Aranguren ética y política

Comienza Ya. Es Gratis
ó regístrate con tu dirección de correo electrónico
Rocket clouds
Aranguren ética y política por Mind Map: Aranguren ética y política

1. Este artículo consta de tres partes

1.1. 1. Una breve exposición de los aportes

1.2. Una segunda que. trata de desentrañar el tipo de relación que uno de los intelectuales más destacados ha tenido con la sociedad española en estos últimos cincuenta años

1.3. 3. En fin, y a manera de conclusión provisional, algunas observaciones críticas a la tesis de Aranguren de que el intelectual debe permanecer alejado de la órbita del poder y, consecuentemente, de la política concreta.

2. Con objeto de profundizar y especificar con alguna mayor precisión en esta caracteriza- ción general de la filosofía política y ética de Aranguren, en perspectiva diacrónica- una más concreta y detallada síntesis de la evolución que, dentro siempre de ese conjunto marco identificatorio,

3. La democracia como moral

3.1. En cualquier caso –volvamos a lo anterior- la democracia como moral: ésta, la coherente moral, pero no cualquier contenido moral, es así fundamento y raíz de la democracia. En consecuencia, esa concepción de la de- mocracia como moral proporcionaría pleno sentido –búsqueda de raíces- a una que bien podemos denominar asimismo como democracia radical.

4. La función moral del estado ética de la aliedad y estado de justicia

5. La tentación ácrata. El intelectual y el político

5.1. Resultará evidente para el lector que es por es- tas vías de dinámica coordinación, y creo que no sin buenas razones, por las que en definiti- va yo preferiría llevar e interpretar -a pesar de todo- al mejor Aranguren para esa tarea inaca- bable que exige la construcción y la, siempre abierta, reconstrucción de la democracia. Él, hasta el final, también lo dirá expresamente así -ya lo veremos- aunque reconozcamos que congraciándose asimismo, en excesi- vas ocasiones, con esa reiterada proclividad ácrata, connatural a su talante inconformista, crítico, de un trasfondo radical con frecuencia escéptico, suspicaz, receloso y desencantado: “amarguren”, le motejaba la derecha cínica y/o hedomista en aquellos tiempos del fran- quismo

6. se ha ocupado de la relación del intelectual con la política, cuestión a la que ha aportado atisbos y enfoques tan originales como esclarecedores, de modo que ya vale la pena resumir lo que ha pensado sobre el tema. Además, su propia obra y sus múltiples actividades, como profesor, publicista y conferenciante incansable