CRISIS CIVILIZATORIA La noción de crisis civilizatoria es important...

CRISIS CIVILIZATORIA

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
CRISIS CIVILIZATORIA La noción de crisis civilizatoria es importante porque con ella se quiere enfatizar que estamos asistiendo al agotamiento de un modelo de organización económica, productiva y social, con sus respectivas expresiones en el ámbito ideológico, simbólico y cultural. por Mind Map: CRISIS CIVILIZATORIA                               La noción de crisis civilizatoria es importante porque con ella se quiere enfatizar que estamos asistiendo al agotamiento de un modelo de organización económica, productiva y social, con sus respectivas expresiones en el ámbito ideológico, simbólico y cultural.

1. CRISIS ENERGETICA

1.1. Para recalcar la importancia crucial de la crisis energética valga recordar que desde hace algunos años ciertos investigadores vienen estudiando el pico del petróleo, a partir de los descubrimientos del ingeniero estadounidense King Hubber, y vaticinaron que ese pico se alcanzaría entre el 2000 y el 2010, momento en el que nos encontramos, y que coincide en forma milimétrica con el estallido de la actual crisis económica.

1.1.1. En rigor, las dos no están desconectadas porque la sobreproducción capitalista –el origen fundamental de la crisis económica– ha sido posible por la incorporación de nuevos territorios a la producción mercantil, con lo cual se incrementa el gasto de energía y de materiales.

2. CRISIS ALIMENTICIA

2.1. La crisis alimenticia está vinculada al hambre que se extiende por el mundo y que afecta a millones de seres humanos. Y más cuando las grandes empresas utilizan los alimentos para fabricar combustibles; ya los alimentos no son cultivados para saciar el hambre de los pobres si no para saciar maquinas.

2.1.1. Por otro lado, la crisis alimenticia se conecta con la crisis energética por múltiples vías: la industrialización de la agricultura la hace petro dependiente en todos los ámbitos, por el uso de fertilizantes, abonos y fungicidas y por la utilización de medios de transporte que requieren de combustibles fósiles para funcionar;

2.1.1.1. El aumento en los precios del petróleo, esto hace que los precios de los alimentos suban, así, el arroz, azúcar, maíz, papa y otros productos esenciales se están convirtiendo en biomasa para producir combustibles y no para satisfacer las necesidades nutricionales de millones de seres humanos que viven en la periferia

3. CRISIS HIDRICA

3.1. A la par de la crisis alimenticia discurre otra relacionada con la destrucción de los reservorios de agua, el agotamiento del agua dulce y la contaminación de ríos, lagos y mares, junto al arrasamiento de los humedales. Hasta no hace mucho tiempo se suponía que el agua era un recurso inagotable y no había ningún problema en garantizar su suministro de manera permanente.

3.1.1. Hoy se sabe que el agua dulce es limitada y su agotamiento y escasez se deben los procesos de industrialización, la urbanización desaforada, la agricultura industrial, los megaproyectos y la explotación de recursos minerales y energéticos han contaminado las más importantes fuentes de agua en el mundo.

3.1.2. De la misma manera, la transformación climática influye en el cambio de la cantidad y la calidad del agua disponible, ya que al aumentar la temperatura del aire se altera la temperatura del agua, con lo cual se reduce su contenido de oxígeno, se afecta la distribución de los organismos acuáticos y se altera el ciclo de los nutrientes, entre otras muchas consecuencias nefastas

4. CRISIS AMBIENTAL

4.1. Las crisis ambientales que padecemos hoy en día a escala global se pueden reconocer en la extinción de miles especies cada año, el agotamiento y degradación de los recursos naturales, el calentamiento global, la destrucción de la capa de ozono, el incremento de las precipitaciones, huracanes y ciclones en algunas regiones, así como la agudización de las sequías en otras. Todo ello sin contar los accidentes ambientales por directa negligencia humana, como los derrames petroleros en las aguas del golfo de México o los accidentes de las plantas nucleares de Chernobil o Fukushima.

4.1.1. En este sentido, hoy en día el ser humano tiene una comprensión más cabal de los efectos y las consecuencias de sus acciones y la manera en que estas afectan de manera directa o indirecta, mediata o inmediata, al resto de las especies y formas de vida con que cohabita en la Tierra, y cuenta con las herramientas para evitar las crisis ambientales globales, pero debe privar la voluntad política de los gobernates del mundo y la conciencia de sus habitantes para poder implementarlas.

5. TRANSTORNOS CLIMATICOS

5.1. Impacto de los combustibles en el medio ambiente La contaminación que produce el hombre se origina en la combustión de carburantes como el petróleo y sus derivados, el carbón, la leña y el gas natural. En la combustión de éstos se emiten gases como el monóxido de carbono, el benzopireno, el óxido de nitrógeno y el óxido de azufre. Por lo tanto, los transportes, las calefacciones domésticas, las centrales térmicas, que usan este tipo de combustibles, son los principales focos de emisión de contaminantes para el aire.

6. CAPITALISMO Y SUS LIMITES

6.1. Como acabamos de mostrar, la actual crisis es completamente distinta a todas las anteriores, en virtud de la sincronía de diversos factores, que hacen de la presente una crisis civilizatoria, que marca la frontera de una época histórica en la que se ha puesto en peligro la misma permanencia de la especie humana, conducida al abismo por un sistema ecocida y genocida, regido por el afán de lucro.

6.1.1. Efectivamente, el capitalismo no va a desaparecer en esta crisis, por la sencilla razón que, por lo menos por ahora, no se dibuja en el horizonte una fuerza alternativa que lo derrote, pero esto no quiere decir que vaya a seguir funcionando “armónicamente” como antes, porque debe afrontar límites infranqueables, que como nunca antes la crisis civilizatoria actual ha puesto al orden del día y no pueden eludirse. Entre dichos límites debe mencionarse los siguientes:

6.1.1.1. El límite demográfico,

6.1.1.2. El límite ambiental,

6.1.1.3. El límite energético

6.1.1.4. El límite científico y tecnológico

6.1.1.5. Límites sociales y laborales

6.1.1.6. Y este carácter insoluble de la crisis civilizatoria plantea la urgencia de un cambio revolucionario para sustituir al capitalismo si es que la humanidad quiere tener un mañana. Esto exige la construcción de otra civilización distinta al capitalismo que recobre los valores de la justicia, la igualdad, el valor de uso, la solidaridad, la fraternidad y otro tipo de relaciones con la naturaleza y que rompa con el culto al consumo, a la mercancía y al dinero.

6.1.1.6.1. En efecto, la historia está abierta y que se consolide otra forma de sociedad depende, en última instancia, de la capacidad de refundar un proyecto anticapitalista de tipo ecosocialista por todos los sujetos que creen que otro mundo es posible y necesario, y que tal vez podría expresarse de manera sintética en la actualización de una célebre máxima revolucionaria, de esta manera: “Ecosocialismo o barbarie tecnofascista”.