la marcha en caso de que haya algún imprevisto o necesitemos realizar alguna nueva tarea con la que no contábamos.

5. Contexto cotidiano en las Funciones metacognitivas y las Funciones ejecutivas

5.1. La metacognición proseguirá su desarrollo durante la infancia hasta entrada la adolescencia. Sin embargo, durante la edad adulta no alcanza su techo. Si se practica se puede llegar a tener un mayor meta-conocimiento, ampliar el número de las estrategias de aprendizaje y aumentar la eficacia.

5.1.1. Se distingue un desarrollo meta-cognitivo en tres niveles: interpersonal (ToM), personal (control meta-cognitivo y funciones ejecutivas) e impersonal (meta conocimiento abstracto). Nos centraremos en estos dos últimos niveles del desarrollo cognitivo.

5.1.1.1. 5-6 años: Sobre-estimación. Aparece una ligera conciencia, que coexiste con ideas imprecisas sobre la infalibilidad de la memoria. Los niños pequeños hacen uso de una memoria literal, se muestran más impulsivos y presentan dificultades para evaluar su propio rendimiento.

5.1.1.2. 8-9 años: Realismo. Asocian esfuerzo con capacidad y eficacia. Tienen una mayo conocimiento sobre el funcionamiento de la mente y la memoria (reconocimiento, recuerdo, asociaciones, indicios). Se adquieren las primeras estrategias de aprendizaje, aunque inicialmente imprecisas, que se perfeccionarán durante/gracias a la etapa de escolarización.

5.1.1.3. + 12 años: Confianza. Sus evaluaciones son más dependientes de los juicios externos, especialmente de su grupo de iguales. En la adolescencia se desarrollará el conocimiento condicional, referido a cómo y cuándo aplicar las estrategias. El aumento de los recursos cognitivos (velocidad de procesamiento, capacidad, automatización) durante esta etapa mejora las funciones Meta cognitivas.

5.1.1.4. Adultos: Integración. Capacidad para seleccionar estrategias entre múltiples opciones, capacidad para considerar distintas variables (el tipo de tarea, los objetivos…).

6. las habilidades metacognitivas y las funciones ejecutivas (FE), de un ser humano se deterioran

6.1. Sí. Factores que influyen:

6.1.1. Problemas familiares, laborales, académicos.

6.1.2. Situaciones que le generen mucho estrés.

6.1.3. Cuando el ser humano se siente en peligro.

6.1.4. Reacciones naturales como: hambre, sueño.

7. Avances científicos que han hallado los expertos acerca de los procesos metacognitivos y las funciones ejecutivas (FE)

7.1. El avance científico que explica por qué se dan éstos procesos y funciones, se basa en el optimismo humano. En el cual se explica que el ser humano es optimista por naturaleza, por lo tanto modifica sus conductas con respecto a las situaciones que se le pueden presentar en el futuro. Para que éste pueda tener el análisis de sus reacciones, debe pasar por los procesos metacognitvos y las funciones ejecutivas.

8. La sociocultural en las habilidades cognoscitivas superiores o complejas, así como en la metacognición y las funciones ejecutivas

8.1. La cultura por otro lado, enseña a la visión futura y las metas de largo y corto plazo; ya que ésta sucede desde el colegio, en dónde influyen en el ser humano a lograr metas que éste quiera. Por ejemplo:

8.1.1. Estudios universitarios.

8.1.2. Trabajos soñados.

8.1.3. Aspiraciones.

8.1.4. Trazo de metas y sueños.

8.1.5. Apoya las buenas notas con competencias municipales, estatales y nacionales.

8.1.6. Proporcionan becas.

9. ¿Qué habilidades metacognitivas, puede tener Usted como sujeto investigador y cuáles tienes fortalecida y cuales debes fortalecer?

9.1. Yo como investigador debo fortalecer la lectura y evaluación y las habilidades que tengo fortalecidas planeación y control.